×
hace 1 semana
M. Porcel / El País Internacional

Celebra con sus ex

Agencia Reforma

Brad Pitt y John Mayer asistieron a la fiesta de los 50 años de Jennifer Aniston.

Imprimir
Jennifer Aniston cumple este lunes 50 años pero decidió adelantar su fiesta unas horas.

El sábado por la noche la actriz convocó a sus amigos al Sunset Tower Hotel en Los Ángeles y entre ellos, un invitado sorpresa: Brad Pitt.

El actor, de 55 años, hizo una entrada discreta en la gran fiesta, a la que llegó con su largo cabello recogido bajo de una gorra, según imágenes que publica la revista People. Pero no fue el único ex de la actriz presente en la cita; también acudió John Mayer.

Por el cumpleaños también se dejaron ver George y Amal Clooney, Reese Witherspoon, Robert Downey Jr., Ellen DeGeneres, Barbra Streisand, Keith Richards, Kate Hudson, Laura Dern, Demi Moore y Jennifer Meyer, además de Lisa Kudrow y Courteney Cox y David Arquette.

Pero fue la presencia de Brad Pitt la que acaparó la atención.

Tras la noticia de la separación de Aniston y su ex esposo Justin Theroux en febrero de 2018, la prensa aseguró que Pitt y Aniston, que estuvieron casados desde 2000 a 2005, habían limado diferencias y retomado una relación amistosa. Su presencia en la fiesta lo confirma.

Puede que hoy sea uno de los días más importante del año para Aniston. Pero no el único. El 22 de septiembre Friends, donde la actriz alcanzó la fama encarnado a Rachel Green, cumplirá 25 años.

Hace un cuarto de siglo, Aniston era una principiante con media docena de títulos menores en su haber.

Pero cuando Rachel y su melena se hicieron presentes en todo el mundo, Aniston se convirtió en una cotizada y rica actriz —llegó a cobrar un millón de dólares por episodio—,.
Aunque el punto culminante de su celebridad llegó en el año 2000, cuando pasó por el altar con la otra estrella del momento, Brad Pitt.

Quizá ese fue el momento en el que todo cambió. Los amores y desamores de Rachel, vistos a diario, abrieron la puerta al interés por los amores y desamores de la propia actriz. La serie acabó en 2004, su matrimonio con Pitt en enero de 2005.

Desde entonces, para bien y para mal, crítica y medios han sido inmisericordes con ella. Su vida ha sido escrutada por los tabloides, que le han asignado decenas de parejas y la han embarazado en más ocasiones que hijos habría podido tener.

Además de Pitt, solo se le han conocido otras dos parejas serias: el actor Vince Vaughn, con quien salió poco después de su divorcio, y el también intérprete Justin Theroux, con quien se casó.

Su etapa junto a Theroux (salían desde 2011, se casaron en agosto de 2015 y anunciaron su separación en febrero de 2018) también trajo calma.

Ahora ha vuelto a recuperar su voz para quitar hierro a esos absurdos y poco plausibles dramas a los que se la ha asociado durante años: su "corazón roto", sus ansias de volver con Pitt, su falta de hijos, el convertirse en "la novia doliente de América".

Tiene una película y una serie —la primera que producirá el gigante tecnológico Apple, siguiendo los pasos de Amazon— pendientes de estreno.

Sigue siendo portada de revistas de moda y belleza y, aunque algo menos, de los tabloides. Es feliz, según cuenta.

Sólo le queda un deseo por cumplir, como le desvelaba a James Corden en su programa: hacer una versión actual de Friends. Volver a ser Rachel Green. Si es que alguna vez ha dejado de serlo.

Jen está feliz

Jennifer Aniston está feliz de que su ex, Brad Pitt, pudiera asistir a la fiesta por sus 50 años, dijeron fuentes a People.

"Brad, por mucho tiempo, fue una parte muy importante de la vida de Jen. Debatió con amigos si debía o no invitarlo. Está feliz de que apareció", señaló un informante.

"Ellos se abrazaron y platicaron un poco pero Jen estuvo ocupada asegurándose de que sus otros invitados se la pasaran increíble", agregó.