×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
18 Abril 2019 03:10:00
Queridos lectores
Hoy, Jueves Santo, voy a darles un estupendo obsequio espiritual. En mi humilde opinión, estos regalos son los mejores que puede uno ofrecer a quienes quiere o aprecia. Por ese motivo hoy, a quienes todos los días llamo “Queridos”, envío lo que van a leer. Fue escrito por San Alberto Hurtado, un chileno santo, de quien voy a escribirles un esbozo de su maravillosa vida.

Nació Alberto

Hurtado Cruchaga en Viña del Mar (Chile), el 22 de enero de 1901. Pasó su niñez en el Fundo Mina del Agua, cerca de Casablanca, con sus padres. En 1905 falleció su padre y con ello llegaron las dificultades económicas y, con su madre y su único hermano, se trasladan a Santiago donde viven en casas de distintos parientes. En 1909 ingresó al colegio San Ignacio, haciendo ese mismo año su Primera Comunión. Las dificultades económicas no impidieron que, en unión de su madre, trabajara por los más pobres en el Patronato de San Antonio. En marzo de 1918 comenzó sus estudios de Derecho en la Universidad Católica de Chile, involucrándose intensamente en la vida universitaria, participando en el Centro de Estudiantes de Derecho. Supo unir su propia carrera a su inquietud por servir a los demás, organizando, junto con otros compañeros un consultorio jurídico para obreros. El padre Damián Symon, su director espiritual, lo describió así: “No podía ver el dolor sin quererlo remediar, ni una necesidad sin solucionarla. Vivía en un acto de amor a Dios que se traducía siempre en algún acto de amor al prójimo”.

En 1927 recibió su título de Abogado con notas óptimas. Entonces, “el amigo de todos los jóvenes católicos, el amigo de pobres y ricos, partió al Noviciado de la Compañía de Jesús. Su inmenso amor a Dios fue premiado por la Divina Providencia que le concedió el mérito de abandonarlo todo cuando podía tenerlo todo”. Así se escribió de él en la Revista Universitaria de la Universidad Católica de Chile, en 1923. El 24 de agosto de 1933 fue ordenado sacerdote, continuando su intensa labor con los jóvenes, dando impulso a la participación activa de los laicos en la iglesia. Eso hizo que a los pocos meses fuera nombrado Asesor Nacional de la Juventud de la Acción Católica, recorriendo todo el país organizando grupos y predicando retiros. Renunció a este puesto en 1944 y funda el Hogar de Cristo, el que crece hasta niveles admirables, prestando un inestimable servicio a los más pobres y creando una corriente de solidaridad que superó las fronteras de su patria. Pero continuó su labor formativa entre los jóvenes. Viajó a Estados Unidos de Norteamérica, a Francia y a España llevando sus ideas, donde fructificaron en gran manera. De regreso de esos viajes continuó con su actividad apostólica y en 1948 predicó conferencias que llegaron a reunir hasta 4 mil personas y fueron trasmitidas por radio. En sus conferencias decía siempre: “por la fe debemos ver a Cristo en los pobres”.

Su testimonio más conmovedor fueron su enfermedad y su muerte. Cuando le comunican la noticia de su enfermedad incurable, el padre Hurtado exclamó: “¡Cómo no voy a estar contento! ¡Cómo no estar agradecido con Dios! En lugar de una muerte violenta me manda una larga enfermedad para que pueda prepararme. Dios ha sido para mí un Padre cariñoso, el mejor de los padres”. El día 18 de agosto de 1952 el padre Hurtado muere santamente, rodeado de sus hermanos de comunidad. El 16 de octubre de 1994 Juan Pablo II beatifica al padre Hurtado y el papa Benedicto 16 lo canonizó el 22 de octubre de 2005.

Así escribió el padre Alberto Hurtado:


EN LOS DÍAS DE ABANDONO

Reflexión Personal, Noviembre de 1947.

“Estoy solo. Bien solo esta vez, entre los demás. Nadie me comprende. Los mejores amigos han manifestado su oposición. Se me han puesto frente a frente. Todos los planes están en peligro. Todo se ve oscuro. Estoy solo. Enteramente solo. La puerta acaba de cerrarse después de la última conversación dolorosa. El último amigo ha partido, después de haber puesto brutalmente su yo, en contra mía.

Y, sin embargo, sería necesario, para realizar la empresa comenzada, que todos los amigos estuviésemos juntos, todos juntos en comunión. Se avanzaba apenas, el naufragio a cada momento parecía inminente. Estoy solo. Bien solo. Y he aquí que Dios entra, y estrecha el alma, la levanta, la confirma, la consuela y la llena. Ya no estoy solo. Y los otros volverán también, sin mucho tardar, y no abandonarán el trabajo rudo, el barco no naufragará. Vamos al trabajo dulcemente, a las cartas, a la lectura, a corregir, a escribir. La vida todavía es bella y Dios está allí.

“En estos momentos, acude a tu pieza. Tu pieza es un desierto. Entre el piso, el cielo y los cuatro muros, no hay más que tú y Dios. La naturaleza, que entra por la ventana, no turba tu coloquio, ella lo facilita.

El mundo no cuenta para ti; ciérrale la puerta, con llave, por una hora. Recógete y escucha. Dios está aquí. Te espera y te habla. Es tu Dios, grande, hermoso, que te reconforta, que te ilumina, que te hace entender que te ama. Está dispuesto a darse a ti, si tú quieres darte tú mismo. Acógelo, no lo rechaces. No huyas de Él, está allí. Te espera y te habla.

“Es la hora que Él había escogido para encontrarte. No te vayas. Escucha bien.

Tú necesitas de Él y Él también necesita de ti para su obra, para hacer por medio de ti, el bien a tus hermanos. Él se va a entregar a ti generosamente, de corazón a corazón en esta soledad. A ratos tu desierto es tu pieza, pero a Dios lo necesitas siempre. ¿Cómo recogerte en intimidad con Él, como los apóstoles a los cuales convidó al desierto para darles más intimidad?

“Tu desierto es la voluntad de nunca traicionar; es tu recogimiento en Dios; es tu esperanza indefectible. Tu desierto, no necesitas buscarlo lejos de los hombres; tú lo hallas en todas partes si vuelas a Dios; tanto en el tranvía como en la plaza, como ante la inmensa asamblea que espera tu palabra.

“Tu desierto, es tu separación del pecado; tu fidelidad a tu destino, a tu fe, a tu amor”.
17 Abril 2019 03:49:00
Querida madre insensata
Me pasó algo tremendo hace una semana. Mi hija me dijo que estaba saliendo con un muchacho, pero no me dijo su nombre o yo no le di importancia, ya que no es el primer novio que tiene, es el tercero y así quedaron las cosas.

Hace una semana fui con una amiga al cine y cuando ella compraba los boletos para entrar, yo me hice a un lado y en eso mi hija y su novio salían del cine. Se me acercaron y mi hija me lo presentó. ¡Ay Ana! ¡Qué bochorno! Conozco al muchacho. Aunque él es 16 años menor que yo, salí a cenar con él en una ocasión cuando hacía como 6 o 7 meses que me había divorciado del papá de mi hija. Fueron meses muy difíciles para mí y luego yo andaba toda desorientada. Aquel día, él y yo nos conocimos en una conferencia que se dio en la empresa donde yo trabajaba. Él acompañaba al conferencista y ahí comenzamos a platicar. Luego él me invitó a cenar y yo acepté. Durante la cena salió el tema de la edad y fue cuando me enteré de la de él. Por supuesto que era notorio que yo era mucho mayor que él, pero fue cuando supe su edad. ¡16 años menor! Después de la cena me llevó a mi casa y nunca más volvimos a vernos.

El mundo se me quiso venir encima, pero no dije nada, ni él tampoco, tal vez ni me recuerda, pero estoy preocupada porque no sé si debo decirle a mi hija que ya conocía a su novio y cómo nos conocimos. Si la relación de mi hija se hiciera seria ¿debería decirle lo que te cuento?

Mi hija lo ha visto varias veces desde entonces y no me ha dicho nada, lo que quiere decir que él no le dijo nada o ni me recuerda.

Él es una persona muy inteligente y madura, ahora es un destacado profesionista, es serio, agradable. En fin, es un buen partido para mi hija. No quisiera echarle a perder su noviazgo. ¿Qué me aconsejas? Gracias. Gracias.

MADRE INSENSATA

QUERIDA MADRE INSENSATA:

No eres insensata, no te trates tan duramente. Como dices, fue una época difícil para ti y cuando estamos en esas situaciones, todos podemos cometer errores. No le digas nada a tu hija, podría estallarle el asunto en la cara y podría resentirse para siempre contigo, aunque su relación con ese muchacho no se hiciera formal. Pon el pasado atrás, después de todo eras una mujer libre cuando fuiste a cenar con ese joven y tu hija y él ni siquiera sabían que uno y otro existían. Además cenar con alguien no implica ningún compromiso ni nada inconveniente.

Espero que todo vaya bien y aquel episodio quede en el olvido. Y que tu hija pueda tener como esposo a ese excelente muchacho.

ANA
16 Abril 2019 03:31:00
Querida Engañada
A pesar de que he vivido en unión libre con mi novio durante 11 años, él no ha querido casarse conmigo, me ha dicho que él no es el tipo de hombre para estar casado. Él ha sido muy bueno conmigo, es un buen proveedor, aunque yo también trabajo, pero mi sueldo lo gasto en mí y tengo mis ahorros. Vivimos en una casa que es mía. Hemos sido muy felices, hasta hace dos días, cuando estalló la bomba.

Llegó en la noche de su trabajo y me dijo que tenía algo que confesarme, que ya no podía seguir engañándome. Me dijo que tenía otra mujer con la que había tenido una relación durante 17 años y que tiene una hija de 16 años. Él mantiene a las dos y me dijo que ahora esa mujer le dijo que ella o yo y que por eso me estaba diciendo la verdad de su vida.

No sé con cuánta frecuencia ve a esa mujer. Él me ha dicho que viaja constantemente por necesidades de su trabajo, y seguramente se iba a estar con ella, pero jamás me imaginé lo que estaba sucediendo. Dice y jura que me quiere mucho a mí, pero que también la quiere a ella y que quiere mucho a su hija, pero que por favor me espere, que no nos separemos hasta que él tome una decisión “salomónica”.

Me dijo que se iba a ir con ellas dos de vacaciones durante dos semanas, que no tomara ninguna decisión hasta que regrese. Ya se fueron. Estoy vuelta loca y no sé qué hacer, por favor dígame qué hago. Muchas gracias.

ENGAÑADA

QUERIDA ENGAÑADA:

Diecisiete años juntos y con una hija de 16 años, no es una aventura. Es una familia. Tu pareja es uno de esos hombres que llevan una doble vida.

“Haz de tripas corazón”. No esperes a que regrese, y si ya regresó para cuando esta carta se publique, aunque voy a rogar que se dé prioridad a su publicación, si no lo has hecho, empaca todas sus pertenencias y pónselas en la puerta de la casa, cambia la combinación de la chapa de la puerta o puertas de entrada y dile que te estás tomando una vacación permanente de la vida a su lado. No permitas que regrese contigo. Este hombre es tan bajo, que está debajo del desprecio. “Una decisión salomónica”. Sí, como no. Que le tome el pelo a otra.

Quiérete a ti misma y no pierdas tu dignidad.

ANA
15 Abril 2019 03:08:00
Querida J.B.M.
Mi esposo ha estado pasando por una época difícil en el aspecto económico, se quedó sin empleo durante cuatro meses. Por ese motivo, sin decirle, busqué empleo y lo conseguí. Soy profesionista y trabajé hasta que me casé, pero cuando nos comprometimos, él me dijo que no quería que trabajara y acepté. Cuando uno está joven y enamorada, en todo está de acuerdo. Ahora tenemos dos hijos, de 9 y 11 años. Estudian en un colegio que no cuesta mucho, pero debemos pagar colegiatura, libros, uniformes, etcétera, además de los gastos de la casa, servicios, vestido. En fin, para qué detallar todos los gastos de una familia.

Mi error fue no haber consultado con mi esposo que trabajaría, así que cuando me dieron el trabajo y se lo dije, él se molestó muchísimo. Me preguntó si mis hijos y yo teníamos hambre, dijo que lo hacía sentir un inútil y desde luego que no. En fin, fue una situación muy difícil y después y hasta hoy, duerme en el cuarto de visitas. De eso hace dos meses y medio y sólo me habla lo indispensable, sólo monosílabos y no salimos juntos a ninguna parte. Los niños de inmediato lo notaron y preguntaron qué pasaba. Yo les dije que no le había gustado a su papá que yo trabajara, pero que todo estaría bien. Pero Ana, nada está bien y estoy muy preocupada. Mi trabajo está muy bien remunerado y tengo un horario que se me adapta muy bien para no descuidar mi casa ni mi familia si me apuro cuando regrese. Puedo con todo.

Él ya consiguió otro empleo, pero gana menos que en el anterior, así que mi ingreso puede ayudar a que continuemos viviendo bien y los niños puedan seguir en ese colegio y no les falte nada. Además de preocupada, estoy molesta porque lo único que deseo es que vivamos mejor y que él mismo se sienta menos tensionado por los compromisos. Comprendo perfectamente su situación, siempre ha sido un hombre muy suficiente en todos los aspectos, nunca nos ha faltado nada, pero todos comprendemos que las situaciones cambian y la vida cada vez está más difícil. El problema se presentó no porque sea desobligado, sino por situaciones que no fueron su culpa.

Él es muy cerrado, pero es serio, responsable y trabajador, pero en la empresa donde trabajaba desocuparon a muchos empleados. Estoy consciente de eso y se lo dije, pero de todas formas no he podido arreglar este problema y no sé qué hacer. No voy a dejar mi empleo, nos sirve mucho el dinero, pero quiero estar bien con mi esposo. ¿Qué puedo hacer? Mil gracias por su ayuda.

J.B.M.


QUERIDA J.B.M.:

Es muy necesario que para resolver esta situación, ambos estén dispuestos a discutir el asunto. Cuando las parejas no resuelven sus problemas hablando, y por el contrario, se retraen y además se usa el sexo como forma de castigo, están en un terreno tan peligroso que su relación puede verse seriamente afectada.

Tengo la sensación de que tu esposo tiene fuertes sentimientos de insuficiencia y que tu decisión de trabajar elevó esos sentimientos. El hecho de que se resista a discutir el problema, indica que es uno de esos hombres que crecieron creyendo que si la mujer trabaja y aporta parte del sustento, de alguna manera le quita “hombría” y se siente disminuido. Sin embargo, sería excelente si él expresara sus sentimientos con palabras, no sólo en este problema, sino en todos los que se presenten en adelante en la familia. También necesita tener suficiente fe y confianza en él mismo para sentirse apto para permitirte sentirte libre de desarrollarte y crecer como persona y profesionista.

No permitas que esta situación tan desdichada se ahonde. Si no puedes persuadir a tu esposo para que se abra contigo y hablen del asunto y lo resuelvan, trata de convencerlo para que juntos vayan con un consejero, a terapia o con alguien de su confianza que pueda ayudarlos. Su matrimonio puede depender de eso y no debieran esperar más. Espero y deseo que esto se resuelva bien.
ANA
13 Abril 2019 03:20:00
Querida, ¿abuela?
Mi hijo es estudiante universitario. Le faltan dos semestres para recibirse. Y tenemos un problema muy serio que nos está afectando mucho. Se lo voy a decir y va a comprenderme. Hace una semana se presentó en mi casa una señora y después de decirme su nombre me dijo que su hija acaba de tener un hijo de mi hijo. Ellos se conocieron en la universidad y habían salido varias veces. Eso me dijo ella. Mi hijo ni mi esposo estaban en casa y yo le dije que iba a hablar con los dos y que me comunicaría con ella luego.

Cuando hablé con mi hijo, se sorprendió y me dijo que la muchacha no le había dicho nada nunca, pero que sí había tenido relaciones una vez con ella, pero que no tiene la seguridad de que fuera suyo. Mi esposo no dijo nada, se fue a su despacho en la casa. Pero luego habló con mi hijo y le dijo que si el niño es suyo, él tiene una responsabilidad.

La muchacha, según me dijo la mamá, va a continuar estudiando, le faltan dos años para terminar su carrera. Y va a continuar viviendo con ellos.

Ana, ¿cuáles son nuestras responsabilidades, tanto de mi hijo como padre, como de nosotros como abuelos, respecto a ese niño? Me gustaría participar en la vida del niño, pero como él no ha decidido nada aún, no quiero distanciarme de él. Me gustaría saber su opinión, que consideraré muy valiosa y agradeceré mucho.

Querida, ¿abuela?

Admiro su integridad y su generosidad. Sin embargo, su hijo debiera primero determinar si es realmente el padre del niño. Apóyenlo en obtener el ADN de la criatura y compararlo con el de él. Será una manera segura de conocer la verdad.

Una vez realizado el examen, si su hijo es el padre, pueden consultar con un abogado para enterarse de cuáles son las responsabilidades y derechos de su hijo. Y basados en esa información cumplir con esas obligaciones y solicitar esos derechos y compartirlos con él.

Deseo de corazón que la situación quede debidamente aclarada y una vez que sea así, lo que siga sea bueno para todos.


12 Abril 2019 03:25:00
Querida desvelo y enojo
Tengo 24 años y estoy divorciada y viviendo con mis padres. Acabo de continuar mi carrera de enfermera, pues la había suspendido cuando me casé y al nacer mi hija que tiene casi 2 años. Adoro a mi hija y es el motivo de mi vida y también de mis papás.

Mi problema es mi exesposo y ese problema no me deja dormir, pues estoy furiosa con él y con el sistema. Sucede que él es un alcohólico y también ha usado drogas. Eso yo no lo sabía cuando nos casamos, lo descubrí viviendo con él. Hasta tiene dos ingresos en la cárcel. Uno por haber derribado un árbol con su carro estando en estado de ebriedad y otro por insultos a la autoridad, también estando borracho. Y cuando estuvo detenido dio positivo en drogas. Perdió su empleo por la misma causa y actualmente está desempleado. Vive con una muchacha que conoció donde trabajaba. Hace dos semanas acudimos al juez familiar a pelear la custodia de la niña, fue la última audiencia y el juez le dijo que “le iba a dar otra oportunidad”, que la niña va a vivir conmigo pero él puede verla cada dos semanas, los domingos, llevarla con él de 12 del día a 6 de la tarde. ¿Qué está equivocado en nuestro sistema? Él está desempleado, es alcohólico, adicto a las drogas, no me ha pagado nunca la pensión alimenticia de la niña. ¡Y le permiten que la lleve con él cada dos domingos!

Yo soy una buena madre, trabajo, voy a la escuela para una especialidad, vivo con mis padres que adoran a mi hija y vivimos con holgura por ellos. No puedo entender las razones del juez para permitir que ese hombre tenga que ver a mi hijita sin que se le supervise. Comprendo que la vea, pero en mi casa. ¿Otra oportunidad? A mí me parece que ya tuvo suficientes.

Mientras él pueda llevarse a mi hija cada dos semanas, aunque sean unas horas, no voy a poder dormir. ¿Qué puedo hacer? Gracias.

DESVELO Y ENOJO

QUERIDA DESVELO

Y ENOJO:

Por ahora nada puedes hacer. Lo lamento. Manténte muy pendiente de lo que suceda con tu exesposo. Investiga y vigila. Quizás reincida (en el alcohol o en las drogas), y cuando eso suceda, acude de inmediato con el juez, en compañía de un buen abogado y pide que revisen el caso, el cual estará mucho más fuerte a favor tuyo. Dios las ayude.

ANA
11 Abril 2019 03:01:00
Querido Black
Por favor le ruego que me diga si me estoy volviendo loco por nada. Estoy saliendo con la mujer que siempre había esperado y deseado. Reúne todo lo que siempre soñé. Sin embargo, hay un problema. Ella siempre fue muy popular porque es muy bonita y además muy simpática. En la Universidad tuvo muchos pretendientes y sé que tuvo varios novios. Pero ella ahora me ha preferido a mí y llevamos una relación muy bonita y muy estable.

Otro problema es que ella tiene muchas fotografías de compañeras y compañeros de estudios, de viajes, de fiestas, y sé que entre ellas hay algunas de quienes fueron sus novios y sus pretendientes. No las exhibe, pero sé que las tiene. Temo que esas fotografías indiquen que ella todavía tiene interés en esos hombres. No tengo bases para mis temores, pero como mi novia anterior me engañó, soy sensible en ese tema. También me preocupa que no pueda estar yo a la altura de los hombres de su pasado. ¿Estaría bien si le pido que tire esas fotos? No me gusta ser tan inseguro, pero es una espina clavada. Le doy las gracias por el consejo que pueda darme.

BLACK

QUERIDO BLACK:

Esas fotos son parte del pasado de tu novia y no tienes derecho a pedirle que se deshaga de ellas. No permitas que tu inseguridad arruine una hermosa relación que te está haciendo feliz. Olvida esos celos y goza la felicidad que tienes. “Lo que no fue en tu año no fue en tu daño”. Y en cuanto a la primera frase de tu carta: Sí, te estás volviendo loco por nada.

Cuida lo que tienes y mira hacia adelante. Suerte.

ANA
10 Abril 2019 03:53:00
Querida Indecisa
Quedé viuda hace cuatro años. Mi esposo murió de cáncer de pulmón. Tengo una hija que actualmente tiene 11 años. Encontré tiempo después, para mi buena fortuna, a un hombre maravilloso que también está viudo. Es mayor que yo y tiene un hijo casado, pero desde que nos conocimos nos llevamos de maravilla y cuando me pidió que me casara con él, me sentí feliz y mi hija, que lo quiere bastante, se sintió también muy contenta. Eso sucedió hace dos años y hemos sido muy felices.

Como le digo, mi esposo tiene un hijo ya casado y él tiene una niña de 10 años. Es una niña muy bonita que se lleva muy bien con mi hija. El hijo de mi esposo llamó el año pasado desde la ciudad donde viven para decirnos que su hija quería venir de vacaciones con nosotros. Nos sentimos muy contentos y su papá la trajo para que se quedara dos semanas.

Las niñas estuvieron muy contentas, pero cuando su papá iba a venir por la niña, mi hija estaba en una clase de inglés y la niña se encerró en el cuarto de mi hija y estuvo allí como una hora con la puerta cerrada. Yo me sentía incómoda de entrar, pero cuando mi hijastro llegó, subí a la recámara de mi hija para decirle que su papá había llegado a recogerla y vi que tenía allí su equipaje y la encontré con el clóset abierto y los cajones del chifonier abiertos. Me miró como asustada y tomó su equipaje a la carrera y salió corriendo. Salió de la casa y subió su maleta y su mochila en el carro de su papá.

Se despidieron los dos después de que tomaron agua fresca con panecillos y se fueron. Cuando regresó mi hija, encontró el cuarto como lo había dejado la niña y me dijo que le faltaba su tablet. Le dije a mi esposo y quedamos en que no diríamos nada por lo pronto. Para que sus papás no hayan dicho nada, es probable que la niña les dijo que era un regalo. Ahora resulta que el hijo de mi esposo llamó para decir que ellos van a salir en un viaje por una semana y quieren que se quede con nosotros esa semana. Y mi pregunta para ti es: ¿le digo al hijo de mi esposo acerca de lo que se llevó su hija cuando estuvo de vacaciones? ¿Me quedo callada y dejo todo en el olvido? Voy a agradecer mucho tu consejo.

Felicitaciones por tu columna, que nos gusta mucho a todos.

INDECISA

QUERIDA INDECISA:

No le digas nada al padre de la niña. Dale a ella otra oportunidad de demostrar que puede ser confiable. Habla calmadamente con ella cuando llegue, no la hostigues ni la culpes, dile que seguramente no se dio cuenta de que iba la tablet en su equipaje, que lo considere un regalo, pero que como sabes que ella es digna de confianza, todos están y estarán muy contentos de que venga a visitarlos cuantas veces lo desee. Y dile a tu hija que no mencione el asunto a la niña.

Para tu mayor tranquilidad, puedes estar presente en la habitación de la niña cuando prepara su maleta al ir de regreso a su casa. Y quizás sin ser sutil, de esa manera la niña captará plenamente el mensaje. Será para ella una experiencia que le dejará una lección.

Saludos y gracias por leer mi columna.

ANA
09 Abril 2019 03:55:00
Querida M. M.
Asistí a una reunión de ex alumnos de la Facultad donde nos graduamos y allí me encontré con un antiguo novio. Fue algo bonito para mí y creo que también para él, pues después de haber platicado con él 10 minutos, me di cuenta de que aún está enamorado de mí, pero el pobre aún no se da cuenta de la clase de persona que yo era cuando fui estudiante. Desde luego eso ha cambiado.

Le mentí deliberadamente y le decía cosas crueles.

Le dije que era virgen cuando estuvimos juntos y sin embargo yo ya había tenido una aventura con su mejor amigo de entonces.

También le mandaba cartas de amor que no eran sinceras ni verdaderas porque lo único que me interesaba entonces era tenerlo disponible para mí. Era un inocentón.

Ahora me siento terriblemente mal por los sentimientos que ese hombre aún tiene para mí. Me siento mal por él y por su esposa a causa de mis mentiras por ese mal comportamiento.

Y solamente deseo que sepa la verdad de una vez. ¿Debo decírsela? Ambos somos padres de adolescentes. Imagínate cuánto tiempo ha cargado con esa carga de enamoramiento hacia mí. Él ahora es un hombre exitoso y tiene mucho dinero.

Gracias por tu consejo.

M. M.

QUERIDA M. M.:

Esta es una pregunta para ti: ¿Cómo pudo este hombre, en 10 minutos, convencerte de que aún está loco de amor por ti? De la manera como yo veo la situación, él ahora está casado, ha formado una familia y ha llevado su vida delante de manera exitosa. Sin ninguna carga.

Continúa casado y en ese momento disfrutó de un rápido flirteo con una antigua novia de la época estudiantil.

No pierdas tu tiempo con sentimientos de arrepentimiento con ese hombre y su esposa, quien probablemente ni sabe que existes. Ellos están manejando perfectamente su vida.

Deja todo en paz. Y olvídalo también tú.

ANA
08 Abril 2019 03:43:00
Querida Rara
Los muchachos son un problema también lo es la virginidad. Me gustan los muchachos, pero nunca he ido ni iré con ninguno más allá de lo conveniente, es decir, algunos besos y hasta ahí. La mayoría de los muchachos, hombres y mujeres, en la preparatoria, que es donde estudio ahora, piensan que somos “raras” si ya estamos graduándonos y algunas muchachas aún somos vírgenes. Yo pienso que es algo que quiero guardar para el matrimonio.

Un muchacho que me gusta, me invita a ir al cine, pero dice mi mamá que no me deja ir con él. ¿Qué puedo hacer? Ella es la clase de persona con la que no se puede uno sentar a platicar. Ya lo he intentado. Siempre tengo que guardarme mis sentimientos porque no puedo hablar de ellos con mi mamá, me dice siempre que está muy ocupada. Tengo cuatro hermanos hombres y soy muy tímida para hablar de mis cosas con mis amigas. Sé que tengo sobrepeso. No sé qué hacer. Por favor escríbeme algo porque me siento muy sola.

RARA

QUERIDA RARA:

Que no te importe que te digan “rara”. Continúa con tus valores y tu propósito de llegar virgen al matrimonio. Cuando yo era joven teníamos reglas muy firmes acerca de no ir lejos con los muchachos y se suponía que debíamos llegar vírgenes al matrimonio. Supongo que no todas lo hacían, porque supe de dos chicas que eran estudiantes de honor, pero en su último año de preparatoria dejaron la escuela porque estaban embarazadas. En aquellos años ni se pensaba en el aborto. Y algunas veces me he preguntado qué habrá sido de esas chicas. Seguramente sus vidas cambiaron para siempre por el simple hecho de haber quedado embarazadas siendo tan jovencitas y sin haberse casado.

Ciertamente los tiempos han cambiado. Ahora los jóvenes toman sus propias decisiones, pero los padres tienen la obligación de ayudarlos a aprender a tomar sabiamente esas decisiones. Los padres pueden acoplarse a las realidades actuales, pero siempre sin dejar de lado sus propios valores, no huyendo a los problemas, sino enfrentándolos y hablando acerca de ellos con los hijos. Los padres pueden hacer eso más fácil si recuerdan que los tiempos y costumbres han cambiado, pero los sentimientos no. Y aunque es verdad que los padres no pueden controlar el comportamiento de los hijos, sí pueden compartir sus puntos de vista sobre lo que es y no es correcto, y darles las razones apropiadas y justas.

Enséñale esta carta a tu mamá, seguramente ella va a darse el tiempo de escucharte, y no sólo ahora, sino en adelante, lo mismo que a tus hermanos. Su amor está con ustedes, seguramente está cansada, pero puedes tener la certeza de que va a hacer a un rato ese cansancio y va a platicar contigo y te va a dar los mejores consejos. Será la mejor guía que puedes tener.
05 Abril 2019 03:47:00
Querida Traicionada
Hace cuatro años falleció mi esposo a quien quise muchísimo. Fuimos muy felices a pesar de que no tuvimos hijos. Pero puedo decirle que ni falta nos hicieron de lo felices que fuimos los dos juntos. Yo tengo ahora 56 años. Dos años antes comenzó a estar enfermo del corazón, le dio un infarto y ya no quedó bien del todo. Seguimos adelante viendo doctores y con tratamientos, pero a pesar de que trató de vivir una vida más o menos cuidada, un día le dio otro infarto y ya no se pudo hacer nada. Murió dos días después en el hospital.

Yo estuve muy triste y abatida durante varios meses, pero la ayuda de mi familia y de mis amistades me ayudó mucho. Como a los 10 meses comencé a salir a meriendas y reuniones y a llevar una vida normal. Desde luego sin olvidar a mi querido esposo, y aún lo recuerdo muchísimo.

Hace casi un año conocí a un viudo en una reunión de un matrimonio amigo de ambos. Es un hombre muy bien parecido, es divorciado, tiene dos hijos ya casados y viven fuera del país. Nunca los conocí. En esa reunión estuvimos conversando mucho y allí empezó el romance entre los dos. Fue algo más allá de lo que yo había esperado y había creído. Comenzamos a salir y mis amigas y familiares se sintieron muy entusiasmadas, me animaron a que continuara saliendo. La situación se fue haciendo más formal y un día me invitó a viajar con él en un viaje de negocios al centro de la República. Yo acepté, más asustada que contenta, pero estuve muy feliz y nos sentimos encantados los dos.

Al regresar nuestra relación estaba más fortalecida y te aseguro que no pensé que podía volver a ser feliz, pero lo fui. Entonces un día, como él no tenía carro y yo había vendido el mío, decidimos ir a comprar uno. Quiso un crédito, pero a quien se lo dieron fue a mí porque tengo respaldo económico. Y cuando él se veía apurado para pagar el abono del carro, yo le prestaba para que hiciera el pago. Eso sumó entre 90 o 100 mil pesos. Todo estaba perfecto y yo feliz.

Hace 10 días me llamó por teléfono la señora que le ayuda en la casa a él y me pidió que fuera para hablar conmigo, que como él había salido fuera por dos días, podía ir a cualquier hora. Fui esa misma tarde y me dijo que se había dado cuenta que yo era una buena mujer y por eso quería decirme que él tenía una aventura con una señora con la que se había gastado el dinero que yo le prestaba, y que tenía ya cuatro años con ella. La mujer no tenía razón para mentirme y cuando él regresó lo confronté y, bajando la cabeza, aceptó todo. Le dije que no quería volver a verlo y no lo he visto desde entonces.

Estoy tratando de olvidarlo, pero es difícil. Lloro mucho y no quiero ver a nadie. ¿Qué me aconsejas? Te agradeceré mucho tu respuesta.

TRAICIONADA

QUERIDA TRAICIONADA:

Un hombre que engaña de la manera como él te engañó, no merece que lloren por él. Vuelve a tu vida social como antes y da lo mejor de ti misma en todo. Ya probaste que nunca es demasiado tarde para empezar de nuevo. Estás en una edad estupenda para, si lo deseas, encontrar un buen hombre que te haga feliz. Pero antes te recomiendo que busques a un abogado que entable una demanda contra ese hombre para recuperar el dinero que le prestaste. Y si tienes un juego de llaves del automóvil, ve por él.

Suerte, mucha suerte. Y ni una lágrima más por él.

ANA
04 Abril 2019 03:47:00
Querida el que con leche
Te escribo, Ana, porque necesito un consejo con urgencia. Por favor contéstame pronto. Cuando se ha tenido una mala experiencia con un muchacho, ¿cómo se puede evitar caer en el mismo error?

Tengo 24 años y mis papás son unas personas de lo mejor, me enseñaron a creer en la gente, pensar que la gente es buena y en ser bondadosa y generosa con los demás. No soy tonta, soy profesionista y trabajo en una empresa donde trato a muchas personas, pero soy muy crédula y sincera. Hace año y un mes comencé a salir con un muchacho que me pareció que era muy bueno.

Él también es profesionista y tiene 27 años. Fuimos muy felices desde el primer momento y siempre me dijo que me amaba mucho. Duramos así siete meses, y de repente desapareció. No he vuelto a saber de él. Me dijo que iba en un viaje de negocios y solamente tuve una llamada de él tres días después diciéndome que si se tardaba no me preocupara, que estaba bien, pero yo pensé que decía que iba a tardarse una semana o dos, pero no, como seis meses han pasado.

Eso me acabó. Yo estaba muy enamorada y le pregunté a dos compañeros donde él trabajaba si sabían de él, pero me dijeron que sólo sabían que lo habían enviado a un viaje, pero nada más.

Ya no quise indagar, me dio vergüenza. Yo estaba muy ilusionada y tuve que seguir con mi vida y con mi trabajo y mostrarme alegre con mis papás, porque como soy hija única, si me ven triste y abatida, van a sufrir. Lo único que les dije a ellos es que había roto con él.

Hace un mes conocí a un muchacho que me gusta mucho, me han dicho que es un tipo estupendo, es de una ciudad cercana y está trabajando en esta ciudad. Es muy guapo, educado, considerado, atento y dice que le gusto mucho.

Nos conocimos en una fiesta de una amiga. Pero estoy tan lastimada que tengo miedo de equivocarme otra vez. ¿Cómo voy a saber si no va a engañarme como el otro? Me gusta, pero no quiero quemarme otra vez. ¿Qué hago?

EL QUE CON LECHE…


QUERIDA EL QUE CON LECHE…:

Sí, el refrán dice: “El que con leche se quema, hasta a la vaca le sopla”. Tienes razón de sentirte temerosa y defraudada, pero no puedes estar así toda tu vida por la mala experiencia que tuviste con ese muchacho. Por lo demás, no todos los hombres son iguales.

Y si tienes amistades o parientes en la ciudad de donde es este nuevo enamorado, pídeles que investiguen qué clase de persona es. O hasta creo que podrías hacerlo por internet. No estoy muy enterada de eso, pero al parecer es posible.

De todas formas no te acerques mucho al fuego, manéjate con cautela para que no te quemes. Deseo de verdad que en esta ocasión sea el hombre perfecto que estás esperando y que mereces.

ANA
03 Abril 2019 03:58:00
Querida Manny
Tengo 14 años y quiero decirle un problema que tengo y pedirle que me ayude con un consejo. Mis papás están divorciados desde hace seis años. Vivo con mi mamá, pero veo muy seguido a mi papá. Lo quiero mucho y él me quiere mucho. Viene por mí casi todos los fines de semana y me voy con él y su esposa y su hijo. El niño tiene 3 años y medio y me quiere mucho y yo a él. La esposa de mi papá es muy buena y me trata muy bien. A mí se me hace que a mi mamá le dan celos y no le gusta que yo quiera a mi medio hermano, pero yo lo quiero y ni modo. Ella nunca me pregunta nada cuando regreso, pero sí creo que no está a gusto.

Cuando mi papá y mi mamá se separaron, ella me dijo que yo tenía una hermana, hija de mi papá, que ella había nacido antes de que ella y mi papá se conocieran. Yo le pregunté por qué no la traía mi papá o me llevaba con ella para conocerla, pero mi mamá me dijo que él me diría algo de eso cuando estuviera listo para hacerlo.

Como le digo ya hace seis años de que se divorciaron, pero mi papá no me ha dicho nunca nada y a mí me gustaría que me dijera para conocer a mi media hermana. Ella debe tener 17 años, porque mi mamá me dijo que tenía tres años más que yo y se está pasando el tiempo. Y seguro que ella tampoco sabe nada de mí, no sabe que existo.

Ayúdeme. Mi mamá recibe Zócalo todos los días y Le gusta mucho leer su sección, y a ver qué me dice a mí. Muchas gracias.

MANNY

QUERIDA MANNY:

Gracias hermosa amiguita por leer mi sección. Yo te pregunto: ¿Qué problema puede haber en que le preguntes a tu papá acerca de tu media hermana que no conoces? Pienso que ninguno. Es probable que él no te haya mencionado el tema porque quizás se siente avergonzado o incómodo para hablarte de su pasado. Si lo consideras conveniente (eres muy inteligente), dile a tu mamá que vas a preguntarle a tu papá sobre tu media hermana. Sin embargo, lo que sucedió en la vida de tu papá antes de que tu mamá apareciera en escena, es asunto de él y ella no debiera sentirse lastimada; tampoco si tú deseas conocer a esa hermana tuya.

Espero que mi sugerencia sea la acertada y que el resultado sea favorable.

ANA
02 Abril 2019 03:35:00
Querido Joe
Le escribo por consejo de mi esposa que lee siempre sus cartas. Le agradeceré su ayuda. El mes pasado mi esposa, mis dos hijas y yo fuimos a visitar a nuestros familiares que viven en otra ciudad, a 600 kilómetros de aquí, en el estado de Texas, en Estados Unidos.

A todos les dio mucho gusto vernos y a mi madre principalmente, porque hacía casi un año que no nos veíamos pues nosotros no habíamos podido ir ni ella había podido venir, así que cuando vio a mis hijos hasta se le salieron las lágrimas.

Todo estuvo muy emotivo y disfrutamos mucho la visita, pero nos encontramos con una novedad que no nos gustó nada, especialmente a mí.

Tengo una hermana que quedó viuda muy joven, apenas tiene 37 años y su esposo murió hace cuatro años. Tiene dos niños preciosos. Pues bien, mi hermana está teniendo una relación con un hombre casado. Ya con eso todo está mal.

El hombre le dice a mi hermana y nos dijo a nosotros, que su esposa es una alcohólica desde hace muchos años, pero como yo tengo un amigo en esa ciudad (allí crecí) que tiene conexiones con la policía, le pedí que tratara de investigar al hombre y me informó que de la casa de él había habido tres llamadas de auxilio de parte de una mujer diciendo que la habían golpeado, pero luego no presentó cargos.

Yo, que estoy muy preocupado y soy franco y directo, le dije al novio de mi hermana enfrente de ella, lo que me habían informado y me dijo que esas tres veces su esposa había estado muy bebida y se había caído y se había lastimado sola, pero que como estaba enojada con él y borracha, le había hablado a la policía.

Sin embargo, mi amigo me dijo que los paramédicos que se habían presentado habían dicho que las lastimaduras eran porque le habían inferido golpes. Mi hermana estaba enojadísima, porque también le dije a mi madre.

Mi hermana quería que yo aceptara a su novio porque soy el mayor de los hermanos, pero basándome en todo lo que me dijo mi amigo, me rehusé y aunque le dije todo lo que me habían informado, dice que no es cierto, que son puras mentiras y envidias y que no va a dejarlo.

Quiero a mi hermana y sólo estoy tratando de evitar que sea herida tanto emocional como físicamente por este mal hombre. ¿Estuvo bien que hiciera lo que hice? Ahora mi hermana no me habla. ¿Qué más puedo hacer?

JOE

QUERIDO JOE:

No puedes hacer más que lo que hiciste. Fuiste muy claro y basado en pruebas. Además fuiste sincero con tu hermana, pero las emociones están nublando el buen juicio de ella. Si pensara con claridad había corrido lejos de ese abusador.

Ni remedio. Rueguen a Dios que la ayude, esperando que a ella no le pese su equivocada decisión.

ANA
01 Abril 2019 03:09:00
Querida Fértil
Te han escrito mujeres cuyos esposos ni se les acercan para tener relaciones íntimas. Y de hombres cuyas mujeres les huyen y de plano se niegan a ellos. Tienen seguramente sus propios problemas. Pues bien, yo estoy en una situación de esas. Tengo 33 años de edad y mi esposo tiene 37. Nos casamos hace ocho años y tenemos siete hijos.

Puse punto y aparte para que tú y tus lectores tomen un respiro. Yo ya ni respiro. Tenemos dos pares de gemelas y unos trillizos. Los dos siempre hemos amado a los niños, pero ni pensamos ni planeamos nunca tener siete hijos en ocho años. El último par de gemelas nacieron hace tres meses.

Mi esposo tiene que tener dos trabajos para poder pagar las cuentas, comida, ropa, el montón de necesidades que se presentan. Gracias a Dios tenemos casa propia y Seguro Social, pero de todas formas ya puedes imaginar todos los gastos que tenemos con tanto niño. Y yo, estoy siempre exhausta.

Ahora mi hermoso y amoroso esposo tiene terror de acercárseme porque soy demasiado fértil. Él no tiene confianza en el control natal porque ambos creímos que estábamos protegidos antes de encargar a los trillizos y lo mismo sucedió con las últimas gemelas. Temo depender del “ritmo” porque no soy muy regular en mis períodos y el diafragma no funcionó para mí, lo estaba usando cuando quedé embarazada la segunda vez.

¿Puedes sugerirnos una solución a nuestro problema? Somos una pareja unida, nos queremos mucho, pero tenemos miedo de estar cerca uno del otro.

Gracias amiga. Espero tu respuesta.

FÉRTIL

QUERIDA FÉRTIL:

Hay una solución a su problema. Aunque seas muy joven, ya tienes siete hijos y creo es el momento de pedir que te liguen las trompas, o tu esposo puede optar por la vasectomía. Podrías hablar con tu ginecólogo y que él hable con un urólogo. Y después de eso la decisión estará a su disposición. Ambos procedimientos son sencillos y seguros.

Deseo lo mejor para ustedes.

ANA
30 Marzo 2019 03:00:00
Querido desvelado
Querida Ana

Espero que pueda ayudarme. Me pregunto todos los días cómo es que mi esposa no tiene problema para levantarse temprano y empezar con tanto entusiasmo su día. Ella no necesita despertador y yo sí, aunque me haya acostado temprano. Muchas veces, cuando no puedo dormir en la noche, me levanto y me pongo a trabajar en la computadora por una o dos horas y a veces más. Luego vuelvo a la cama y me duermo de nuevo. A veces tomo uno o dos tés o un vaso de leche caliente para que me ayude a dormir.

En suma creo que dormimos la misma cantidad de horas ella y yo, sólo que ella nunca se levanta en la noche, y yo sí, como le cuento. Pero aunque me levante más tarde, no tenemos el mismo ánimo ni estoy tan alerta ni tan lleno de entusiasmo como mi esposa. ¿Por qué será que aunque dos personas duerman la misma cantidad de tiempo, pero una de ellas lo hace de una sola vez y la otra de manera fragmentada, los dos cuerpos reaccionan diferentes? Me interesa mucho conocer sobre este tema. Ojalá pueda ayudarme y se lo voy a agradecer mucho.

Desvelado



Querido desvelado:

Usted y su esposa pueden tener diferentes patrones de sueño. Usted tal vez es un “ave nocturna”, un “búho”, que funciona mejor en las tardes y en las noches, mientras ella puede ser una “alondra” que se pone en pie temprano y es más productiva durante las horas de la mañana. Estos patrones son de alguna manera difíciles de cambiar y muchas parejas los tienen diferentes. Eventualmente aprenden a acomodarse y ajustarse a las necesidades del otro.

Un período continuo de sueño es importante. Si su sueño es fragmentado y quebrado por diferentes actividades, no se sentirá tan descansado como quien duerme consecutivamente. Su cuerpo puede tener el hábito de despertarse a la mitad de su ciclo de sueño, pero si, en lugar de ponerse a trabajar, se propone a permanecer en la recámara, a obscuras, en una posición cómoda, podría quizás quebrar ese ciclo. Si eso no funcionara, pruebe tomar un baño de agua tibia y regrese de inmediato a la cama. El licor es un sedante, pero el alcohol, bebido antes de acostarse, hace estragos con un verdadero sueño, relajante, porque desaparece gradualmente y crea síntomas de retirada, es decir, al pasar el efecto del alcohol, la persona se despierta. No tome alcohol para poder dormir. Visite a su médico y él aconsejará lo mejor para usted a fin de terminar con esos trastornos del sueño. Suerte.




29 Marzo 2019 03:22:00
Te escribo porque confío en tu buen criterio y por ello sé que me darás el mejor consejo al problema
Te escribo porque confío en tu buen criterio y por ello sé que me darás el mejor consejo al problema que tenemos mi esposo y yo. Y quiero decirte que desde que regresé a esta ciudad, leo cada día, de lunes a sábado, todas tus columnas porque me gustan mucho tus consejos y por eso quiero felicitarte.

El problema es el siguiente: desde que nos casamos, nos fuimos a vivir a Estados Unidos por el trabajo de mi marido. Estuvimos allá seis años y hace poco regresamos para instalarnos definitivamente aquí. Mi esposo es una de las personas más dulces, gentiles y buenas que jamás hayas conocido. Y por eso es que me encantaría que lo conocieran mis antiguas y nuevas amistades, porque él no es de esta ciudad. Pero sucede que en dos reuniones, una pequeña y otra con más gente, él, sorpresivamente, tuvo un completo cambio. Estuvo reservado, a la defensiva y en una de ellas, con un grupito, se volvió argumentativo y algo hostil. Con su familia y antiguos amigos que conocí alguna vez y también allá donde vivimos, él no se comportó así. Y él no es de esa manera, no es como yo lo conozco: bueno y amable. Si continúa así mis amistades van a ver a un hombre que no existe: desagradable, callado y nada atractivo para tenerlo como amigo.

Sé que él no hace esto a propósito ni deliberadamente, pero de todas formas daña nuestras relaciones y me aleja de mis amistades. ¿Cómo puedo ayudarlo y remediar esto? Muy agradecida por tu ayuda.

TRISTE QUERIDA TRISTE:

Me parece que tu esposo es esencialmente inseguro y tal vez hasta temeroso de los extraños o de las personas a quienes no ha tratado. Piensa quizás que con tu actitud se protege a sí mismo de un posible mal trato o intrusión en su privacidad, e inconscientemente decide anticiparse con su comportamiento auto defensivo. Él forma un muro de defensa, una coraza a su alrededor a fin de que nadie se le acerque.

Este puede ser un serio problema para su vida social y quizás hasta profesional y eso seguramente podría perjudicarlo al impedirle hacer buenas amistades y también aprovechar su potencial en cualquier campo. Desde luego tú puedes ayudarle hablando con él y reafirmándole que si se esfuerza con su carácter, las personas verán en él al verdadero, admirable ser humano que es, si solamente se abre con ellos y demuestra su verdadero yo. Tal vez necesita algunas sesiones de terapia sicológica para trabajar este tema.

Habla con él acerca de ello, seguramente aceptará como buen hombre que es. Y cuando vayan a reuniones, habla con él y elévale su potencial, eso puede ayudarlo a tranquilizarlo y darle confianza.

ANA
28 Marzo 2019 03:57:00
Para siempre insatisfecha
Cuando la gente está alejada de Dios, cuando no cree que exista algo determinado para ella en la vida, es difícil encararla. Tienes una confianza no realista en mitos y creencias que te han llevado a una desilusión extrema cuando has fracasado. Cuando alguien comienza a creer que el éxito y la vida son fáciles, fácilmente pierde el valor y la determinación frente a las primeras señales de la adversidad. A medida que se percata que lo que creía no era completamente verdadero, abandona la fe en todo lo que traía en su acervo de convicciones, de religión y de todo lo que haya aprendido a lo largo de su vida. Y privado de todo eso, es muy fácil caer en el pantano de la ansiedad y la apatía como dices que te ha sucedido a ti.

Tales síntomas de desilusión no son difíciles de observar en tu carta. Los más obvios se relacionan con la indiferencia y la falta de ánimo que ha afectado tanto tu vida. Pero te habrás dado cuenta de que las personas genuinamente felices son demasiado pocas. ¿Cuánta gente conoces que goce lo que hace, que esté completamente satisfecha con lo que ha logrado, que no lamente el pasado y que vea el futuro con confianza? No mucha, estoy segura. Hace muchos siglos, Diógenes tuvo problemas para encontrar un hombre honesto. Hoy quizás tendría los mismos problemas para encontrar uno feliz. Y más uno honesto. El malestar general que te aflige no se debe a causas externas, como piensas tú. Las raíces de tu insatisfacción crónica son internas y debes desenmarañarlas por ti misma. Si de verdad lo deseas, puedes hacerlo. Una vez que logres mejorar y superar tu insatisfacción y tu descontento, vas a lograr esa felicidad que andas buscando. ¿Has probado la terapia?

ANA
27 Marzo 2019 03:13:00
Querida invadida sorprendida
Hace poco remodelamos nuestra casa. Aún tengo algunos muebles fuera de lugar y cuadros y adornos sin colocar, limpiar vidrios y guardar muchas cosas. Pero me sucedió algo que me sorprendió mucho y quiero contárselo y pedirle un consejo a quien los da tan atinados y justos, que eres tú.

Hace dos días una vecina con la que no tengo mucha amistad, tocó el timbre de la casa, fui a abrir y apenas lo hice, ella me empujó y se metió diciendo: “Quiero ver tu casa remodelada. Fulanita me dijo que está muy bonita y quiero verla”. Caminó hacia la sala, el comedor y la cocina, entró a la lavandería y como la casa es de un piso, se dirigió hacia el corredor y se metió a todas las recámaras y baños y hasta abrió los clósets. Yo estaba estupefacta y no alcancé a decir nada. Me quedé parada y, cuando regresó, me dijo: “Ya vi todo y te quedó muy bien. Está muy bonita. A ver cuándo nos invitas a tomar café a todas las vecinas”.

Ana, ¿qué debí haber hecho y qué hago? Te agradezco tu consejo.

INVADIDA SORPRENDIDA

QUERIDA INVADIDA SORPRENDIDA:

Había muy poco qué hacer en ese momento con esa señora tan mal educada, pero ahora debes estar prevenida para su comportamiento. Si de nuevo intenta hacer lo mismo, ponte firme y no lo permitas. Educadamente pero de manera firme, dile que estás ocupada y no puedes atenderla. Y acerca de la invitación a tomar café con las vecinas, cuando estés lista y tranquila, prepara una sencilla merienda para invitarlas, incluida ella, pero con las puertas de las recámaras cerradas con llave. Te felicito por tu hermosa casa. Disfrútala mucho.

ANA
26 Marzo 2019 03:45:00
Querida boda chica o grande
Tenemos tres hijos. Una de 19 años, un hombre de 17 y una jovencita de 14. La mayor hace dos meses tuvo un niño. Siempre hemos sido abiertos y amorosos con ellos, pero a pesar de eso, cuando quedó embarazada no nos dijo nada. Cuando nos dijo, le preguntamos qué decía su novio y nos dijo que él se había ido a Estados Unidos a trabajar con un tío que tiene un negocio allá para poder juntar dinero para ella y el bebé, que necesitaban para médicos y el parto.

En ese momento yo creí que el muchacho se había ido huyendo del problema y así se lo dije a mi hija, pero ella, que desde luego conocía mejor al muchacho y confiaba en él, me dijo que estaba equivocada, que iba a estar al pendiente de ella y se había ido para poder enfrentar los gastos, porque aquí no tenía trabajo.

Pues fue verdad lo que dijo el muchacho y mensualmente le enviaba dinero para pagar consultas de médicos, análisis y para comprar ropita para el bebé.

Quince días antes de nacer el bebé, él ya estaba aquí, fue a la casa, habló con nosotros y dijo que no se había ido por cobardía, que no le había pedido a nuestra hija que se casaran entonces porque no tenía nada que ofrecerle, pero que ahora su tío le había pedido que se quedara allá porque le había ayudado mucho en su negocio y le ayudaría a conseguir la residencia. Aceptamos su dicho porque ya había demostrado que es responsable.

También dijo que quiere que se casen tan pronto naciera el bebé y que se iba a quedar hasta el parto y luego se iría dos meses más para reunir más dinero y tener con qué casarse, aunque fuera en una ceremonia sencilla, que lo importante era casarse, darle un nombre a su hijo y estar con mi hija para toda la vida. Nosotros nos sentimos felices y obviamente más mi hija.

Como le digo, hace dos meses nació el bebé y la boda será en mes y medio más, él ha estado mandando dinero y ahora mi pregunta es qué nos aconseja acerca de la clase de boda que debemos hacer.

Nosotros podemos poner algo de dinero y juntarlo con lo que él pueda aportar, pero no sabemos si invitar sólo a la familia nuestra y la de él, que también están felices y quieren cooperar y hacer algo más grande. También quiero preguntarle acerca del vestido que sea correcto use mi hija.

Desde luego no nos parece (ni a ella) que use el vestido blanco vaporoso de todas las novias. Por favor ayúdenos a tomar la mejor decisión. Muchas gracias.

BODA CHICA O GRANDE

QUERIDA BODA CHICA O GRANDE:

Felicitaciones a todos por el nacimiento de ese angelito que va a seguir trayendo mucha felicidad para ambas familias. Y deseo una gran dicha para los novios.

La boda de tu hija debiera ser como ellos, ambos novios, la deseen, pero si están de acuerdo en que la decisión sea tomada
25 Marzo 2019 03:20:00
Querido sin autoridad
Soy un hombre de 61 años y me casé con una mujer maravillosa a la que quiero mucho, hace 21 años. Ella tenía entonces un hijo de 5 años, de un hombre que no se casó con ella. Para mí fue mi primer matrimonio y no tuvimos hijos ella y yo. Siempre quise a ese niño y lo traté excelentemente. Ahora ese muchacho tiene 26 años, pero el pobre fue alcohólico y también estuvo involucrado en drogas. Ella siempre lo ha consentido mucho y pienso que eso tuvo mucho que ver en esa situación. A mí nunca me permitió que interviniera en la educación de su hijo. Él ha dejado de beber desde hace cuatro años, asiste a las sesiones de A.A., pero no estoy seguro que haya dejado totalmente las drogas. Él vive en un departamento en una ciudad cercana, pero no sé que tenga un trabajo y sin embargo siempre trae dinero y nunca nos pide nada. Eso me preocupa, pienso que pudiera traficar con drogas, aunque admito honestamente que nunca he encontrado evidencia de ello, son sólo especulaciones.

El muchacho nos visita cada dos meses o dos meses y medio y se queda dos o tres días en casa. Pero esos días son bastante difíciles para mí. Se levanta tardísimo, hasta mediodía, deja su ropa tirada en la recámara, sale hasta muy tarde en la noche y regresa haciendo mucho ruido; ni siquiera retira de la mesa los platos cuando termina de desayunar o comer o cenar y menos lavarlos. Vuelvo a casa antes que mi esposa (ambos trabajamos) y encuentro la casa toda desordenada y muy sucia. Mi esposa adora a su hijo y piensa que nada hace mal. Yo me quejo y eso está provocando serios problemas en nuestro matrimonio porque ya estoy cansado y fastidiado. ¿Cómo hago para que ella entienda que el muchacho está perjudicando nuestra relación? Ella no me permite intervenir. Gracias Ana por ayudarme. Estoy que ya no soporto.

SIN AUTORIDAD

QUERIDO SIN AUTORIDAD:

Está usted entre la espada y la pared. Dígale sinceramente a su esposa lo desdichado que se siente cuando viene su hijo a casa por sus hábitos desordenados. Sugiérale que cuando los visite, llegue a un hotel o motel cercano, aunque haga las comidas en su casa. El desorden será menor. Si ella se negara, con mucho tacto pregúntele qué le parecería si es usted el que se va esos días a un hotel. Sé que no es la mejor de las decisiones, pero aunque incómodo, puede ser mucho mejor que un posible divorcio. Espero que lleguen a un acuerdo sin lastimar a nadie.

ANA
21 Marzo 2019 03:43:00
Querida madre difícil
Soy una mujer de 32 años y tengo un problema. Padezco bipolaridad. Vivo con mi madre y el problema es que ella me subestima y me avergüenza. Es bastante difícil lidiar con mi enfermedad sin constantemente ser insultada. A pesar de todo, he estudiado y he logrado hacer una carrera. Soy ingeniero y tengo un trabajo. Me llevo bien con mis compañeros y con mis jefes, soy respetuosa y hago bien mis labores. En mi trabajo saben de mi problema, cuando solicité el puesto, fui honesta y advertí de mi enfermedad. Aun así me dieron el trabajo y eso lo agradezco mucho, aunque me dieron únicamente medio tiempo porque consideraron que era mejor así para que no me cansara mentalmente.

Nunca he sido violenta, siempre voy regularmente con mi siquiatra y sigo sus instrucciones al pie de la letra, sin falta tomo mis medicamentos y también hago prácticamente todo en la casa. Soy limpia y ordenada, casi no voy a fiestas ni uso drogas, no tomo ni fumo. Nunca he sido promiscua y soy cristiana.

Mi mamá dice a quien quiere escucharla, que cuando muera ella sabe que mis hermanos no se harán cargo de mí y que me mandarán a un hogar o a un manicomio. Esto es un insulto, porque soy inteligente y puedo manejar mis propios asuntos. Lo que también me duele es que dice que nadie me aprecia. Hasta ha llegado a decir que la única razón por las que las personas se relacionan conmigo es por ella, y que el trabajo que tengo es porque ella me lo consiguió, y eso no es la verdad. Yo fui por mi cuenta y hablé sinceramente y con la verdad y me hicieron varias entrevistas que pasé.

Lo que le digo es solo la punta del iceberg. Estoy tan cansada de que me falte al respeto y diga tanta mentira y cosas malas de mí, pero lo he soportado todo en este tiempo sin decir una palabra en mi defensa, porque no quiero iniciar discusiones ni pelear con mi madre y también porque quizás mis hermanos le creerían a ella, que siempre dice que me cuida. ¿Cómo le hago para que ella se dé cuenta de que merezco su respeto y que ella le ofrece a todos los demás y el respeto que toda la gente tiene para mí. No sé a quién pedirle ayuda.

Muchas gracias por la respuesta que pueda darme. Reciba saludos y felicitaciones.

MADRE DIFÍCIL

QUERIDA MADRE DIFÍCIL:

Debido a que una gran parte de la vida de tu madre gira alrededor de ser una “madre mártir”, probablemente no será fácil ni sencillo lograr lo que deseas. No pierdas tiempo en solicitar ayuda. El siquiatra que te atiende y te receta tus medicamentos está en posición de defenderte y también de aclararles a tu madre y a tus hermanos el grado hasta el cual puedes vivir sola si lo deseas o fuera necesario para que tengas más paz interior.

Al contrario de décadas pasadas, hay mucha información disponible acerca de tu padecimiento para cualquiera que esté interesado. Supongo que tú, por medio de tu siquiatra
20 Marzo 2019 03:55:00
Querida Irónica
Me gustan mucho sus consejos. Lo que les dice a quienes le escriben pidiendo les ayude a resolver sus problemas, me parece estupendo. Por ese motivo me dirijo a usted para pedirle que por favor me ayude en un conflicto que tengo. Y se va a dar cuenta de que el halago que estoy haciendo es sincero, al leer lo que le digo abajo.

Siempre he sido algo rara. Bueno, así me juzgo yo. Cuando alguien hace las cosas que no me gustan, no me contengo y me pongo a juzgar, a decir ironías, a hablar de más. Me imagino puras cosas malas, todo lo tomo mal. Critico todo. Eso me ha traído muchos problemas en mi vida, en mi trabajo y con mis amistades. Yo he sido tan tonta, o tal vez tan empecinada, que no me había dado cuenta de que muchos de mis problemas se deben a eso, hasta que una prima me abrió los ojos y me dijo que mi manera de ser me estaba perjudicando y me alejaba de todos los que me rodeaban.

Quiero que las cosas cambien, pero creo que no podré cambiar, haciendo recuerdos me doy cuenta de que siempre he sido así. ¿Qué puedo hacer?

Le agradezco mucho su ayuda y le mando saludos.

IRÓNICA

QUERIDA IRÓNICA:

Un excelente comienzo es reconocer que has estado y estás haciendo mal las cosas. ¿Qué tienes que hacer para que las cosas cambien? Tú debes de cambiar. ¿Qué hacer para que las cosas mejoren? Tú debes mejorar. Hazlo activamente. Puedes cambiar tu actitud para abrazar lo positivo y descartar lo negativo. Puedes cambiar tu forma de pensar, dar vuelta a la página y empezar de nuevo. Es cuestión de voluntad.

Puedes sobrevivir y sobrevivir bien, y el mundo seguirá su marcha. Puedes cambiar tus sueños ya, que son tu creación privada y personal, limitada únicamente a tu imaginación. Puedes cambiar tu estilo de vida, tus hábitos, tus pensamientos, tus creencias. Puedes cambiar casi cualquier aspecto de la vida que elijas. PUEDES TODO.

Afirmar que no puedes cambiar es fatalista. Es negar tu voluntad y sé que tienes esa voluntad. Es cuestión de encaminarla bien. Agradece a tu prima que te haya abierto los ojos a esa manera equivocada de ver y llevar la vida.

Deseo con cariño lo mejor para ti.

ANA
19 Marzo 2019 02:31:00
Querido Benji
Soy un hombre joven, pero tímido e indeciso. Nunca he tenido novia porque, aunque me guste, no me atrevo a hablarle a una muchacha de mis intenciones, no puedo decirle que me gusta, que si quiere salir conmigo, que si puedo invitarla a ir a tomar un café o a ir al cine. Veo a alguna muchacha que me gusta y quisiera acercarme a ella, pero me paralizo y para cuando reacciono, la chica ya no está a mi alcance. Luego, días más tarde, la veo con otro muchacho.

No quiero ser así, se me está pasando la vida sin vivirla.

No sé qué hacer. Hay una muchacha que me gusta mucho y me le quedo viendo y ella se me queda viendo también, sé que le gusto, pero estoy haciendo lo mismo de siempre. Por favor ayúdeme con un consejo. Gracias.

Benji

Querido Benji:

Ya lo sabemos todos. Esta primorosa vida que Dios nos ha regalado está llena de sorpresas maravillosas. PERO solamente para quienes deciden explorar las posibilidades, para quienes tienen mentes con curiosidad y para quienes están dispuestos a correr riesgos.

¿Estás frente a una posibilidad en este momento? Únicamente hay que hacer girar la perilla de la puerta.

Si se abre puedes ver lo que hay dentro y tomar las opciones que se presenten. Todo empieza con intentarlo. Intentar cuesta muy poco y ofrece mucho. Así que inténtalo.

Comenzar es el principio cuando el final no está a la vista.

Cuando yo era joven, las muchachas íbamos a los bailes solas, es decir, los muchachos iban por su lado y nosotras por el nuestro. Ya en el baile, nos sentábamos en una




18 Marzo 2019 03:00:00
Hablar o Callar
Soy viuda con una hija de 20 años que se gradúa dentro de tres semestres. Ella es una joven encantadora. Buena hija, estudiosa, muy bonita, me respeta y me ayuda mucho en todo lo que puede. Yo trabajo y cuando ella regresa a casa antes que yo, prepara la comida o la cena y limpia la casa. En fin, no tengo queja de ella. Lo que me asustó bastante es que me di cuenta de que está teniendo relaciones sexuales con su novio de dos años. Él tiene 23 años, tiene unos meses de graduado y ya fue contratado con una compañía extranjera y tiene muy buen empleo y buen sueldo. Él también es muy buen muchacho.

No voy a hacer la historia larga para decirle cómo me enteré de esa situación, pero hablé con mi hija de buena manera y ella me dijo que había ido con un ginecólogo y está cuidándose, que no me preocupe, que ella y su novio son cuidadosos y que él no está involucrado con nadie más, porque le expresé mis temores de que pudiera contraer alguna enfermedad. Me dijo que ya han hablado de casarse tan pronto ella termine su carrera y él acabe de establecerse bien en su trabajo. Mi hija se sintió tranquila y me dio las gracias porque no fui juzgadora ni la regañé por lo que hace. Ana, en estos tiempos lo mejor que podemos hacer, ante hechos consumados, creo que es aceptar y cuidar que todo vaya de la mejor manera. Aconsejarla y cuidarla lo mejor posible.

También estoy preocupada porque el novio de mi hija me presentó a sus padres y nos invitaron a cenar. Son personas muy serias y exigentes. Desde que nos conocimos la mamá del novio me ha llamado varias veces para platicar, pero entre la plática me ha dicho que ni ella ni su esposo quieren que él se vuelva sexualmente activo hasta que se casen. Ella es muy indagadora. Estoy segura que si se enteran de lo que sucede, lo obligarían a dejar a mi hija o a casarse de inmediato. Y ninguna de las dos opciones me parece buena ni apropiada. Estoy batallando para quedarme callada, pues cuando esa señora me llama, me petrifico y no sé qué decirle. ¿Cree que debo decirle algo a esa señora acerca de lo que sucede? ¿Me quedo callada? Apreciaría mucho su opinión. Gracias.

Hablaro o callar

Quqerida hablar o callar:

Quédese callada. Si usted hablara de lo que sucede, no ayudaría en nada. En realidad podría empeorar las cosas. Y también su hija y su novio no le perdonarían que lo hiciera. Esa no es una historia para que usted la cuente. El único que debiera hacer eso con sus padres si lo decidiera, es el hijo de ellos. Si usted aprueba o no lo que está sucediendo, no cambiará nada. Ellos son mayores de edad y lo más probable es que pronto se casen como lo planean y su actual intimidad sexual ya no será un problema.




16 Marzo 2019 03:57:00
Cincuenta y treinta
Soy un hombre de 52 años y estoy felizmente divorciado. ¿La razón de estar feliz y divorciado? Que mi esposa me engañó durante años. Desafortunadamente no me enteré antes, pero afortunadamente me enteré. Y afortunadamente no tuvimos hijos. Dios sabe lo que hace. De eso no hay duda.

Mi consulta con usted, a quien respeto y admiro por sus acertadísimas respuestas, es la siguiente: estoy saliendo con una mujer que es 20 años menor que yo. A pesar de la diferencia de edad conmigo, ella es una mujer segura de sí misma, inteligente, es profesionista, es confiable, muy simpática y guapa. Además es soltera, sin compromisos. Nos llevamos muy bien y nos queremos.

La mujer que fue mi esposa está muy enojada por mi relación con mi hermosa novia, creo que ella pensó que me iba a quedar solo toda la vida y que no podría ya rehacer lo que ella casi destruyó. Me enteré de que dice que debo estar loco para involucrarme con una “muchacha” de esa edad, que bien podría ser mi hija, y que voy a ser muy infeliz. ¡Dios mío! ¡Qué desvergüenza! ¡Como si ella me hubiera hecho tan feliz! Y aunque nunca la veo, ella ve algunas veces a una de mis hermanas pues coinciden en un grupo de amigas y ella le comentó lo que le digo.

Ana, mi novia y yo tenemos una relación firme y seria y ya hasta hemos hablado de matrimonio. ¿Cree usted que mi ex tiene razón y que debo estar loco para tener una relación como la que tengo? Necesito de verdad su opinión sincera. Y la voy a agradecer muchísimo.

CINCUENTA Y TREINTA

QUERIDO CINCUENTA Y TREINTA:

Haga oídos sordos a la opinión de esa señora que lo traicionó y que ya nada tiene que ver con usted. ¡Qué poca vergüenza tiene esa señora! La felicidad está donde la encontramos y también a Dios lo encontramos siempre durante las tormentas de nuestra vida. Y la edad es un estado de la mente. No está en las canas de la cabeza ni en las arrugas de la cara. Cuando la vejez llega al corazón, entonces ya está viejo. Le deseo toda la felicidad que se merece.

ANA
15 Marzo 2019 03:10:00
Querida endeudados
Me apena mucho escribirle para contarle esto. Mi papá tiene 69 años y mi mamá 62. Mi papá, aunque debería estar ya jubilado o estar planeando su jubilación, tiene dos empleos y mi mamá trabaja medio tiempo. Ellos tuvieron siete hijos y por educarnos (todos somos profesionistas) y darnos lo mejor que pudieron, sus finanzas no son buenas. Tienen deudas, no enormes, pero mi papá tiene que estar pagando cada mes sus cuentas.

Si mi papá se jubilara y mi mamá también, porque ella ha trabajado toda su vida, podrían vivir con lo de su jubilación, pero el problema también es que a mi mamá le encanta comprar cosas frívolas, tanto para ella como para los demás. Y otra cosa tremenda, muchos fines de semana se va con otras señoras a Monterrey a los casinos y sus gastos se salen de control. A mis hermanos y a mí nos preocupa que si continúa gastando así, mi papá nunca va a tener descanso para poder conservar su salud y disfrutar los años que le quedan de vida.

Hemos pensado mis hermanos y yo cooperar con dinero, pero sabemos que cualquier dinero será poco para mamá y ella debería cooperar para el gasto de la casa como son los recibos de los servicios y comida. Gracias a Dios tienen su casa propia, pero si le decimos algo a mamá sobre este asunto, va a recordarnos lo difícil que fue criar siete hijos al lado de un alcohólico (mi papá está rehabilitado totalmente desde hace 22 años).

Pero ahora ella es la que necesita salir del vicio del juego y de ser una compradora compulsiva, que pienso es otro vicio. Queremos y respetamos muchísimo a mamá, pero tenemos miedo de que si continúa así no habrá fin para eso. Es un peligro con las tarjetas de crédito. Hasta puede poner en peligro la casa que es lo único que tienen.

Necesitamos un consejo sincero y acertado. Muchas gracias por su ayuda.

ENDEUDADOS


QUERIDA ENDEUDADOS:

Ha llegado el momento de intervenir. Confisquen las tarjetas de crédito de su mamá, aunque ella se defienda como ha acostumbrado o reaccione con enojo, y llévenla a terapia sicológica, porque el comportamiento que describes no me parece una sencilla afición, ni al juego ni a las compras y ella necesita ayuda.

Deseo sinceramente que esta peligrosa y triste situación familiar se resuelva de manera favorable y sin consecuencias desagradables.

ANA
13 Marzo 2019 03:28:00
Querida mamá preocupada
Tengo una hija de 10 años que es muy buena niña. Es cariñosa, estudiosa, respetuosa y colaboradora en la casa. Nunca me ha dado ni un dolor de cabeza. Sin embargo, al parecer tiene problemas para hacer amistades.

Es muy activa en deportes y no parece que tenga problemas para llevase bien con sus compañeras en el colegio o en los deportes, es decir, cuando está con ellas en grupo, pero la situación es diferente cuando se trata de una sola niña. No tiene amigas de manera individual, no va al cine con alguna, ni invita a nadie a venir a casa y tampoco es invitada.

Me preocupa mucho que no tenga verdaderas amigas como todas las niñas, solamente compañeras. ¿Qué puedes aconsejarme que haga para ponerle remedio a esta situación?

Muchísimas gracias y quiero felicitarte por tu estupendo trabajo en este periódico.

MAMÁ PREOCUPADA QUERIDA MAMÁ PREOCUPADA:

Es llegado el momento de ampliar los horizontes de tu hija. Ayúdala a involucrarse en actividades de interés especial como baile, patinaje, exploración, actividades religiosas, etcétera.

Lo anterior y otras actividades que te vengan a la imaginación, le darán oportunidad de hacer amigas fuera de su círculo usual. Si de todas formas tuviera dificultad para hacer amigas, habla con su maestra y pregúntale si ha observado algún comportamiento acerca de este “problema” que has detectado en tu hija. Quizás eso te ayude para entender lo que pasa y remediarlo.

Si eso no fuera suficiente, algunas sesiones con un sicólogo o una sicóloga infantil podrían arrojar alguna luz sobre lo que está motivando esa actitud de la niña y solucionar el problema.

Espero que muy pronto esto que te preocupa quede en el olvido.

ANA
12 Marzo 2019 03:30:00
Querida desconcertada
Soy una profesionista bastante exitosa. Tengo 39 años y estoy divorciada. Tengo dos hijos bellos. He estado saliendo durante tres años con un hombre viudo que tiene una hija. He sido muy feliz con él. Hace unos días fue la primera vez, desde que nos conocimos, en el que no fuimos juntos de vacaciones. Hicimos planes formales, como siempre. Yo tenía listas las maletas y él nunca apareció, ni siquiera se molestó para decirme que los planes se cancelaban. Mis dos semanas de vacaciones me las pasé en mi casa sin saber qué hacer. Casi nunca he viajado sola y me hice bolas, tal vez esperando que me llamara, el caso es que me quedé vestida y alborotada. Y más que todo he estado triste porque me dejó plantada y de qué manera. No fue una simple fiesta o una salida sin importancia.

Llamé a su casa varias veces y dejé recado en su contestadora. Hice muchas llamadas a su celular y nunca regresó la llamada. Llamé a su oficina y su asistente me dijo, en las tres ocasiones que lo busqué, que sabía que estaba fuera de la ciudad pero que no le había dicho a dónde iba y que no se había reportado. Él vive como a 500 kilómetros de donde vivo yo, así que no podía ir personalmente a ver qué estaba sucediendo.

Hasta hoy, 20 días después de nuestra última conversación con los últimos detalles para el viaje, no he tenido noticias de él. En estos momentos no tengo idea si estará vivo o muerto.

Esto es realmente tremendo, además, muy preocupante. No he dado parte a la policía porque su hija o exesposa o padres y hermanos son quienes debieran hacerlo, y si lo han hecho no me he enterado aún. No he tenido ninguna relación con nadie de su familia como para llamar y preguntar. Estoy tratando de asimilar lo que sucede, de reponerme y continuar con mi vida, pero me está siendo muy difícil. Lo amo de verdad, pero pienso que me ha dejado ya. ¿Tú qué piensas Ana? Esto me tiene totalmente atontada, tanto que a pesar de ser bastante inteligente y con experiencia, no sé qué hacer pues estoy DESCONCERTADA

QUERIDA DESCONCERTADA:

Lamento decirte que tienes razón cuando piensas que ese hombre ya te dejó, a menos que esté muerto (espero y deseo que no). Da la impresión de que tu novio es un hombre de pocas palabras y bastante reservado en cuanto a su vida familiar y privada, pues después de tanto tiempo de tratarse, ni siquiera te ha puesto en contacto con su hija o su familia más cercana. Pienso que eso significa que no ha querido compartirlos contigo y que no tengan ningún vínculo.

Y todo eso, desde mi punto de vista son acciones que te dicen “adiós”, claro y fuerte. No te decepciones. Tres años son bastante tiempo, pero considérate afortunada, si está vivo, de haberte enterado ahora de su verdadera manera de ser, antes de desperdiciar más tiempo o descubrirlo estando casada con él. Si es que alguna vez hablaron de eso.

ANA
11 Marzo 2019 03:44:00
Querida tensión y enojo
Soy una mujer divorciada con dos hijos, un hombre y una mujer. Tengo un novio que es viudo y tiene dos hijos, un hombre y una mujer. Los cuatro jóvenes están contentos con nuestra relación y estuvieron felices con la noticia de que queremos casarnos. Habíamos planeado llevar a los cuatro muchachos en un viaje con nosotros. Queremos ir en un crucero por el Caribe y pensábamos en tomar un camarote para nosotros, otro para las dos muchachas y otro para los dos muchachos. Entre ellos se llevan muy bien y estuvieron de acuerdo con el plan. Les dijimos que no queríamos a nadie más en el viaje para que lleguen a conocerse más, eso significaba que no queríamos novios. Y les pareció muy bien.

Pero el hombre propone y Dios dispone. Mi hijo mayor, que tiene 24 años conoció hace un año a una chica y al parecer se enamoraron y quieren casarse antes de ir al viaje y llevarla a ella y así aprovechar el viaje como luna de miel. Le pedimos que pospusiera su boda para el regreso, pero no quiere. Desea que su futura esposa vaya en el crucero y esto está causando serios problemas. Los otros dos muchachos están resintiendo que mi hijo haya roto el acuerdo de no incluir a otras personas. También la experiencia de unión que habíamos esperado, se va a arruinar, ya que mi hijo y su esposa irían en un camarote y compartirían menos tiempo con nosotros. Por otro lado, no hay suficiente dinero para un camarote adicional y supongo que no quieren separarse. Mis amigas dicen que la novia debe ser incluida porque será parte de la familia, pero mi futuro esposo, que es quien va a pagar el viaje para todos, no está de acuerdo.

No quiero dejar a mi hijo sin viaje, porque eso arruinaría el propósito del viaje familiar, como una experiencia de unión. Estoy sumamente tensionada. ¿Cómo resolver este problema?

TENSIÓN Y ENOJO

QUERIDA TENSIÓN Y ENOJO:

Si piensas que estás tensionada ahora, dile a tu hijo que no puede llevar a su futura esposa en el viaje y vas a descubrir lo que es una verdadera tensión. Qué mal que tu hijo no haya considerado las vacaciones familiares cuando decidió casarse, pero si se casa, pienso que debe llevar a su esposa al viaje. Sin embargo debiera compartir el camarote con las dos muchachas. Si los recién casados insistieran en tener una habitación para ellos, debieran pagarla ellos mismos. Si tu futuro esposo está dispuesto a pagar el viaje para todos, hagan tú y tus hijos un esfuerzo y cooperen con el gasto de la boda para que ella pueda acompañarlos. Pueden hacer mínimos los gastos de la boda para dedicar ese dinero al viaje. De cualquier manera, sean corteses. La novia pasará a ser parte de la familia y debe ser recibida con cariño y cortesía.

ANA
09 Marzo 2019 04:00:00
Querida ¿más vale sola…?
He estado casada 27 años con un hombre que desde hace muchos años ha tenido numerosas aventuras amorosas. Yo he dejado pasar el asunto, pero todo llega a cansar y además la aventura más reciente, me ha devastado. Me dijo mi esposo que está enamorado de esta mujer, pero que también me quiere mucho a mí. Mi esposo es un excelente proveedor, tengo todo lo que quiero y necesito, así como lo tuvo nuestro hijo, ahora ya casado y con una hijita.

Estamos muy bien económicamente. He pensado, sin embargo, en la posibilidad de separarme y empezar mi vida nuevamente, pero me da mucho miedo. Me casé muy joven y he pasado la mayor parte de mi vida a su lado y dependido totalmente de él en todos los aspectos. Pienso que él no se ha ido con ella porque no quiere perder todo, pero sé que desearía hacerlo. Hemos ido a terapia. Yo pensé que iba a ayudarnos a encontrar una solución y que las cosas volverían a estar bien, pero no sucedió así.

Mi otro dilema es que ya no sé si amo o no a mi esposo. No estoy segura de que la razón por la que no lo dejo sea solamente por la seguridad económica y eso no me gusta. Si me quedo al lado de mi esposo, no estoy segura de poder perdonarlo y olvidar como lo he hecho otras veces. Además, sé que si no es esta mujer, un día será otra.

¿Me aconseja que me quede al lado de este hombre o siga adelante sola? Muchas gracias por su consejo.

¿Más vale sola…?


Querida ¿más vale sola...?

Te estás haciendo preguntas muy importantes e inteligentes. Sin embargo, ni yo ni nadie puede contestarlas más que tú. Si la terapia no pudo resolver los problemas de tu matrimonio, es tiempo de hablar con un abogado y con un contador para determinar la realidad financiera de lo que sería separarte de tu esposo, porque eso parece ser bastante importante para ti. Armada con esa información, puedes preguntarte a ti misma si tu vida sería mejor con él o sin él. Esto puede ser un feliz principio en lugar de un triste final.


08 Marzo 2019 03:26:00
Queridas lectoras y también lectores
Hoy que celebramos el Día Internacional de la Mujer, institucionalizado por decisión de las Naciones Unidas en 1975, se conmemora la lucha de la mujer por su participación en pie de igualdad de oportunidades muchas veces menores ante las del varón, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona.

La primera celebración se realizó el 19 de marzo de 1911 en Europa, específicamente en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, y su conmemoración se ha ido extendiendo a otros países y continentes. Como indico arriba, en 1975 la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró ese año como el Año Internacional de la Mujer y en 1977 invitó a todos los estados a declarar, conforme a sus tradiciones históricas y costumbres nacionales, un Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional.

No ha sido fácil llegar, pero aquí estamos y estamos de pie. Por eso hoy quise que nos acompañara una gran mujer mexicana: Sor Juana Inés de la Cruz. Sor Juana nació en San Miguel de Nepantla, México, el 12 de noviembre de 1651 (algunos biógrafos dicen que en 1648, ¡dejara de ser mujer!). Falleció en la Ciudad de México el 17 de abril de 1695. Hoy la población donde nació se llama Nepantla de Sor Juana Inés de la Cruz. ¡Qué belleza!

Juana Inés, llamada también “La Décima Musa” o “El Fénix de México”, en la vida seglar se llamó Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana. De excepcional inteligencia, aprendió a leer a los 3 años; a los 8 escribió una loa y, después, casi por sí sola, aprendió latín. Fue tal la fama de su juicio, que a los 17 años en el palacio del virrey se le sometió a examen por 40 profesores de la Universidad, a quienes
07 Marzo 2019 04:36:00
Querida tatuada rechazada
Hace poco fracasé en un pequeño negocio que tuve y me vi en la necesidad de cerrarlo. En parte fue un descanso, porque francamente no soy para tener negocio propio. Es una gran responsabilidad, y además tenía dos ayudantes y era un suplicio cuando no completaba para pagarles sus sueldos.

Comencé a buscar trabajo, pero me han rechazado en tres lugares porque tengo un tatuaje en el cuello y traigo un arete en la lengua. Me han dicho que no emplean por eso, a pesar de que sería la persona que serviría perfectamente para el puesto que está vacante, que es el de recepcionista. Ana, soy una mujer moderna y el que traiga tatuajes no creo que me haga indeseable. Muchos los traen.

¿No cree usted que es injusto que no ocupen personal que traiga tatuajes o perforaciones en su cuerpo? A mí sí me lo parece y eso, además de la necesidad que tengo del trabajo, me tiene muy deprimida. ¿Qué piensa usted de esto? Me gustaría mucho su opinión y la agradeceré.

TATUADA RECHAZADA

QUERIDA TATUADA RECHAZADA:

Lamento mucho que no puedas conseguir trabajo. Sin embargo, esas “reglas” que te han impedido conseguir el empleo que necesitas, están vigentes en muchos negocios y empresas.

Igual que tus tatuajes reflejan tu estilo personal, los empleados del dueño de un negocio reflejan los de él. Nos guste a todos o no, los clientes juzgan el negocio por la apariencia y el comportamiento de los empleados que están al frente, especialmente una recepcionista, que es la primera persona con quien la gente se encuentra en un negocio o empresa. Tiene sentido que un patrón contratará a quienes se presenten a sí mismos de una manera compatible con la imagen que el dueño o directivos del negocio quieren proyectar.

Estoy de acuerdo en que seas moderna y en comprender que tienes derecho de perforar cualquier parte de tu cuerpo y tatuarte también, pero si no puedes soportar el latigazo en la espalda, no culpes a otros. La decisión fue tuya.

Te aseguro que en una entrevista de trabajo, si te presentas con pantaloncillos cortos (shorts), ropa transparente, pantalones rotos (que tanto se usan actualmente), camisetas y ropa interior visible, no tendrás muchas posibilidades de conseguir el empleo. Los empleadores tienen la idea de que cuando emplean a una persona cuyo comportamiento o apariencia son “extraños”, van a tener problemas con ese empleado. ¿Injusto? Tal vez, pero es una manera de pensar muy generalizada. Lo lamento y te deseo lo mejor.

Seguramente encontrarás a quien no le importe que estés tatuada y traigas un arete en la lengua, o su negocio sea compatible con ese estilo.

ANA
06 Marzo 2019 03:39:00
Querida observada
Trabajo de mesera en un restaurante que no es elegante, pero que tiene mucha clientela. Hay un grupo de hombres que se junta todos los viernes y van al restaurante y piden muchas bebidas. Siempre me dan muy buenas propinas. Algunos coquetean conmigo y yo lo permito, sin llegar jamás a tocarme ni mucho menos, solamente sonrisas o palabras amables. Mantengo las cosas estrictamente de “negocios”. Las propinas de ese día compensan lo ligero de otros días. Ser amigable es parte de mi trabajo, pero todo es totalmente correcto.

Hace tres meses me casé y mi esposo insiste en ir al restaurante, parece que piensa que hago algo que no es correcto. La mayor parte del tiempo no me importa gran cosa, pero los viernes es cuando gano más propinas y me siento incómoda siendo amigable con esos señores y ellos me evitan como al veneno cuando se enteran de que mi esposo está observándome. Le juro que todo es inocente y correcto. ¿Habrá manera de decirle a mi esposo, sin lastimarlo, que no vaya al restaurante o que solamente me recoja a la salida? Gracias mil.

OBSERVADA

QUERIDA OBSERVADA:

Tu esposo debiera buscar qué hacer cuando tú estás trabajando. Ser amigable con la clientela es parte de tu trabajo y si él no entiende eso es una torpeza, porque la confianza está por encima de todo. Él debe confiar en ti, eres digna de ello. Llévale esta columna para que la lea. Necesita recibir el mensaje. Si no lo hiciera, llega más allá y solicita a tu jefe que hable con él y le diga que no está permitido que familiares de los empleados permanezcan en el restaurante si no van a consumir. No podrá pasar horas haciéndolo. Deseo de verdad que tu problema se solucione pronto.

ANA
05 Marzo 2019 03:33:00
Querida Asaltada
Actualmente tengo 43 años y 18 de casada. Estoy dedicada en cuerpo y alma a mis hijos y a mi esposo. Al bienestar de mi familia. Pertenezco a la sociedad de padres de familia de la escuela de mis hijas, las llevo y traigo tanto de la escuela como de las clases que toman afuera de la misma, así como con sus amigas. Juego en un equipo de softbol, voy al gimnasio tres veces por semana y trabajo también tres veces por semana en una tienda que tienen mis suegros.

Mi hija mayor, que está en preparatoria, llegó a la tienda de mis suegros el jueves pasado para irse conmigo a casa. Poco después que ella llegó, entró un hombre que se veía nervioso. Preguntó el precio de algunos artículos y luego, sosteniendo lo que él dijo era una arma en su bolsillo, exigió que le diera el dinero de la registradora. Si yo hubiera estado sola hubiera hecho algo como arrojarle algo o salir corriendo de la tienda, pero no quise correr riesgos con mi hija. Abrí la caja y le di todo el dinero que había. Le dije que tomara lo que quisiera y por favor se fuera.

Pero no fue todo. Después de tomar el dinero, nos ordenó que nos metiéramos en el baño, nos dijo que nos acostáramos en el suelo boca abajo, nos ató las manos y los pies con una cinta, nos amordazó y se fue. Tanto mi hija como yo hicimos grandes esfuerzos por zafarnos de las ataduras, pero no pudimos hacerlo. Pasó más de una hora antes de que un cliente entrara, nos oyó gemir y nos encontró en el baño. Inmediatamente nos desató y nos quitó la mordaza, llamó a la policía y… pero esa es otra historia.

Difícilmente pude creer lo que ocurrió después. Precisamente con mi hija. Cuando estuvimos desamarradas y antes de que llegara la policía, ella no estaba traumada, estaba furiosa conmigo. Literalmente me gritó: “¡Mamá, ¿por qué permitiste que nos amarrara? ¡Tú vas al gimnasio y haces mucho deporte!”. Debe haber pensado (y creo que aún lo piensa) que debí hacer movimientos de defensa, karate o algo así. Pienso que actué correctamente, pero de todas formas me siento culpable porque mi hija está desilusionada de su madre, que permitió que ese individuo nos amarrara sin presentar resistencia. Eso me inquieta. ¿Crees que podré recuperar la confianza que mi hija tenía en mí? ¿Cómo lo logro?

ASALTADA

QUERIDA ASALTADA:

Actuaste de la manera correcta y apropiada. La vida real no es una película de artes marciales donde las heroínas trepan por la pared y usando los conocimientos de kung fu se defienden y someten al enemigo. Si hubieras tratado de golpear al ladrón, una o ambas no estarían vivas el día de hoy. Dices que el individuo sostenía una arma en su bolsillo. Pudo ser verdad y seguramente la hubiera usado. Quien se arriesga a hacer lo que él hizo, va por todo y ese todo es usar las armas que traen consigo. Concluiste demasiado rápido que tu hija no se sintió traumada. Ella te culpa por lo que califica falta de iniciativa o valor para defenderse y defenderla, pero por lo sucedido ella se sintió impotente y humillada. Ambas podrían sentirse beneficiadas y mejorarían esa tensión postraumática si acuden a terapia sicológica. De esa manera, lo que sucedió, será puesto en la perspectiva apropiada. Me alegra mucho y muy sinceramente que el asalto terminara de manera “feliz”, ya que ninguna salió lastimada físicamente. Cuídense.

ANA
02 Marzo 2019 03:30:00
Querida Soleada
Me encanta tomar sol amiga. Cuando voy a la playa —y cada vacación que tomo agarro el camino de alguna playa—, me gusta asolearme lo más que puedo (desde luego que siempre uso bloqueadores). Y cuando estoy en casa, tomo sol todos los sábados y domingos (cuando hay soy) en el jardín. Me pongo un traje de baño y me tiendo en el pasto una hora o tres cuartos de hora porque el sol de aquí es muy picante.

Mi mamá me dice que el sol hace daño en la piel y que también como soy muy blanca, me voy a arrugar muy pronto con tanto sol. Ahora tengo 23 años y no he notado nada. Si el sol fuera malo no habría tanta gente que se asoleara, es lo que le digo a mi mamá, pero quisiera la opinión tuya. Gracias de corazón.

SOLEADA


QUERIDA SOLEADA:

En una revista de Medicina leí que un médico, profesor de dermatología del Centro Médico Monte Sinaí de Nueva York, dice que hasta 90% del daño que sufre la piel y otras señales de envejecimiento, como las arrugas, se deben a los rayos solares. Indica ese médico que el sol puede hacer la diferencia en la apariencia, es decir, en lo vieja que se vea una persona, que se puede ver hasta 20 años más avejentada, por el daño que le causa prematuramente el sol.

Añade el galeno que basta comparar la piel de la mano o de la mejilla con la del pecho o del abdomen, a donde no llegan los rayos solares por la ropa, y entonces se puede comprobar el daño que estos hacen. El envejecimiento, los vasos sanguíneos rotos, la resequedad y el color lívido, son algunos de los síntomas de la piel dañada por el sol. Lo mejor es evitar la exposición al sol, antes que buscar protectores solares. Para la piel dañada por el sol, ese médico recomienda la crema Retin-A, ya que estimula el crecimiento de los fibroblastos, que producen colágeno y elastina. Como ves, tu madre tiene razón. Escucha sus consejos.

ANA
01 Marzo 2019 03:37:00
Querida Bouquet
Quiero preguntarte si sabes qué es bueno para conservar bien la ropa de lana para que no se pique y que no sean las bolitas de alcanfor. En invierno no hay problema, pero en el verano hay que guardar esa ropa y en el invierno pasado, cuando saqué mis chamarras, encontré algunos agujeritos en tres de ellas y en un vestido.

¿Qué se puede hacer? Si acaso sabes, por favor infórmame para hacerlo. Muchas gracias y un abrazo.

BOUQUET

QUERIDA BOUQUET:

¿Recuerdas aquellos cofres de madera de las abuelitas? Generalmente estaban hechos con madera de cedro, que mantiene alejados a los insectos. Un mueble hecho de madera de cedro actualmente es muy costoso, pero te voy a sugerir lo que puedes hacer si no tienes uno. En el ropero o en el clóset puedes poner pequeños trocitos o lajitas de madera de cedro que es posible comprar en alguna maderería que venda ese tipo de madera.

También puedes solicitar que te vendan o quizá hasta te regalen, serrín de cedro que cae de la sierra cuando cortan esa madera y ponerla en bolsitas de seda, organdí o de organza (ahora las venden en las mercerías) y ponerlas en el fondo de los cajones o arriba de los suéteres.

Mi madre me heredó un mueble tipo “chiffonier” hecho de cedro y allí guardo los manteles que ella tejió y uno de lino que compré, además de piezas bordadas y tejidas que también hizo y que tienen un valor inestimable para mí. Se conservan en perfecto estado y se ven como nuevos.

Creo que mi sugerencia puede ser de utilidad para ti. Saludos afectuosos.

ANA
28 Febrero 2019 03:33:00
Queria anónima
Quiero felicitarla por su columna, que siempre leo pues considero que usted es una excelente consejera. Jamás creí que le escribiría, pero aquí estoy. Soy una mujer soltera, de 19 años. No he tenido muchos novios, pues he tratado siempre de elegir correctamente a la persona con quien quiero pasar el resto de mi vida. Con el último que tuve una relación, perdí mi virginidad. Él tampoco tenía experiencia y con el tiempo la relación se fue deteriorando por diversas razones (que no tuvieron que ver con nuestra vida sexual) y decidí que era mejor terminar con él.

Ahora mi situación es la siguiente. Hace unos meses comencé a salir con un muchacho muy bueno que conozco desde hace muchos años, se porta muy lindo conmigo, me cuida, me consiente mucho, me ama y me respeta. Estudia y trabaja para mantenerse y apoyar a su familia. Estoy segura que he encontrado a una gran persona.

No he tenido intimidad con él, pues considero que aún no es el momento. Él nunca me ha presionado, siempre me ha dicho que cuando yo esté lista y que jamás me obligaría a hacer algo que yo no quisiera. El problema es que él es nueve años mayor que yo y sé que ha tenido mucha más experiencia que yo en su vida sexual. Pero yo simplemente no puedo evitar imaginarme el largo número de mujeres que han pasado por su vida o todo lo que ha hecho. Me pone muy mal pensar en eso, tanto que no sé si sea buena idea seguir con él.

Le pido su consejo. ¿Debería yo dejarme llevar por eso o simplemente es mejor olvidarlo? De antemano le agradezco su ayuda.

ANÓNIMA

QUERIDA ANóNIMA:

Mira jovencita: es difícil que vuelvas a encontrar a un hombre como el que fue tu novio antes que el actual, sin experiencia sexual. Sin embargo, debes pensar en lo que voy a decirte, no solamente en este tema, sino en muchos otros de la vida diaria: “Lo que no fue en tu año, no fue en tu daño”. Haz a un lado esos pensamientos que te inquietan, lleva un noviazgo feliz y honrado y sé feliz.

ANA
27 Febrero 2019 03:36:00
Querido J.J.M.
Soy un hombre de 42 años con dos hijos pequeños, la niña mayor tiene 8 años y el niño 7. Mi esposa falleció hace cuatro años y está sepultada en un panteón muy bonito. Hace poco más de un año conocí a una mujer encantadora que me gustó desde el primer momento. Ella también es viuda sin hijos. Su esposo está sepultado en un panteón más lejano que donde está mi esposa. Comenzamos a salir y nos enamoramos pronto uno del otro y ya hemos planeado casarnos dentro de un año. Quiero mucho a mi prometida y espero pasar con ella el resto de mi vida. Cuando les comuniqué a los parientes de mi primera esposa que tenía novia, no se sintieron muy felices, pero poco a poco fueron asimilando la situación y como mi novia es una mujer maravillosa, ya la aceptaron y pudiera decir que hasta la quieren, porque ella adora a mis hijos y ellos a ella y se sienten felices juntos.

Hemos hablado de que cuando fallezcamos queremos ser enterrados juntos. Mi esposa está sepultada, como le digo en un panteón muy bonito y muy especial, las tumbas son para una sola persona y yo había comprado otra propiedad junto a la de ella, pero también quisiera estar cerca de mi futura esposa. Comenté algo de esto con los parientes de mi primera esposa y ellos dijeron que no quieren que ella esté sepultada cerca de alguien desconocido, pues les dije que mi prometida también quiere estar cerca de mí, pero también de su primer esposo que fue muy buen hombre. Mis suegros dicen que debo ser enterrado enseguida de la mujer que dio a luz a mis hijos y que sería un “pecado” sacar su cuerpo para llevarlo a otro panteón. A ninguno de los dos nos parece la idea de la incineración. ¿Qué puedo hacer Ana? Le ruego su consejo en este dilema para llegar a una sensata conclusión que sea aceptada por todos. Muchas gracias.

J. J. M.

QUERIDO J. J. M.:

Qué extraño que en esta etapa de su vida, donde sólo hay felicidad, estén pensando en el día que mueran. En fin. Cada cabeza es un mundo. Le sugiero que trate de comprar otros dos terrenos contiguos a los que ya tiene y donde está su difunta esposa y deje los dos de en medio para usted y su futura esposa y el de la orilla para el difunto esposo de ella. De esa manera su difunta esposa estará junto a usted y no de un o una desconocida, y sus suegros no se sentirán molestos. Si no consiguiera los lotes adicionales que necesita junto a los que ya posee, trate de encontrar cuatro espacios en el mismo panteón donde esta sepultada su esposa. Su familia seguramente lo apreciará. Si esto parece como jugar a las sillas, por favor perdóneme.

Y no quiero parecer macabra, pero ¿y sus hijos? ¿Y los que pueda tener con su futura esposa? Mejor cambie de panteón y vaya a otro donde las tumbas tengan varios espacios. Una para usted, su primera esposa y los hijos de ambos. Y otra para su prometida, el esposo de ella y tal vez los hijos de ustedes dos. ¡Qué enredo, por Dios! Ya ni sé si me expresé bien. Discúlpeme.

ANA
26 Febrero 2019 03:26:00
Querido pobre digno
He estado casado con mi esposa durante 32 años, pero no me di cuenta cabal hasta hace poco del enorme egoísmo que encierra su corazón. Tenemos tres hijos ya casados. Dos viven en otra ciudad y una hija vive aquí. Son muchachos buenos, responsables y trabajadores. Les ha ido bien a todos. Gracias a Dios.
Yo
he perdido mi trabajo varias veces durante los últimos tres años y ahora estoy al final de mi línea de crédito. Mi esposa, por su parte, tiene un trabajo muy bien remunerado, pero se niega a apoyarme económicamente, a pesar de que puede hacerlo perfectamente. Dice que no tiene ninguna intención de “mantenerme”. Y no se trata de eso, simplemente a veces he necesitado un empujón y, como le digo, se ha negado a dármelo.

Ana, yo la he mantenido durante casi 30 años y lo he hecho muy bien, nunca le faltó nada ni a ella ni a mis hijos. Y no solamente eso, le he dado muchos regalos costosos para sus cumpleaños, navidades y aniversarios. Ella, para mis cumpleaños, toda la vida me ha regalado corbatas baratas. Amo a mi esposa de todas formas. Después de todo es la madre de mis hijos y hemos compartido la vida por muchos años. Sin embargo, no sé si quiero pasar los últimos años de mi vida con una mujer que es tan tacaña y poco generosa. Yo pensaba que el matrimonio era una sociedad, pero parece que mi esposa piensa diferente.

¿Me puede dar un consejo por favor? Gracias de verdad.

POBRE PERO DIGNO


QUERIDO POBRE PERO DIGNO:

Es bastante extraño que su esposa esté tan negada y poco dispuesta a apoyarlo. ¿Ha manejado usted mal su dinero? ¿Ha estado sin trabajo tan seguido que ella se siente insegura? Usted necesita conseguir un trabajo, de cualquier tipo, y entre más pronto, mejor. Sugiero así mismo la terapia unida. Tengo la idea de que su esposa tiene grandes quejas y usted necesita averiguar cuáles son. No pierda el tiempo. Su matrimonio está en riesgo y necesita atención. Así lo veo yo.

ANA
25 Febrero 2019 03:30:00
Querida Sin Golpes
Mi segundo hijo nacerá el mes próximo Dios mediante. Mi primera niña tiene 3 años y medio. Soy hija única, mi papá murió hace seis años y mi mamá gracias a Dios todavía vive. Ella vive en otra ciudad, como a 400 kilómetros de aquí, pero ya me dijo que viene a estar conmigo para cuando dé a luz.

Cuando mi hijita tenía 5 meses, mi mamá recibió una invitación de una amiga suya que es asiática y vive en un país asiático, para que fuera a pasar con ella unos meses. Mi mamá aceptó y se fue y vivió allá, no solamente unos meses, sino poco más de dos años. Ella y su amiga (también viuda) siempre se llevaron muy bien. La señora vivió en México bastantes años en compañía de su esposo y sus dos hijos, ya que él trabajaba con una empresa extranjera que lo mandó a México y vivieron muy próximos a la casa de mi mamá, y como se veían mucho, hicieron muy buena amistad. La amiga le ha insistido en que vuelva a acompañarla y mi mamá está animada a irse de nuevo porque dice que fue muy feliz allá, que le gustaron mucho las costumbres y que las ciudades son muy hermosas y el campo también, dice que sólo espera que nazca mi bebé para hacer sus maletas e irse. Ella siempre ha sido muy independiente. Yo lamento que mi mamá esté tan lejos, pero si ella es feliz, yo también lo soy, aunque la extrañe.

Estoy muy contenta porque mi mamá estará conmigo cuando nazca mi bebé, pero estoy algo preocupada por la manera como ella ha adoptado costumbres de por allá. Cuando ha venido a visitarnos me di cuenta de que cree que las nalgadas y las bofetadas son la manera de hacer disciplina con los niños. Un día, cuando estaba aquí, le dio una bofetada a mi hija, molesta le dije que no es la manera como nosotros disciplinamos a nuestra hija, que una bofetada puede dañar el tímpano del oído y causar sordera. Me dijo que allá donde ella estuvo lo hacen siempre los papás y los hijos son muy obedientes y no les pasa nada en el oído ni les dañan las nalgadas.

Estuve hablando con ella hace dos días para ponernos de acuerdo de su viaje hacia acá y de su estancia y en eso comenzó la niña a llorar porque estaba cansada. Le dije a mi mamá que la volvería a llamar una vez que acostara a la niña y se durmiera. Mi mamá me dijo que le diera una bofetada para calmarla. Yo me siento muy mal con eso.

Mi esposo y yo no queremos que mi mamá le dé nalgadas o bofetadas a mi hija cuando esté con nosotros o cuando yo esté en el hospital y ni pueda ver qué hace en casa con mi hija, si es que llorara o se pusiera necia. Por favor dígame qué puedo hacer. ¿Cómo le hago ver a mi mamá que no se golpea a los niños? Muchas gracias por su ayuda.

SIN GOLPES QUERIDA SIN GOLPES:

Dile a tu mamá que para ustedes la manera más efectiva para corregir a los hijos es hablar con ellos. Que el castigo corporal no solo destruye la autoestima y la confianza de un niño, sino que también refuerza la idea de que la fuerza corrige. Darle golpes a un niño cuando se comporta mal significa que el adulto ha “reaccionado”, en lugar de utilizar la situación como una oportunidad para enseñar un comportamiento más apropiado. Los niños aprenden mejor en una atmósfera de cooperación, a través de la enseñanza, discusión y observar a los adultos que manifiestan un comportamiento responsable y cariñoso.

Cuando tu madre llegue, tú y tu esposo debieran aclararle que no tolerarán que le pegue a la niña. Explíquenle que quieren que su hija quiera a su abuelita y que no tema su llegada ni sus visitas. Si la niña llegara a portarse mal, aclárenle que tú y tu esposo manejarán la disciplina y luego enséñenle cómo lo hacen. Contrario a la creencia popular, se pueden enseñar nuevos trucos a un perro viejo. Quizás tu madre aprenda del ejemplo de ustedes. Si no sucediera eso, no la dejen sola con su nieta. Felicitaciones por su nuevo bebé, y espero que llegue con felicidad.

ANA
23 Febrero 2019 03:00:00
Querida Meno
Estoy en la edad de la menopausia. Tengo 49 años y recién comienza en mí esa etapa de mi vida.

Me han dicho muchas cosas mis amigas, parientes y conocidas cerca de esto que me sucede. Muchas de esas opiniones me han llenado la cabeza. A veces siento miedo, en ratos me tranquilizo y a veces ya mejor no le doy vueltas. No me he sentido mal y lo que voy a hacer es visitar al doctor a la mayor brevedad. Tengo bochornos y algunos cambios de humor.

¿Será cierto todo lo que dicen de la menopausia? Creo que a cada mujer puede irle de distinta manera. ¿Usted qué cree?

Reciba un saludo y me gustaría su opinión. Gracias por su ayuda.

Meno

Querida Meno:


Tienes razón cuando piensas que a cada mujer puede irle de distinta manera. Nuestros organismos son diferentes y eso hace la diferencia en los síntomas. Y no todo lo que te han dicho acerca de la menopausia puede ser cierto. Y te recomiendo que cuanto antes vayas a una consulta con el ginecólogo.

La mayoría de las mujeres no sabemos al principio cómo decidir si debemos tomar la terapia de reemplazo de estrógeno una vez que llega la menopausia. Es decir, no debemos tomar decisiones sin estar debidamente informadas. A la mujer se le ofrece esa opción, pero ella debe estar muy consciente de las ventajas y desventajas, y la decisión debe ser completamente personal. El médico mencionará esas ventajas y esas desventajas, pero su influencia no estará por encima de la decisión personal y esa decisión será de trascendencia.

El conocimiento libera y todos debemos ser consumidores informados de la medicina. Todo tratamiento puede tener riesgos y beneficios a la vez. Somos nosotros quienes debemos pesar eso y aceptar o rechazar. El ginecólogo te ayudará en una acertada información y decisión. Suerte.


22 Febrero 2019 03:47:00
Querida relaciones peligrosas
Mi papá falleció hace cinco años. Mi mamá tenía entonces 55 años. Ella es una mujer bastante guapa, viste muy bien, es inteligente, agradable, tiene una conversación interesante y divertida, es bastante culta, todo eso influyó para que dos años después de morir mi papá, ella comenzara a salir con algunos señores. Nunca ha salido con hombres casados, solamente divorciados o solteros o viudos como ella. A pesar de que ha tenido esos novios o amigos, nunca la he visto tan entusiasmada como hace dos meses con un hombre que conoció en una fiesta de cumpleaños de una amiga suya.

Ya lo conocimos porque ella lo invitó a su casa y nos invitó a nosotros.

Es un hombre como de 60 años, es divorciado con tres hijos. Su familia vive en Estados Unidos, pero él tiene negocios acá y vive en México. Es agradable, bien parecido, parece inteligente y preparado; es ingeniero.

Trae un carro muy bueno y viste muy bien. Todo eso que le digo de la personalidad de este hombre son apreciaciones mías y los datos de su vida fueron los que él nos dijo.

Hace una semana me dijo mi mamá que ese hombre la invitó a hacer un viaje en crucero por el Caribe, van a compartir el camarote y yo estoy muy preocupada porque no lo conocemos, solamente lo que él dice.

Le dije a mi mamá de mi preocupación, pero dice que no tengo razón para ello. Ella no está siendo racional en estos días y no he podido convencerla de que espere para hacer eso hasta que lo conozca mejor.

Mi mamá se ve feliz al lado de ese hombre, dice que es maravilloso y le brillan los ojos de felicidad. Me ha dicho que sería maravilloso que pudiera ser “novia” otra vez.

¿Qué puedo hacer para salvar a mi mamá de un hombre desconocido? Le agradeceré su ayuda.

RELACIONES PELIGROSAS

QUERIDA RELACIONES PELIGROSAS:

Francamente dudo que puedas “salvar” a tu madre de lo que percibes como un paso peligroso. Y por otra parte, el hombre podría resultar ser esa persona maravillosa que tu madre ha visto en él.

Es obvio que no confías en él y tienes razón, no lo conocen. Actualmente para personas que puedan manejar bien una computadora, o un investigador privado, buscar sus “pecados” no será difícil, pero contempla la posibilidad de que los resultados no le importarán a tu madre. Si eso sucediera, lo único que pudieras hacer es cruzar los dedos y ponerte a rezar. Yo también lo haré contigo.

ANA
21 Febrero 2019 03:43:00
Querida necesito consejo
Mis dos hijos, que todavía son menores y yo, vamos siempre en el verano a pasar una semana en la playa. Mi esposo compró un tiempo compartido hace varios años. Él por su trabajo casi nunca puede acompañarnos y entonces siempre invito a mi mamá, pero el año pasado, como rentamos el departamento, tuvimos que ir hasta principios de enero y tuvimos la suerte de que el clima estuvo muy bueno. Y como mi mamá en ese tiempo no pudo acompañarnos, invité a mi suegra. Y siento que cometí un error. Compartí la habitación con ella y ronca tanto y tan fuerte, que no pude dormir.

No dije nada hasta que regresábamos, pero lo hice con tacto, sin embargo ella se puso furiosa y dijo que yo mentía. Mi hija de 8 años le dijo: “Es verdad, abuelita, roncas muy fuerte, nosotros lo oíamos hasta nuestra recámara”. Entonces mi suegra se enojó hasta con ella y dijo que exagerábamos diciendo que sus ronquidos son muy fuertes solamente para hacerla sentir mal y no volver a invitarla. Al llegar a casa le dije a mi esposo del incidente y fue a hablar con ella, pero está tan enojada que no ha vuelto a hablar conmigo. Yo no le he llamado ni he ido a verla porque temo lo que vaya a decirme. ¿Qué debo hacer? Gracias por su ayuda.

NECESITO CONSEJO

QUERIDA NECESITO CONSEJO:

Haz “de tripas corazón” y discúlpate con tu suegra por “haber exagerado”, aunque las palabras se te atoren en la garganta y si te dice algo duro, aguanta callada. Recuerda que ella es la madre de tu esposo y haz esto por él. Y no vuelvas a compartir una habitación con ella.

ANA
20 Febrero 2019 03:49:00
Querida Blue
Repentinamente mi padre, que tiene 84 años y siempre fue un hombre cordial, educado, trabajador, inteligente, razonable y considerado, entre otras virtudes, ha tenido un cambio muy grande y triste. Hace poco comenzó a acusar a mi mamá de serle infiel. ¡Ella tiene 80 años! Al principio ella se sintió muy ofendida y enojada, pero luego él comenzó a hacer otras cosas raras y nos dimos cuenta de que algo estaba pasando. Lo llevamos con su médico, quien ordenó algunos exámenes y cuando los tuvo en su mano, canalizó a mi papá con un neurólogo. Mi papá tiene ya claros signos de deterioro cognoscitivo. Estos signos son por lo regular causados por demencia, alguna enfermedad no diagnosticada o son el resultado de una lesión en la cabeza, una caída o el uso impropio de medicamentos.

Mi mamá y yo decidimos pasarle a usted datos que consideramos importantes para sus lectores, para que si tienen algún ser querido con los siguientes síntomas, acudan al médico para que el problema no avance sin control o quizás teniendo alguna mejoría. Mi papá ya tiene tratamiento y es nuestra esperanza con él.

Por favor tomen nota de lo siguiente si su ser querido o algún conocido:

1.- Se vuelve verbal o físicamente abusivo o hace acusaciones y peticiones irracionales.

2.- Aumenta o pierde una notable cantidad de peso.

3.- Ya no goza un pasatiempo favorito o inventa malas excusas por su inhabilidad para participar.

4.- Tiene una mayor dificultad para usar el teléfono o ya no puede reprogramar un aparato eléctrico después de una interrupción de luz.

5.- Pierde habilidades para cocinar o deja vasijas sin atender sobre la estufa con fuego encendido.

6.- Permite que la higiene personal o los estándares de modestia anteriores salgan por la ventana.

7.- No entiende algún escrito y constantemente pide a otros que le lean la correspondencia o el periódico.

8.- Gasta dinero en cosas que no necesita o artículos para los cuales no tiene uso.

9.- Se convierte en víctima de estafas o estafadores sin escrúpulos.

10.- Comienza a entregar los billetes a los vendedores o cajeros, pidiendo que “tomen lo necesario” porque ya no puede contar el dinero.
En muchos casos, el ser querido se da cuenta de sus pocas habilidades, pero trata de ocultarlo. Algunas veces será necesario acompañar al ser querido a la consulta para poner al doctor en alerta para la valoración apropiada.

Espero que esta información pueda serle de ayuda a sus lectores, aunque deseo sinceramente que no haya necesidad de ello. Saludos.

BLUE


QUERIDA BLUE:

Gracias por tu carta sobre el deterioro cognoscitivo. Es de gran utilidad tener esos conocimientos, pero también espero, igual que tú, que nadie de mis lectores la necesite.

ANA
19 Febrero 2019 03:30:00
Querida Citadina
Soy una mujer viuda y tengo una hija de 15 años. Es la hija que toda madre y padre sueñan tener. Es respetuosa, cariñosa, se porta bien, es excelente estudiante. Pero… a pesar de todas sus virtudes no gusta mucho de hacer quehaceres de la casa. Y mi dilema es que como estudia mucho y es tan buena muchachita, si estaría bien que le pagara por hacer las tareas domésticas, como me ha sugerido una amiga, aunque lo poco que hace no lo hace bien. Nunca la ha motivado el dinero para portarse bien o sacar buenas calificaciones, pero sí pide cosas todo el tiempo, también dinero para ir a cenar con amigas los viernes o algún fin de semana.

Le dije hace días que si hace bien sus tareas domésticas la recompensaré con algo de dinero para que lo gaste en lo que ella quiera. Es tan buena niña que siento que merece ser recompensada, pero también quiero que aprenda que debe hacer un buen trabajo si quiere que le sea bien retribuido. Así será cuando crezca y tenga un trabajo.

Apreciaría cualquier consejo que pudiera darme.

CITADINA

QUERIDA CITADINA:

Los hijos deben aprender el valor que tiene el hacer y hacer bien los deberes domésticos, especialmente si no se cuenta con ayuda externa. Es muy cierto el refrán que dice: “Un trabajo que vale la pena hacer, vale la pena hacerlo”. Y una premisa de la calidad es hacer bien las cosas desde la primera vez. Además, ya que tú la estás motivando con recompensarla, ahora pídele que lo haga bien. Y eso no debe ser motivo para que ella disminuya su atención a sus deberes escolares.

ANA
18 Febrero 2019 04:00:00
Querido endeudado
Estoy metido en muchos problemas. No sé si decir que afortunadamente son problemas económicos. Tengo buena salud, soy soltero, tengo un empleo que, aunque no está excelentemente remunerado, me da para vivir sencillamente. Sin embargo, últimamente me ha dado por pedirle prestado a varios amigos, a parientes y a mi madre. Yo vivo en un departamento aparte de mis padres, pago renta no muy costosa, pero me salgo a diversiones algo costosas y salgo a veces a beber con mis amigos y eso cuesta bastante.

Esas deudas me están ahogando emocionalmente. Algunos amigos me cobran, mis parientes y mi madre no, pero algunos de los otros no dejan de buscarme día a día.

Quisiera pedir un préstamo en un banco para liquidar todos los préstamos, pero no me decido, porque me dicen que es peor por los altos intereses y que me voy a endeudar para toda la vida con el banco. Si voy con algún prestamista va a ser peor.

Necesito salir de esta bronca, pero ¿cómo? Si puede ayudarme con un consejo, se lo voy a agradecer mucho.

Endeudado

Querido endeudado :

Nadie te ayudó a meterte en esos problemas, tú solito lo hiciste por querer vivir una vida que aún no tienes posibilidad de sostener, y seguramente no saldrás de ellos en uno o dos meses, tal vez ni en un año, así que más vale que te tranquilices.

Por lo pronto y después de hacerte el propósito de pensar bien el asunto, habla con tus acreedores y diles que les ruegas que te esperen, que vas a pagarles hasta el último centavo, pero que te tengan un poco de paciencia.

Y en el propósito de arreglar tu problema, está el de cambiar de vida. Seguramente te van a extrañar en el bar o en los restaurantes o en las tiendas de ropa y en las reuniones con amigos, pero la única solución es que dejes de gastar dinero de inmediato y vivas una vida sencilla y austera.

Haz un presupuesto que incluya diversiones que te satisfagan pero que no cuesten. Si tienes novia, inclúyela en las diversiones que no cuestan o cuestan poco. Ve o vean juntos la televisión, los juegos de beisbol o futbol; contrata un servicio de telefonía con internet (si no tienes ya) y puedes inscribirte en Netflix, cuya cuota es baja y tienes muchísimas opciones para entretenerte en tus ratos libres. Si ella no soportara esa situación, más vale que te quedes sin novia. Una mujer que no es capaz de entender la situación de un hombre sin dinero, nunca será una buena esposa.

Que no quede todo en propósito, porque si no sales de tus problemas económicos, ni esa muchacha ni ninguna van a aguantarte.

Buena suerte.
16 Febrero 2019 03:36:00
Querida independiente
Tengo 39 años. Soy una mujer que nunca me he casado, aunque he tenido varios novios. Soy profesionista, tengo un excelente empleo que me permita vivir muy holgadamente y me ha permitido viajar, tener mi casa propia y bien equipada, automóvil del año, buena ropa. En fin, he vivido muy bien. Mis padres ya no viven y aunque tengo dos hermanos varones, no nos vemos con frecuencia.

Siempre he sido muy independiente. Soy bastante atractiva todavía, a pesar de mis años, ya que me he mantenido saludable con buena alimentación y ejercicio diario. Me gusta arreglarme bien.

Hace poco más de un año conocí a un hombre muy interesante. Comenzamos a salir y llegamos al acuerdo de que me iría a vivir con él a su casa. Él tiene 41 años. Es divorciado pero sin hijos, es profesionista y tiene buenos ingresos. Es educado, culto y agradable. Ninguno de los dos necesitamos el uno del otro económicamente.

Nos llevamos bien, pero estoy convencida de que cometí un error al venir a vivir con él. Lo quiero, pero necesito mi propio espacio. Pero cuando le dije que quería irme a mi casa, me dijo que si me voy se termina la relación. No quiero perderlo, pero sencillamente no puedo vivir con otra persona y no tengo ninguna intención de casarme con él y él lo sabe. ¿Qué puedo hacer para irme sin terminar esta relación? Gracias por ayudarme.

INDEPENDIENTE


QUERIDA INDEPENDIENTE:

Si tu novio habla en serio acerca de terminar la relación si te vas de su casa, creo que es mejor considerarlo “perdido” y seguir adelante. Eres una mujer fuerte y tu misma independencia te ayudará a continuar sin traumas con tu vida si la relación termina. Con tu manera de ser independiente siempre has actuado por cuenta propia, en vez de entregar a otros el control de tu vida. La independencia no tiene nada que ver con el hecho de tener pareja o no tenerla, puesto que una persona puede estar casada o vivir como pareja y aún así ser muy independiente, pero con esa amenaza, tu novio está coartando esa independencia que te ha caracterizado. Has tenido siempre las riendas de tu vida, y no has podido adaptarte a esa situación de pareja, quizás porque él de alguna manera la ha coartado, como al amenazarte con terminar la relación. Pero como las personas independientes tienen un elevado nivel de autoestima y se sienten seguras de sí mismas, sanarás pronto. Esto ha sido un aprendizaje que va a servirte mucho. Él no aprendió a comprenderte, no supo basar su amor por ti en la reciprocidad de dar y recibir. Si te separas de él vas a estar bien.

ANA
16 Febrero 2019 03:36:00
Querida independiente
Tengo 39 años. Soy una mujer que nunca me he casado, aunque he tenido varios novios. Soy profesionista, tengo un excelente empleo que me permita vivir muy holgadamente y me ha permitido viajar, tener mi casa propia y bien equipada, automóvil del año, buena ropa. En fin, he vivido muy bien. Mis padres ya no viven y aunque tengo dos hermanos varones, no nos vemos con frecuencia.

Siempre he sido muy independiente. Soy bastante atractiva todavía, a pesar de mis años, ya que me he mantenido saludable con buena alimentación y ejercicio diario. Me gusta arreglarme bien.

Hace poco más de un año conocí a un hombre muy interesante. Comenzamos a salir y llegamos al acuerdo de que me iría a vivir con él a su casa. Él tiene 41 años. Es divorciado pero sin hijos, es profesionista y tiene buenos ingresos. Es educado, culto y agradable. Ninguno de los dos necesitamos el uno del otro económicamente.

Nos llevamos bien, pero estoy convencida de que cometí un error al venir a vivir con él. Lo quiero, pero necesito mi propio espacio. Pero cuando le dije que quería irme a mi casa, me dijo que si me voy se termina la relación. No quiero perderlo, pero sencillamente no puedo vivir con otra persona y no tengo ninguna intención de casarme con él y él lo sabe. ¿Qué puedo hacer para irme sin terminar esta relación? Gracias por ayudarme.

INDEPENDIENTE


QUERIDA INDEPENDIENTE:

Si tu novio habla en serio acerca de terminar la relación si te vas de su casa, creo que es mejor considerarlo “perdido” y seguir adelante. Eres una mujer fuerte y tu misma independencia te ayudará a continuar sin traumas con tu vida si la relación termina. Con tu manera de ser independiente siempre has actuado por cuenta propia, en vez de entregar a otros el control de tu vida. La independencia no tiene nada que ver con el hecho de tener pareja o no tenerla, puesto que una persona puede estar casada o vivir como pareja y aún así ser muy independiente, pero con esa amenaza, tu novio está coartando esa independencia que te ha caracterizado. Has tenido siempre las riendas de tu vida, y no has podido adaptarte a esa situación de pareja, quizás porque él de alguna manera la ha coartado, como al amenazarte con terminar la relación. Pero como las personas independientes tienen un elevado nivel de autoestima y se sienten seguras de sí mismas, sanarás pronto. Esto ha sido un aprendizaje que va a servirte mucho. Él no aprendió a comprenderte, no supo basar su amor por ti en la reciprocidad de dar y recibir. Si te separas de él vas a estar bien.

ANA
16 Febrero 2019 03:36:00
Querida independiente
Tengo 39 años. Soy una mujer que nunca me he casado, aunque he tenido varios novios. Soy profesionista, tengo un excelente empleo que me permita vivir muy holgadamente y me ha permitido viajar, tener mi casa propia y bien equipada, automóvil del año, buena ropa. En fin, he vivido muy bien. Mis padres ya no viven y aunque tengo dos hermanos varones, no nos vemos con frecuencia.

Siempre he sido muy independiente. Soy bastante atractiva todavía, a pesar de mis años, ya que me he mantenido saludable con buena alimentación y ejercicio diario. Me gusta arreglarme bien.

Hace poco más de un año conocí a un hombre muy interesante. Comenzamos a salir y llegamos al acuerdo de que me iría a vivir con él a su casa. Él tiene 41 años. Es divorciado pero sin hijos, es profesionista y tiene buenos ingresos. Es educado, culto y agradable. Ninguno de los dos necesitamos el uno del otro económicamente.

Nos llevamos bien, pero estoy convencida de que cometí un error al venir a vivir con él. Lo quiero, pero necesito mi propio espacio. Pero cuando le dije que quería irme a mi casa, me dijo que si me voy se termina la relación. No quiero perderlo, pero sencillamente no puedo vivir con otra persona y no tengo ninguna intención de casarme con él y él lo sabe. ¿Qué puedo hacer para irme sin terminar esta relación? Gracias por ayudarme.

INDEPENDIENTE


QUERIDA INDEPENDIENTE:

Si tu novio habla en serio acerca de terminar la relación si te vas de su casa, creo que es mejor considerarlo “perdido” y seguir adelante. Eres una mujer fuerte y tu misma independencia te ayudará a continuar sin traumas con tu vida si la relación termina. Con tu manera de ser independiente siempre has actuado por cuenta propia, en vez de entregar a otros el control de tu vida. La independencia no tiene nada que ver con el hecho de tener pareja o no tenerla, puesto que una persona puede estar casada o vivir como pareja y aún así ser muy independiente, pero con esa amenaza, tu novio está coartando esa independencia que te ha caracterizado. Has tenido siempre las riendas de tu vida, y no has podido adaptarte a esa situación de pareja, quizás porque él de alguna manera la ha coartado, como al amenazarte con terminar la relación. Pero como las personas independientes tienen un elevado nivel de autoestima y se sienten seguras de sí mismas, sanarás pronto. Esto ha sido un aprendizaje que va a servirte mucho. Él no aprendió a comprenderte, no supo basar su amor por ti en la reciprocidad de dar y recibir. Si te separas de él vas a estar bien.

ANA
15 Febrero 2019 03:50:00
Querido Para comer y rascar
Tengo un problema que no es cuestión de discusión pública, pero constantemente quisiera tener mi espalda presionada contra la pared, contra un mueble o contra algo que presione. Se trata de lo siguiente: mi trasero me pica horrible y perennemente. Quisiera rascarme sin parar. ¿Qué me puede decir para deshacerme de este problema vergonzoso y tan molesto? Le pregunté a un médico viejo amigo mío y me dijo de un medicamento, pero no me alivio. Sé que no es doctora en medicina, pero ya no sé qué hacer. Soy un hombre de 75 años, retirado y viudo. Gracias por su atención.

PARA COMER Y RASCAR

QUERIDO PARA COMER Y RASCAR:

El trabajo es empezar. Y tiene razón de sentirse tan molesto. Debe ser terrible tener constantemente esa comezón o picazón. Y dice usted bien. No soy doctora en medicina, pero tengo un amigo que sí lo es y que me auxilia con preguntas cuya respuesta yo desconozco totalmente.

Le expuse su caso y me dijo lo siguiente: que su condición se llama “pruritus ani” y que no es un tema que viole el buen gusto, ni es raro, que se asombraría del número de “rascadores” que existen.

Dice que estas son algunas de las causas probables que ocasionan esta picazón. Las hemorroides, infecciones fungosas u otras, filtración de heces, humedad excesiva, obesidad, psoriasis y parásitos intestinales. Y que son sólo unas cuantas de las posibles causas. Pero que la única ruta segura es un diagnóstico seguro, que puede obtener de parte de su doctor.

Agregó que mientras obtiene una cita, tome las siguientes sencillas medidas que podrían ayudar a mejorar.

No use papel del baño perfumado o teñido. Aléjese de la cafeína (café o té), chocolate, cerveza, frutas ácidas y tomates. Después de un movimiento de intestino, limpiarse con una toallita húmeda. Y le sugiere que al ir a dormir, tome una tableta de Benadryl, que puede comprar sin receta. Eso le ayudará a dormirse y quedarse dormido varias horas y puede disminuir la molestia.

Sin embargo, por favor no deje de visitar a su doctor o quizás directamente a un médico proctólogo, a la mayor brevedad.

Deseo que pronto esté totalmente curado.

ANA
14 Febrero 2019 03:41:00
Queridos lectores
He pensado siempre, y más en esta etapa de mi vida, que una de las cosas que más equilibran a los hombres y mujeres es el amor. ¿Cuál es la fórmula para tener el amor de los demás? ¿Cuál es la fórmula para alcanzar la felicidad? Si queremos felicidad, demos felicidad a los demás. Si queremos amor, debemos aprender a amar a los demás. No seamos indiferentes ante el amor, ante las atenciones y la búsqueda de amor de nuestro prójimo. Lo opuesto del amor no es el odio, sino la indiferencia. Lo opuesto de la vida no es la muerte, sino la indiferencia. El amor es la llave maestra que abre las puertas de la felicidad. Amar es propio del ser humano. Cuántas veces amamos con un amor inmenso como el océano, que todo lo abarca. Vayamos sin temor, hay que lanzarse a las mareas de la vida con el corazón abierto y la naturaleza propia hará el resto. Dijo Lord Byron: “Mejor es haber amado y perdido que nunca haber amado”.

Mis queridos amigos lectores, les obsequio hoy un cuentecito anónimo que una vez leí en un pequeño librito y que se me quedó grabado en el recuerdo. No me acuerdo del título pero le titularé

EL QUE CREÍA TENER EL CORAZÓN PERFECTO

Un día un hombre joven se situó en el centro del pueblo donde vivía y gritó que poseía el corazón más hermoso de la comarca. Pronto todos los vecinos lo rodeaban admirándolo y confirmando que su corazón era perfecto, pues no tenía ni el más pequeño rasguño. El joven se sintió muy orgulloso por la admiración del pueblo. Pero de pronto un anciano se acercó y dijo:

“Perdona mi atrevimiento, pero ¿por qué dices que tu corazón es perfecto si ni siquiera se aproxima al mío ni al de tantas otras personas?

Sorprendidos, el joven y la multitud miraron el corazón del viejo y vieron que aunque latía vigorosamente, estaba cubierto de cicatrices y hasta había zonas donde faltaban trozos y algunos habían sido reemplazados por otros que no encajaban perfectamente en el lugar, pues se veían bordes irregulares en su derredor. También había huecos donde faltaban trozos.

El joven contempló el corazón del anciano y se echó a reír. “Debes estar bromeando –le dijo–, compara tu corazón con el mío… El mío es perfecto, en cambio el tuyo es un conjunto de cicatrices y dolor”.

“Es cierto –dijo el anciano– tu corazón luce perfecto, pero yo nunca me involucraría contigo. Mira: cada cicatriz de mi corazón representa una persona a la cual entregué todo mi amor. Arranqué trozos de mi corazón para entregárselo a cada uno de aquellos que he amado. Muchos a su vez, me han obsequiado un trozo del suyo que he colocado en el lugar que quedó abierto. Como las piezas no eran iguales, quedaron los bordes por los cuales me alegro, porque me recuerdan el amor que hemos compartido. Hubo ocasiones en las que entregué un trozo de mi corazón a alguien, pero esa persona no me ofreció un poco del suyo. Por eso hay huecos. Dar amor es arriesgar. Pero a pesar del dolor que esas heridas me producen al haber quedado abiertas, me recuerdan que los sigo amando y alimentan la esperanza de que algún
13 Febrero 2019 03:54:00
Querido Obstáculo Superado
Soy un hombre de 50 años. Hace un año pasé por un divorcio bastante complicado, afortunadamente sin hijos. Estuve muy afectado y sin dinero, sin casa, y hasta sin auto. Mi único hermano me dijo que podía quedarme en su casa y me aseguró que estaba de acuerdo en que permaneciera allí hasta que yo me sintiera recuperado emocional y también económicamente, que a él y a su familia no les molestaba mi presencia en su casa. Yo me sentí feliz y muy agradecido con mi hermano. Y me mudé a la recámara de invitados.

Pasé un poco más de tres meses viviendo ahí. Al principio ensimismado en el proceso de olvidar, pero poco a poco comencé a sentirme algo aliviado en todos sentidos. Llegaba del trabajo y me ponía a jugar con mis sobrinos. Ayudaba en algo en el trabajo de la casa, lavaba los carros de él y de mi cuñada, pero realmente no era muy útil.

Un día mi hermano tuvo que salir fuera de la ciudad en un viaje de negocios. Al día siguiente que él saliera de viaje, mi cuñada me dijo que deseaba hablar conmigo. Y me dijo que me fuera. Yo le aseguré que lo haría pronto, tan luego consiguiera un departamento. Entonces ella me dijo: “No, quiero que te vayas hoy”. Me quedé helado y debo confesar que enojado, pero subí a la recámara, empaqué mis pocas pertenencias, me despedí de los muchachos y me fui después de hablar con un amigo que está viudo y vive solo, a quien le rogué que me recibiera por unos días en su casa. Al día siguiente comencé a buscar un departamento y tres días después ya lo había rentado. Mi hermano nunca ha sabido por qué me fui, lo único que le he dicho es que había decidido mudarme y que le estaré eternamente agradecido por su ayuda. Y así es. Él se mostró un poco extrañado, pero no me dijo nada. Creo que comprendió, pero prefirió callar.

Lo que mi cuñada hizo ese día fue lo mejor que pudo haberme sucedido. Si no lo hubiera hecho aún estaría ahí de “gorrón”. He salido adelante. Los deberes de vivir solo, el trabajo, la soledad, me han servido para comprender que debo seguir adelante y que tengo todo para hacerlo. Yo le agradezco a mi cuñada lo que hizo y somos buenos amigos. Muchos necesitamos un empujón para avanzar. Ojalá le sirva mi experiencia a alguien de sus lectores. Reciba un saludo afectuoso. OBSTÁCULO SUPERADO

QUERIDO OBSTÁCULO SUPERADO:

Sí, a veces una patada en el trasero puede ser un empujón en la dirección correcta. Gracias por su saludo y por esa valiosa lección.

ANA
12 Febrero 2019 03:42:00
Confidencial para inmadura a mi edad
La manera como tu pareja trata a la hijita de ambos, de apenas 2 añitos de edad, es definitivamente inadecuada y desconsiderada. No es posible que un padre trate a su bebita con palabras altisonantes, aunque la pequeña sea inquieta o traviesa. Además, no es una persona que ignore cómo son los niños, ya que él tiene hijos de su primera esposa. Y su actitud de bravucón, que dice: “con que me tengan miedo, es suficiente”, es detestable. Dices que es educado, que es buena persona, amable, preocupado siempre por su familia, responsable. Entonces es aún más inexplicable su comportamiento con su hijita. Y si a la niña la cuidan su abuela materna y su tía, él debe comprender que los niños criados por su abuela son más consentidos que los que son criados por sus padres.

El hecho de que él le dé la espalda a los problemas, que prefiera aislarse para no resolverlos, hace más difícil para ti que sus dificultades y diferencias de opinión sean zanjadas rápida y eficientemente, como merece resolverse el problema que ves en el trato que da hacia tu hijita. Por lo tanto necesitas hacer uso de un talante más enérgico para exigirle que cambie su manera de comportarse. Si no lo logras por ti sola, con tu gran paciencia, como calificas tú misma tu carácter, sugiérele que vaya a terapia sicológica. Posiblemente la opinión de una persona ajena al problema lo haga reflexionar y mejore su conducta en bien de la niña.

En relación con el otro problema que te aflige, afortunadamente los resultados de los análisis han sido favorables y estás más tranquila. La participación de tu pareja en ese problema estaría sujeta a la opinión del médico. Dile a tu doctor que estás preocupada por ese motivo y que esperas que él pueda definir si tu pareja pudiera tener algo que ver en el problema. La actitud de él de forzar una separación física, me parece exagerada, al igual que a ti, y además desconsiderada. Lo indicado habría sido que le hubieran pregunta
11 Febrero 2019 03:42:00
Querida soy rara
Tengo 81 años, tengo varios bisnietos. Gracias a dios aún tengo bastante bien mi mente y físicamente lo suficiente para vivir sola y valerme totalmente por mí misma. A estas alturas tengo varios pasatiempos y uno me gusta mucho. Tengo en mi jardincito la fortuna de que crezcan dos platas con tréboles de cuatro hojas y he tomado la costumbre de cortarlos y regalárselos a personas que sé que están tristes o enfermas, o simplemente a amigas o amigos, sólo para hacerles saber que me importan y pienso en ellos.

Hace unos días corté más de 15 tréboles y se los envié a una pintora de esta ciudad que me gusta mucho como pinta. Se los mandé con un recadito afectuoso. Supe que se había lastimado un pie y quise alegrarla. Ella se encantó y me llamó de inmediato para agradecerme y me dijo que era uno de los obsequios más bellos que había recibido. Quizás sólo quiso agradarme, pero me encantó.

Mis hijos me dicen que las personas pensarán que estoy senil o soy rara o supersticiosa, pero pienso que a la mayoría de nosotros nos gusta saber que alguien piensa en nosotros y se preocupa. Nadie me ha rechazado mi obsequio, pero quizás sólo están siendo amables. ¿Cree que debo detenerme o ando bien? Gracias por su atención.

¿SOY RARA?

QUERIDA ¿SOY RARA?:

Absolutamente no. Estoy segura que cualquier persona que reciba un ramillete de tréboles de cuatro hojas se considerará afortunada de conocerla y tratarla. La felicito sinceramente. Siga haciéndolo, es una muy bella costumbre.

ANA
09 Febrero 2019 04:00:00
Querida Sabrina
Mi esposo, con quien he estado casada cuatro años, se ha vuelto egoísta y dominante. Aún no tenemos hijos, por eso hace dos años decidí terminar mi carrera que había dejado trunca para casarme. Al graduarme, con la ayuda de un amigo bien posicionado, logré un buen puesto en una empresa y me ha ido muy bien, gracias a Dios. He tenido mucho éxito en mi trabajo, mis jefes me han reconocido y he recibido felicitaciones por asuntos que he resuelto satisfactoriamente.

Todo esto ha hecho que mi esposo se ponga celoso y me reproche que trabaje, que esté rodeada de hombres, que tenga que salir diariamente, que me arregle, que me compre ropa, que haya comprado un automóvil a crédito, que no esté en casa gran parte del día. En fin, me reprocha todo. Yo no he fallado como esposa ni ama de casa. Me hago responsable de todo. Tengo quien me ayude en casa, pero me ocupo personalmente de que no falte nada, esté todo limpio y ordenado, que la comida sea saludable y bien hecha, que la ropa esté limpia y arreglada. En fin, que en casa no falla nada. ¿Es justo lo que me reprocha? Siento que está celoso porque gano más que él y me felicitan por mi trabajo. ¿No debiera estar feliz porque me va bien?

Amo a mi esposo y no deseo que se enoje y vaya a querer que nos separemos. Por nada del mundo quiero que eso suceda. ¿Qué le digo para que se dé cuenta de que está equivocado y sólo quiero que seamos felices y forjemos un patrimonio para los dos y los hijos que Dios quiera darnos? Gracias por su ayuda y la felicito por la ayuda que da tan desinteresadamente y de corazón con sus consejos.

Sabrina

Querida sabrina:

Creo que tu esposo debiera estar feliz con tus éxitos en lugar de molestarse y estar celoso. Mi respuesta va dirigida a él. Espero que quiera leerla.

Todos sabemos qué significa amar y ser amados. Pero resulta bueno hablar del amor desinteresado. Cuando el desarrollo, la satisfacción y seguridad de otra persona se vuelven tan significativos como si se tratara de nosotros mismos, entonces el verdadero amor existe. En teoría, el amor implica una actitud básica de preocupación por otra persona. En la práctica, el amor significa que estamos dispuestos a abandonar nuestra propia conveniencia por la satisfacción de otra persona. La mayoría de la gente identifica el amor con un sentimiento y emoción. Se enamoran y se olvidan con suma facilidad. La llama del amor se extingue de sus vidas hasta que se enciende una nueva. Los sentimientos y las emociones son volubles y por ende el amor tiene que ser algo más que eso. Claro que los sentimientos están asociados al amor, pues la primera atracción se experimenta en término de fuertes sentimientos. Y lógico es que, a menos que seamos masoquistas, necesitamos cultivar una relación para poder poner la conveniencia y seguridad de otra persona por encima de la propia.

Sin embargo, en el curso de una relación amorosa, siempre tendremos que experimentar un invierno ocasional emocional de descontento para encontrar luego una renovación en el amor, a medida que el oropel del amor joven es pulido por el tiempo y se convierte en el oro valioso de la edad madura. Habrá tiempos en los cuales la satisfacción emocional estará ausente, pero en general, el crecimiento en el amor supone y necesita un buen clima emocional. Así pues, no podemos identificar el amor con un sentimiento. El amor más que todo es una manera de vivir, de ver la vida al lado de alguien que se vuelve tan importante como uno mismo. El amor es la verdadera liberación humana y especialmente, liberación de la soledad y el egoísmo. Finalmente envío un mensaje que espero no olviden tú, Sabrina, y tu esposo: el amor es como la luna: cuando no crece es que mengua.




08 Febrero 2019 03:42:00
Querida Tensión
Estoy embarazada de siete meses de mi segundo hijo. Mi mamá vive en otra ciudad, algo lejos de esta. Ella quiere estar aquí para el nacimiento del bebé. Mi padre murió hace muchos años y mi mamá volvió a casarse, pero mi padrastro es un hombre bastante mayor que está enfermo y necesita cuidados. Mi mamá no puede dejarlo solo, así que tendría que traerlo y eso me tiene preocupada, pues durante su última visita (aún estaba yo embarazada) él se orinaba en el piso porque no alcanzaba a llegar al baño; se le caía la comida, etcétera. Mi madre quizás espera que mi marido y yo cuidemos a mi padrastro, como lo hicimos la otra vez, o que mi marido lo cuide mientras ella me ayuda. Eso me aterroriza. Yo no estoy ni estaré en condiciones de andar limpiando más de la cuenta y mi esposo tiene que ir a su trabajo. Yo tengo ayuda, pero no es de todo el día, la señora se va a las 4 de la tarde.

Le he explicado a mi mamá que va a ser demasiada tensión para mí tener a mi padrastro en casa y ofrecí ayudarles a pagar una habitación en un hotel cercano a mi casa, pero mi madre insiste en que se queden ambos con nosotros. Dice que lo que quiere es ayudarme. ¿Usted cree que va a ayudarme en esas condiciones? ¿Qué puedo hacer? Gracias. Gracias.

TENSIÓN


QUERIDA TENSIÓN:

Quizás tu madre quiera estar contigo y a la vez necesite un descanso, pero sería injusto que espere eso en las condiciones por las que atraviesas o cuando te estés recuperando del parto. Dile con mucho cariño que lo sientes, pero que ya le reservaste una habitación en el hotel cercano a tu casa y que tú y tu esposo van a ayudar a pagar la cuenta del mismo. Espero que no se sienta lastimada. Y deseo que tu bebé nazca con toda felicidad. Y que ambos estén perfectamente.

ANA
07 Febrero 2019 03:37:00
Querida gemela afortunada
Hace semanas te escribió una muchacha que iba a casarse. Ella es gemela de su hermana. Y te decía que el novio de la hermana le acababa de dar el anillo de compromiso y fue y le dijo a ella que si se casaban el mismo día y ella no está de acuerdo porque entre ella, su mamá y su suegra han estado preparando todo para la boda y de repente ella “quiere acoplarse”, aunque cada una correría por sus gastos. La que escribió no quiere que su hermana se case el mismo día porque “tendrán que compartir todo” y eso no le gusta. Por lo que dice está disgustada, porque la hermana ha querido hacer las mismas cosas que ella.

Tú le dijiste que es triste que siendo gemelas casi idénticas no se hayan llevado bien y que eso hace que pierdan el tiempo lamentablemente. Que está siendo infantil y que opinas que las gemelas tienen oportunidad de compartir momentos importantes de su vida.

Quiero decirte que yo soy hermana gemela. Estoy casada y mi hermana también. No nos casamos el mismo día por diversas circunstancias, pero cuando yo planeaba mi boda ya cercana, el novio de mi hermana le pidió que se casaran y la primera con quien corrió a darle la noticia fue conmigo, e inmediatamente le dije: “¿Quieres que nos casemos el mismo día?”. Ella me contestó: “Me encantaría, pero cuando le dije a mi novio me dijo que tenemos que esperar hasta el año próximo”. Así que le dije: “Entonces, te pido que anuncien su compromiso en mi boda”. Ella se puso muy contenta y por supuesto que a mí no me dio envidia que ella captara en esos momentos la atención de todos los invitados. Al contrario, estuve feliz de que lo hiciera. Hubiera querido que nos casáramos el mismo día. Ella se casó un año después. Mi boda fue el 20 de junio y la de ella el 21. Ambas cumplimos años el 20 de ese mes, así que aunque no pudimos compartir nuestra boda juntas, sí compartimos el aniversario, igual que nuestro cumpleaños.

Ana, esa muchacha no comprende que a muchos gemelos o no, les gustaría compartir eventos y alegrías juntos, pero desafortunadamente han perdido a la hermana o hermano. Que le dé gracias a Dios que ambas viven y pueden verse frecuentemente, quererse.

Quise compartir contigo nuestra felicidad, y que esa muchacha lea esta carta para que se dé cuenta de que tiene una gran fortuna, que no la tire a la basura. Muchas gracias.

GEMELA AFORTUNADA

QUERIDA GEMELA AFORTUNADA:

Ustedes, gemelas, de verdad están gozando la fortuna de haber vivido unidas desde el vientre de su madre. Eso es envidiable. Es como deben vivir los hermanos. Sé que continuarán en unidad y armonía como hasta ahora. Felicitaciones.

Espero que esa chica lea tu carta y reflexione sobre el tema y se dé cuenta de que tiene la oportunidad de tener a alguien que puede ser la persona más cercana a ella y su mejor amiga.

ANA
06 Febrero 2019 03:51:00
Querida ayer y hoy
Soy una mujer adulta, liberal y pienso que justa. Tengo muchas amistades y entre ellas están dos homosexuales y una lesbiana. Ella mantiene su secreto. A mí, porque somos amigas desde que éramos niñas, me lo confesó, pero no se decide a ser sincera con la sociedad. Teme el rechazo. Ellos son homosexuales que salieron del clóset hace tiempo y a uno de ellos quiero hacerle un comentario.

Y sería un honor para mí si quisiera publicar mi mensaje para él, ya que no me ha sido posible decírselo personalmente. Siempre lee su columna. Gracias mil Ana.
Querido amigo: Quiero que sepas que no estás solo.

Me enteré de que ya no eres bienvenido en casa de tus padres y hermanos porque vives con tu pareja y los corrieron a ambos, así que sentí la necesidad de hablarte desde mi corazón.

Comprendo lo que sientes. Yo cometí un error muy grande cuando era jovencita y mi padre me corrió de la casa a pesar de las lágrimas de mi madre. A esa escasa edad anduve en la calle, vestida con andrajos y comiendo lo que encontraba, muchas veces de caridad. Me hice prostituta y de eso viví varios años. Finalmente me aparté de eso. Vine a vivir sola a esta ciudad, estudié una carrera corta, conseguí un empleo en el que fui ascendiendo. Conocí a un hombre extraordinario y maravilloso que se casó conmigo a pesar de que con toda sinceridad le conté mi vida. Tengo un hijo y somos felices. Sé que parece de película, pero sucedió, así que por eso te digo que te comprendo.

No hay nada “horrible” acerca de ser gay. Dios no se equivocó cuando nos hizo. No son una aberración. Él te quiere como eres a pesar de lo que pueda decirte cualquier persona. Dios te ama igual que a todos. No sé qué piensas de Dios. Lo que yo sí sé es que no estaría viva si Él no hubiera caminado por la vida a un lado mío.

Me dijo una amiga mutua que no duermes en las noches. Yo he estado ahí también. Mi consejo es que busques para ti y tu compañero la compañía de Dios. Adórenlo juntos donde quiera que estén. Ofrecerle a Él mis sufrimientos me ayudó mucho. Van a experimentar, como yo, el amor incondicional de Dios y van a sentir que la vida es mejor. Si Dios me dio paz, también te la puede dar a ti. Estaré orando por ti….

AYER Y HOY

QUERIDA AYER Y HOY:

Tengo la certeza de que tus palabras ayudarán a más personas que sólo al joven a quien van dirigidas. No todas las familias rechazan o temen a sus parientes homosexuales. Pero… aún hay muchos que sí lo hacen y se sienten ofendidos si un hijo o una hija les confiesan que lo son.

Quisiera pensar que ese joven se siente tranquilo y que un día sus padres le den la bienvenida en su casa.

Me alegra sobremanera que tu vida haya tomado ese giro hacia la felicidad. La mereces y espero que esa felicidad perdure para siempre.

05 Febrero 2019 03:51:00
Querido desesperado
Hace 22 años me casé con una mujer a la que he querido mucho y respetado mucho. Tenemos dos hijos. Una hija de 18 años y un hijo de 16. Había sido muy feliz hasta hace unos seis meses, cuando un cambio muy grande se operó, primero en mi esposa y luego en mi hija. Como digo, yo siempre he respetado a mi esposa. En mi casa nunca ha faltado algo. He trabajado arduo para sostener a mi familia y hasta tenemos tres carros, una casa muy grande y bonita con gran jardín. Tenemos bastantes amigos y muchas buenas relaciones. Mi esposa y yo siempre nos hemos llevado bien, pero eso ya no es así.

Resulta que mi esposa comenzó a referirse a mí (y a todos los hombres) como “estúpidos”. Al principio pensé que era broma, pero eso fue en aumento, y lo peor es que luego mi hija comenzó a hablar de la misma manera. Las cosas han llegado al punto en que no puedo abrir la boca sin oír “ustedes los hombres son unos estúpidos”. Y ya ni cumple con sus deberes. Si al menos pregunto qué hay de cenar me dice: “No seas estúpido. Busca tú mismo”. Estoy muy solo y desesperado, pues le comenté a mi hijo y me dijo: “No me interesa”, y se va. Sólo viene a casa a comer y cenar. Todo es un caos.

Les he pedido repetidamente que se detengan, que no es correcto su proceder y lenguaje, pero dicen que todo es “broma” y me dicen que soy “demasiado sensible”. Amo a mi esposa y claro a mi hija, pero ya no puedo soportar eso, no puedo permanecer en este matrimonio si continúan insultándome. Además, mi esposa está envenenando mi relación con mis hijos. Antes mi hija era una buena chica, ahora la considero un pequeño monstruo con la anuencia de mi esposa. Sugerí a mi esposa que fuéramos a terapia, pero dijo que no. Y cuando ella le comentó mi petición a mi hija, ella me tildó de “opresor”. ¿Qué pasó en mi hogar? ¿Entró el demonio? ¿Qué puedo hacer? Estoy

DESESPERADO

QUERIDO DESESPERADO:

El comportamiento de su esposa es totalmente grosero y hostil y la manera como lo trata es una falta de respeto completa; y no es “broma”, como ella dice. Y lo peor es que está moldeando ese comportamiento en su hija y perjudicando su relación con ella.

Si su esposa se niega a ir a terapia como recurso final para terminar con ese, que yo califico como “infierno”, le sugiero que vaya usted por su cuenta. Casi puedo garantizarle que cuando lo haya hecho adquirirá suficiente conocimiento y fortaleza para afrontar una decisión difícil. Mientras, pida a Dios paciencia.

ANA
02 Febrero 2019 03:54:00
Querida sin firma
Soy una mujer de 53 años. Soy la hija mayor de cuatro hijos. Crecí en una familia bien adaptada en la que tanto mi madre como mi padre fueron personas que supieron criarnos bien, tanto en el aspecto moral como cristiano, y desde luego nunca nos faltó nada en casa. Mi padre es un hombre culto, preparado, buen providente, inteligente y agradable. Es ingeniero y siempre supo darnos buen ejemplo. Mi madre fue cariñosa, dedicada a su familia, nunca hubo regaños con palabras altisonantes ni golpes de su parte. En fin. Fueron ambos ejemplares.

Ahora mi padre tiene 79 años y mi madre 76. Ellos siempre se amaron, eso demostraban, pero a partir de hace como 15 días comenzaron a pelear y a distanciarse, tanto que mi padre se fue a la semana a un departamento que ambos tienen en esta ciudad y que estaba desocupado. Nosotros notamos que su comunicación últimamente se había deteriorado. No conozco la causa. Le pregunté a mamá qué pasaba, pero no quiso decir nada. Mi hermano que me sigue habló con mi papá, pero estuvo muy cerrado. No creo que haya causa grave, pero de todas formas se separaron. Pienso que hace tiempo no gozan de los placeres de la vida, no iban a ninguna parte juntos, ni recibían visitas de familia ni amigos, solamente sus hijos íbamos a visitarlos. Me duele lo que pasa, porque siempre deseé que ellos disfrutaran juntos el tiempo que les queda de vida, que espero en Dios sean muchos años más.

Les dije a mi papá y a mi mamá que fueran a terapia, pero ambos rechazaron la idea. Estoy segura de que ambos comprenden y se dan cuenta de que en estos más de 50 años que tienen de estar casados, han cometido errores, pero que ninguno de los dos quiere dejar ir su coraje y su resentimiento, que está causándoles dolor y a nosotros angustia y preocupación. Económicamente ellos están muy bien, no va a faltarles nunca nada, pero aún así no puedo evitar que es una pena que vivan solos con este coraje y que no es saludable para ninguno ni para sus hijos.

Mi pregunta para usted es: ¿será demasiado tarde para que una pareja mayor llegue a un acuerdo y resuelvan sus problemas? ¿Estarían mejor separados? ¿Qué podemos hacer nosotros? Gracias.

SIN FIRMA

QUERIDA SIN FIRMA:

Es evidente que después de más de 50 años de feliz matrimonio, sus padres están teniendo choques de personalidad. Quién sabe desde cuando todo ese caudal de “coraje y resentimiento” se ha acumulado y ahora la presa se ha reventado. Pienso que una separación por unos cuantos meses podría ayudar a los dos a valorar de nuevo su matrimonio.

Así pues, pienso que es mejor que no hagan tanto esfuerzo por reunirlos por ahora. Permítanles desahogarse cada uno por su lado y reconsiderar si están mejor juntos o separados. Yo confío en que no pasará mucho tiempo antes de que él o ella inicien una reconciliación.

ANA
01 Febrero 2019 03:39:00
Querida esposa del bueno
Mi esposo es un hombre excelente y su mayor virtud es la generosidad. Sin embargo, acerca de eso es que quisiera quejarme. Yo no soy avara, pero cuido lo que él gana con su trabajo diario. No somos ricos, vivimos bien, pero ni nos acercamos a la riqueza. Tenemos nuestra casa que es grande y buena y está localizada en una buena colonia. Tenemos dos autos y nuestros hijos van a un colegio particular no muy caro. Vamos de vacaciones cada año, salimos a cenar con alguna frecuencia y los domingos comemos con nuestros hijos fuera de casa. Como verá no nos falta el dinero, pero tampoco nos sobra.

Él es un alto empleado en una tienda de departamentos y algunos parientes y amigos son tan “encajosos” que viven pidiéndole el favor de que les compre algunos artículos y que a él le salen más baratos porque le hacen precio de empleado.

Él lo hace con gusto y paga los artículos, pero después de que se los entrega, ha habido ocasiones (varias) en que ni parientes ni amigos le pagan.

Él es incapaz de cobrarles, pero ellos abusan de su bondad. ¿Y esas personas reconocen alguna vez sus favores? ¡No! Pero él, a pesar de eso, no rechaza las peticiones de nadie y pienso en ratos que es porque no puede soportar la idea de que piensen que no es un buen hombre.

Yo le digo que debe detenerse de hacer esos favores, pero él, a pesar de que me dice que está bien, vuelve a caer en lo mismo y yo ya estoy cansada. Él me pide que a nadie le hable de lo que le deben y yo me freno para no hacerlo porque me lo pide, pero me cuesta bastante. ¿Qué puedo hacer? Por favor ayúdame a convencerlo de que esos gorrones son solamente eso: gorrones. Le mostraré tu respuesta para que siga tu consejo. Muchas gracias.

ESPOSA DEL BUENO

QUERIDA ESPOSA DEL BUENO:

No pienso que tu esposo sea un hombre que no desea que piensen que no es un buen hombre y por ello accede a ayudar a parientes y amigos de esa forma que lo hace. El hombre con el que te casaste es un buen y generoso samaritano, y hasta que él esté listo para ver que la amistad es una calle de doble sentido, no cambiará ni va a aceptar un consejo no solicitado de mi parte.

Sin embargo, con amor continúa tu labor de convencimiento haciéndole una historia de todos los casos en los que esas personas han abusado de su generosidad y buena voluntad para que se dé cuenta de que es necesario un cambio.

No de que niegue su ayuda, pero sí puede decirles a esas gentes, cuando le pidan el favor de comprarles algo, el precio al que queda el artículo para que pasen a dejarle el dinero a su casa o a su trabajo para poder comprárselos.

Eso será más fácil que comprarlo él y luego cobrar. Ese podría ser el camino. Te felicito por el excelente esposo que es tu compañero de vida.

ANA
31 Enero 2019 03:34:00
Querido Mocoso
Tengo 68 años y estoy bien de salud en general, gracias a Dios. Sin embargo, en los últimos meses he tenido problemas de equilibrio. Algunas veces me tambaleo al caminar y con frecuencia me siento inestable. Mi médico general me envió con el otorrinolaringólogo y en el proceso de investigación de los síntomas, me mandó hacer un TAC y descubrieron que tengo una infección en los senos nasales.

Piensa que todo eso afecta mi oído y hace que pierda equilibrio. Me recetó antibióticos para tomarlos durante dos meses, pero después de ese tiempo no tuve mejoría. Al regresar y ver que no mejoré, me dijo que había necesidad de una cirugía.

Yo no quiero operarme. Ya no soy joven, soy hipertensa y además tengo muchos temores. Y yo recuerdo que hace tiempo le hacían a la gente lavado de los senos nasales para quitar infecciones y curar. Y era un tratamiento popular. ¿No sabe usted si todavía hacen esos lavados? ¿Qué opina usted?

Gracias por su opinión. Saludos afectuosos.

MOCOSA

QUERIDA MOCOSA:

Tiene usted razón, el lavado de los senos nasales, en el cual se introducía bajo presión agua tibia por la nariz (quizás con alguna sustancia, no sé), para lavarlos, como usted señala, era un procedimiento de rutina, pero las cosas han cambiado por la terapia de antibióticos y la cirugía para ocasionar el drenaje de los senos nasales.

¿Le sugirió usted a su doctor ese tipo de tratamiento? Quizás, si no lo hizo y en su próxima cita se lo propone, él acepte y pueda hacérselo para evitarle la cirugía. Y si la técnica funcionara, podría ahorrarle el gasto, molestia e inconveniencias de la cirugía. Yo deseo sinceramente que así sea. Un abrazo.

ANA
30 Enero 2019 03:50:00
Querida Bouquet
Quiero preguntarte si sabes qué es bueno para conservar bien la ropa de lana para que no se pique y que no sean las bolitas de alcanfor. En invierno no hay problema, pero en el verano hay que guardar esa ropa y en el invierno pasado, cuando saqué mis chamarras, encontré algunos agujeritos en tres de ellas y en un vestido.

¿Qué se puede hacer? Si acaso sabes, por favor infórmame para hacerlo. Muchas gracias y un abrazo.

BOUQUET

QUERIDA BOUQUET:

¿Recuerdas aquellos cofres de madera de las abuelitas? Generalmente estaban hechos con madera de cedro, que mantiene alejados a los insectos. Un mueble hecho de madera de cedro actualmente es muy costoso, pero te voy a sugerir lo que puedes hacer si no tienes uno. En el ropero o en el clóset puedes poner pequeños trocitos o lajitas de madera de cedro que es posible comprar en alguna maderería que venda ese tipo de madera.

También puedes solicitar que te vendan o quizá hasta te regalen, serrín de cedro que cae de la sierra cuando cortan esa madera y ponerla en bolsitas de seda, organdí o de organza (ahora las venden en las mercerías) y ponerlas en el fondo de los cajones o arriba de los suéteres.

Mi madre me heredó un mueble tipo “chiffonier” hecho de cedro y allí guardo los manteles que ella tejió y uno de lino que compré, además de piezas bordadas y tejidas que también hizo y que tienen un valor inestimable para mí. Se conservan en perfecto estado y se ven como nuevos.

Creo que mi sugerencia puede ser de utilidad para ti. Saludos afectuosos.

ANA
29 Enero 2019 03:49:00
Querida (O) R.R.
Tengo 73 años y sufro de calambres en las piernas (las pantorrillas). ¿Me puede recomendar algo tomado, un alimento o suplemento o ejercicio que pueda aliviar estos terribles calambres? ¿Por qué dan? Gracias. Mi nieta escribe esto.

R. R.

QUERIDA (O) R.R.:

Turné sus preguntas a mi amigo el médico y me dijo lo siguiente: de-safortunadamente no hay nada realmente definitivo que detenga los calambres o contracciones musculares nocturnos. Algunas veces una enfermedad no reconocida es unida a los calambres. El daño del nervio inducido por la diabetes, enfermedades del riñón, desórdenes de la tiroides, deficiencia de vitamina B-12 son algunos ejemplos. Se dice que también perturbaciones de calcio, magnesio o potasio están en el fondo de los calambres. Cuando nada de esto es encontrado, buscar el remedio más apropiado toma más tiempo.

Trate de estirar los músculos de las pantorrillas para prevenir los calambres nocturnos. Párese a medio metro de la pared. Ponga las palmas de sus manos en la pared y lentamente doble sus codos hasta que la parte superior de su cuerpo se acerque a la pared y sienta los músculos de las pantorrillas estirándose. Mantenga la posición por 10 segundos y regrese a la posición de partida. Descanse 5 segundos y repita. Haga hasta 10 repeticiones de esta rutina. Haga esto tres veces en el día y otra antes de dormir. Asegúrese de tener a alguien cerca al hacerlo para que pueda agarrarlo si parece que se desequilibra o tiende a caerse.

Dormir de lado disminuye los calambres de las pantorrillas. Acostarse sobre la espalda favorece los calambres. Cuando las personas están sobre sus espaldas los pies tienden a bajarse hacia la cama. Eso puede desencadenar un calambre.

Espero que estas recomendaciones puedan ayudarle. A mí me vino muy bien saber esto, pues también eventualmente me dan calambres y he notado que si me da frío en los pies también me dan calambres en los dedos de ellos. Reciba un saludo afectuoso y espero que mejore su condición.

ANA
28 Enero 2019 03:51:00
Querida Resentida
Desde que me casé hace dos años y medio, mis suegros me trataron fatal. Desde que éramos novios no me querían. Mi cuñada, aún soltera, siempre fue amable y nunca me hizo sentir mal. Pero ellos demostraron que no me querían.

Acabo de tener a mi primer hijo, un niño precioso y que es muy parecido a mi esposo. Pues ahora resulta que han cambiado radicalmente ellos. Desde que estaba en el hospital fueron a verme y nos llenaron de regalos. Mi suegra me besó varias veces y estaba maravillada con el niño. Mandaron hacer unas estampitas preciosas con una leyenda agradeciendo la visita de quienes vienen a vernos. Además mandó hacer unos angelitos en cerámica realmente hermosos para que vayan acompañados de las tarjetas. Vienen todos los días a la casa y me traen un pastel o pastelitos para que tenga yo que servir a mis amigas o parientes. En fin, atenciones que nunca esperé. ¡Qué cambio!

Quiero preguntarte cómo puedo dejar atrás tanto resentimiento si me dolía mucho su trato hostil. A mis padres nunca les dije nada para no mortificarlos y para que no demostraran nada cuando se encontraran con ellos, algo que realmente no sucedía, pues ellos no me visitaban. ¿Qué hago? Te voy a agradecer que me aconsejes. Muchas gracias.

RESENTIDA

QUERIDA RESENTIDA:

Vamos a reconocer el hecho de que tienes razón para estar resentida con tus suegros. Ahora pregúntate a ti misma si hay algo que puedas ganar si guardas esos sentimientos enfermizos hacia ellos. ¿Serás más feliz? ¿Ellos se sentirán más felices o menos felices? Pero la pregunta más importante es: ¿beneficiará en algo a tu hijo? Mi sugerencia es que aceptes ese nuevo acercamiento de tus suegros y lo disfrutes. Si te muestras bien dispuesta a aceptar su nueva actitud y a ser amable, tu relación con ellos va a crecer fuerte y cálida.

Nadie podría culparte si piensas que su cambio de corazón ha sido porque los convertiste en abuelos, porque le diste un hijo a su hijo, pero ¿no todos cambiamos nuestros sentimientos hacia los demás por ciertas circunstancias o sucesos? Cualquiera que hayan sido las razones del comportamiento de tus suegros, siéntete feliz de que haya sucedido. No sólo te has convertido en madre, también de hecho en otra hija para tus suegros. Felicidad en grande deseo para tu hijito, para tu esposo y para ti. Y más ahora que la dicha ha venido a acercar a esos señores hacia ti.

ANA
26 Enero 2019 03:56:00
Querida CDMX
Tengo una hija de 16 años y es la clase de jovencita que toda madre quisiera tener por hija. Es respetuosa, considerada, cariñosa, se porta bien y es una excelente estudiante. Mi dilema es si debo o no pagarle por hacer algunas tareas domésticas sencillas que le pido que haga en casa. Ella de buena gana me ayuda, no se queja ni se enoja, pero a veces no lo hace bien. Lo único que yo podría decir que en momentos me disgusta un poco es que me pide muchas cosas: zapatos, blusas, algunos cosméticos o adornos para el cabello, etcétera. Nunca me exige, sólo me pide.

Le he dicho que si hace un mejor trabajo en esas sencillas tareas domésticas, le daré algún dinero para sus gastos. Es tan buena niña que siento que merece ser recompensada, pero también quiero que aprenda que debe hacer bien las cosas si quiere que le pague. Así será la vida cuando crezca, así que quisiera que aprendiera esa lección ahora. Apreciaría cualquier consejo tuyo. CDMX

QUERIDA CDMX:

Tu hija está en la edad en que todo les gusta y quieren tener de todo. No la culpes por ello. Pero sí que aprenda que debe frenar un poco sus deseos. La idea de darle una recompensa económica por las tareas domésticas en las que te ayuda me parece muy buena. Los hijos también deben aprender el valor de cooperar con las tareas domésticas, pero también aprender que deben hacerlas bien. Dile que Calidad es hacer bien las cosas desde la primera vez. Y que los trabajos de cualquier tipo deben hacerse bien. Es una lección que la beneficiará para el resto de su vida.

La cooperación en los trabajos de la casa no debieran ser pagados, pero tu hija merece, por su comportamiento en general, recibir una recompensa. Eso siempre será un aliento.

ANA
25 Enero 2019 03:55:00
Querido Aurelio
Le escribe un hombre ya viejo, así que mi opinión, que no es ni novedosa y muchísima gente la comparte, es cierta y tiene validez. Se trata de lo terrible que se ha vuelto la aberrante práctica de tener sexo con niños o niñas. Me parece de lo más tremendo y terrible. Esos niños y niñas quedan traumados para toda su vida y muchos mueren. ¿Qué está pasando? Quisiera sus comentarios acerca de este triste asunto si le es posible. La saludo atentamente.

AURELIO

QUERIDO AURELIO:

Ha tocado un tema tan delicado como aberrante, como usted mismo lo califica. ¡¿Quién podía pensarlo hace algunas décadas?! En aquellos años podía suceder, pero ahora el sexo infantil hasta se ha convertido en una “industria mundial”. Es indigno y grotesco, pero lo cierto es que sí se ha convertido en lo que menciono y genera amplios dividendos. Infinidad de hechos ocurren entre los mismos padres o padrastros; en las iglesias; en las escuelas; y el internet vino a ayudar a impulsar la afición tan perversa de muchos adultos de tener sexo con niños.

¿Cómo? Han creado su propia red los pervertidos. Tienen sus claves, sus organizaciones. Se pasan “tips” literalmente en muchas o casi todas las ciudades del mundo de cómo conseguir niños y niñas. La explotación de los inocentes aumenta y los gobiernos no parecen tener los mecanismos a su alcance para contenerla.

Se dice que niños y niñas son llevados a burdeles de algunos países donde solamente se “rentan” niños y niñas, ni siquiera adolescentes.

¿Para qué tenemos tantos adelantos científicos y tecnológicos si las sociedades modernas han caído en la decadencia y depravación moral, si no respetamos los valores básicos? La prueba es esta.

ANA
24 Enero 2019 03:00:00
Entre la espada y la pared
Hace unos días mi mamá me llamó a su cuarto y cerrando la puerta me dijo que tenía algo muy íntimo que decirme. Luego en voz baja y llorando me dijo que cree por diversos datos que ha podido reunir, que mi papá está teniendo una aventura. Yo me quedé atónita. Y en ese rato no pude decirle nada. Ahora me he puesto a pensar que ella puede estar buscando que la ayude a pensar qué hacer, pero no puedo con ello, porque quiero mucho tanto a ella como a mi papá y no puedo tomar partido. Soy hija única.

Pienso que quizás mi mamá se está equivocando y está malinterpretando algunas actitudes de mi papá. Ese día le pregunté si había encontrado algo escrito o manchas de labial en su ropa. Me dijo que no, pero que ella ha notado muchas cosas y que una esposa no se equivoca cuando siente eso. ¿Crees que debo hablar con mi papá o es mejor que me quede callada y no intervenga? ¿Qué debería hacer mi mamá? Voy a agradecerte mucho tu ayuda y que por favor sea rápido. Saludos.

Querida entre la espada y la pared:

Acércate a tu mamá con mucho cariño y dile que has estado pensando en lo que te dijo, que sabes que debe ser muy doloroso para ella tener esos sentimientos y estar en esa situación, y que ciertamente necesita a alguien en quien confiar y que pueda ayudarla.

Luego explícale cuánto deseas poder ser de ayuda, pero que te pone en una posición muy difícil porque estás entre ella y tu papá.

Que tú los amas a ambos y no puedes tomar partido.

Pienso que lo acertado es sugerirle a tu mamá que busque a un buen o una buena sicóloga, consejero o consejera matrimonial que realmente pueda ayudarla.

Que le ruegas que lo haga para que se de-sahogue de esa angustia y pueda recibir los consejos que de verdad la ayuden a ver realmente si tiene o no razón de sus dudas, porque no hay nada tangible que haga pensar que tu papá le es infiel.

Espero que ella acepte tu sugerencia y todo vuelva a la normalidad en su hogar.


23 Enero 2019 03:55:00
Queridos lectores
Leí en un periódico en Estados Unidos, un texto muy interesante que quiero compartir con ustedes. Está traducido por mí y además de las fallas que pudiera haber en tal traducción, he querido cambiarlo un poquito para adaptarlo a la manera de ser de nosotros los mexicanos. Espero que sea de provecho para ustedes pues tiene un contenido muy valioso, pues son

CONSEJOS PARA CONVIVIR EN CORDIALIDAD CON LOS DEMÁS

1.- No decir nunca todo lo que se piensa. Hablar siempre en voz audible, pero baja y persuasiva. Como se dicen las cosas cuenta más que lo que se dice.

2.- Es mejor no hacer promesas, pero si se hacen, cumplirlas siempre, sin importar cuál sea el costo.

3.- Nunca dejar pasar la oportunidad de decir a los demás una palabra bondadosa y hablar siempre bien de los demás. No dejar de elogiar un buen trabajo sin importar quien lo haya hecho. Y si se necesita crítica, ofrecerla con cariño, nunca con rudeza.

4.- Interesarse siempre por las personas que nos rodean, sus intenciones, su trabajo, sus familias. Alegrarse con ellos cuando son felices y llorar con quienes sufren. Darle importancia a todos los que se conoce, sin importar si son humildes o encumbrados.

5.- Estar alegres. No agobiar ni deprimir a quienes estén cerca con nuestros problemas o enfermedades. Recordar que todos traen alguna clase de carga, y muchas veces más pesada que la nuestra.

6.- Dejar que las propias virtudes o valores hablen por sí mismos, sin hacer alarde de ellos. Negarse a hablar del lado malo de los demás. Desalentar el chisme, pues además de ser una lamentable pérdida de tiempo, es sumamente destructivo.

7.- Mantener una mente abierta. Discutir pero no llegar a acalorarse y menos al altercado. Es un signo de mente superior poder discordar sin ser desagradable.

8.- Tener cuidado con los sentimientos de los demás. El ingenio y la burla a costa de otra persona puede hacer más daño del que jamás se sabrá.

9.- No prestar atención a las observaciones maliciosas o mal intencionadas y aún a calumnias. Pensar que la persona que llevó el mensaje puede que no sea el más perfecto. Dar a esas personas el beneficio del perdón.

10.- No esperar recibir el crédito por lo que se hace, aunque se merezca recibirlo. Seguir haciendo el bien y obrando bien sin ver a quien, aunque no se reconozca. Tener paciencia. Olvidarse de uno mismo y aceptar con gratitud que otros “se acuerden”. El ser reconocido es mucho más agradable de esa manera.

Espero que les sean de utilidad estos consejos que comparto con ustedes.

ANA
22 Enero 2019 03:56:00
Querida temerosa
Recientemente fuimos invitados mi esposo y yo a una comida por un matrimonio de extranjeros muy agradables los dos. Él es compañero de trabajo de mi esposo y viven aquí desde hace algunos meses. Habíamos varios invitados, todos empleados de la misma empresa y fue una reunión muy amena. Había varios platillos, entre ellos “Carne tártara de res”, que dijeron consiste en carne cruda y molida de res, de buena calidad, con cebolla o cebollines y algunos otros ingredientes.

Yo nunca había comido eso, pero también había leído que la carne cruda de res (y pienso que cualquiera) puede tener bacterias y causar infecciones. Así que preferí comer otras cosas.

Otros amigos sí comieron, pero mi esposo y yo no. Pero quisiera saber si es cierto que la carne cruda de res puede causar infección. Me gustaría tu opinión. Muchas gracias por atenderme.

TEMEROSA

QUERIDA TEMEROSA:

Mi opinión muy personal es la siguiente: mejor mantener la determinación de abstenerse de consumir platillos de carne cruda.

A muchas personas les gusta la carne de res cruda, sazonada o semicocida con limón y en algunos países así la acostumbran, pero hay información de que hay riesgos implicados cuando los alimentos han sido manejados y preparados inapropiadamente. En estos casos el organismo infectante ha sido una forma rara de E. Coli, el que es completamente destruido cocinando perfectamente la carne. ¿Para qué correr riegos? Me voy a permitir darte a ti y a mis lectores algunas sugerencias más acerca de la carne que ayudarán a mantenerse sanos:

1.- Refrigerar o congelar la carne inmediatamente después de comprarla.

2.- Nunca descongelar la carne a la temperatura ambiente o en agua tibia. La técnica apropiada es descongelar la carne en el refrigerador de 15 a 24 horas.

3.- Cocer la carne molida lo más pronto posible después de descongelarse y luego cocerla sin interrupción hasta que esté lista para comer. El cocimiento parcial puede favorecer el crecimiento de bacterias.

4.- No dejar alimentos calientes fuera del refrigerador más de dos horas. Refrigerar los sobrantes prontamente y si es posible dividiendo las cantidades grandes en porciones más pequeñas para que se enfríen más rápidamente.

5.- Mantener el área de trabajo y los utensilios de cocinar limpios. Lavarse muy bien las manos antes de comenzar a preparar la comida.

Siguiendo estas recomendaciones pueden reducirse las probabilidades de que la bacteria se establezca en los productos de carne y así se impida la producción de toxinas que pueden causar serias enfermedades.

ANA

" Comentar Imprimir
columnistas

www.zocalo.com.mx | 524: A timeout occurred

Error 524 Ray ID: 4c9d17356d2dc645 • 2019-04-19 07:16:31 UTC

A timeout occurred

You

Browser

Working
Minneapolis

Cloudflare

Working
www.zocalo.com.mx

Host

Error

What happened?

The origin web server timed out responding to this request.

What can I do?

If you're a visitor of this website:

Please try again in a few minutes.

If you're the owner of this website:

The connection to the origin web server was made, but the origin web server timed out before responding. The likely cause is an overloaded background task, database or application, stressing the resources on your web server. To resolve, please work with your hosting provider or web development team to free up resources for your database or overloaded application. Additional troubleshooting information here.