×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
13 Septiembre 2019 04:02:00
Fortuna de Bartlett
De por sí Manuel Bartlett es un hombre rico. Parece casi un requisito para ser miembro del Gabinete presidencial. En su declaración patrimonial de este 2019 reportó un patrimonio de 51 millones de pesos y afirmó que había percibido ingresos por 11 millones de pesos en el último año. Un trabajo periodístico de Areli Quintero para los espacios de Carlos Loret de Mola, sin embargo, sugiere que la declaración patrimonial del hoy director general de la Comisión Federal de Electricidad no cubre más que un fragmento de su verdadera riqueza.

El reportaje de Quintero aseguraba que la pareja de Bartlett, Julia Elena Abdalá Lemus, y los hijos de ambos, han adquirido cuando menos 11 propiedades de lujo en la zona de las Lomas de Chapultepec, de la Ciudad de México. Muchas fueron a “precios de ganga”, pero en total tendrían un valor superior a los 800 millones de pesos.

El tema de debate por el momento es si Bartlett tenía obligación de declarar estas propiedades, las cuales no están escrituradas a su nombre. La señora Abdalá Lemus no es su esposa, pero sí son pareja y viven juntos desde hace años, mientras que los hijos de ambos son ya mayores de edad y no son dependientes económicos del director de la CFE. Tengo entendido que la ley obligaría a Bartlett a declarar las propiedades de su pareja, pero no las de los hijos que no sean dependientes económicos. La autoridad, sin embargo, tendrá que especificarlo.

El reportaje ha adquirido una mayor relevancia por las respuestas de Bartlett, quien claramente no tiene una buena política de comunicación. El 28 de agosto declaró en Twitter que Loret y su reportera Quintero “han montado un sainete en radio con mentiras y afirmaciones que rechazo categóricamente. Periodismo venal”. También emitió un comunicado en el que decía que “lo que he declarado ante la autoridad es el único patrimonio que poseo, ni un peso más ni un peso menos”, pero lo hizo en dos párrafos sin un solo argumento o dato.

El presidente López Obrador, quien en uno de sus libros de hace años, Entre la Historia y la Esperanza, denunció el enriquecimiento de Bartlett, ahora lo defiende. En su informe de gobierno del 1 de septiembre le dio un inusitado reconocimiento, mientras que en su conferencia de prensa del 12 de septiembre afirmó: “Estoy muy satisfecho con el trabajo del licenciado Manuel Bartlett, que me apoya en el propósito de limpiar la Comisión Federal de Electricidad de corrupción”. A ojos del lopezobradorismo, Bartlett ha pasado de ser el símbolo del fraude electoral de 1988 a un honesto combatiente contra el neoliberalismo corrupto. Es cierto que la Secretaría de la Función Pública, a cargo de Irma Eréndira Sandoval, ha iniciado una investigación sobre su caso, pero nadie duda que confirmará el espaldarazo que ya le dio el Presidente.

Es muy posible que Bartlett haya presentado una declaración patrimonial apegada a la ley. En principio, no tendría por qué declarar lo que han comprado sus hijos. Su pareja, por otra parte, proviene de una próspera familia empresarial. Sin embargo, si la historia de las compras multimillonarias es cierta, y hasta ahora nadie la ha negado, estaríamos frente a una familia que se enriqueció en los tiempos del neoliberalismo, cuando supuestamente el país estaba hecho ruinas.

De terror
No es solo con una factura falsa. Cualquier persona acusada de una defraudación fiscal superior a 7.5 millones de pesos será considerado miembro del crimen organizado. El juez tendrá que dictar prisión preventiva y la extinción de dominio podrá aplicarse antes del juicio. Sí, es de terror.
12 Septiembre 2019 04:06:00
Crimen organizado
“El castigo es el último y menos eficaz instrumento en las manos del legislador para la prevención del crimen”.

John Ruskin


Recuerdo cuando pertenecer al crimen organizado significaba ser miembro de una banda del crimen organizado. Hoy las cosas han cambiado. Una persona o una empresa que emita o utilice una factura falsa podrá ser acusada de un delito “contra la seguridad nacional” y se le considerará parte de la “delincuencia organizada”.

El martes 10 de septiembre el Senado aprobó un paquete de reformas que convierten la emisión o el uso de facturas falsas en delincuencia organizada, pero el proceso que ha llevado a esta situación empezó desde hace años. El Gobierno ha usado acusaciones como la de “operaciones con recursos de procedencia ilícita” y “asociación delictuosa” para atacar a personas políticamente incómodas o que habían cometido delitos muy distintos, como el peculado o el fraude.

Recordemos el caso de Elba Esther Gordillo, la expresidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). No hay duda de que la maestra utilizó fondos del sindicato para realizar compras personales, pero de ahí a pretender que era responsable de lavado de dinero o de asociación delictuosa, los delitos de los que se le acusó, había una gran distancia. Por eso fue exonerada después de ser encarcelada durante cinco años.

La situación no hará ahora sino empeorar. Morena y sus aliados votaron a favor de un grupo de nuevas leyes que convierten el uso de una factura falsa, aunque uno no esté consciente de que sea falsa, en un acto de delincuencia organizada. Muchos inocentes pueden terminar en la cárcel por esta tergiversación en la tipificación de un delito. De hecho, la simple acusación será suficiente, ya que se les aplicará prisión preventiva oficiosa.

Entiendo la desesperación del Gobierno ante las dificultades para castigar a los evasores de impuestos, pero inventarles un delito que no corresponde no es la solución. Nuestros funcionarios y legisladores parecen haber aprendido las lecciones de Donald Trump, quien ha impuesto aranceles proteccionistas o ha buscado construir muros fronterizos con el argumento de que el libre comercio o la migración son amenazas a la seguridad nacional de Estados Unidos.

La verdad es que los sistemas de control del SAT sobre los contribuyentes han mejorado mucho en los últimos años. Cuando yo hago una compra y pido una factura electrónica, la autoridad tiene la capacidad de registrar de inmediato la transacción. La enorme mayoría de quienes trabajan en la economía formal saben que no tienen ya muchas opciones para escapar a los tentáculos del SAT.

Buena parte de las operaciones que escapan al SAT se realizan en la economía informal. El 57% de quienes tienen una actividad económica en nuestro país lo hacen en esa economía informal en la que muchas de las transacciones se realizan en efectivo, pero este es un terreno en que la autoridad no ha querido entrar.

Para quienes pagamos impuestos, es loable que el Gobierno haga un intento por evitar la evasión, pero no tiene sentido que los políticos quieran engañarnos o engañarse a sí mismos. Una persona que emite o compra una factura falsa no es un miembro del crimen organizado. Mucho menos si la persona no sabe que lo es.

El uso de una factura apócrifa no es más un acto del crimen organizado o un atentado a la seguridad nacional que la venta de un producto mexicano en Estados Unidos o el cruce de un migrante ilegal. Cambiar el significado de los delitos no ayuda a combatir el crimen: solo pervierte el lenguaje y la ley.


Cuentas congeladas

Otro de los trucos de los políticos para meter en la cárcel a inocentes o culpables es congelar sus cuentas bancarias. De esta manera despojan a los acusados de la posibilidad de pagar a abogados que los defiendan. Esto es típico de un régimen autoritario.
11 Septiembre 2019 04:03:00
¿Cifras realistas?
No es un presupuesto desbocado. Andrés Manuel López Obrador es un Presidente bastante cuidadoso con el dinero, incluso tacaño. Lo digo en el buen sentido de la palabra. Es positivo que tengamos un Mandatario que cuida los recursos de los ciudadanos. Por eso los mercados han estado tranquilos después de que se dio a conocer el paquete.

Pero este presupuesto conservador no va a detonar un crecimiento rápido ni va a resolver muchos de los problemas que el Mandatario quiere superar. El gasto neto pagado aumentará de 5.8 a 6.1 billones de pesos, un 0.8% real. El déficit crecerá 10.7% en términos reales, a 547 mil millones de pesos, lo cual tendrá que financiarse con nueva deuda, pero es un monto relativamente pequeño que equivale a 2.1% del PIB.

Quizá lo que más inquieta del presupuesto es que se sustenta en buena medida en un incremento de la producción de petróleo crudo de un millón 727 mil a un millón 951 mil barriles diarios. Es un aumento de 13 por ciento. Bloomberg ha señalado que México no ha registrado un aumento tan grande desde 1982, pero entonces estaba empezando la producción de Cantarell, el yacimiento más generoso de nuestra historia. Hoy no se ve un nuevo Cantarell, aunque el Gobierno afirma que tiene 20 campos pequeños y medianos en aguas someras que podrían empezar a producir de inmediato.

Si la producción petrolera no aumenta lo que se prevé, el Gobierno tendrá dificultades para alcanzar las demás metas del presupuesto. El crecimiento económico de 1.5% a 2.5% en 2020 parece también muy optimista. Una expansión así, después de las dificultades de este 2019, requeriría de un fuerte aumento en la inversión productiva. Pero de momento la inversión está cayendo y a un ritmo alarmante. En julio tuvo una contracción de 7.4% anual.

El actual Gobierno ha cambiado los objetivos del gasto público. Su principal preocupación es repartir dinero en programas sociales con aportaciones directas a los beneficiarios, como el apoyo a adultos mayores y Jóvenes Construyendo el Futuro. No dudo de sus bondades, pero no son inversiones productivas que puedan generar crecimiento económico. Decir que estos programas no generan crecimiento pero sí desarrollo es jugar con las palabras. El crecimiento es una condición necesaria para el desarrollo.

Quizá Pemex pueda incrementar su inversión y reducir su carga fiscal; pero si encauza una parte significativa de sus recursos a construir una refinería, que no estará lista en tres años y que difícilmente será rentable, estará perdiendo oportunidades de inversión en petróleo crudo, que es lo más urgente para la empresa. Estas decisiones pueden producir una baja en la calificación de Pemex con consecuencias muy negativas, porque aumentaría el costo de la deuda de la firma. Algo similar puede ocurrir con la Comisión Federal de Electricidad, que quiere hacer por sí sola inversiones que pudieron haberse licitado a empresas privadas sin aumentar su deuda.

El crecimiento del gasto neto total de 0.8% real no es exagerado. Los ingresos totales, de 5.5 billones más una contratación de deuda de 584 mil millones de pesos, tampoco parecen insensatos. El problema es que todo el esquema depende de un crecimiento económico de alrededor de 2% y de un aumento en la producción petrolera de 13 por ciento. Las dos cifras parecen difíciles, si no imposibles, de alcanzar.

Servicio a deuda
El costo financiero en 2020 será de 733 mil millones de pesos, lo cual es producto de la deuda contratada por gobiernos anteriores. Es bastante más que los 285 mil millones de pesos que habría costado el aeropuerto de Texcoco. Quien piensa que las deudas no tienen al final costos enormes, no entiende de economía.
10 Septiembre 2019 04:05:00
Castigar el ahorro
“Ahorra un poco de dinero cada mes y te sorprenderá al final del año lo poco que tienes”.

Ernest Haskins

El presidente López Obrador prometió un paquete presupuestario sin nuevos impuestos y sin alzas. En buena medida cumplió, aunque sí hay algunos aumentos, como en los refrescos y cigarrillos, e impuestos nuevos, como el IVA a productos y servicios digitales de empresas no establecidas en el país. El aumento que más me inquieta, sin embargo, es el del ahorro, no solo porque es injusto, sino porque castiga una conducta benéfica.

Durante mucho tiempo no se gravó el ahorro en México y había buenas razones para no hacerlo. La primera es que el ahorro es ingreso guardado y se supone que ya paga un impuesto al generarse. Es más sano gravar el consumo a través del IVA que el ahorro.

En México el impuesto al ahorro se ha venido incrementando. Hasta 2018 se cobraba 0.46$ del capital. El monto se elevó a 1.04% en 2019 y a 1.45% en 2020, si se aprueba la actual propuesta de Hacienda. En otras palabras, en 2020 el aumento será de 39.4% sobre 2019 y de 215.2% sobre 2018. Ningún otro impuesto ha subido tanto.

Los economistas oficiales argumentan que este gravamen no es tan dañino como otros porque se trata de una simple retención. El contribuyente puede, en efecto, recuperar el dinero en la declaración anual posterior, pero esto ratifica uno de los aspectos más negativos del impuesto: se cobra a los pobres, que no hacen declaraciones anuales, pero se devuelve a los ricos, que sí las hacen. En el caso de los ricos, por otra parte, el Gobierno jinetea su dinero por un año o más. El gravamen, además, genera una pesadilla burocrática por la necesidad de reunir retenciones y de verificar que realmente todos los pagos de intereses hayan sido registrados en Hacienda.

Es cierto que el sistema ha mejorado en los últimos años. Hoy las retenciones surgen usualmente en automático en el programa del SAT al hacer la declaración anual. Un porcentaje de los intereses, por otra parte, no se grava porque está debajo de la inflación, aunque sería muy injusto gravar como ingreso un monto que no alcanza siquiera a cubrir la pérdida inflacionaria. Me dicen que el sistema sirve también para monitorear los depósitos en los bancos y puede ser un arma eficaz en la lucha contra el lavado de dinero y la evasión fiscal. Quizá, pero yo insisto en que el impuesto tiene una pésima filosofía, ya que castiga el ahorro y la pobreza.

Un ejecutivo del sector financiero me dice que la retención de 1.45% del capital equivale “al 30% de la tasa real actual. Pero si la tasa nominal sigue bajando como se espera, la retención podría llegar a ser hasta del 50% de la tasa real”. Esto significa un impuesto muy superior al de 35% que se cobra a los ingresos. El objetivo real, más que recaudar, parecería ser el de desmotivar el ahorro para incentivar el consumo e impulsar el crecimiento.

Yo entiendo la necesidad de promover un mayor crecimiento a través de un consumo sano, aun cuando el Presidente diga que este ya no es su objetivo, pero es un error hacerlo con un castigo al ahorro. Nuestro país siempre ha sufrido por una baja tasa de ahorro interno en comparación con países como Alemania, Corea del Sur y China. Poner un impuesto solo para castigar el ahorro, particularmente de los pobres, es un error. Sabemos que los fondos de pensiones no tendrán la capacidad de dar a los mexicanos un retiro digno. Castigar además el ahorro se antoja perverso.


Presupuesto

El paquete presupuestario 2020 es razonablemente equilibrado, por eso los mercados han reaccionado de forma positiva, pero tiene puntos cuestionables. Prevé, por ejemplo, un aumento de 13% en la producción petrolera. ¿Alguien creerá realmente que esta meta se puede cumplir?
09 Septiembre 2019 04:05:00
Veto a medicamentos
“Si no hay medicamentos, se toma un avión, a donde sea para comprar los medicamentos”.
Andrés Manuel López Obrador


El presidente López Obrador giró un memorándum el 20 de marzo a Raquel Buenrostro, oficial mayor de Hacienda, que instruía: “Como es sabido, tres proveedores de medicina y de materiales de curación, vendieron, en 2018, al ISSSTE y al IMSS, 34 mil 280 millones de pesos, 62.4% de todas las compras que llevaron a cabo dichas instituciones, sin incluir lo adquirido por la Secretaría de Salud y los gobiernos locales. Este hecho resulta, a todas luces, inmoral y violatorio del Artículo 28 de la Constitución, que prohíbe la existencia de monopolios. En razón de lo anterior, le solicito que, de conformidad con la legalidad de la materia, se impida la participación en licitaciones o adjudicaciones directas a dichas empresas hasta que sepamos, a ciencia cierta, si no hubo en estas operaciones corrupción y tráfico de influencias”.

“Como es sabido”, un hecho “a todas luces inmoral y violatorio del Artículo 28 de la Constitución”, una prohibición hasta que “sepamos a ciencia cierta si no hubo en estas operaciones corrupción y tráfico de influencias”. con esta deficiente técnica jurídica no sorprende que un juez de distrito haya concedido el 19 de agosto un amparo a Grupo Fármacos Especializados (Grufesa). El Gobierno está apelando.

¿Es la concentración de 62.4% excesiva o inmoral? No parece. Un estudio de IQVIA señala que en Estados Unidos, un mercado mucho mayor, tres empresas (Red Oak Sourcing, Walgreens Boots Alliance y McKesson) tienen 81% de la distribución. Si se suma la cuarta, Econdisc, el monto sube a 90 por ciento. Estos grados, me dicen, son habituales en el mundo.

Grufesa, Dimesa y Maypo compran medicamentos a cientos de laboratorios y realizan un trabajo complejo de distribución. El Gobierno ha tratado de intimidarlas. La Secretaría de la Función Pública inhabilitó a Grufesa el 18 de julio por haber supuestamente presentado información falsa sobre el origen nacional de un medicamento. El Presidente dice que las distribuidoras están detrás de la información sobre la escasez de medicamentos: “Había tres empresas, que son las que tienen ahora las campañas estas de que se están muriendo los niños, porque no hay medicinas para el cáncer. °Claro que están molestos, porque tenían una mina de oro y ya se les acabó”.

La “campaña”, sin embargo, surgió de una escasez real, provocada por el cierre de una planta de Pisa, farmacéutica relacionada con Dimesa, por Cofepris. Ante las protestas de los padres de niños con cáncer, Cofepris dio autorización para que se liberaran 17 mil unidades de medsatrexate del almacén de la empresa en Cuautitlán Izcalli.

Esta falta de medicamento podría ser preludio de una mayor escasez. El Gobierno de Peña Nieto hizo en 2018 una compra consolidada suficiente para todo 2019. En la primera licitación de 2019, el de López Obrador puso precios tan bajos que solo logró compras por 30 por ciento. Ya en este momento debería convocarse la segunda, cosa que no ha ocurrido. La producción puede tardarse cuatro meses y los medicamentos en reserva se están agotando.

Si la industria no reduce precios, el Presidente dice que recurrirá a productores extranjeros, quizá de India o China, pero no hay certeza de que cumplen las reglas de equivalencia y calidad que Cofepris impone a los mexicanos. La industria farmacéutica nacional sufriría un golpe devastador, pero quizá lo bueno es que miles de especialistas se sumarían a la lista de subsidios para ninis.



Yo acuso

La presidenta del jurado de la Mostra de Venecia, Lucrecia Martel, se negó a ver la nueva cinta de Roman Polanski, J’accuse, sobre el caso Dreyfus, por los antecedentes de abuso sexual del cineasta. Aun así, la película obtuvo el prestigioso Premio del Jurado.
06 Septiembre 2019 04:03:00
La moral del poder
Una democracia es tan fuerte como su oposición. Donde no hay oposición no puede haber democracia. Esto lo han reconocido los mayores estadistas del mundo. Por eso preocupa que el presidente Andrés Manuel López Obrador haya declarado el 1 de septiembre que “la oposición está moralmente derrotada”. También que los dirigentes de Morena estén cambiando la Ley Orgánica del Congreso para quitar espacios a la oposición.

Los líderes de la Cuarta Transformación no tienen por qué preocuparse de la fortaleza de la oposición sino de su debilidad. El principal partido de oposición, el PAN, tiene solo 78 diputados, 15.6% del total. Tratar de debilitarlo más quitándole espacios políticos que por ley le corresponden es un error de estrategia.

Benjamin Disraeli, el notable estadista británico conservador del siglo 19, lo entendió muy bien cuando señaló: “Ningún partido puede estar seguro mucho tiempo sin una fuerte oposición”. Su legado democrático es en buena medida producto de la rivalidad que tuvo con el líder liberal William Gladstone. La alternancia de ambos en el poder ayudó a mejorar las instituciones políticas y económicas del Reino Unido. El expresidente del Gobierno español Felipe González ha señalado que uno de los factores que le permitieron tomar las medidas que transformaron la economía española fue contar con una oposición fuerte y responsable.

En México vivimos demasiado tiempo bajo un régimen de partido hegemónico. Las reformas electorales de 1989, 1993, 1994 y 1996 permitieron dejar atrás ese régimen para que surgiera una democracia cabal, pero una parte significativa del esfuerzo fue el acuerdo entre partidos de 1997, “en el cual participó, entre muchos, Muñoz Ledo”, según ha recordado el vicecoordinador de los diputados de Morena, Pablo Gómez. Quizá por eso Gómez ha señalado que “Morena debe hacer un esfuerzo para no caer en métodos que sus dirigentes e integrantes combatieron siempre”.

El acuerdo de 1997 establecía la rotación de partidos en la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, dejando de lado el control permanente que había tenido el PRI por décadas. El acuerdo dejó en claro que el presidente de la mesa no es representante de un partido sino de todos los diputados de todas las corrientes.

Independientemente de su descalificación de la oposición como moralmente derrotada, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha defendido la preservación de este sistema de equilibrios que fueron tan importantes para construir la democracia mexicana. Lo aplaudo con entusiasmo. No solo mandó a la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero a decir a los diputados de Morena que los cambios a la Ley Orgánica del Congreso “nos están impactando mucho negativamente”, sino que calificó como “una vergüenza” en su mañanera esas modificaciones a la ley.

Los diputados de Morena deberían escuchar no solo estas palabras sino la ética política detrás de ellas. La Cuarta Transformación, ha señalado Pablo Gómez, “trae grabado el sello de la lucha contra el autoritarismo, la negación de derechos, la represión y la segregación política de críticos y opositores”. Por eso no puede simplemente adoptar “la cultura del agandalle”. Hay que recordar el espíritu de los acuerdos que se firmaron en 1997. Según Pablo Gómez, “respetar lo acordado forma parte de la moral del poder”.

Contra soldados
Unos manifestantes atacaron con palos a los soldados que trataron de impedir que colocaran tiendas sobre los muros de Palacio Nacional. Los soldados se retiraron, aunque algunos resintieron heridas. Ninguna autoridad hace ya nada ante quienes vandalizan monumentos o edificios o atacan a policías o soldados en manifestaciones. Es un error.
05 Septiembre 2019 04:00:00
Un manotazo
“Hay solo obediencia o la Iglesia te quemará como en el infierno”.
Arthur Miller

El Presidente tuvo que dar un manotazo para que Morena se echara para atrás en su intento de quedarse con la presidencia de la mesa directiva de la Cámara de Diputados en contravención a la Ley Orgánica del Congreso. En su mañanera, Andrés Manuel López Obrador calificó el intento de “una vergüenza”.

“Un partido, porque tiene mayoría, no puede aprovechar para modificar una ley en beneficio personal, en beneficio de grupo, en beneficio de una fracción. Eso es un retroceso. Yo celebro que esto se haya resuelto bien”, dijo, en referencia a la decisión de Porfirio Muñoz Ledo de no quedarse en la presidencia. “Yo no voy a meterme, pero era una vergüenza”.

Las palabras del Presidente fueron suficientes para convencer a los líderes de Morena en el Congreso de recular. Horas después anunciaron que se habían desistido de conservar la presidencia. Para ello dejarán de impulsar la iniciativa de reforma de la Ley Orgánica propuesta por Dolores Padierna o propondrán que se aplique en la siguiente legislatura. Un panista sería así quien asumiera la presidencia en este segundo año de legislatura (aunque Mario Delgado dijo ayer que tendría que ser un panista que no hubiera insultado a Porfirio en la discusión previa).

El presidente ha tomado una buena decisión. Su influencia sobre Morena es tan grande que no necesitaba intervenir directamente. Los políticos de Morena, mientras tanto, han mostrado una vez más su ambición. Fueron legisladores de la oposición, de izquierda y de derecha, los que hace años modificaron la Ley Orgánica para garantizar que los cargos del Congreso no fueran ocupados siempre por el partido hegemónico, el PRI. El que los diputados de Morena quisieran modificar estos equilibrios tan pronto lograron la mayoría absoluta era un comentario triste sobre cómo sus ambiciones se imponían sobre sus principios supuestamente democráticos.

No es esta la primera vez que el Presidente da un manotazo que hace que los legisladores de Morena se echen para atrás. López Obrador también descartó las amenazas del senador Ricardo Monreal para restringir las comisiones bancarias que provocaron un desplome de las acciones de los bancos. Monreal, al final, tuvo que alinearse.

Ayer, por otra parte, el Presidente volvió a cuestionar la ley que ampliaría el mandato del gobernador electo de Baja California, Jaime Bonilla, de dos a cinco años. “No se debe modificar la ley en función de intereses personales o de grupos –dijo–. No se puede retorcer la ley, no se puede hacer la ley a medida, independientemente de donde suceda”. El mensaje está ahí también para Bonilla, quien hasta ahora ni ha publicado ni ha descartado la iniciativa.

En su Primer (tercer) informe de Gobierno el Presidente declaró que “el Poder Ejecutivo ya no interviene, como era costumbre, en las determinaciones del Poder Legislativo ni del Judicial, respeta las atribuciones y jurisdicciones de las instancias estatales y municipales”.

Es difícil saber si esto es cierto o no. Por lo pronto, los políticos más ambiciosos parecen estar impulsando medidas que no parecen haber sido consultadas previamente con el Presidente. Pero en el caso de la presidencia de la Cámara, una simple declaración de López Obrador bastó para que quienes un día antes argumentaban que la medida era indispensable ahora la hayan cancelado.

Como en los viejos tiempos, un buen manotazo del Presidente sigue siendo el mecanismo más eficiente para evitar una medida injusta. No sé si sea bueno. Pero el desenlace sí que lo es.



Sin ley

La ley señala que el fiscal de Veracruz no puede ser destituido sin un juicio político. Sin embargo, el Congreso del Estado, a instancias del gobernador Cuitláhuac García, está demostrando que no le interesa cumplir la ley.
04 Septiembre 2019 04:02:00
Lograr impunidad
Tan grande ha sido el esfuerzo de los activistas por demostrar que “fue el Estado”, que ha conseguido un logro paradójico: la liberación de decenas de presuntos responsables del secuestro y homicidio de los normalistas de Ayotzinapa. Hoy, que tenemos un Gobierno de izquierda aliado con el Ejército, queda claro que solo han abonado a la impunidad.

La liberación de Gildardo López Astudillo, “El Gil”, uno de los dirigentes de la banda de narcotraficantes Guerreros Unidos, es preocupante. A López Astudillo se le presentó en su momento como uno de los principales responsables del secuestro y posterior homicidio de los estudiantes. Fue el primero en declarar que los normalistas habían sido divididos en dos grupos, uno entregado a policías de Iguala y el otro a policías de Cocula. Estos últimos fueron presuntamente ejecutados y quemados en el basurero de Cocula.

El periódico Reforma dio a conocer en abril de 2018, una serie de mensajes de Blackberry presentados como pruebas en un juicio en Chicago, Estados Unidos, contra ocho líderes de Guerreros Unidos. Los mensajes ratificaban que esta banda había estado involucrada en el secuestro de los normalistas, ya que sus dirigentes pensaban que los estudiantes estaban infiltrados por integrantes del grupo de Los Rojos. Los capos ordenaron la detención de los normalistas o pidieron que la Policía Municipal de Iguala lo hiciera. Dieron cuenta también de las ejecuciones. Uno de los mensajes del juicio de Chicago señalaba: “Algunos (de los estudiantes) ya están con San Pedro”. Otro apuntaba: “Ya les dimos trámite”. Uno más reportaba: “No estuvieron los verdes ni los del estado”, en otras palabras, ni los militares ni la Policía Estatal participaron en los hechos.

A López Astudillo se le atribuye la confirmación de la muerte de los estudiantes. Presuntamente él le escribió a Sidronio Cascarrubias, líder de Guerreros Unidos, un mensaje que decía: “Nunca los van a encontrar, los hicimos polvo y los tiramos al agua”.
Él y decenas de otros procesados reclamaron después que sus declaraciones habían sido extraídas por tortura. Esto lo negaron quienes realizaron los interrogatorios, pero en estos casos los jueces y las organizaciones de derechos humanos les creen más a los acusados que a los investigadores.

Los activistas del movimiento de Ayotzinapa y del Grupo Interdisciplinario de Especialistas Independientes (Giei) presionaron a las autoridades y a los jueces para rechazar la llamada “verdad histórica” de la PGR. Para ellos, por razones políticas, el Estado tenía que ser el responsable del crimen. Por eso exigieron revisar las “mazmorras” del Ejército y buscaron desacreditar de manera sistemática la investigación. Rechazaron que los estudiantes pudieron ser secuestrados por elementos del crimen organizado.
Sostuvieron que era imposible que los cuerpos pudieron ser quemados en un basurero. Respaldaron a los imputados cuando estos afirmaron que sus declaraciones habían sido arrancadas con tortura.

Hoy vemos las consecuencias de este trabajo político. Más de 40 de los implicados, entre ellos López Astudillo, han sido liberados en amparos y por el juez de Tamaulipas que ha llevado el caso. Lo peor es que la información disponible sigue señalándolos como presuntos responsables. Un movimiento que buscaba defender los derechos de las víctimas ha logrado, paradójicamente, liberar a quienes presuntamente secuestraron y ejecutaron a los normalistas.

Sin elementos
La CNDH cuestionó que en cuatro años no se hayan aportado más elementos de prueba contra el Gil que las declaraciones supuestamente arrancadas con tortura. Pero al parecer el juez desechó todos los demás elementos aportados por la Fiscalía.
03 Septiembre 2019 03:50:00
Crecer o desarrollar
“A los tecnócratas liberales sí nos obsesiona el crecimiento, porque lo que queremos es equidad en la prosperidad y no igualdad en la miseria”.
Isaac Katz

Cuando Andrés Manuel López Obrador era el líder más visible de la oposición cuestionaba a los gobernantes por no impulsar un crecimiento económico suficiente. El 25 de marzo de 2014, por ejemplo, ofreció un mensaje en Twitter que decía: “En enero la economía creció 0.8%, es decir, nada. EPN y Videgaray no saben cómo hacerlo. Perdón, pero con nosotros sería distinto y mejor”.

Los primeros meses de Gobierno de López Obrador, sin embargo, no han sido ni distintos ni mejores en el crecimiento. La cifra trimestral reportada por el Inegi en el segundo trimestre de 2019 fue de 0.0 por ciento. La expansión anual en el primer semestre de 2019 apenas alcanzó el 0.2 por ciento. A pesar de que el presidente ha insistido varias veces que la economía crecerá 2% en 2019, pocos economistas piensan que la meta sea realista. Los especialistas del sector privado encuestados por el Banco de México esperan en este momento un crecimiento de apenas 0.5% en 2019.

El Presidente, sin embargo, ya no considera que el crecimiento sea importante ni que los gobernantes que fracasan en lograrlo demuestren que “no saben cómo hacerlo”. En su informe del 1 de septiembre apuntó: “Otro elemento básico de nuestra política es desechar la obsesión tecnocrática de medirlo todo en función del simple crecimiento económico. Nosotros consideramos que lo fundamental no es lo cuantitativo sino la distribución equitativa del ingreso y de la riqueza; el fin último es conseguir la felicidad de la gente”.

El crecimiento representa, es cierto, nada más el volumen de la actividad económica; el desarrollo es la evolución de una economía hacia mejores niveles de vida. La distribución equitativa del ingreso o de la riqueza, sin embargo, no es la manera de medir el desarrollo. China tenía una distribución más equitativa en los tiempos de las políticas comunistas de Mao Zedong, pero su desarrollo era muy inferior al de otros países, incluyendo a México. Después de la muerte de Mao, y con la aplicación de las reformas de mercado de Deng Xiaoping y sus sucesores, China ha alcanzado un mayor grado de desarrollo que México. Cientos de millones de personas han sido rescatadas de la pobreza extrema en China, el mayor número en la historia de la humanidad, a pesar de que la desigualdad ha aumentado de forma muy importante. De hecho, Angus Deaton, ganador del Premio Nobel de Economía de 2015, ha sugerido en The Great Escape que la desigualdad es necesaria para el desarrollo.

No sabemos todavía si las políticas del actual Gobierno han llevado a una mejor distribución del ingreso. Millones están recibiendo subsidios gubernamentales, pero muchos han perdido sus empleos y programas sociales. La experiencia histórica nos demuestra, por otra parte, que la desigualdad, medida por el coeficiente de Gini, aumenta en tiempos sin crecimiento.

El presidente López Obrador tiene razón cuando afirma que la meta de la política económica no debe ser el simple crecimiento sino un verdadero desarrollo. Se equivoca, sin embargo, al pensar que México puede darse el lujo de caer en el estancamiento. Si no hay crecimiento no puede haber desarrollo. Ya Venezuela ha demostrado que una política que destruye el crecimiento no solo no genera desarrollo sino que condena a la población a la pobreza, quizá una pobreza igualitaria, pero pobreza de cualquier manera.



Matanzas

Ahora fueron cinco los ejecutados en una terminal de autobuses en Cuernavaca. El número de homicidios dolosos en México creció 3.2% en los 12 meses terminados en julio de 2019. Pero el Gobierno se preocupa más por las matanzas en Texas que las que tienen lugar en
México.
02 Septiembre 2019 03:56:00
Humildad y deber
Uno podrá confesar confusión ante un Presidente que se refiere a su primer informe como el tercero. Es el mismo Mandatario, sin embargo, que llamó a su Gobierno antes de empezar la cuarta transformación, solo para referirse después a cuatro previas: las de Hidalgo, Juárez, Madero y Cárdenas.

Esta cuarta o quinta transformación, sin embargo, ha sido vertiginosa, milagrosa. “Ya es un hecho.. la separación entre el poder económico del poder político” (sic). “Ya existe un real estado de derecho”. “El Poder Ejecutivo ya no interviene, como era costumbre, en las determinaciones del Poder Legislativo ni del Judicial, respeta las atribuciones y jurisdicciones de las instancias estatales y municipales; no se entromete en las decisiones de órganos autónomos”.

Ya las elecciones son limpias y libres. Para mejorar nuestra democracia, solo hay que convencer “respetuosamente” al Poder Legislativo para que “elimine las trabas legales para la aplicación del método de consulta popular”. La consulta para la cancelación del aeropuerto de Texcoco será el ejemplo o quizá la que pidió permiso a la Madre Tierra para construir el Tren Maya o alguna de esas consultas a mano alzada en que el pueblo sabio expresa su opinión.

En esta transformación, “el Gobierno federal pone el respeto a las libertades por sobre las prohibiciones, impulsa los comportamientos éticos y no las sanciones, y respeta escrupulosamente la libertad de elección de todos los ciudadanos en todos los aspectos: en posturas políticas e ideológicas, en creencias religiosas y en preferencias sexuales”.

“Se está poniendo en práctica el olvidado mandato constitucional según el cual el Estado tiene la responsabilidad de promover y encauzar el desarrollo económico nacional. La esencia de nuestra propuesta económica consiste en convertir la honestidad y la austeridad en forma de vida y de gobierno”.

Quizá no todo es perfecto en esta utopía. “La economía está creciendo poco, pero no hay recesión. Además, ahora es menos injusta la distribución del ingreso; es decir, hay más desarrollo y “bienestar”. Se han creado 300 mil empleos, ha aumentado el salario mínimo “como nunca, en 36 años de neoliberalismo”, se ha dado oportunidad de trabajar como aprendices a 930 mil jóvenes “que antes eran discriminados y tratados como ninis”, 8 millones de adultos mayores han recibido pensiones de 2 mil 550 pesos bimestrales, se reparten becas y subsidios a millones. Además, “ya se canceló la mal llamada reforma educativa”. En seguridad, “aunque todavía no tenemos buenos resultados en cuanto a la disminución de la incidencia delictiva en el país, estamos seguros de que vamos a lograr pacificar a México”.

No es esta la primera vez que un Presidente ofrece un informe optimista. Pero ninguno se ha aproximado a este. México está entrando a una nueva era de armonía y prosperidad. Y solo ha necesitado nueve meses para lograrlo: apenas el tiempo de un embarazo.

Los otros datos que muestran una economía estancada o un incremento en la violencia no tienen cabida en este nuevo reino de bienestar. “Los que se oponen al cambio viven aturdidos y desconcertados” porque “la mayoría de los mexicanos apoya la transformación y están contentos. Los empresarios están cooperando con mayor compromiso social: invierten, crean empleos, aceptan utilidades razonables y pagan sus contribuciones”. Por eso el Presidente se mantiene optimista, “sin aflojar el paso porque el poder es humildad y deber”.

Derrotados
AMLO sigue sin entender que ya es Presidente de todos los mexicanos. Plantear que quienes no piensan como él están “moralmente derrotados” subraya que sigue creyendo que está en
campaña.
30 Agosto 2019 03:52:00
Comunicar y gobernar
“El liberalismo es la filosofía de nuestro tiempo, porque sabe que el pasado es menos importante que el futuro”

Pierre Elliott Trudeau


Recuerdo la gran capacidad de comunicación de Pierre Elliott Trudeau. Sus discursos eran brillantes y los pronunciaba por igual en inglés o francés. Se vestía siempre de manera elegante y adornaba su solapa con una flor. Sonreía con facilidad y se acercaba a la gente. Fue el protagonista de la primera Trudeaumanía. Ejerció el cargo de primer ministro de Canadá de 1968 a 1979 y de 1980 a 1984.

La era de Trudeau fue la respuesta de Canadá al breve Camelot de John F. Kennedy en Washington de 1961 a 1963. Trudeau era un gobernante carismático, de ideas liberales, casado con Margaret Sinclair, una hippie 29 años menor que él, cuya rebeldía y bipolaridad le generaron fuertes dolores de cabeza, en parte por sus amoríos con personajes célebres y su uso de drogas. Margaret le daría tres hijos, entre ellos Justin, el Trudeau que actualmente gobierna Canadá.

A Pierre le tocó lidiar con los inicios del movimiento independentista de Quebec, la provincia francófona de la que era originario. Si bien fue un gran defensor de la cultura francesa, siempre defendió la permanencia de Quebec en Canadá. El Frente de Liberación de Quebec (FLQ), una guerrilla urbana marxista, secuestró en 1970 al cónsul de comercio británico, James Cross, y a Pierre Laporte, ministro de trabajo de Quebec. Trudeau decretó un estado de guerra que le dio enormes poderes. Laporte apareció muerto. Cinco miembros del FLQ fueron enviados a Cuba en un intercambio por la vida de Cross.

Canadá es uno de los países más prósperos del mundo, en buena medida por las políticas liberales que desde siempre ha adoptado. El nuevo Trudeau en el cargo de primer ministro se encuentra en constante conflicto con un Estados Unidos encabezado por la figura conservadora y autoritaria de Donald Trump, como su padre lo estuvo con Richard Nixon y con Ronald Reagan.

El liberalismo de Trudeau estaba terciado con un ánimo intervencionista en la economía que estaba de moda en aquel tiempo. Si bien rechazó los controles de precios y salarios promovidos por Nixon en Estados Unidos, y prefirió hacer recortes de impuestos para combatir la inflación, mantuvo una política de alto gasto social y de déficit de presupuesto.

No hay gobierno perfecto y el de Trudeau no lo fue, pero su mandato subrayó que el atractivo personal y la capacidad de comunicar son de enorme utilidad para ejercer el poder. Cuando un gobernante comunica bien, los electores prestan menor atención a sus errores y aplauden cualquier acierto. Ese carisma personal y la capacidad de comunicar las ha heredado Justin.

En México tenemos hoy un gobernante que habla lento, que comete errores de dicción y de gramática, pero que tiene una gran capacidad de comunicación con el pueblo llano. Esa es la razón por la que Andrés Manuel López Obrador mantiene una alta popularidad a pesar de sus errores.

Ningún gobernante es perfecto, pero los que comunican bien tienen mejores posibilidades de mantenerse en el poder y de impulsar sus políticas. Pierre Trudeau lo hizo en su momento, Justin lo ha logrado hasta ahora. López Obrador es el mejor comunicador que hemos tenido en la Presidencia de México
en mucho tiempo.

Pierre Trudeau convenció a los canadienses en su momento de que él representaba el futuro y no el pasado. Ese debe ser hoy el objetivo de López Obrador en su informe del domingo.



En ruinas

“Recibimos un país en ruinas”, me dijeron varios integrantes de la 4T el año pasado citando las cifras de homicidios dolosos. Eran 16 mil 625 hasta julio, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en camino a un año récord. En este 2019, sin embargo, llevamos ya 17 mil 164 hasta el mismo mes de julio.
29 Agosto 2019 03:56:00
De ruinas a paraíso
En su campaña electoral de 2016, y al rendir protesta como Presidente, Donald Trump describió un Estados Unidos en ruinas: un país con “madres e hijos atrapados en la pobreza; fábricas oxidadas dispersas como lápidas; un sistema educativo que deja a nuestros jóvenes y hermosos estudiantes privados de conocimiento; y el crimen y las bandas y las drogas que han robado tantas vidas”. Lo curioso es que la Unión Americana estaba viviendo un periodo de crecimiento y bajo desempleo que no ha terminado todavía y que le ha permitido a Trump decir ahora, como Presidente, que es un momento de grandeza debido a sus políticas.

También Andrés Manuel López Obrador hizo campaña lamentando la terrible situación de México. “Lo digo con realismo y sin prejuicios ideológicos -afirmó en su discurso inaugural ante el Congreso-. La política neoliberal ha sido un desastre, una calamidad para la vida pública de nuestro país”.

Como en Estados Unidos, la situación de México no era tan mala en algunos aspectos, mientras que en otros, aunque sí lo era, se ha deteriorado. Un artículo de Noah Smith publicado el 26 de agosto en Bloomberg Opinion señalaba que en contraposición con la idea de Trump de que México es una tierra sumida en la pobreza con millones de ciudadanos desesperados por migrar a Estados Unidos, se trata de un país que ha logrado avances sólidos en las últimas décadas, efectivamente, en el periodo que López Obrador llama neoliberal.

El PIB per cápita de México, medido en dólares constantes de 2005, pasó de 7 mil 400 dólares en 1988 a 10 mil 400 en 2018. La desigualdad, según el coeficiente de Gini, bajó de 51.4% en 2000 a 43.4% en 2016. Las exportaciones mexicanas, que eran fundamentalmente de petróleo crudo en la década de 1980, hoy son principalmente de productos manufacturados. El número de personas nacidas en México que viven en Estados Unidos bajó de 12.8 millones en 2007 a 12.1 millones en 2015. “México tiene todavía una dura lucha frente a sí, pero está avanzando más de lo que piensan muchos”, escribió Smith, dirigiéndose a Trump, pero en un mensaje que pudo haber mandado a López Obrador.

Los problemas de México son enormes y no se resolverán fácilmente. La pobreza es producto de que el país solo ha crecido 2% anual en casi cuatro décadas, como lo ha señalado el propio Presidente, pero no ayuda que ahora tengamos un 0.0 por ciento. La violencia que heredamos de gobiernos anteriores es terrible, pero está aumentando. Nos dice el Presidente que hoy en México todo está requetebién, que somos felices, felices, felices, porque hay una mejor distribución de la riqueza, pero no tenemos nuevas cifras de Gini que lo comprueben. Mientras tanto, los subsidios que el Gobierno está entregando a algunos están acompañados de despidos de otros o de la eliminación de servicios y programas sociales.

Supongo que en su informe del próximo domingo el presidente López Obrador presentará la imagen de un México que estaba en ruinas, pero se ha levantado victorioso gracias a la Cuarta Transformación. Es lo mismo que hemos escuchado de Trump y de otros políticos en muchos lugares del mundo. Sin embargo, ni Estados Unidos ni México estaban tan mal antes, ni están tan bien ahora. Para mejorar, necesitamos evaluar con sensatez y realismo qué políticas públicas están funcionando y cuáles no. Pero esto no se ha hecho hasta ahora.

28 Agosto 2019 03:51:00
Valor presente
“A veces estamos demasiado dispuestos a creer que el presente es el único estado posible de las cosas”
Marcel Proust


El presidente López Obrador anunció ayer un acuerdo con las principales empresas constructoras y operadoras de gasoductos. Era importante para mandar el mensaje de que el Gobierno mexicano respetará los contratos. Sin esta certeza, difícilmente se habrían realizado nuevas inversiones en México.

Carso Energy, IEnova (de Sempra Energy) y TC Energía (TransCanada) fueron las empresas que llegaron a acuerdos. La primera consecuencia será la liberación del gasoducto del sur de Texas a Tuxpan. La Comisión Federal de Electricidad ha señalado que “este gasoducto apoyará a la industria nacional con mil 40 millones de pies cúbicos diarios (40% del total) en las regiones Golfo y Centro del país, con posibilidades de llevarlo a la península de Yucatán”. IEnova ha informado que la CFE “proporcionará los apoyos que correspondan para lograr el reinicio de operaciones del gasoducto Guaymas-El Oro”. No se ha logrado un acuerdo todavía con Fermaca, que tiene dos segmentos de gasoductos en Aguascalientes.

El mensaje es positivo. Un país en el que se violan impunemente los contratos no puede generar inversiones. Pero cuando se revisan los términos de los acuerdos es ine-vitable pensar que el ejercicio fue una pérdida de tiempo.

Gonzalo Monroy, de la consultora GMEC, señala en entrevista que con el acuerdo la CFE terminará pagando más por el gas que con los contratos originales. Es verdad que “bajan las tarifas entre 10% y 15%”, pero se alarga el tiempo de la concesión de 30 a 35 años y, sobre todo, se nivelan las pagos a lo largo de la vigencia del contrato. Los acuerdos originales consideraban pagos pequeños en un principio que se elevarían con el tiempo; ahora serán todos iguales.

Carlos Slim, de Grupo Carso, declaró ayer que “la renta pareja a lo largo del plazo, nos permite financiar más proyectos, hacer mayores inversiones”. Efectivamente, Carso y las demás empresas tendrán un mejor flujo desde el principio y esto les dará un mayor ingreso, que se podrá usar para invertir o para cualquier otra cosa. La baja de la tarifa es poco relevante ante la nivelación de pagos. No sorprende que ayer se hayan disparado las acciones de las empresas de gasoductos.

Ya el exsecretario de hacienda, Carlos Urzúa, había señalado en su entrevista con Proceso que “es preocupante que alguien que dirige una empresa de electricidad no entienda el concepto de valor presente”. Quizá un curso de primer año de economía en el ITAM ayudaría a subsanar este desconocimiento. Siempre es mejor recibir dinero hoy que en el futuro; esa es la base del concepto de valor presente. Al nivelar los pagos en 35 años, la CFE obtiene un ahorro nominal de tarifas, pero un costo real mayor.

Es mejor tener un mal acuerdo que mandar el mensaje de que el Estado mexicano no respeta los contratos. También es importante que empiece a fluir el gas del sur de Texas, que el ingeniero Slim calificó correctamente como “el más barato del mundo”. El gas, además, va a sustituir al diésel y al combustóleo, mucho más contaminantes. Mientras el Gobierno mexicano siga impidiendo la producción de gas por fracking en nuestro país, la importación de Texas será nuestra mejor opción.

Lo que no tiene sentido es haber pasado por esta peligrosa renegociación solo para salir con un acuerdo más caro. Quizá es un buen momento para que los funcionarios tomen clases de economía y aprendan a calcular el valor presente.



Sin medicamentos

Bloquear el acceso a un aeropuerto no debería ser la forma de protestar, pero los pacientes de cáncer del Hospital Infantil Federico Gómez de la Secretaría de Salud no tienen ya medicamentos como el metotrexato o el purinethol. Entiendo la desesperación de los padres.

27 Agosto 2019 03:56:00
Con los empresarios
Al parecer ya hay un acuerdo preliminar entre el Gobierno mexicano y cuatro empresas privadas de gasoductos que permitiría destrabar el ducto marino del sur de Texas a Tuxpan. Un artículo del Wall Street Journal sugiere, sobre la base de entrevistas con fuentes no reveladas cercanas a las negociaciones, que la Comisión Federal de Electricidad pagaría una cantidad mayor por el gas de lo previsto, pero al final lograría un ahorro de 600 millones de dólares. La nota señalaba que ayer habría una nueva reunión y que el acuerdo podría darse a conocer hoy.

Más que echar a andar un gasoducto que aumentará en 40% la oferta de gas natural en México, la negociación es importante porque busca borrar la idea de muchos empresarios de que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el que canceló el aeropuerto de Texcoco y desconoció los contratos sobre los gasoductos, no cumple con los compromisos firmados con empresarios. Descartar esta idea es indispensable para tener nueva inversión privada.

Un acuerdo con las empresas de gasoductos, que tuvieron confianza en los acuerdos firmados por el Estado mexicano en años anteriores, sería un paso en la dirección correcta. En el mismo sentido está la creación de un nuevo consejo de empresarios privados para el tema de energía. El jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, señaló el 23 de agosto en Monterrey, en la Expo-Pyme de Caintra en Nuevo León, que el Presidente ha reconocido que no ha tenido “una política energética clara”. Romo parafraseó las palabras del mandatario: “Tengo que aceptar que lo que yo creía que era la solución, no lo es. Tengo que aceptar que hay muchas tecnologías que no sabía que existían, y para eso voy a formar un comité entre el sector público y el sector privado, para que me ayuden a definir la política energética”. Según Romo, esta “es la primera vez que en un tema tan sensible como es la energía se forma un grupo interdisciplinario entre el sector privado y el Gabinete de energía, para definir a dónde queremos llegar en los próximos años”.

Las cifras disponibles muestran una fuerte disminución de la inversión en México. La inversión fija bruta cayó 6.9% en los 12 meses concluidos en mayo de este 2019, con un desplome de 8.3% en construcción y 5% en maquinaria y equipo (INEGI). La inversión extranjera directa bajó 15.2% entre el segundo trimestre de 2018 y el mismo período de 2019 (Banxico). El valor real de producción de las empresas constructoras descendió 7.8% en los 12 meses concluidos en junio de 2019 (Inegi). Son cifras pésimas, aun para un inicio de sexenio.

El Gobierno puede incrementar su inversión en los próximos meses en proyectos como el Tren Maya, la refinería de Dos Bocas y el aeropuerto de Santa Lucía, pese a las dudas sobre su rentabilidad. La inversión pública, sin embargo, no es suficiente para impulsar un crecimiento suficiente. En el primer trimestre de 2019 la inversión pública representó 2.7% del producto interno bruto, mientras que la privada fue de 18.9% (mexicocomovamos.mx).

Si el Gobierno no recupera la confianza de los empresarios, será imposible alcanzar un crecimiento de 4% anual en el sexenio; y, sin crecimiento, el desarrollo es imposible. Por eso son tan importantes los acercamientos con las empresas privadas.

Acto de corrupción
Mientras que el presidente López Obrador y Alfonso Romo se acercan a los empresarios, otros funcionarios, como los titulares de Salud y Medio Ambiente, Jorge Alcocer Varela y Víctor Toledo Manzur, evitan las reuniones con ellos. Ver a empresarios es, para los ideólogos, un acto de corrupción en sí.
26 Agosto 2019 03:48:00
Guerra comercial
Durante un momento pareció que Donald Trump se daba cuenta de los daños que está causando su guerra comercial. Ayer por la mañana, en la reunión del Grupo de los 7 en Biarritz, Francia, se le preguntó si tenía dudas sobre los aranceles a China que han generado una caída generalizada de los mercados internacionales. “Sí claro, ¿por qué no?... Tengo dudas sobre todo”, respondió. Horas después, sin embargo, su secretaria de prensa, Stephanie Grisham, afirmó en un correo electrónico que la respuesta del Presidente había sido malinterpretada: “El presidente Trump ha respondido en afirmativo, porque lamenta no haber aumentado más los
aranceles”.

El proteccionismo de Trump está atado a una ideología hace mucho tiempo desacreditada en economía, el mercantilismo, que considera que el propósito del comercio exterior es generar un superávit por lo que los aranceles a productos extranjeros aumentan la prosperidad de un país. David Ricardo, el economista británico, empezó a socavar esta idea en el siglo 19 al postular la teoría de las ventajas comparativas. En “un sistema de libre comercio perfecto” –escribió–, cada país dedica “su capital y su trabajo” a aquellas actividades que más lo benefician, lo que “estimula la industria”, “premia el ingenio”, “difunde beneficio general y une, por un lazo de interés e intercambio, a la sociedad universal de las naciones”

Hoy la mayoría de los economistas e historiadores coinciden en que el proteccionismo hace daño tanto a los productores del país exportador como a los consumidores del importador. Los aranceles de Trump han afectado “a China y a otros países extranjeros”, apuntó recientemente Paul Krugman, ganador del Premio Nobel de Economía, pero “la familia promedio” en Estados Unidos “terminará pagando mil dólares más al año por precios más altos. Las guerras comerciales casi nunca tienen vencedores claros, pero con frecuencia dejan cicatrices de largo plazo en la economía mundial”.

Lo curioso es que Estados Unidos está gozando su período de expansión más prolongado de la historia: 121 meses en julio para superar los 120 meses de 1991-2001. Ha sido, es cierto, una expansión de menor vigor que otras, pero la simple duración asombra.

El mayor riesgo a la continuación de este crecimiento es la guerra comercial contra China y otros países. La economía china creció 6.2% en el segundo trimestre de este 2019, lo cual es quizá rápido en términos internacionales, pero resulta la cifra más baja en 27 años. Con la aplicación de nuevos aranceles estadunidenses a partir del 1 de septiembre, se espera una mayor desaceleración, la cual afectará a muchos países, entre ellos a Estados Unidos, el mayor exportador a China.

El presidente Trump no parece tener la inteligencia económica para entender que él mismo está socavando la expansión que le puede dar el triunfo en las elecciones presidenciales de 2020. Su guerra comercial es, en este momento, la mayor amenaza a la economía del mundo y de su propio país. Quizá sus amenazas pretendían ser un simple instrumento de negociación para obligar a China a descartar políticas comerciales que efectivamente son injustas, pero la apuesta está terminando mal. Todos en el mundo pagaremos el costo de esta falsa idea de que el proteccionismo aumenta la prosperidad de un país.


Modesto anarquista

AMLO recordó este 24 de agosto el 120 aniversario del nacimiento de Jorge Luis Borges afirmando: “Es de esos pocos intelectuales de derecha pero independientes de verdad y no fingía”. Borges, sin embargo, no era de derecha. “Soy un modesto anarquista, a la manera spenceriana –dijo una vez–. Creo en el individuo, no en el Estado”. Aun así, me parece maravilloso que el Presidente haya celebrado al autor de El Aleph.

23 Agosto 2019 04:03:00
Negociar con criminales
Negociar con criminales no, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador. Eso se hizo en el pasado y no funcionó, porque la seguridad es responsabilidad del Gobierno y de nadie más, subrayó. Cierto. Por esa razón nacieron los Estados modernos, para proveer la seguridad a sus gobernados, que fue algo en lo que claudicó el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, que desde el inicio pactó con criminales, que camuflajeados en la desesperación de los michoacanos que ante la violencia se organizaron en grupos de autodefensa, fueron utilizados para el exterminio de Los Caballeros Templarios. Esa obtusa estrategia, violando las leyes internacionales, puso a Michoacán al borde de la guerra civil en un año.

La historia sirve mucho para evitar errores, a partir de las experiencias vividas. Por eso, el proyecto del Gobierno de López Obrador de dar amnistía y generar empresas productivas en las zonas calientes de la violencia, donde el tejido social se entrevera entre el mundo de la legalidad y el mundo de la criminalidad, estaba sentado sobre un tambor de dinamita con la mecha prendida. El primer paso del plan, construir un parque agroindustrial en La Huacana, donde vejaron y privaron de su libertad a una decena de soldados que realizaba operativos de desarme en mayo, estalló estrepitosamente. No era lo que creían que iba a suceder.

Hace casi tres semanas, una reunión privada, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, describía satisfecha cómo estaban trabajando intensamente con diferentes grupos armados para establecer mecanismos que restablecieran la seguridad y se acabara la violencia. ¿Con grupos armados?, le preguntó su interlocutor. “Hablamos con todos”, respondió. En el encuentro, el subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta, dijo que acababa de dialogar con los grupos de autodefensa en La Huacana, donde había acordado la instalación del parque industrial, y con la Columna Armada Pedro J. Méndez, en Villagrán, Tamaulipas. “Pero ese grupo está ligado al Cártel del Golfo”, interrumpió el interlocutor. “Ellos no son, sino una escisión”, dijo Peralta. “Inclusive me dieron las órdenes de aprehensión contra ellos”.

Peralta tenía razón, pero a medias. De acuerdo con personas que conocen el desarrollo de ese grupo, hace varios meses se fraccionó y la parte que dialogó con el subsecretario se había alineado con Morena. Quienes rompieron con ellos no se vincularon a ningún partido, por lo que, según las mismas fuentes, han sido hostigados permanentemente. Ese grupo es encabezado por los Leales, Octavio Leal Moncada, a quien apodan “El Tarzán” o “El Profe”, Cesáreo Leal Pérez, y Eloy Flores Martínez, que usa el alias de “El Licenciado”. Sin embargo, la escisión no redime de manera instantánea a quienes se acercaron a Morena, en busca claramente de un certificado de impunidad a sus cuentas pendientes.

Es el mismo caso en La Huacana. Aunque el Cártel Jalisco Nueva Generación, que controla la zona, difundió un video donde se desvinculó del grupo que privó de su libertad a los soldados, no quiere decir que quienes lo hicieron estén libres de culpa o sean inocentes.
El ataque a los soldados se dio porque les decomisaron fusiles de asalto, incluidas las mortíferas Barrett de 50 milímetros, de uso exclusivo del Ejército y querían que se los regresaran –condición que se cumplió para su liberación. En ese municipio, junto con los de Buenavista Tomatlán y Tepalcaltepec, nacieron los grupos de autodefensa civil penetrados por el CJNG, que desató la violencia incontenida en 2013 y 2014, que sólo se pudo reducir temporalmente –en la otra cara de la historia–, por la llegada de un comisionado para el Desarrollo y la Seguridad, Alfredo Castillo, que actuó como procónsul. Castillo logró desarmar a quienes no eran parte del crimen organizado, pero nunca pudo hacerlo con aquellos vinculados al cártel, con los que se llegó a un entendimiento tras la liquidación de Los Caballeros Templarios. El que los grupos de autodefensa no sean parte orgánica de los cárteles, no los coloca del lado de la ley ni de actos criminales por los que no tengan que pagar.

La falta de experiencia en el Gobierno y de pericia en el manejo de comunicación, provocó una nueva crisis donde no existía. El plan no era desconocido en Palacio Nacional y la secretaria Sánchez Cordero hablaba con esa confianza. Al explotar el tanque de dinamita sobre el que no se habían dado cuenta estaban sentados, el presidente López Obrador se vio obligado al control de daños. Desautorizó a Peralta y le pidió ajustarse a la Constitución y ceñirse a las leyes. En el gabinete de seguridad de este miércoles se dio la contraorden de mantener el diálogo con los grupos armados y expresó su desacuerdo con el programa de los proyectos productivos. Es decir, reculó sobre una política que él mismo ideó y estimuló.

Pero no está más. Es dialéctico rectificar, porque su problema puede ser más grande. El Gobierno del presidente Donald Trump lo tiene nuevamente en la mira. Lleva casi un mes criticando al Gobierno de López Obrador por carecer de una política más enérgica para frenar el narcotráfico, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, ha sugerido que podrían certificar una vez más los esfuerzos del Gobierno en esa materia. Como en la migración, se está yendo de bruces el gobierno. A diferencia de la actitud en el tema migratorio, el Presidente está actuando con celeridad. No basta la retórica, pero es una buena oportunidad para corregir y rediseñar la estrategia contra los criminales. Por ejemplo, que los combata, que les cambie los incentivos, que no los apoye ni los tolere, aunque esto se de por omisión y no necesariamente –esperemos– por comisión.
23 Agosto 2019 04:00:00
Con todo respeto
“Ellos se lanzan fuerte a veces también. Entonces, decirles ternuritas no es ningún problema, o sea, es de cariñito, un cariñito nada más”. Andrés Manuel López Obrador, 27.02.19

Los periodistas que cubren al presidente López Obrador saben ya que la expresión “Con todo respeto…” abre las puertas al caudal de descalificaciones con las que el Mandatario cubre a todos aquellos que percibe como enemigos o críticos.

Así, con todos respeto, los consejeros del INE son floreros que nunca hicieron nada para impedir los fraudes electorales, todos los funcionarios de gobiernos anteriores son corruptos y no tienen llenadera, la prensa es fifí, los empresarios son conservadores y no quieren dejar de robar, los funcionarios que renuncian a su gobierno son neoliberales, los defensores de las instituciones son neoporfiristas, los intelectuales son ternuritas, los economistas críticos y las calificadoras no tienen autoridad moral, los periodistas que no se ajustan a su línea son hipócritas, deshonestos o calumniadores y los críticos en general son zopilotes.

Nunca hemos tenido un presidente tan creativo y tan prolijo en el uso de
descalificaciones, ni siquiera Vicente Fox, quien dejó de referirse a sus rivales como tepocatas, alimañas y víboras prietas cuando asumió la Presidencia de la República.

La técnica le ha funcionado al Presidente hasta ahora. Una de las razones que lo llevaron al triunfo electoral en una sociedad cansada de la clase política fue su cantaleta contra los otros candidatos y contra los políticos de gobiernos anteriores, que eran todos camajanes, canallines, de derecha, espurios, fichitas, hampones, ladrones, maiceados, malandrines, mañosos, oportunistas, rufianes, pillos, piltrafas morales, pirrurris, reaccionarios, simuladores, tecnócratas, títeres y traficantes de influencias. Ya como Mandatario, ha mantenido su popularidad en parte por el público de sus mañaneras y por las descalificaciones constantes a todos los que ve como rivales de su poder.

Lo curioso es que el Presidente entiende la necesidad de unir a los mexicanos. En distintas ocasiones ha hecho llamados para ello. El 2 de junio, en medio de la disputa con el gobierno de Donald Trump, declaró: “Creo que va a ayudar mucho que los mexicanos nos unamos, que haya unidad nacional, que todos, independientemente de posiciones políticas, ideológicas, de corrientes de pensamiento, defendamos a México”.

El llamado a la unidad es una constante en México y en cualquier lugar del mundo para un jefe de gobierno. Las oposiciones viven y prosperan en la crítica, los gobiernos en la unidad. Todos los gobernantes que he conocido, y no solo en México sino en el mundo, hacen llamados a la unidad en los momentos de crisis, independientemente de la opinión que puedan tener de sus oposiciones.

La pregunta es si López Obrador puede pedir unidad cuando descalifica de manera sistemática a todos los que no están de acuerdo con él. Su temperamento intolerante, y su creatividad en el uso de adjetivos descalificativos, generan una animadversión creciente entre grupos importantes de la sociedad. Esto no beneficia a nadie.

El Presidente está convencido de que sigue en campaña. Y quizá lo está. Pero México se merece tener a un Presidente para todos los mexicanos, uno que no se burle de las oposiciones ni de quienes piensan de forma diferente a él. Con todo respeto, señor Presidente, quisiera pedirle que asuma ese papel unificador que nos permitirá llegar a mejores acuerdos para cumplir con su sueño y el nuestro de construir un país más próspero y más justo.

Pintas
El grupo Restauradoras con Glitter ha pedido que se dejen las pintas del Angel de la Independencia como “recordatorio palpable de la condenable situación de violencia en nuestro país”. Habría pues que pintarrajear todos los monumentos históricos y las obras de arte en México.
22 Agosto 2019 03:50:00
Robarse el viento
“El problema podrá resolverse si dejan de usarse los combustibles fósiles y [se recurre a] energías renovables, como la eólica, la solar y la nuclear”

Mario Molina


En un momento en que personalidades como Mario Molina hacen llamados para reducir el uso de combustibles fósiles y combatir el calentamiento global, una empresa está buscando construir una generadora eólica en Baja California Sur. El proyecto está planteado para un ejido en el kilómetro 40+200 de la carretera transpeninsular Benito Juárez. Eólica Coromuel tramitó y obtuvo un manifiesto de impacto ambiental, pero como el proyecto no es de los que está impulsando el Gobierno federal, o quizá porque no implica talar selvas o manglares o utilizar combustibles altamente contaminantes como el carbón, se encuentra detenido en la oficina local de la Semarnat.

Baja California Sur, me dice Luis Manuel Guerra, el químico Guerra, un especialista en temas ambientales, “está aislada del sistema interconectado nacional y actualmente obtiene su electricidad, en las tres zonas eléctricas en las que está dividida (Constitución, La Paz y Los Cabos), en 47% de combustión interna (muy contaminante), 21% térmica convencional (contaminante) y 32% turbogás”.

El proyecto de Coromuel aportaría alrededor de 10% de la energía que necesita Baja California Sur, algo muy importante en un estado que sufre apagones constantes y que no cuenta con un suministro adecuado de gas. “Las alternativas de llevar electricidad por un cable submarino (que costaría 30 mil millones de dólares) o gas natural por buques tanque son remotas y no se contemplan a corto plazo”, comenta el químico Guerra.

Después de cinco años de mediciones, la empresa encontró un lugar ideal para la instalación en las estribaciones de la sierra de los Filos. Elaboró y obtuvo la manifestación de impacto ambiental y llegó a un acuerdo, cosa nada fácil, con el ejido Alfredo V. Bonfil. Los ejidatarios recibirán 20 mil pesos mensuales por cada aerogenerador durante 30 años. Las tierras son “de agostadero, semidesérticas, donde actualmente no se cultiva nada”.

El proyecto contempla la instalación de 25 turbinas de última generación que producen cada una 2 megavatios. La capacidad total sería de 160 gigavatios (millones de millones de vatios) al año. Con esta energía, el estado superaría su déficit de energía.

A pesar de que el proyecto ya tiene el manifiesto de impacto ambiental, no cuenta con la autorización definitiva. Se necesitan 12 meses desde esta aprobación hasta la entrada en operación del proyecto. Toda la inversión será de la empresa privada. No se requieren subsidios ni del Gobierno municipal ni del estatal. La empresa venderá la electricidad a la CFE a un precio menor, garantizado contractualmente, al que la Comisión cobra a los municipios.

El proyecto se encuentra dentro del municipio de La Paz y tiene el apoyo del alcalde Rubén Muñoz, pero está detenido en la oficina de la delegada estatal de Semarnat, Daniela Quinto, una joven veracruzana, exmilitante del Partido Verde, que en abril fue designada para ocupar esa responsabilidad en BCS. Quizá le preocupa que los aerogeneradores se roben el aire de los indígenas, pero mientras tanto el estado sigue sufriendo apagones, generando electricidad de manera contaminante y los ejidatarios están dejando de recibir el recurso que pactaron con la empresa.



Grupos armados

Un Estado que abdica del monopolio del uso de la fuerza está condenado a desmoronarse. Por eso el Gobierno mexicano no puede permitir la presencia de grupos armados en el país. Ni las autodefensas ni las organizaciones criminales deben tener autorización para portar armas de uso exclusivo del Ejército, ni a usar la fuerza para imponer sus propias leyes o intereses a los demás.
21 Agosto 2019 03:58:00
Vaquita etiquetada
Quiero confesar un pecado. Tengo en casa una pecera con Vaquitas, unas pequeñas tabletas de chocolate de apenas 4 x 2 centímetros y 4.5 gramos. Sé que tienen azúcar y grasas, que las buenas conciencias me dicen no son buenos para mi salud, pero me gusta disfrutar una de vez en cuando, usualmente después de comer y antes de un espresso.

En el frente de la etiqueta veo que cada una contiene 21 kilocalorías. No es mucho, quizá, pero es equivalente a medio tomate bola que seguramente es más nutritivo. Antes del café, sin embargo, prefiero un chocolate en vez de medio tomate.

Puedo saber cuántas kilocalorías tiene mi Vaquita, y tomar mis propias decisiones, porque México ha sido precursor de un etiquetado frontal informativo y transparente en productos alimenticios. La mayoría de los países no tienen reglas obligatorias de etiquetado frontal, ni siquiera Estados Unidos o Europa. Hoy, sin embargo, los políticos mexicanos, en su constante afán de considerar a los consumidores como imbéciles incapaces de tomar sus propias decisiones, quieren imponer un nuevo etiquetado opaco y tramposo, cuyo único propósito es asustar a los consumidores para que no coman alimentos procesados.

Estos políticos, impulsados por grupos radicales que se oponen a la libertad de los consumidores, buscan llenar todos los paquetes con advertencias de gran tamaño sobre excesos de calorías, sal, azúcares añadidos o grasas saturadas. Estas advertencias, que se colocarían por igual en paquetes con medidas y contenidos muy diferentes, reemplazarían la información precisa del actual etiquetado frontal.

Una barra de amaranto con pasas de 40 gramos y 150 kilocalorías tendría las mismas advertencias de “exceso de calorías” y “Azúcares añadidos”, además de un cintillo de “evitar consumo excesivo”, que una barra de amaranto con chocolate de 70 gramos y 284 calorías.

Una de avena de grano entero con relleno de fruta de solo 90 kilocalorías, muy inferior a lo habitual, llevaría tres sellos de advertencia y el cintillo. Un paquete de tres tostaditas horneadas de maíz blanco de 18 gramos y solo 72 kilocalorías, esas Salmas que nos dan con el caldito de pollo cuando estamos a dieta o con el estómago delicado, tendría dos pegotes de advertencia y el cintillo amenazador.

Este etiquetado eliminaría la motivación de la industria para generar productos con menos calorías, grasas o azúcares. Si una tostadita de maíz de 20 kilocalorías tendrá el mismo trato que una barra de chocolate de 284, ¿para qué esforzarse por desarrollar productos con menores niveles de azúcar o de grasas?

Chile tiene un etiquetado similar al que están proponiendo nuestros políticos. En los primeros meses las advertencias generaron miedo y disminuyeron el consumo; algunos de los productores más pequeños tuvieron que cerrar y despedir a sus trabajadores. Después, cuando la gente se habituó, el consumo regresó a sus niveles anteriores. No hay indicios de que haya bajado el sobrepeso. En México ocurrirá lo mismo porque el etiquetado solo castiga a los productos procesados, pero no se mete con las garnachas, las tortas, las frituras o los atoles.

Yo, por lo pronto, exijo a los políticos que me dejen comerme en paz mi Vaquita de 21 kilocalorías. El que quieran ocultar esta información en una advertencia que diga que mi chocolate es peor que una torta de tamal de 400 kilocalorías no solo es una gran mentira sino una artera agresión.

Pleito gratuito
Ricardo Monreal demostró su fuerza al destronar a Martí Batres de la presidencia del Senado. Pero la victoria le puede salir cara a él, al ganarse gratuitamente a un enemigo, y a Morena, que busca consolidarse como el partido hegemónico de la Cuarta Transformación.
20 Agosto 2019 03:50:00
‘Ya valiste madre’
“El miedo de la mujer a la violencia del hombre es el espejo del miedo del hombre a la mujer sin miedo”
Eduardo Galeano


Los políticos siempre expresan su apoyo a las mujeres, pero las reglas están hechas para impedir que haya seguridad o justicia para ellas.

Una joven de León, Guanajuato, Brenda de la Mora, fue víctima de un ataque por un chofer de Uber el 16 de agosto. El conductor, llamado Erick Alberto (la empresa no proporciona su apellido), conducía un Nissan Versa con placas N43AKR. La recogió en la Central de Autobuses del Norte de la Ciudad de México para ir a Polanco. La placa y el vehículo correspondían a los de la aplicación.

El chofer le dijo que, por la manifestación feminista, muchas calles estaban cerradas y tendría que usar otra ruta. Ella dijo que sí; pero, aprovechando que ella no conocía la ciudad, el conductor se dirigió al norte y tomó una autopista. Después de un tiempo la joven empezó a sospechar. El chofer le insistía que era la mejor ruta, pero ella compartió su ubicación con un amigo, que le dijo que iban en dirección opuesta. El amigo habló con el conductor y le pidió que regresara.

Este dio la vuelta, pero empezó a acercarse incómodamente y a tratar de tomar el teléfono, quizá para ver si el GPS estaba funcionando. En un momento le dijo: “Ya valiste madre, avienta el teléfono”. Empezaron a forcejear. Él sacó una pistola. Le quitó el teléfono y lo aventó. Ella tiró del volante y pegaron contra algo. Se salió del vehículo en movimiento y empezó a correr y pedir auxilio, pero no había nadie. “Él se echó en reversa y yo empecé a pensar: ‘Él me va a matar aquí’”. En este punto del recuento rompe en llanto: “Yo no quería que le hablaran a mi mamá y que estaba ahí tirada en un lugar. Tengo un niño superchiquito. Y pensé: ‘si quedo, quedo aquí’”. Afortunadamente un tráiler empezó a acercarse y el conductor del Uber arrancó y se fue.

Brenda notificó a Uber a través de su plataforma. Recibió muchas llamadas de la empresa, siempre pidiéndole repetir la misma historia; parecía que no había coordinación entre una llamada y la siguiente. No se le dio más apoyo.

Al día siguiente quiso levantar una denuncia. Le dijeron que tendría que ser en el Estado de México, porque los hechos habían ocurrido ahí. Acudió a un Ministerio Público en Ciudad Satélite, donde le dijeron que la denuncia tendría que levantarla en el lugar de la agresión, y que tenía que saber exactamente si había sido en Ecatepec o en algún otro municipio, porque si no la denuncia no tendría validez.

Después de la entrevista en mi programa de radio con Guadalupe Juárez, la empresa de transporte me mandó un mensaje que decía: “En Uber tenemos cero tolerancia a cualquier tipo de violencia. Respecto a los hechos reportados por la usuaria Brenda sobre una presunta agresión reportada el 17 de agosto, informamos que tan pronto tuvimos noticia de su reporte por medio de la aplicación se inhabilitó el acceso del socio conductor. Asimismo, hemos establecido contacto con la usuario afectada, y mantendremos comunicación para darle el soporte pertinente, y de así requerirlo apoyarla en el proceso de denuncia”.

Brenda fue ayer a Ecatepec a tratar de levantar la denuncia. Para ella es importante hacerlo porque dice que quiere evitar que otras mujeres sufran una experiencia similar. En el momento de escribir este artículo no sé todavía cómo le fue con la burocracia. Lo que sí es claro es que no es fácil denunciar un delito en nuestro país.


Amenazas

Mónica Soto Icaza, escritora y bloguera, ha recibido miles de insultos y amenazas vía electrónica de una persona que asume distintas personalidades y que ha amenazado incluso con violarla y también a su hija menor. Hace meses levantó una denuncia ante la FGR, pero no ha pasado nada. No tienen forma, dicen, de localizar al responsable.


19 Agosto 2019 03:57:00
Violencia y mujeres
Lo peor de todo es que el problema sí existe y es grave. En el primer semestre de este 2019 se registraron 448 feminicidios y mil 198 violaciones. Esta última cifra es seguramente bastante más baja que la real, ya que muchas violaciones no se denuncian.

Hay razones para protestar, muchas, pero los grupos que han protagonizado las violentas manifestaciones de los últimos días le han hecho daño a la causa de las mujeres. Una de las razones es que el caso que usaron como bandera, el de una joven de 17 años que denunció haber sido violada en una patrulla en la colonia San Sebastián de Azcapotzalco por cuatro policías en la madrugada del 3 de agosto, parece falso. “Con la información que tenemos hasta hoy, podemos determinar que momento, circunstancias, lugar y hechos no coinciden con lo declarado por la víctima”, señaló cautamente el vocero de la Procuraduría de la Ciudad de México, Óscar Lara.

La reportera Yohali Reséndiz, una reconocida feminista, revisó los videos de cámaras de vigilancia privadas de la calle en que presuntamente tuvo lugar la violación, recopiló los indicios disponibles y habló con un testigo, dueño de una casa en que la joven pidió permiso para entrar y usar el baño. No hay señales de violación ni oportunidad para que esta haya tenido lugar. Al dueño de la casa no le pidió auxilio ni le dijo que había sido violada. La joven nunca entró a ninguna patrulla. Solo cuando llegó su madre declaró: “Me violaron los policías”. La madre respondió: “No te creo”. “Nunca me crees”, se quejó la adolescente.

La respuesta de muchas activistas ante la acumulación de datos contra la versión de la joven ha sido: “Yo sí te creo”. Este fue uno de los coros de la manifestación del 16 de agosto. El reportero de AND40, Juan Manuel Jiménez, ofrecía curiosamente una crónica editorializada a favor de los manifestantes. Mientras le arrojaban diamantina y otros objetos, él decía que las mujeres estaban justamente enojadas. Una mujer rubia se le acercó y le gritó al micrófono: “Yo sí te creo”. Jiménez respondió: “Todo el mundo cree a las mujeres”. Entonces un hombre joven le pegó un fuerte puñetazo en la cara y lo noqueó. Los manifestantes también causaron destrozos en la estación del Metro de Insurgentes y pintarrajearon el Ángel de la Independencia.

Muchos se dijeron después asombrados de que la información sobre la violencia de los manifestantes hubiese empañado la cobertura de la protesta. “Las pintas se borran, las muertas no”, decía uno de los mensajes repetidos en redes. Este es un ejemplo típico de falso dilema en lógica, una falacia que presenta dos opciones como si fueran las únicas posibles. Si las pintas, la destrucción de instalaciones de transporte o monumentos históricos o la agresión a periodistas evitaran la muerte o la violación de una sola mujer, quizá habría razones utilitarias para defenderlas. Pero no es así. La violencia fue gratuita y ha manchado un movimiento que tenía todo para unir a los mexicanos.

Las imágenes de la manifestación del 16 de agosto que han quedado en la imaginación colectiva son la agresión al reportero y las pintas del Ángel de la Independencia, el cual ha sido cerrado por tiempo indefinido. Lo peor es que la violencia contra las mujeres sigue presente en feminicidios, violaciones, abusos y agresiones en calles y transportes públicos. Se ha perdido una gran oportunidad para impulsar un movimiento que podría unir a mujeres y hombres de buena fe para acabar con esta repudiable violencia. Eso es lo triste.

Sin brújula
En el ánimo de linchamiento que prevalece, seis policías que sabemos no cometieron ningún abuso han sido suspendidos de manera indefinida sin goce de sueldo. No son ricos. Sus familias sufrirán las consecuencias de un movimiento que perdió la brújula.
16 Agosto 2019 03:50:00
Regreso al jardín
“Somos polvo de estrellas / Somos dorados / Y tenemos que colocarnos a nosotros mismos / De regreso en el jardín”
Joni Mitchell, Woodstock

No fue el primer festival de rock y ciertamente tampoco el último. Pero Woodstock, que se llevó a cabo del 15 al 18 de agosto de 1969, hace 50 años, fue el festival que transformó a toda una generación.

Su promoción decía que serían “tres días de paz y música”. La desorganización hizo que los conciertos se alargaran hasta el lunes 18. En esa mañana del cuarto día, cuando ya muchos de los asistentes se habían marchado, Jimi Hendrix hizo gemir a su guitarra con su personal interpretación de Star Spangled Banner, el Himno Nacional de Estados Unidos, con notas que se convertían en bombas y niños llorando; así, casi nadie vio o escuchó personalmente lo que para muchos fue el momento emblemático del festival.

El Monterey Pop Festival de 1967 en California había sido el primer gran festival de la contracultura. Jimi Hendrix y Janis Joplin se dieron a conocer ahí ante un público de 50 mil personas. Un grupo de jóvenes empresarios organizaron primero un festival en Miami en 1968, con unos 25 mil participantes, y de ahí se lanzaron a organizar otro, en el estado de Nueva York, en el verano del 69, el cual calcularon tendría unos 50 mil asistentes. Al final arribaron más de 400 mil. Muchos aseguran, entre ellos la compositora Joni Mitchell, que eran medio millón.

Los organizadores no estaban preparados para esta avalancha humana. No había comida, agua o baños para tantos. Los vehículos llegaron en números tan elevados que los conductores y pasajeros los cerraban y los dejaban en los caminos bloqueando el tránsito. No era posible entrar ni salir. Muchos músicos tuvieron que ser transportados en helicóptero para llegar al escenario.

Si bien dos personas murieron, y hubo también un parto, los problemas fueron pocos si consideramos la acumulación de gente y el intenso consumo de drogas. Los jóvenes se comportaron de manera muy civilizada. Se dedicaron a escuchar música, fumar mariguana, conversar y a hacerse el amor.

El festival fue un desastre financiero. La mayor parte del público entró sin pagar. Como espectáculo dejó también mucho que desear, a pesar de que hubo extraordinarios artistas como Hendrix, Joplin, Santana, The Who, Joe Cocker y muchísimos más.. El sonido era primitivo y no había pantallas para que quienes estaban lejos vieran a los artistas. La basura y la falta de baños marcaron la experiencia. Pero el festival se convirtió en un mito, en buena medida a través de la película de 1970, la cual ganó un Oscar.

Ningún festival antes ni después, ni siquiera Live Aid de 1985, tuvo un impacto tan fuerte. Woodstock promovió la cultura hippie, una nueva filosofía de vida. La influencia fue internacional. En 1970 un festival de rock en la Prepa 6 de la UNAM se inspiró en aquel; el de Avándaro de 1971 era igualmente hijo de Woodstock.

Mucho de negativo surgió también. Woodstock volvió natural el uso de las drogas e inspiró a millones de jóvenes en el mundo a utilizarlas. Provocó también, de manera indirecta, la guerra contra las drogas que lanzó Richard Nixon en 1971 y que ha tenido consecuencias tan desastrosas.

Nadie puede negar, sin embargo, la importancia histórica de Woodstock. Toda transformación tiene aspectos positivos y negativos. La música que podemos apreciar en la película sigue siendo extraordinaria. Y ver a una generación que se rebela al grito de amor y paz, no tiene precio.



Recesión

Por primera vez en cinco años el Banco de México recortó ayer su tasa de interés a 8 por ciento. Lo hace porque todo parece indicar que se acerca una recesión internacional. Habrá que ver, sin embargo, si el peso mexicano aguanta las presiones ante la incertidumbre económica que prevalece en nuestro país.
15 Agosto 2019 04:00:00
La ‘sociedad civil’
Nunca me ha gustado la designación de “sociedad civil”. No se sabe si se contrasta con una “sociedad militar” o con la “sociedad incivil”. Bastaría usar el término “organizaciones de la sociedad” para distinguir a estas de las gubernamentales. Pero independientemente del nombre, muchas de estas organizaciones sí funcionan y funcionan requetebién. No sé si son conservadoras o de izquierda, fifís o chairas, y no creo que a nadie le importe, pero sí han demostrado su utilidad pública.

La imputación de la Fiscalía General de la República contra Rosario Robles procede originalmente de una investigación periodística llamada La Estafa Maestra realizada por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad y Animal Político, la cual fue publicada el 4 de septiembre de 2017. El 18 de septiembre de 2018, con el apoyo de Tojil, otra asociación civil, MCCI presentó una denuncia formal contra funcionarios de Sedesol y Sedatu por el presunto desvío de recursos.

Lo curioso es que la información estaba disponible desde mucho antes. La Auditoría Superior de la Federación documentó en sus informes sobre las cuentas públicas de 2013 y 2014 centenares de contratos de instituciones gubernamentales con universidades públicas; estas a su vez subcontrataban a empresas privadas, muchas de ellas fantasma, que desviaban los recursos o los desaparecían. Ni la Secretaría de la Función Pública ni ninguna otra autoridad hizo nada hasta que MCCI y los medios tomaron el tema.

A Rosario Robles se le imputa haber sido “omisa” en la supervisión de estos recursos ya que no firmó los contratos. Ella afirma, por otra parte, que no podía vigilar la forma en que los recursos eran subcontratados por las universidades públicas y dispersados. En opinión del exauditor Juan Manuel Portal, sin embargo, “no es posible que se desviaran 7 mil 600 millones de pesos y ella no estuviera enterada”.

Es muy importante saber, por supuesto, si el presidente Enrique Peña Nieto fue informado de las observaciones de la ASF. Todo parece indicar que sí. Robles ha señalado que lo hizo de manera verbal a través de la red telefónica del Gobierno y en reuniones de gabinete. También Portal ha afirmado que personalmente informó al Mandatario. No hay indicios de que se le hayan dado informes por escrito, pero las observaciones eran públicas, puesto que se encontraban en los informes sobre la cuenta pública. Más importante es saber si el presidente Peña Nieto ordenó previamente estas operaciones o si fueron maquinadas por Robles o por su oficial mayor, Emilio Zebadúa.

La llamada Estafa Maestra fue posible gracias a una interpretación del artículo primero de la Ley de Adquisiciones que permite obviar la obligación del Artículo 134 de la Constitución para que las compras del Gobierno se hagan por licitación pública. Ese artículo primero señala que los contratos entre dependencias gubernamentales no requieren de licitación. Las universidades públicas resultaban así el instrumento ideal para darle la vuelta a la Constitución.

El exauditor Portal me dice que esta es una “interpretación indebida” de la ley, pero hasta el momento ha sido el camino legal para este tipo de desviaciones. Una medida lógica sería eliminar esta excepción y obligar siempre a las licitaciones públicas. Pero quizá haya que esperar a que lo proponga alguna organización “fifí”. Nadie en el Gobierno lo ha sugerido.

Joyita
La vinculación a proceso de Rosario Robles tiene sentido jurídico, pero su prisión preventiva no. ¿Tenía el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna razones para una venganza? Es sobrino de Dolores Padierna, quien culpa a Rosario del encarcelamiento de su esposo, René Bejarano.
14 Agosto 2019 03:50:00
Sin presunción
No solo fue vinculada ayer a proceso por ejercicio indebido del servicio público, sino que se le remitió a prisión preventiva por cuando menos dos meses a pesar de que no se le imputa un delito grave. Rosario Robles, una mujer que ha ejercido responsabilidades públicas importantes desde los años 90, primero con el PRD, cuando era el principal partido de izquierda, y luego con el PRI, fue ingresada ayer a la cárcel de Santa Martha Acatitla para esperar su proceso.

Las acusaciones en su contra proceden de la llamada “estafa maestra”, un desvío de recursos que la Secretaría de Desarrollo Social entregaba a universidades públicas. No se le acusa de haberse quedado con dinero, lo cual habría motivado una denuncia de malversación de fondos, sino de no haber informado a su superior jerárquico, el entonces presidente Enrique Peña Nieto, de las observaciones que la Auditoría Superior de la Federación hizo al uso de esos fondos por las universidades.

Robles se presentó voluntariamente a las audiencias preliminares, sin tratar nunca de huir, y declaró que había mantenido una comunicación fluida con el presidente Peña Nieto a través de la “línea roja”, la red de altos funcionarios federales, y en reuniones de Gabinete. El juez, Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, fue especialmente duro con ella. Quizá haya habido indicios para vincularla a proceso, ya que la carga de la prueba en esta fase es muy leve; pero no parece haber razón para violar la presunción de inocencia y confinarla a la cárcel antes de ser declarada culpable por un supuesto temor de que se fugue. Según el defensor Julio Hernández Barros, el juez calificó como “cínicos” a sus abogados y también sugirió que José Antonio Meade debía haber sabido del desvío, a pesar de que nadie lo declaró. Al parecer también hizo mofa de la defensa. No son actitudes ni comentarios que espere uno de un juez imparcial.

Yo no sé si Robles maquinó un fraude desde la Sedesol con los rectores de universidades públicas. Si es así, no hay pruebas que lo demuestren. La Auditoría Superior de la Federación apuntó una enorme serie de irregularidades, y de aparentes casos de corrupción, pero estos parecen haber tenido lugar a nivel de las universidades. Por eso a ella no se le acusa de desvíos sino de no haber informado al Presidente de las observaciones de la ASF. El problema es que Rosario genera reacciones viscerales entre quienes militaron en la izquierda con ella y hoy la consideran una traidora. Muchos la quieren en la cárcel por cualquier motivo.

Nadie se preocupa por la causa de fondo de las irregularidades o los desvíos: la regulación que permite al Gobierno otorgar asignaciones directas a universidades públicas —no a las privadas– que debieran darse en licitación abierta. Las universidades públicas son por definición templos sagrados de la honestidad en nuestro país.

Robles parece responsable de no haber notificado por escrito al Presidente de las observaciones de la ASF, pero no hay indicios de que haya maquinado un desvío de los programas a su cargo. Aunque se le acusa solo por ejercicio indebido de la función pública, el juez de la causa ha decidido meterla en la cárcel dos meses antes de juzgarla. En México sigue sin existir la presunción de inocencia. Todos somos culpables mientras no podamos probar nuestra inocencia.



Rosario y Espinosa

Es difícil no recordar que Robles, cuando era secretaria de Gobierno del Distrito Federal, fue la arquitecta de la encarnizada campaña de medios y acusaciones contra Óscar Espinosa Villarreal después de que este terminó su gestión como regente. Al final Espinosa fue exonerado de todas las acusaciones, pero los daños a su persona y su familia fueron enormes. Ojalá que ella no sufra la misma suerte.
13 Agosto 2019 04:00:00
Elefante reumático
Los atletas mexicanos tuvieron un desempeño extraordinario en los Juegos Panamericanos de Lima, Perú. No solo quedaron en tercer lugar con 37 medallas de oro, el mejor puesto desde 1955, sino que acumularon 136 preseas. Estos triunfos se registran, paradójicamente, después de una disminución de varios años en los presupuestos gubernamentales para el deporte.

Todavía en 2012, la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) recibió un presupuesto de 5 mil 357 millones de pesos, pero este monto ha venido cayendo hasta quedar en mil 719 millones en 2019, sobre lo que además se ordenó una disminución de 70 millones de pesos.

“Obviamente que este presupuesto es insuficiente” declaró en julio la titular de la Conade, Ana Gabriela Guevara. A partir de agosto, “entramos en números rojos. Ya no va a haber presupuesto para poder salir de agosto hasta diciembre. Ya no hablemos del tema de becas, que es un tema sensible, sino que ya no vamos a poder pagar la luz, ya no vamos a poder pagar lo básico para el funcionamiento de la instalación”.

Quizá por eso es tan extraordinario el desempeño en los Panamericanos. La propia Guevara había pronosticado una cosecha de solo 19 medallas de oro. Un triunfo en Panamericanos no se gesta en unos meses. Los atletas llevan años preparándose.

Por eso hubo ayer críticas a la entrega de una medalla de agradecimiento al presidente López Obrador, en lo que parece un simple acto de zalamería.

Ana Gabriela también asumió el crédito al afirmar: “Fue una labor titánica en estos ocho meses mover al elefante reumático”.

No es fácil, efectivamente, mover al elefante reumático del deporte. Por eso sorprende el desempeño en los Panamericanos. El dinero no lo es todo, aunque sí es necesario. Muchos países, como Cuba o España, dedican fuertes cantidades al deporte de alto rendimiento, porque consideran que este ayuda a fortalecer la identidad y la autoestima nacionales; pero Estados Unidos, la mayor potencia deportiva del mundo, no utiliza dinero de los contribuyentes sino que deja la responsabilidad a empresas privadas y a las universidades.

El dinero que se tenga, hay que usarlo bien. Guevara ha reducido becas de atletas, porque “había un desbarajuste administrativo”, y afirma haber cesado a 120 aviadores. Canceló también el Laboratorio de Control y Previsión de Dopaje. El Comité Olímpico Mexicano, por otra parte, cerró el Centro Deportivo Olímpico Mexicano, el CDOM, por los recortes de la Conade.

El Presidente anunció que dedicará los 102 millones de pesos obtenidos por la subasta de la casa de Zhenli Ye Gon, quien está siendo procesado por diversos delitos, para dar becas a los atletas de los Panamericanos.

Este dinero no será suficiente para cumplir la promesa, por lo que se tendrá que recurrir a otras fuentes. En medio de los recortes, por otra parte, López Obrador ha anunciado que utilizará mil 57 millones de pesos para comprar dos estadios de beisbol, su deporte favorito.

Yo no sé si es correcto en un país pobre emplear recursos gubernamentales para apoyar el deporte de alto rendimiento; pero si se hace, hay que hacerlo bien. El financiamiento no puede venir de ventas ocasionales de propiedades confiscadas, sino de un presupuesto multianual que dé certeza de largo plazo y de un plan que defina el mejor uso de los recursos.

Los países exitosos en el deporte han encontrado formas de descubrir talento temprano y desarrollarlo. Este sería el mayor reto para México.

Peronistas
El populismo peronista viene de regreso en Argentina. Así lo sugiere el triunfo de Alberto Fernández en las elecciones primarias de este domingo. Por lo pronto el peso argentino cayó 17% y la bolsa (el Merval) 37 por ciento.
12 Agosto 2019 03:50:00
Vendimia y agua
“El vino es la luz del sol que el agua mantiene unida”
Galileo Galilei


Es una fiesta prolongada que surge de una tradición milenaria. Empieza poco después del mediodía con una misa de agradecimiento. Continúa con la bendición de la primera molienda, una cata de vinos y una competencia de pisado de uvas en que las faldas vuelan pícaras en el esfuerzo por extraer de la uva hasta la última gota de mosto.

El festejo se muda de la planta vinícola a una plataforma elevada entre los viñedos que tiñen de verde este desértico valle de Guadalupe. Ahí se realiza la comida, bañada por vinos blanco, rosado y tinto, y una corrida de cuatro toros. Después viene un concierto popular, en este caso del cantante argentino-venezolano Ricardo Montaner, y a las 11:30 de la noche los viñedos se iluminan con fuegos de artificio que son el preludio de un baile que habrá de prolongarse hasta las 2 de la mañana.

Yo me marcho agotado cerca de la medianoche. Don Luis Cetto, de 85 años, el patriarca de esta familia productora de vinos, sigue todavía desde su mesa el baile de los jóvenes. Alrededor de mil 200 personas participan en esta fiesta de la vendimia, quizá la más popular de las que se realizan en el valle de Guadalupe en este mes de agosto. Yo llevo viniendo unos 20 años.

En ese tiempo el consumo de vino en nuestro país ha aumentado significativamente. El número de productores en el valle y otros lugares del municipio de Ensenada se ha expandido de manera espectacular. Los vitivinicultores mexicanos, cada vez mejores, acumulan medallas en competencias internacionales que se dirimen en catas ciegas. El valle de Guadalupe ya no es solamente agrícola. La ruta del vino, con sus decenas de pequeños restaurantes y hoteles boutique, ha convertido al valle en un imán turístico.

El viejo problema del agua, empero, sigue afectando a la región. El valle recibe lluvia en unos cuantos episodios muy intensos, usualmente en el invierno, pero mucha del agua del subsuelo es extraída del acuífero y transportada al puerto de Ensenada, donde se utiliza para consumo urbano. No es suficiente para las necesidades de la ciudad, pero priva a los productores de vino de mucho del líquido que necesitan para su trabajo. Una planta desaladora de agua de mar, inaugurada en 2018 y con una capacidad de 250 litros por segundo, ayuda a resolver el problema de falta de agua del puerto, pero no ha impedido que la ciudad se siga llevando el agua del valle.

Una propuesta de solución es la construcción de un acueducto que lleve agua tratada de Tijuana al valle de Guadalupe. Para ello es preciso superar un prejuicio enorme ante la calidad del agua, pero los especialistas señalan que, adecuadamente filtrada y tratada, y después de recorrer un centenar de kilómetros en un acueducto, esta agua debería ser más limpia que la del río Colorado que ha nutrido tradicionalmente a buena parte de Baja California. No deja de ser paradójico, sin embargo, que el puerto se lleve el agua del valle solo para que desde un punto más lejano de la costa se le mande agua al valle para reemplazar la que entrega. Las redes de acueductos son testimonio del irracional uso del agua en nuestro país. Por lo pronto, los productores de vino han venido recurriendo a otros valles, como el de San Vicente y el de Ojos Negros, al sur del puerto de Ensenada, para producir la uva que necesitan.

Los problemas no borran el hecho de que el valle de Guadalupe es un testimonio de cómo la seguridad en la tenencia de la tierra, el trabajo intenso y el riego por goteo pueden transformar un desierto en un centro de productividad y de prosperidad.



Muerte y política

Las matanzas en Uruapan, Veracruz y Guanajuato lastiman al país, pero el Gobierno solo se preocupa por la de El Paso, Texas. La muerte también tiene intereses políticos.
09 Agosto 2019 04:00:00
Fórmula fifí
La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció este miércoles, 7 de agosto, que la Fórmula 1 se queda en la Ciudad de México cuando menos tres años más. Ni el Gobierno federal ni el capitalino aportarán ya recursos para el Gran Premio. Un grupo de inversionistas privados ofrecerá el financiamiento que dejará de proporcionar el Gobierno.

La jefa de Gobierno señaló que se trata de una buena noticia para la Ciudad de México. Por supuesto que lo es. Independientemente de las ventajas de la carrera en la imagen internacional del país, el fin de semana en que tiene lugar se llenan los hoteles de la Ciudad de México y se genera un repunte importante en la actividad comercial, lo cual repercute en los ingresos del Gobierno capitalino.

Usar dinero público para apoyar un proyecto como la Fórmula 1 ha sido siempre controvertido. Y con razón. Yo soy de los que piensa que los recursos del erario deben usarse para ciertos propósitos limitados, de beneficio para toda la sociedad o preferentemente para los más pobres, y que no puedan ser cubiertos por empresas privadas o personas físicas. Respaldar una carrera de Fórmula 1 no cae dentro de esta categoría.

El empleo de recursos públicos para apoyar actividades deportivas profesionales o espectáculos públicos ha sido siempre controvertido, pero es algo que se hace en muchos lugares del mundo. Muchos de los estadios en Estados Unidos y otros países reciben subsidios de los gobiernos locales. Estos sostienen que tener a un equipo triunfador genera un buen ánimo de los ciudadanos, pero también una reputación que atrae visitantes. El equipo de los Empacadores de futbol americano en Estados Unidos, por ejemplo, es por mucho el mayor atractivo turístico de Green Bay, Wisconsin.

En el caso de la Fórmula 1, la solución ha venido afortunadamente de un grupo de inversionistas privados. Es lo correcto. La carrera puede ser rentable y genera un aparador muy importante a nivel mundial para las empresas patrocinadoras. Es verdad que el esquema en la enorme mayoría de las carreras en el mundo es de una financiación mixta, pública y privada. Muchos gobiernos del mundo están convencidos de que sí les conviene dar apoyo a unas carreras que generan interés entre millones del mundo. Es la misma razón por la que gobiernos tan distintos como el de Rusia y el de Brasil han gastado miles de millones de dólares para la realización de Juegos Olímpicos o la Copa del Mundo de futbol.

En el caso de México, tanto el Gobierno federal como el de la Ciudad de México se verán beneficiados por la solución. Obtendrán las ventajas de la promoción del Gran Premio sin tener que invertir dinero público.

Claudia Sheinbaum hizo al parecer un esfuerzo especial para evitar que desapareciera esta carrera, que se ha convertido en uno de los puntos más relevantes del calendario turístico de la Ciudad de México. Desde un principio señaló que no habría ya dinero del Gobierno para la Fórmula 1, pero siempre insistió en que estaba buscando opciones para que se quedara en México de cualquier manera.

Un aplauso a la jefa de Gobierno y un comentario adicional. Esta debió haber sido la solución al aeropuerto de Texcoco. Si el Presidente no quería continuarlo con dinero público, debió haber dejado que lo concluyera la iniciativa privada. Habría obtenido todos los beneficios de un hub internacional aéreo sin tener que comprometer dinero del Gobierno.



Vendimia

En un principio la producción de vino en Ensenada se limitaba al valle de Guadalupe. Ahora se ha extendido a San Vicente, Ojos Negros e incluso Tecate. A pesar de los problemas de agua, la región produce cada vez más vino con mayor número de productores y mejor calidad. Y estamos en tiempos de fiesta, en tiempos de vendidmia.

08 Agosto 2019 03:50:00
Tu casa o cuello
Coopelas o cuellos
Zhenli Ye Gon

Ningún acusado ha sido más condenado en la corte de la opinión pública. En 2007, en la casa de Zhenli Ye Gon en Las Lomas, Ciudad de México, fueron encontrados 205 millones de dólares en efectivo, además de 17 millones de pesos, 201 mil euros, 113 mil dólares de Hong Kong, 11 centenarios y joyas diversas.

Las contradictorias explicaciones que ofreció el acusado no ayudaron. Primero dijo que el dinero le había sido entregado por un político, “Javier Alarcón”, quien supuestamente le advirtió: “Coopelas o cuello”. Muchos identificaron al político como Javier Lozano Alarcón, entonces secretario del Trabajo, pero el acusado no pudo ni recordar bien el nombre ni lo reconoció cuando se le mostraron fotos. Posteriormente sus abogados afirmaron que era común que los chinos, que desconfían de los bancos, guar-daran efectivo en casa.

A Zhenli se le acusó de importar ilegalmente pseudoefedrina, pero el producto se introdujo claramente identificado como tal y con el propósito declarado de producir medicamentos legales. Su laboratorio no era clandestino, sino una instalación farmacéutica de 14 mil metros cuadrados en Toluca.

Un tribunal de Estados Unidos exoneró a Zhenli en 2009, quien después comenzó un prolongado proceso de extradición por las mismas acusaciones que se habían presentado allá y que culminó en 2016. En estos últimos 10 años ha permanecido en cárceles de alta seguridad en Estados Unidos y en México. Hasta la fecha no ha sido hallado culpable por ningún tribunal. Hoy regresa a la atención pública porque el presidente López Obrador quiere subastar la mansión en la que se encontró su fortuna para pagar becas a los atletas mexicanos que han participado en los Juegos Panamericanos.

El Gobierno dice que puede subastar la casa porque fue declarada abandonada, ya que el acusado no hizo ningún esfuerzo por reclamarla después de que el inmueble y el dinero fueron incautados en 2007. La ley dice que el plazo para inconformarse por una incautación es de 90 días, a partir de la notificación, pero el abogado, Juan Luis Gómez Jardón, afirma que, hasta la fecha, no se le ha notificado formalmente, a pesar de que el Gobierno sabe perfectamente bien dónde se encuentra Zhenli porque lo tiene recluido en una prisión federal.

Yo no sé si Zhenli es culpable de lavado de dinero –aunque no entiendo cómo pueda serlo si tenía el dinero en efectivo en su casa–, delincuencia organizada o narcotráfico. Me parece inquietante, sin embargo, que si en Estados Unidos se le juzgó y exoneró en dos años, aquí lleve una década en la cárcel sin una sentencia.

La decisión de subastar la casa ya la ha tomado el Presidente, quien ha decretado hasta el destino del dinero: “Se va a licitar la casa como se acordó ayer [el martes] y sin violación a ninguna ley, es decir, no es un acto arbitrario”. ¡Qué bueno que el Presidente diga que no es una arbitrariedad!, aunque tengo la impresión de que esto lo debe decidir un juez. “Llueva, truene o relampaguee, se le va a dar el apoyo a los deportistas, regresando, a los deportistas que están en Perú, en Juegos Panamericanos”.

Nadie puede evitar las sospechas ante un individuo que tenía tanto efectivo en casa. Pero no olvidemos que en Estados Unidos fue exonerado y que en el proceso mexicano se le ha mantenido 10 años en la cárcel sin sentencia a pesar de lo mediático del caso.

Para que la confiscación y la subasta no sean un acto arbitrario, habría que esperar cuando menos una sentencia. Si no la hay, esto parece más bien un caso de: te despojo primero y luego viriguamos.



Recaudación

Arturo Herrera asistió este miércoles a la junta de Gobierno del SAT. El secretario de Hacienda la preside, pero hace 11 años que ninguno acudía. Por lo pronto, los ingresos tributarios reales subieron 4.4% en el primer semestre. No está mal para un año de desaceleración económica y sin nuevos impuestos.
07 Agosto 2019 04:00:00
Combatir la pobreza
La pobreza general cayó en términos porcentuales en 2008-2018, pero el número de pobres aumentó. Tuvo una disminución más pronunciada y no solo en porcentajes sino en personas. Las cifras del Inegi y el Coneval nos dicen que sí ha habido avances, pero no suficientes, en la lucha contra la pobreza en un periodo hoy despreciado por haber sido “neoliberal”. La pobreza general no ha bajado más porque el crecimiento económico ha sido pequeño y se han generado pocos empleos. La pobreza extrema ha caído más que la general porque los programas sociales del Gobierno sí parecen haber alcanzado y beneficiado a los más pobres.
Entre 2008 y 2018, según la última Medición de la Pobreza del Coneval, esta bajó de 44.4 a 41.9% de la población, pero por la expansión demográfica, el número total de pobres subió de 49.5 a 52.4 millones. Por otra parte, la población en pobreza extrema bajó de 11 a 7.4%, o de 12.3, a 9.3 millones de personas.

Los avances han sido consecuencia de los programas gubernamentales más que de la generación de empleos. Si se excluyen los programas sociales y se consideran solo los ingresos, la población en pobreza apenas bajo dos décimas, de 49 a 48.8%, en estos 10 años. Casi 7 millones de personas se sumaron a la pobreza de ingresos al pasar de 54.7, a 61.1 millones.

Los avances en pobreza extrema, por otra parte, se eliminan una vez que se consideran solo los ingresos y se excluyen los beneficios sociales. La población en pobreza extrema se ubicó en 16.8% en 2018, mismo porcentaje que en 2008. El número de personas en pobreza extrema subió, por otra parte, de 18.7, a 21 millones si solo se consideran los ingresos.
Las cifras subrayan la incapacidad de la economía mexicana para crear un número suficiente de empleos. La expansión de 2% al año del periodo no puede hacer otra cosa. En contraste, parecería que los programas sociales de los gobiernos “neoliberales” sí fueron capaces de lograr una reducción importante en el número y en el porcentaje de personas en pobreza extrema: de 21, a 9.3 millones de personas, y de 16.8, a 7.4 en porcentaje.

El nuevo Gobierno debería profundizar los programas sociales, pero el hecho de que quiera aplicar algunos a personas que no viven en pobreza extrema genera dudas. Los programas sociales focalizados tuvieron éxito porque se concentraban en la población en pobreza extrema. Muchos de los nuevos programas benefician a gente que no está en esa situación. Los subsidios para mayores de edad, por ejemplo, los recibirán incluso los ricos.

El gran reto, como en gobiernos anteriores, es generar más empleos e ingresos para los pobres. Para eso se necesita inversión, pero de momento el nuevo Gobierno está fracasando. La inversión fija bruta cayó 6.9% entre julio de 2018 y julio de 2019. La construcción se desplomó 8.3 por ciento. Sin inversión, no tendremos nuevos empleos.

Las cifras del Coneval, que hasta ahora ha mantenido su independencia, deben obligarnos a reflexionar. No todo lo que sucedió en el pasado fue negativo. Los programas sociales ayudaron a bajar la pobreza extrema. El lado negativo es que el crecimiento económico no fue suficiente para generar más ingresos. El Gobierno debe hacer mayores esfuerzos para aumentar la inversión. Esa es la solución si realmente quiere acabar con la pobreza.

Seguro Popular
Juan Ramón de la Fuente señala: “Siempre me opuse a la forma como se aplicó el Seguro Popular”. Añade que la corrupción que propició el programa, “por su errática ejecución, es inadmisible”. Ojalá que en la discusión pública surja algo que mejore el antiguo Seguro Popular y no simplemente lo deseche.
06 Agosto 2019 04:01:00
Los tiradores
Para Donald Trump la culpa es de los medios, que “tienen una gran responsabilidad por la vida y la seguridad de nuestro país: los medios de Noticias Falsas han contribuido grandemente al enojo y la rabia que se ha acumulado durante muchos años”.

Para el New York Times la enorme cantidad de armas de fuego es la razón. Desde 2017 señaló: “La única variable que puede explicar la elevada tasa de tiroteos masivos en Estados Unidos es el alto número de armas de fuego”. La conclusión la ratificó tras los ataques de El Paso, Texas, y Dayton, Ohio.

Andrés Manuel López Obrador coincide. Este 4 de agosto señaló: “Con firmeza estamos pidiendo que las autoridades asuman también la responsabilidad en el caso de que se estén permitiendo excesos como el uso indiscriminado de las armas, porque eso no está bien. En México hay control sobre el manejo de las armas; en otros países es como comprar cualquier mercancía, no hay control y eso daña mucho. Todavía es tiempo de rectificar, de cambiar esas normas”.

Yo tengo otros datos. En México las armas están prohibidas y muy reguladas, pero eso no nos ha salvado de la violencia. No hemos sufrido los tiroteos de Estados Unidos, pero sí homicidios constantes, muchos de ellos masivos.

Ciudad Juárez y El Paso, como señaló ayer el Presidente, son ciudades hermanas. La población es fundamentalmente la misma; las comunidades comparten idioma y cultura, y cruzan la frontera todos los días para trabajar o ir de compras. Sin embargo, El Paso, donde las armas son legales, ha registrado índices anuales de homicidios de menos de 1 por cada 100 mil habitantes, mientras que Juárez, donde están prohibidas, ha llegado a rebasar los 100.

Estados Unidos tiene 120.5 armas de fuego por cada 100 habitantes, según el Small Arms Survey de Ginebra. Es la mayor cifra del mundo. El segundo lugar es Yemen con 52.8. Los dos, sin embargo, tienen niveles relativamente bajos de homicidios dolosos: 5 y 8 por cada 100 mil habitantes.

Las estadísticas internacionales, en efecto, no muestran una correlación entre armas y homicidios. Uruguay tiene 34.7 armas por cada 100 habitantes, igual que Canadá, pero 8 homicidios por cada 100 mil habitantes contra 2 de Canadá. Suiza registra 27.6 armas por cada 100 personas, una cifra muy alta, pero solo 0.5 homicidios al año por cada 100 mil personas. En El Salvador hay 12 armas por cada 100 personas, pero 62 homicidios por cada 100 mil, la mayor tasa del mundo. En México son 12.9 las armas de fuego por cada 100 personas y los homicidios 29 por cada 100 mil.

Estados Unidos tiene un número extraordinariamente alto de ataques contra inocentes en lugares públicos. La fácil disponibilidad no solo de pistolas sino de armas largas y de asalto parece ser un factor, pero antes de recurrir a explicaciones improvisadas, como las del coordinador de los republicanos en la Cámara de Representantes Kevin McCarthy o el vicegobernador republicano de Texas Dan Patrick, que responsabilizan a los juegos de video, habría que estudiar más el problema.

Los tiradores estadunidenses son similares a los terroristas de ISIS y Boko Haram. Están convencidos de que quienes no profesan su fe o sus ideas merecen la muerte. Es un fenómeno distinto al de los homicidios dolosos y no depende necesariamente de la disponibilidad de armas. Las soluciones, por lo tanto, deben pensarse más a fondo.

Otras muertes
Una sola muerte por un crimen de odio es repugnante, pero el científico Neil deGrasse Tyson colocó las cifras en perspectivas. En 48 horas Estados Unidos “perdió horriblemente” a 34 personas por “tiroteos masivos”; pero cada 48 horas mueren en promedio 500 por errores médicos, 300 por gripe, 250 por suicidio, 200 por accidentes automovilísticos, 40 por homicidios con armas de fuego.
05 Agosto 2019 03:30:00
Agua y precios
“La carencia de una cosa le da precio”.
Séneca

La hermosa combinación de desierto y mar hace de la punta sur de la península de Baja California un paraíso terrenal que ha permitido el surgimiento de una de las zonas turísticas más exitosas de México y del mundo. El mismo escenario desértico, sin embargo, provoca escasez de agua.

La falta de agua ha sido el principal obstáculo para el desarrollo de toda Baja California Sur. El problema es que los políticos no han entendido la naturaleza del problema y han tratado de combatirlo con medidas como el racionamiento, o tandeo, que no solo no lo resuelven sino que lo agravan.

La experiencia histórica demuestra que la mejor forma de superar la escasez son los precios libres. Los controles de precios o el racionamiento la profundizan porque acaban con los incentivos para la importación, extracción o producción de bienes escasos.

Un ejemplo es el sitio de Amberes de 1584 a 1585, cuando las tropas de Alejandro Farnesio, duque de Parma, buscaron doblegar a este centro de resistencia protestante frente al intento del monarca español, Felipe II, de imponer el catolicismo en sus posesiones de los Países Bajos. Mientras la ciudad gozó de precios libres, hubo contrabandistas dispuestos a arriesgar la vida para llevar alimentos a los amberinos por lo que la ciudad resistió el asedio. Sin embargo, cuando el Gobierno decretó controles de precios, supuestamente para ayudar a la población, generó una enorme escasez que provocó la rendición por hambre de la ciudad (John Fiske, The Unseen World and Other Essays, 1876; Thomas Sowell, Basic Economics, 2011).

Los precios son el mecanismo más eficiente para equilibrar la oferta y la demanda. Cuando un gobernante decreta “precios justos”, provoca escasez. Los controles de alquileres que se impusieron en México en 1942 acabaron con la inversión en vivienda de alquiler y llevaron a un deterioro lamentable de los edificios del Centro Histórico de la Ciudad de México. Durante la “crisis del petróleo” de 1973-1974, el Gobierno de Richard Nixon en Estados Unidos aplicó controles de precios que provocaron largas filas para cargar gasolina; cuando se acabaron los controles, la provisión de combustible se regularizó, aun frente a otras disrupciones de la oferta de crudo. En 1972 el Club de Roma pronosticó que para fines del siglo 20 el mundo sufriría hambre generalizada y ya no habría petróleo; pero hoy hay más alimentos y petróleo que nunca.

Los altos precios son la mejor medicina contra la escasez porque generan mayor oferta. El problema para los políticos es que la gente no les agradece los incrementos de la oferta que promueven los precios libres. Por eso prefieren manipular precios y ofrecer sistemas de racionamiento, como el tandeo de agua que hoy se aplica en zonas populares de Los Cabos. La gente común y corriente no se da cuenta de que la escasez que tanto la daña, que la obliga a comprar pipas de agua a un costo muy superior al de un mercado racional, es culpa de esos mismos políticos.

Los Cabos es un centro notable de atracción de visitantes y de generación de empleos. Por eso es tan importante que tenga políticas públicas eficaces. Establecer un sistema de libertad de precios en el agua, el bien más escaso e importante, es crucial para que este destino tenga futuro. Si el Gobierno mantiene controles de precios y tandeos, la región terminará por rendirse por sed, como los amberinos del siglo 16 se rindieron por hambre ante las tropas del duque de Parma.


Patologías

Primero El Paso y luego Dayton. Estados Unidos es el país con mayor número de ataques armados contra grupos de población inocente. Pero su tasa de homicidios es de 5 por cada 100 mil habitantes (2016, World Bank), muy inferior a los 29 de México (2018, INEGI). Son patologías sociales distintas.




02 Agosto 2019 04:00:00
Sin promoción
La Secretaría de Turismo publicó este 31 de julio el decreto que desincorpora el Consejo de Promoción Turística. Termina así la vida de un organismo cuyo propósito era promover el turismo en nuestro país. México ha logrado ascender hasta la sexta posición del turismo internacional a pesar de la imagen negativa generada por la violencia. Quizá este ha sido el principal logro de la institución.

Los legisladores de Morena argumentaron para la liquidación del organismo, haciendo eco del presidente López Obrador, que se trataba de un “elefante blanco” que solo servía para encubrir “corruptelas en viajes y derroches” (Comunicado, Senado, 30.4.19). Nunca, sin embargo, presentaron pruebas de estos dispendios ni promovieron acusaciones contra algún presunto responsable.

El presupuesto del Consejo no provenía de los contribuyentes mexicanos sino de un derecho especial que se cobra a los visitantes internacionales. El pago, que no ha desaparecido, es de 558 pesos por turista. El 80% del recurso se encauzaba al Consejo de Promoción Turística, que en 2018 obtuvo por este rubro 4 mil 890 millones de pesos. El dinero se utilizará ahora para construir el Tren Maya.

Se puede discutir si el Consejo era realmente el mejor instrumento para promover el turismo. Los resultados en los últimos años han sido positivos, pero no es claro si esto se debe a la promoción o al simple atractivo natural del país. Quizá hay mejores formas de hacer promoción.

Lo que es injusto es cobrar un derecho en todo el país para beneficiar a una sola región. El Gobierno ha pronosticado que el Tren Maya costará 150 mil millones de pesos; o sea, está eliminando el 100% del presupuesto de promoción turística para financiar solo el 3.2% del Tren Maya.

Muchas de las críticas al Consejo tienen que ver con el uso de recursos para apoyar eventos como la Fórmula 1 o los juegos de la National Football League. Los políticos dicen que estos gastos son suntuosos y que no incrementan realmente el número de visitantes. No lo sé. Millones de personas en el mundo ven una carrera de Fórmula 1 y la imagen de un país en paz y con capacidad de organización puede generar confianza. El Abierto de Tenis de esta semana en Los Cabos atrae a miles de visitantes a este destino en temporada baja y ayuda a posicionar el lugar en la mente de los consumidores.

La cancelación del Consejo no parece haber tenido de momento un impacto negativo. La llegada de turistas internacionales creció 5.9% en enero-mayo de 2019 para alcanzar los 18.9 millones. El ingreso de divisas aumentó 14% y llegó a 11 mil 66 millones de dólares. Nuestro país tiene atractivos que brillan aun sin promoción. Pero Pablo Azcárraga, presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico, advierte que ya hay una caída en la ocupación hotelera.

Cualquier actividad económica requiere de publicidad y promoción. Si los derechos de no residentes se han usado mal, debemos definir mejores estrategias para promover el país. Pero el dinero no debe desviarse de su objetivo. Si el Gobierno quiere un tren en la península de Yucatán, que lo financien y construyan los empresarios ferrocarrileros y proveedores de servicios turísticos de la zona. Después de todo, nos dijeron que el proyecto sería rentable, ¿o no?


Taxis

La peor pesadilla para los visitantes a Los Cabos son los taxis municipales, que son malos y caros. Por eso el ingreso de Uber ha sido tan importante. Este 30 de julio hubo un connato de violencia cuando un grupo de taxistas bloqueó el acceso de conductores de Uber al Westin Regina. Como los taxistas saben que no pueden competir, recurren a amenazas.
01 Agosto 2019 04:02:00
El 0.1 por ciento
La economía mexicana no cayó en recesión técnica en el primer semestre de 2019 como habían previsto los economistas de algunas instituciones financieras. De cualquier manera, el crecimiento del segundo trimestre fue anémico, apenas 0.1% frente al trimestre inmediato anterior. El crecimiento anual, que compara con el segundo trimestre de 2018, alcanzó 0.4 por ciento. En las circunstancias no es un mal resultado.

El Presidente festejó la equivocación de los especialistas: “Contrario a lo que pronosticaban algunos, de que se iba a caer la economía e íbamos a entrar en recesión, afortunadamente la economía creció”. Varios economistas pronosticaron, en efecto, que en el segundo trimestre se registraría un descenso de 0.1 por ciento en el PIB. El “error”, sin embargo, es de apenas dos décimas de punto porcentual. En cambio el Presidente, quien sigue insistiendo que la economía crecerá 2% este año, parece encaminado a un desvío bastante mayor. “Sabemos que va muy bien la economía”, dijo ayer López Obrador, lo cual es por lo menos una exageración con un crecimiento trimestral de 0.1 por ciento.

La desaceleración no es producto de factores externos. Tanto la industria de exportación como las remesas mantienen buenas tasas de expansión. La economía de Estados Unidos, el socio comercial que absorbe dos terceras partes de nuestras exportaciones, está creciendo a una tasa de 2.1% anual.

Los problemas se están registrando en el mercado interno. La reducción del gasto neto total de 4.5% en los seis primeros meses de 2019 ha sido uno de los factores en la desaceleración (aunque el Presidente dice que él tiene “otra información”, distinta a la de su propia Secretaría de Hacienda). El consumo interno se muestra débil, particularmente el que registran las empresas de comercio al mayoreo. Si bien las cifras de desocupación abierta están estables, la subocupación ha aumentado de forma importante.

¿Qué puede venir ahora? El Gobierno ha anunciado nuevas inversiones y también ha obtenido compromisos de inversión de las empresas privadas representadas en el Consejo Coordinador Empresarial. Estas nuevas inversiones podrían generar una reactivación de la economía.

Es importante que las nuevas inversiones públicas sean realmente rentables. El Gobierno ha cancelado proyectos importantes, como el del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, que no solo estaban generando una fuerte actividad económica, sino que serían rentables en el futuro. Los proyectos del nuevo Gobierno, como el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas, van a perder dinero por lo que en vez de crear valor lo van a destruir.

Todo inicio de sexenio en México viene acompañado de una desaceleración o una recesión. Esto es consecuencia del peso que tiene el Gobierno en la economía de nuestro país. En otras naciones, como Estados Unidos, no se generan afectaciones económicas visibles por el cambio de Gobierno. Nuestra dependencia es malsana.

El estancamiento económico del primer semestre de 2019 no debe preocupar demasiado de momento a la luz de la experiencia histórica. Habrá que estar atentos a partir de ahora a la inversión privada. Si los empresarios sienten que México sigue ofreciendo oportunidades de inversión, la economía podrá recuperar su crecimiento. Las inversiones públicas, sin embargo, no serán de mucha ayuda, porque tienen propósitos políticos y no realmente económicos.



En los estados

Quizá el país no está en recesión técnica, pero 13 de las 32 entidades del país registraron contracciones económicas en el primer trimestre de 2019 según el Inegi. Aguascalientes tuvo el peor desempeño con una caída de 3.9 por ciento. Sinaloa tuvo el mayor crecimiento con un avance de 2.4 por ciento.
31 Julio 2019 04:06:00
Ahorro en medicina
El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador quiere ahorrar dinero en medicamentos. Se entiende y agradece, aunque no es el primer Gobierno en intentarlo. En el sexenio pasado se ahorraron 17 mil 592 millones de pesos por las compras consolidadas de genéricos que encabezó el IMSS, mientras que la Comisión para la Negociación de Precios de Medicamentos e Insumos para la Salud, que concentraba las adquisición de medicinas de patente, ahorró 3 mil 681 millones de pesos entre 2013 y 2018.

La compra consolidada del IMSS ha sido sustituida ahora por una compra centralizada por Hacienda para el segundo semestre (sin incluir la distribución, que equivale a un 10% del total). El Gobierno afirma que obtuvo un ahorro de mil millones de pesos en la prueba piloto, pero 68% de las partidas quedaron desiertas por problemas técnicos o por la aplicación de precios máximos de referencia. En los ejercicios anteriores las partidas desiertas no superaban el 20 por ciento.

El nuevo Gobierno, por otra parte, extinguió prácticamente la Comisión Negociadora de Precios el pasado 3 de julio cuando hizo una invitación directa a las farmacéuticas trasnacionales, que producen medicamentos de patente y de fuente única, a enviar cotizaciones de 292 claves para el segundo semestre. En este caso también se separó la distribución; los medicamentos serán entregados en un centro de acopio en la zona metropolitana de la Ciudad de México.

Preocupa el enorme número de partidas desiertas en la compra centralizada de genéricos, lo cual puede traducirse en mayor desabasto futuro. Inquieta también la desaparición de la Comisión Negociadora de Precios, pero esto disminuye la presión a las empresas de medicamentos de patente para reducir sus precios. En los dos casos, el que no se considere la distribución, que requiere de vehículos especializados y logísticas complejas, hace temer una merma considerable posterior.

Las empresas nacionales de genéricos se quejan de que la mayor parte del esfuerzo para reducir precios se ha concentrado en ellas. El 54% de los medicamentos en México son genéricos, contra 70% a 80% en países desarrollados. Pero del ahorro total en las compras de Gobierno, 70% corresponde a genéricos y solo 30% a productos de patente. Los medicamentos de patente, por otra parte, representan 27% del presupuesto para medicamentos, pero solo el 1% de las piezas adquiridas.

El Presidente ha hecho la promesa de tener medicamentos gratuitos disponibles para todos al finalizar su sexenio. No es la promesa más sensata, pero en todo caso requerirá de grandes esfuerzos para reducir los costos de compra. No se puede cargar todo el ahorro en los genéricos. Ante el gran número de partidas desiertas en genéricos, López Obrador ha amenazado a la industria nacional con recurrir a productores extranjeros, particularmente de India. Hugo Chávez hizo lo mismo en Venezuela y efectivamente logró reducir los costos, pero las importaciones obligaron a cerrar las puertas de la industria nacional y cuando el Gobierno se quedó sin petrodólares ya no había producción para el mercado local.

En México es importante jugar cada carta con cuidado. Necesitamos ahorros, pero sin quebrar a la industria local. Por eso las metas deben ser razonables. De nada sirve prometer que tendremos un servicio de salud como el de Dinamarca. Necesitamos mecanismos razonables para financiar un sistema que mejore y no que empeore lo que tenemos.



Sin garrote

No se necesita una “Ley Garrote” como en Tabasco, solo legislación a nivel nacional que permita las protestas, pero no los bloqueos. Es lo que se hace en los países avanzados.
30 Julio 2019 04:06:00
Extinguir propiedades
No hay mayor garantía contra la tiranía que la propiedad. Una persona o familia con propiedades tiene mayores incentivos para oponerse a los abusos del gobernante. La propiedad lo ata a la tierra y lo obliga a defender su patrimonio ante la autoridad. No sorprende que los dictadores hayan buscado siempre acabar con la propiedad, especialmente la de sus enemigos.

La Ley Federal de Extinción de Dominio, para la confiscación de propiedades, no es nueva. La impulsó Felipe Calderón en 2009 y la enmendó Enrique Peña Nieto en 2016. Aunque la ley original estaba acotada a casos de narcotráfico, le daba al Gobierno la facultad de tomar propiedades aun cuando los propietarios no hubiesen sido declarados culpables por un tribunal.

Los legisladores han hecho enmiendas a la ley, pero en lugar de corregir sus errores los han profundizado. Primero modificaron el Artículo 22 de la Constitución el 14 de marzo. Ahora han aprobado la nueva ley reglamentaria.

La diputada del PRD, Guadalupe Almaguer, me dijo ayer que la nueva legislación “vulnera la presunción de inocencia”. No es ya el Estado el que tendrá que comprobar la veracidad de las acusaciones que justifiquen la extinción, sino el ciudadano el que tendrá que demostrar su inocencia. Esta reversión de la carga de la prueba hará que quienes no cuenten con buenos y costosos abogados sean despojados de sus propiedades de manera muy fácil.

El juicio por la extinción se lleva a cabo de manera independiente al de la acusación principal. El Gobierno no solo puede confiscar la propiedad antes de que el propietario sea declarado culpable, sino que podrá venderla antes de la sentencia. Si la venta ya se ha realizado, el inocente despojado no podrá recuperar su propiedad; a lo mucho tendrá derecho a una indemnización.

Los recursos por la venta serán manejados por el “gabinete social” encabezado por el Presidente, quien podrá decidir discrecionalmente qué hacer con el dinero. El Jefe del Ejecutivo tiene así un incentivo enorme para extinguir bienes y utilizarlos para propósitos “sociales” que le generen respaldo político.

Si antes se limitaba la extinción de dominio al narcotráfico o al crimen organizado, la diputada Almaguer señala que el número de tipos penales sobre los que puede aplicarse pasará de cinco a 245. Algunos, como corrupción o encubrimiento, son muy vagos y pueden promoverse por razones políticas. El delito de moda, operaciones con recursos de procedencia ilícita, ha sido incluido entre los que pueden motivar la extinción. En los últimos años, sin embargo, hemos visto cómo esta figura se utiliza en casos en los que realmente no hay prueba de delito. En la ley de la Ciudad de México se ha propuesto incluso la extinción de dominio en faltas administrativas, como la remoción o violación de sellos de clausura, aunque el acto sea realizado por un inquilino y no por el dueño.

En varias ocasiones los políticos que han promovido las leyes sobre extinción me han dicho que la gente honesta no tiene de qué preocuparse. Quizá esto haya sido parcialmente cierto cuando la extinción se aplicaba solo al narcotráfico. Con la ampliación de los tipos de delito, y ante el hecho de que el acusado ni siquiera tiene que ser declarado culpable para que se le despoje, encontraremos crecientes razones de preocupación. El Estado mexicano está atentando contra uno de los derechos individuales más importantes: el de la propiedad.


Datos equivocados

Ayer el Presidente dijo que el Coneval continuará, pero con un nuevo titular que no gane 200 mil pesos mensuales, como Gonzalo Hernández Licona, sino solo 90 mil. Pero el extitular ya mostró su recibo con un sueldo de 90 mil 957.52. ¿Nadie le dice al Presidente cuando sus “otros datos” están equivocados?
29 Julio 2019 04:02:00
Xico y Bonilla
Este viernes 26 de julio el exgobernador bajacaliforniano Xicoténcatl Leyva comía en el restaurante Villa Saverios de Tijuana y saludaba de buen humor a los comensales que desde otras mesas se le acercaban. Durante muchos años fue inusual que apareciera en público.

Hace tres décadas sufrió una humillación cuando el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari lo obligó a renunciar al cargo de gobernador; pero hoy, a los 79 años, está viviendo un renacimiento gracias al triunfo del morenista Jaime Bonilla Valdez, a quien muchos ven como su discípulo.

“Xico” fue el último gobernador priista de Baja California. Se le eligió en 1983, cuando ya se sentían en el estado tendencias hacia otras opciones políticas. En 1986, Ernesto Ruffo, un aguerrido panista, ganó la presidencia municipal de Ensenada; y cuando el Gobierno de “Xico” buscó recortarle el gasto, Ruffo salió a barrer las calles y se convirtió en un héroe popular.

“Xico” apostó por Manuel Bartlett en la lucha por la sucesión presidencial de 1988 y la nominación de Salinas representó un golpe fatal a sus aspiraciones políticas nacionales. En la elección presidencial de ese año, Cuauhtémoc Cárdenas triunfó en Baja California. Salinas destituyó a todos los gobernadores de estados ganados por el ingeniero. “Xico” fue obligado a renunciar el 3 de enero de 1989 y se le nombró “director adjunto” de Nacional Financiera en Washington, un cargo previamente inexistente.

El 2 de julio de 1989, Ruffo ganó la elección estatal y se convirtió en el primer Gobernador de oposición en el país.

Bonilla y “Xico” han sido cercanos desde hace décadas. En una entrevista con El Sol de Tijuana publicada el 15 de julio, el gobernador electo declaró: “Lo he considerado mi amigo porque su padre era amigo de mi padre. Yo considero que es una persona honesta, trabajadora”. En este 2019 “Xico” apoyó la candidatura de Bonilla y por ello fue expulsado del PRI. Supongo que no le importó mucho: el PRI es un cadáver político en Baja California desde hace tiempo.

Quizá por su edad “Xico” ya no tendrá un cargo oficial en el nuevo gabinete estatal, pero el gobernador electo y su equipo lo escuchan. Este viernes pasado su compañero de mesa era Guillermo Ruiz Hernández, “el Titi”, un abogado de amplia y controvertida trayectoria en Baja California quien fue en alguna ocasión representante legal de Jorge Hank Rhon y encabezó Morena MIA, un programa de apoyo legal a migrantes impulsado por Andrés Manuel López Obrador cuando este se encontraba todavía en la oposición.

La hija del “Titi”, Karla Ruiz MacFarland, fue candidata suplente de Arturo González Cruz, hoy alcalde electo de Tijuana por Morena. “El Titi” coordina el equipo de transición de Bonilla en materia de justicia. Este viernes pasado se reunió con Genaro Góngora Pimentel, el exministro de la Suprema Corte conocido por su simpatía hacia López Obrador, quien declaró que en su opinión la Corte declarará constitucional la reforma que amplía el mandato de Bonilla de dos a cinco años.

Lograr esta ampliación es en este momento la principal preocupación del gobernador electo y “el Titi” es el encargado de lograrlo.

Este próximo 1 de noviembre terminarán 30 años de gobierno panista en Baja California. Para algunos comenzará una nueva época. Para otros no es más que el regreso de un viejo PRI, que en 1988 se equivocó al apostar por Bartlett en vez de Salinas de Gortari.



Casetas tomadas

Desde diciembre pasado han estado tomadas las casetas de peaje de la Escénica, la autopista federal 1D que une Tijuana y Ensenada. La acción la realizan pequeños grupos de activistas que han hecho un negocio de la recolección de dinero de los conductores. Ninguna autoridad se atreve a intervenir. En la 4T el huachicoleo es perseguido, pero se protege la toma de casetas.
26 Julio 2019 04:06:00
Hierba del mar
La imagen paradisiaca de la costa de Quintana Roo se ha visto afectada por la invasión de sargazo. Ni todos los días ni en todas las playas hay sargazo, como ha señalado el gobernador Carlos Joaquín, pero las imágenes de playas con grandes acumulaciones pueden afectar al turismo.

El presidente López Obrador afirmó el 24 de junio en Cancún que “lo del sargazo es un asunto menor”. Afirmó que la tarea de recoger “341 kilogramos” diarios es muy pequeña en comparación con las 13 mil toneladas de basura que se recogen cotidianamente en la Ciudad de México. Sus cifras fueron cuestionadas por los propios reporteros, que le dijeron que en Quintana Roo se recogen mil toneladas diarias. La Red de Monitoreo del Sargazo afirma que este año llegarán entre 800 mil y un millón de toneladas.

La diputada de Morena Lorena Villavicencio propuso un punto de acuerdo en el Congreso de la Unión el 25 de junio para exhortar al Gobierno federal “a considerar un problema grave para las zonas afectadas del Caribe mexicano la acumulación excesiva del sargazo”. Según la legisladora, “el sargazo es sumamente peligroso para la fauna marina si no se controla correctamente, pues la acumulación excesiva genera reducción de luz y oxígeno para ciertas especies de la fauna marina, como son tortugas marinas, al impedir su arribo y migración. para el desove”.

López Obrador ha encargado la tarea de combatir el sargazo a la Secretaría de Marina con un presupuesto de 52 millones de pesos. La Semar presentó un informe que señala que el gobierno de Peña Nieto gastó 800 millones de pesos para ese propósito sin ningún resultado: “No resolvieron el problema, no hubo lecciones aprendidas”.

Una empresa turística privada, Grupo Vidanta, ha empezado un proyecto piloto que busca detener el sargazo antes de llegar a las playas. Desde el 3 de julio ha desplegado una barrera de más de 1.2 kilómetros resistente al paso de las olas con una malla muy fina para evitar atrapar la fauna marina. Una vez que se contiene el sargazo, se recoge con un barco sargacero y se traslada a tierra para utilizarse como composta. Los resultados son alentadores, pero habría que multiplicar la barrera para tener resultados en los 900 kilómetros de costa de Quintana Roo. Por otra parte, un empresario local, Omar Velázquez Sánchez, ha empezado a fabricar ladrillos de sargazo resistentes y con características térmicas adecuadas para la región.

La ocupación hotelera en la Riviera Maya fue de 81.4% en el primer semestre de 2019, según Conrad Bergwerf de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya. Esto es un descenso pequeño ante el 83.8% de 2018 o el 85.9% de 2017, pero si el Caribe mexicano pierde la fama de sus playas azul turquesa, el daño se iría haciendo mayor con el tiempo.
Hay registros de sargazo en el Atlántico desde las bitácoras de Cristóbal Colón, pero la cantidad que se está acumulando hoy rebasa los precedentes conocidos. Una isla de sargazo de 550 kilómetros de diámetro está amenazando la costa.

Es positivo que el Gobierno y las empresas privadas extiendan redes para detener el alga antes de que llegue a las playas y se pudra bajo el sol tropical. También que se utilice el sargazo para propósitos productivos, como composta o ladrillos. La comunidad científica, sin embargo, debe concentrarse en buscar soluciones a la generación misma de sargazo. En el campo ambiental, como en la medicina, la mejor solución es la prevención.


Homicidios

En 2018 se registraron 35 mil 964 homicidios en todo México, según el Inegi, un aumento de 12.1% sobre los 32 mil 79 de 2017. Estamos viviendo los años más violentos desde que se sistematizó en 1990 la información sobre este tema.


25 Julio 2019 04:06:00
La Ley Bonilla
En lo oscuro, en una sesión a puerta cerrada dentro de una sede alterna en el Palacio Municipal de Rosarito, con una orden del día que no incluyó el tema fundamental que se votaría, el Congreso de Baja California declaró este 24 de julio la procedencia de la Ley Bonilla, la reforma que amplía el mandato del gobernador electo, Jaime Bonilla Valdez, de dos a cinco años.

Pocas reformas han generado un rechazo tan generalizado. La Comisión Permanente del Congreso de la Unión emitió un punto de acuerdo por unanimidad –sí, incluyendo a los legisladores de Morena y del PT– para exhortar al Congreso de Baja California a dejar sin efecto la reforma. La secretaria de Gobernación y ministra de la Suprema Corte en retiro, Olga Sánchez Cordero, comentó que “por supuesto que es una reforma inconstitucional”, pero añadió que sería “absolutamente respetuosa del Congreso local” y de lo que en su momento resuelva la Suprema Corte. El excandidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenas señaló: “El Congreso de Baja California ha decidido vulnerar [el] orden republicano y democrático. Ofende [la] inteligencia, cae en ilegalidad y pierde total legitimidad”. Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, sugirió incluso que el Congreso de la Unión podría decretar la desaparición de poderes en el estado.

El presidente López Obrador se ha levantado de hombros. “Lo único que quisiera –declaró ayer en la mañanera– es que no me involucraran en este asunto, porque buscan echarme la culpa de todo. Ya les dije. No tuve nada que ver, ya no es el tiempo de antes en que estas decisiones las tomaban desde arriba”. Otro presidente habría dicho: “Y yo ¿por qué?”

Si la decisión de ampliar el mandato no la tomó el Presidente, resulta claro que tampoco ha impulsado ninguna medida para detener a Bonilla, quien le debe todo su ascenso político y todo su poder. Si en algún tema el presidente no tendría por qué estar de florero es este.

La Ley Bonilla fue aprobada el 9 de julio por 21 votos a favor y uno nulo en una legislatura de 25 diputados. Votaron por la iniciativa 10 diputados del PAN y cinco del PRI, además de los tres de Morena y otros tres más. Esta conducta atípica ha generado suspicacias y acusaciones de corrupción a los legisladores, las cuales, sin embargo, no han sido comprobadas.

El Gobernador saliente, el panista Francisco Vega, ha declarado que no firmará la reforma, pero el Congreso local, que a partir del 1 de agosto estará controlado por Morena, tiene facultades para promulgarla. Habrá varias controversias constitucionales, por lo que el asunto terminará en la mesa de la Suprema Corte.

No sé si los ministros coincidirán con Sánchez Cordero, quien no titubeó al calificar a la Ley Bonilla de inconstitucional, pero es indudable que los bajacalifornianos votaron el 1 de julio para un gobernador que ejerciera el cargo durante dos años, solo para que después los diputados locales modificaran la ley para beneficiar al ganador.

Si el gobernador electo insiste en mantener esta ley podrá gozar de tres años más de Gobierno, pero a un costo muy alto. Será un gobernante muy poderoso, sobre todo por el respaldo que ha recibido del presidente López Obrador, pero dividirá a la sociedad bajacaliforniana en lugar de unirla como debería hacer.



Sin rebote

“Estancamiento sin rebote a la vista”, advierte Citi, que calcula que la economía mexicana tuvo una contracción de 0.1 por ciento en el segundo trimestre de 2019 (de confirmarse, estaríamos en recesión técnica). Para todo 2019 prevé un crecimiento de solo 0.2, frente a 0.9 de la previsión anterior. ¿Alguien tendrá otros datos o habrá simplemente que exigir una disculpa a Citi?
24 Julio 2019 04:06:00
Sin autónomos
No se entiende la cruzada del Gobierno de López Obrador contra los organismos autónomos. Parece una venganza política, pero estos organismos facilitaron el ascenso de Andrés Manuel. Los gobiernos anteriores cayeron en el desprestigio en buena medida por cuestionamientos de organismos como el Coneval y la CNDH. Los reguladores tuvieron un papel crucial para limitar los poderes del Ejecutivo. El INE hizo posible que López Obrador ganara las elecciones de 2018.

Nadie cuestiona las reducciones del gasto público. “La austeridad es importante para un servicio público que se había excedido desde hace varios años –escribió hace unos días Gonzalo Hernández Licona, todavía secretario ejecutivo del Coneval–. Había que corregir. Pero hay que hacerlo con cuidado”. La respuesta de López Obrador fue destituir al respetado titular del Coneval.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) determina la eficacia de los programas sociales. Es un mal ahorro despojar a la sociedad de la capacidad para medir los costos y beneficios de estos programas. El Coneval es un organismo pequeño, relativamente barato, y que ha hecho ya varios ajustes importantes a su presupuesto.

Hernández Licona ha señalado cómo los recortes han afectado los ingresos no solo de los altos funcionarios sino de trabajadores con sueldos de, por ejemplo, 14 mil pesos al mes, que hoy ganan 8% menos que en 2018 sin contar la inflación. Se le exigen al Coneval reducciones adicionales de 20% en el personal de estructura y se le impide utilizar 49% del presupuesto ya aprobado para contratar estudios y evaluaciones, que son “la razón esencial del Consejo”.

En el caso del Inegi, los recortes han llevado a la cancelación de estudios muy importantes, como el censo agropecuario. El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación fue simplemente cerrado y reemplazado por un Centro Nacional para la Revalorización del Magisterio con integrantes alineados al Presidente.

Los recortes no afectan solamente a los organismos autónomos, sino a toda la Administración; pero el Presidente tiene una actitud de desprecio hacia los autónomos. Sobre la Comisión Nacional de los Derechos Humanos ha declarado: “No considero que tengan mucha autoridad moral porque guardaron silencio cómplice cuando el Estado era el principal violador de los derechos humanos”. La acusación es injusta; la CNDH ha sido desde su creación una voz firme de protesta ante los abusos de las autoridades.

En el caso de los reguladores, como la Comisión Nacional de Hidrocarburos o la Comisión Reguladora de Energía, la forma de debilitarlos ha sido la designación de comisionados notoriamente subcalificados pero leales al Gobierno. El Presidente ha respetado la autonomía del Banco de México y la Suprema Corte, pero algunos de sus nuevos designados parecen seleccionados por su cercanía a la cuarta transformación.

Esta política es un error. Los organismos autónomos no son parte de un complot, sino equilibrios saludables al poder del Ejecutivo. Está bien revisar sus gastos, pero la sociedad pagará muy caro que los dejemos sin recursos para cumplir sus funciones.

Por lo pronto, la destitución de Hernández Licona es una decisión injusta y equivocada. Es señal de que tenemos un Gobierno que no quiere ser evaluado.


Trump británico

Boris Johnson fue electo ayer líder del Partido Conservador del Reino Unido, por lo que hoy asumirá el cargo como primer ministro.

Es un político inconsistente, que quiere tener un Brexit aun cuando no haya acuerdo con la Unión Europa. Donald Trump, a quien este caos le complace, ya declaró que será un grangobernante.
23 Julio 2019 04:06:00
Portarse bien
Ayer el presidente López Obrador arremetió en su mañanera contra varios medios de comunicación. “¡Cómo se llevan fuerte los de Reforma!”, afirmó en referencia a una nota titulada Vivirá en un Palacio. “Les diría que no estoy acomplejado. ¿Conocen el edificio de Reforma? Es un palacio, y yo diría –pero esto con todo respeto– de mal gusto”.

Según el Presidente no hubo en México periodismo de investigación en el período neoliberal. “Ahora sí hay más periodismo de investigación, porque pasó de noche el período neoliberal, todo el periodo de saqueo, de pillaje. Ahí están en falta los medios, con todo respeto, guardaron silencio cómplice”. Añadió: “Tengo todavía pendiente, me preocupa y me ocupa, el asunto de José Gutiérrez Vivó, que lo desterraron, se tuvo que ir, le dieron un asilo político y ahora vive en una situación, no debería decirlo por él, pero es muy lamentable, víctima de la represión del régimen pasado, no solo del pasado Gobierno, más atrás”.

Su siguiente crítica fue contra la revista Proceso, de la que dijo que “no se portó bien con nosotros”. Cuando el reportero Arturo Rodríguez comentó “No es papel de los medios portarse bien, Presidente, con alguien”, López Obrador respondió: “No, pero estamos buscando la transformación y todos los buenos periodistas de la historia han apostado a las transformaciones”. López Obrador concluyó diciendo que ya lee poco a Proceso, “desde que falleció Julio Scherer, al que admiraba mucho, pero ese es otro asunto”.

López Obrador ha sido respetuoso de la libertad de expresión, pero su afirmación de que no ha habido periodismo de investigación en México hasta ahora revela falta de información o una desmemoria selectiva. El reportaje de Reforma sobre la mudanza del Presidente y su familia a Palacio Nacional podrá ser bueno o malo, pero es pertinente cuando el propio Mandatario ha decidido cerrar la que había sido oficina y residencia presidencial desde Lázaro Cárdenas.

El que una empresa privada tenga un edificio propio, de buen o mal gusto, no es tema de debate porque se trata de una inversión privada. Gutiérrez Vivó, con quien colaboré y a quien respeto, no fue víctima de censura. Sus diferencias con Radio Centro fueron empresariales y se dirimieron, como es correcto, en tribunales.

Gutiérrez Vivó dejó deudas muy importantes en México, entre ellas a sus exempleados, que fueron producto de malas decisiones como empresario. Gutiérrez Vivó radica hoy en Estados Unidos, en una situación económica que tengo entendido es holgada, y con esa colección de autos antiguos de la que siempre se enorgulleció.

Arturo Rodríguez tiene razón cuando dice que no es papel de los medios “portarse bien” con nadie. La idea de que “todos los buenos periodistas de la historia siempre han apostado a las transformaciones” confunde la labor del periodista con la del propagandista o del activista. La afirmación de que hoy Proceso no se porta bien, pero que Julio Scherer era otra cosa, peca también de mala memoria.

El 19 de octubre de 2014 López Obrador se quejó en un tuit de la “mala leche del Proceso. Creen que todos somos iguales y como en el 2006 y 2012 con sus ‘reportajes independientes’ le ayudan al régimen”.

Tenemos un presidente respetuoso de la libertad de expresión, eso es bueno, pero que no entiende el papel de los medios. Su labor no es portarse bien con ningún Gobierno, sino informar de manera cierta y valiente.

¡Pasamos!

La buena es que el secretario Mike Pompeo nos dio calificación aprobatoria. Hemos reducido el flujo de migrantes a Estados Unidos en 36% en 45 días. El problema es que tendremos otra evaluación en 45 días y no sabemos qué tenemos que hacer para que nos aprueben otra vez.
22 Julio 2019 04:03:00
Derecho a migrar
¿Qué no se dice en la Biblia que hay que tratar bien al forastero?


Es muy común que hoy se diga que hay un derecho a migrar. El subsecretario de derechos humanos, Alejandro Encinas, ha escrito que “la movilidad humana es un derecho que puede ejercerse de manera regular, ordenada y segura”.

El tema, sin embargo, es motivo de debate. La Declaración Universal de los Derechos Humanos establece en su Artículo 13 que “toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país”, pero no establece la obligación de otros a recibirla. El Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular de las Naciones Unidos, firmado en Marrakech, Marruecos, en diciembre de 2018, reconoce los derechos de los migrantes, pero reafirma que “los estados tienen el derecho soberano a determinar su propia política migratoria”.

Ni siquiera la Biblia es tajante. El Éxodo señala: “Y no angustiarás [oprimirás] al extranjero, porque vosotros sabéis cómo es el alma del extranjero, ya que extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto” (23:9). Pero también dice a los israelitas: “Porque mi Ángel irá delante de ti, y te llevará a la tierra del amorreo, del heteo, del cananeo, del heveo y del jebuseo, a los cuales yo haré destruir” (23:23).

Los humanos somos migrantes por naturaleza. Nuestra especie se originó en África, hace quizá 165 mil años, y de ahí se extendió al resto del mundo. Las migraciones han sido una ocurrencia habitual en la historia, pero también la desconfianza o el odio al extraño. Y no sorprende. Cuando tribus o grupos diferentes se encontraban en la antigüedad era usual que tuvieran enfrentamientos violentos.

La libre migración beneficia a la economía. Al igual que el libre comercio, llena los huecos de los mercados y permite la incorporación de personas con ideas y habilidades nuevas. Los países con mayor migración suelen alcanzar mayores niveles de prosperidad. Tanto Estados Unidos como Canadá han tenido altos niveles de migración, mientras que México siempre la ha restringido severamente. Esta es una de las razones de nues-tro desigual desarrollo.

El presidente López Obrador tiene razón cuando señala que a los migrantes hay que darles oportunidades de trabajo antes que perseguirlos. Coincido también cuando afirma que el mejor antídoto contra la migración es generar actividad económica y prosperidad en los lugares de origen. Pero la solución no es simplemente arrojar dinero a estos lugares. Chiapas y Oaxaca han sido los estados que más recursos públicos han recibido en las últimas décadas, pero eso no les ha permitido salir adelante. Mientras tengamos a políticos o activistas que piensen que las empresas deben ser extorsionadas, o que las aspas de las generadoras eólicas “giran para atrapar el aire de los territorios indígenas”, no habrá dinero que alcance.

En el tema de la migración, las buenas intenciones no necesariamente tienen buenas consecuencias políticas. Angela Merkel hizo lo correcto en 2015 cuando dio acogida en Alemania a un millón de refugiados de Siria, Irak y Afganistán, pero ha sido castigada en las urnas. La gente puede aplaudir la generosidad a los refugiados e inmigrantes, pero no deja atrás sus prejuicios. Lo vemos en las encuestas en nuestro país. Los mexicanos estamos a favor de que Estados Unidos abra las puertas a los migrantes mexicanos, pero 55% se pronuncia por deportar a los centroamericanos (Reforma/Washington Post). El miedo al extranjero sigue prevaleciendo.



Paraestatal

López Obrador hace bien en impulsar el internet, pero se equivoca al crear una nueva paraestatal, filial de la CFE, para este propósito. Un buen internet es indispensable para el desarrollo, pero el servicio puede y debe ser proporcionado de manera rentable por empresas privadas.
19 Julio 2019 04:06:00
Respeto a las mujeres
“Nunca olvides que te ha parido una mujer”. Popular

Mi chofer de Uber era más platicador que de costumbre. También tenía más edad. Me dijo que se llamaba Alejandro Molina y que tenía 68 años. Con la habilidad de un millennial manipulaba el mapa del teléfono inteligente y seguía la ruta que debía llevarme a mi destino.

Durante mucho tiempo había manejado taxis, me dijo, pero hoy prefiere el Uber, no solo por ganar más, sino porque se siente más seguro y, sobre todo, porque es dueño de su tiempo. Él decide cuándo salir a trabajar y cuándo quedarse en casa. Sus hijos le dicen que ya debería retirarse, que no necesita seguir trabajando. Pero él afirma que no sabría qué hacer en casa todos los días.

Su calificación en Uber es alta, casi 5 estrellas, y lo entiendo. Es un conductor cuidadoso, tranquilo, aunque supongo que algún pasajero con prisa podría considerarlo demasiado lento. Para mí, su ritmo pausado es tranquilizante, un respiro en medio del vertiginoso tránsito de la Ciudad de México. Alejandro no pone, por otra parte, música a alto volumen. Si acaso, su única falta es que es platicador, pero teje sus historias con habilidad y es imposible no dejarse seducir por ellas.

Me cuenta que una vez llevó a una joven a su casa en una calle desolada y oscura. “Como siempre hago –me dice–, me quedé esperando hasta que entró por la puerta y me señaló que todo estaba bien”. La joven le dio la máxima calificación en el sistema de evaluación, pero añadió que se había sentido muy agradecida de que el conductor se hubiera quedado esperando hasta que entrara a la casa.

“Mi mamá me enseñó a respetar a las mujeres –me dice don Alejandro–. Me pidió que nunca olvidara que a mí me había parido una mujer”. Hace una pausa, quizá esperando que yo muestre interés, cosa que hago, y continúa: “Ella me decía: nunca fuerces a una mujer. Si le hablas bonito, obtendrás lo que quieres”.

Alejandro empieza a contarme la historia de su madre: Se llamaba Lucila Suástegui Guinto. “Murió hace 11 meses. Tenía 88 años y 10 hijos”.

–“Diez hijos”, respondo--. Ya no es común tener tantos.

–“Bueno, no todos eran de ella. Pero era una mujer generosa que aceptaba hacerse cargo de quien lo necesitaba”. Una vez más la pausa. Como buen narrador, don Alejandro sabe manejar los ritmos de la historia.

“Ella tuvo con mi papá cinco hombres y dos mujeres. Éramos siete. Pero mi papá tuvo también otra hija con otra mujer y mi mamá la aceptó. Después de que murió papá, mi mamá tuvo otra pareja, que después se fue, y tuvo un hijo con él. Otro más era de una mujer que un día le encargó a un niño, mientras iba al mercado a recoger algo que se le había olvidado, pero nunca regresó. Así que se hizo cargo también de él. A todos nos cuidó y a todos nos sacó adelante”.

No me cuesta trabajo imaginar a doña Lucila, una de esas mujeres trabajadoras y generosas que han construido nuestro país ante la frecuente ausencia de los hombres. Sin haberla conocido, entiendo su esfuerzo para cuidar y educar a ocho hijos suyos y a otros dos que no eran suyos pero que acogió. No me extraña que su hijo, don Alejandro, sea hoy un hombre tan respetuoso con las mujeres.

El respeto se adquiere en el hogar y Lucila lo entendía. Por eso su hijo, ya de 68 años, sigue mostrando esa consideración que todos deberíamos tener a las mujeres. Mucho aprendí en ese viaje de Uber.

¿Juárez corrupto?

El presidente López Obrador conmemoró ayer el aniversario luctuoso de Benito Juárez, “el mejor Presidente que ha tenido nuestro país”. Esta semana, sin embargo, el Mandatario dijo que los funcionarios públicos que ganan 600 mil pesos al mes son corruptos: “No se necesita presentar pruebas”. Lo interesante es que Juárez ganaba bastante más que el equivalente a los 600 mil pesos mensuales.
18 Julio 2019 04:06:00
Regalar fertilizante
“El mejor fertilizante para un pedazo de tierra es la huella de su dueño”. Lyndon B. Johnson

Ayer por la mañana se registraban 42 bloqueos de vías de comunicación en 14 estados. El aeropuerto de Oaxaca fue uno de los puntos afectados. Estos bloqueos los organizaron grupos que exigen la entrega de fertilizantes del Gobierno. La estrategia y las prácticas de estas organizaciones explican por qué el campo mexicano sigue siendo disfuncional y por qué concentra la mayor parte de la pobreza extrema del país.

No todo el campo mexicano es pobre. La producción agroalimentaria ha sido una de las partes brillantes de la economía en unos últimos años. Si bien las limitaciones a los derechos de propiedad han impedido un mayor florecimiento de los granos, como el maíz, los pequeños productores privados de hortalizas y otros productos que no requieren grandes extensiones de terreno han logrado una creciente productividad. En cambio, los ejidos y las tierras comunales, que representan más de la mitad del territorio nacional, se siguen rezagando.

La economía nacional está sufriendo una desaceleración importante, por lo que crecerá menos del 1% en 2019, pero la producción agropecuaria se encamina a una expansión de 2.6% para alcanzar 293 millones de toneladas, según el secretario de agricultura Víctor Villalobos. México, por otra parte, registró un superávit en la balanza comercial agroalimentaria de 2 mil 735 millones de dólares en el primer trimestre de 2019. Aun si solo se considera la balanza agropecuaria, el saldo es positivo en mil 577 millones de dólares (SIAP). La idea de que el campo mexicano no puede competir (a pesar del ejido, que sigue siendo un lastre muy importante) ha resultado falsa.

Las malas políticas públicas, sin embargo, buscaron desde hace mucho tiempo transformar al campo de un lugar de producción en un escenario de compra de votos. Los grupos que hoy bloquean las vías de comunicación son los corruptos de siempre que están acostumbrados a recibir recursos del Gobierno a cambio de sostener al sistema político.

El presidente López Obrador dijo ayer: “No es de que: ‘A ver, te tomamos una carretera y llegamos a un acuerdo siempre y cuando nos entregues tantas toneladas de fertilizante’. Ahórrense el tiempo, ya eso no se acepta”. ¡Qué bueno! Pero tampoco es necesario entregar fertilizante directamente a los productores. Los mecanismos de mercado son más eficientes que cualquier burócrata para asignar recursos o insumos. Un gobierno que se dedica a repartir fertilizante solo genera distorsiones económicas y corrupción.

Es el mismo caso cuando el Presidente declara que ya no se permitirán más producciones ganaderas en La Laguna, quizá la comarca pecuaria más productiva del país, porque no tiene suficiente agua, y en cambio impulsará a Chiapas o Tabasco. Un sistema de mercado, en el que se cobre el agua a un precio realista, y en el que los productores compren los demás insumos a precio de mercado, permitirá una producción más eficiente y generará una mayor prosperidad a los productores y precios menores a los consumidores sin malgastar recursos públicos.

Hace bien el Presidente en rechazar las presiones de los grupos que exigen fertilizante, pero el Gobierno debe retirarse del negocio de repartir insumos o dinero a los agricultores. Estas prácticas solo han servido para mantener al campo en la pobreza, a pesar de que un sector en él ya demostró que puede ser tan productivo y competitivo como el mejor del mundo.

Decepcionados

Nuestros políticos no entienden por qué los analistas de calificadoras y fondos de inversión se han mostrado tan escépticos ante el mal llamado plan de negocios de Pemex. Pero las razones son claras. Como rescate no es suficiente y además no incluye medidas para aumentar realmente la producción de crudo.
17 Julio 2019 04:06:00
Un plan para Pemex
El tan esperado plan de rescate de Pemex se dio a conocer ayer y decepcionó. No solo faltaba mucha información para el plan de negocios de una empresa en dificultades, sino que la propuesta quedaba lejos de ofrecer una solución real. No sorprende que el peso haya perdido terreno.

La producción de crudo de Pemex ha caído de 3.4 millones de barriles diarios en 2004 a 1.7 millones en mayo de este 2019. El Gobierno ha ordeñado a la empresa durante décadas con una estrategia absurda de utilizar un recurso natural no renovable para subsidiar el gasto corriente. Hoy Pemex es la petrolera más endeudada del mundo, con un pasivo de 106 mil millones de dólares.

En junio Fitch Ratings bajó la calificación de la petrolera a BB+, por debajo del grado de inversión. Si otra calificadora toma la misma decisión, muchos fondos se verán obligados a vender los bonos de la empresa, ya que por reglamento deben mantener sus recursos en documentos con grado de inversión. La venta forzada de deuda podría alcanzar los 16 mil millones de dólares (Reuters).

El plan de negocios dado a conocer ayer por el director general, Octavio Romero Oropeza, un ingeniero agrónomo sin experiencia previa en la industria petrolera, no resuelve los problemas más importantes. Pemex gozará de una disminución de su carga fiscal de 128 mil millones de pesos entre 2020 y 2021 y obtendrá un subsidio a cargo del erario de 148 mil millones entre 2020 y 2022. Los montos parecen importantes, pero suman menos de 14 mil millones de dólares.

La verdadera solución no radica en reducir la carga fiscal o darle un subsidio a Pemex, sino en aumentar su producción de petróleo crudo y su rentabilidad. Las medidas que Pemex ha anunciado, sin embargo, no cumplen con estos objetivos.

la empresa se ha comprometido a enfocarse a la producción en aguas someras. Se entiende porque es más fácil y barata y porque es la actividad en que Pemex tiene mayor experiencia. Pero las reservas de aguas someras no son suficientes para mantener una recuperación de la producción de largo plazo. Para eso se necesita desarrollar también los yacimientos de aguas profundas, que requieren de inversiones de empresas privadas extranjeras con experiencia y tecnología, y la producción en tierra, que precisan de técnicas de fractura hidráulica o fracking.

El Presidente, sin embargo, no quiere ya inversión privada en petróleo, ya sea en farmouts de concesionarias o en alianzas con Pemex. Los nuevos contratos con empresas privadas serán solo de servicios, por lo que el riesgo completo quedará en Pemex, pésima decisión para una empresa tan endeuda. El Mandatario también rechaza el fracking por razones políticas, ya que no entiende los verdaderos riesgos ambientales de las distintas formas de producción. Pemex, por otra parte, está manteniendo el proyecto de inversión de la refinería de Dos Bocas, que aunque costara solo 8 mil millones de dólares, cosa altamente improbable, destruiría valor para Pemex en vez de generarlo.

En los próximos días veremos la reacción de los mercados a este plan de negocios. Muchos especialistas necesitan más información de la que se dio. Una presentación de Power Point no es un verdadero plan de negocios. La información disponible hasta este momento sugiere, sin embargo, que Pemex continúa en camino de perder el grado de inversión.

Romo y Vector

Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia, me dice a través de WhatsApp: “Te comento que no pertenezco al consejo de Vector desde 2002, tampoco mis hijos están”. Carlos Urzúa, exsecretario de Hacienda, afirmó en su entrevista de Proceso que la permanencia de Romo o de sus familiares en el consejo de Vector generaba un conflicto de interés.
16 Julio 2019 04:06:00
Liberalismo obsoleto
En una entrevista con el Financial Times, publicada el 27 de junio, el presidente ruso Vladimir Putin declaró obsoleto el liberalismo. No es el único gobernante actual que cuestiona la doctrina de la libertad. Donald Trump en Estados Unidos, Victor Orbán en Hungría, Matteo Salvini en Italia, Recep Tayyip Erdogan en Turquía, Nicolás Maduro en Venezuela y muchos más han criticado el liberalismo. En algunos temas también lo ha hecho Andrés Manuel López Obrador, aunque en otros mantiene posiciones liberales.

Cada uno tiene su versión de liberalismo. Para Putin la “idea liberal” es la defensa de la migración, las fronteras abiertas y el multiculturalismo. Lo mismo sostienen Orbán y Salvini. Erdogan suma la falta de respeto a las tradiciones del Islam. Trump cuestiona la migración y el libre comercio. Ninguno lo dice, pero todos se oponen también a los procesos democráticos y a los contrapesos a su poder. Todos se quejan, además, de los medios críticos.

El presidente mexicano es liberal en algunos puntos. No solo no se ha opuesto a la migración, sino que ha apoyado a los centroamericanos (no a los venezolanos) que han ingresado al país. Si bien muchos en su movimiento se oponen al libre comercio, él respaldó el nuevo tratado con EU y Canadá, el T-MEC, sobre el que dijo: “Estamos apostando, estamos decidiendo por el libre comercio; no tenemos ninguna duda”. También son liberales su insistencia de recortar el gasto público, de no subir impuestos y de combatir la corrupción y los privilegios de los funcionarios.

En otros asuntos, sin embargo, López Obrador es conservador o “iliberal”. Lo es su propuesta de construir un país autosuficiente que produzca, hasta donde sea posible, todo lo que consume, la cual es inquietantemente similar a la de Trump. También contrarias al liberalismo son sus decisiones de prohibir unilateralmente inversiones mineras, desconocer contratos firmados con constructoras de gasoductos o concentrar las inversiones de petróleo y electricidad en dos monopolios gubernamentales. Es el mismo caso con sus posiciones moralistas sustentadas en el evangelismo cristiano.

Putin tiene razón cuando dice que el liberalismo es rechazado por las mayorías en muchos países. En parte esto es consecuencia de que la gente es por naturaleza conservadora. Las libertades generan desconfianza y mucha gente busca prohibir las conductas o ideas que incomodan. de los demás. Los gobernantes, por otra parte, han aprendido que una forma de ganar votos es apelar a los instintos conservadores y discriminatorios de la gente.

El liberalismo, sin embargo, ha sido la doctrina filosófica, política y económica que mayores beneficios ha aportado a la humanidad. Los primeros vislumbres del liberalismo surgieron en el Renacimiento, cuando el comercio y la banca empezaron a florecer en Europa tras un medievo de restricciones, y empezó a tener un franco auge en la Inglaterra del siglo 19.

Los niveles de vida de la humanidad tuvieron un aumento espectacular a partir de ese momento. El libre comercio fue crucial, pero también la innovación tecnológica, que solo viene acompañada de la libertad de pensamiento.

Muchos políticos se han sentido siempre incómodos ante el liberalismo. La respuesta debe ser contundente. El liberalismo no solo no es obsoleto, sino que es más relevante que nunca. Por eso hay que defenderlo con ahínco ante autoritarios y conservadores.

Nueva restricción

Donald Trump publicó ayer una nueva norma que impedirá que quienes lleguen a la frontera sur de Estados Unidos tras haber pasado por un tercer país puedan solicitar asilo. La medida descartaría la mayor parte de las solicitudes de centroamericanos que llegan a través de México.
15 Julio 2019 04:06:00
¿Estamos en recesión?
Al presidente López Obrador no le inquietan los datos de los demás: “La economía está creciendo a pesar de que dicen lo contrario”.

En contraste, el economista del Bank of America-Merril Lynch Carlos Capistrán señala que México está en una “recesión técnica”, la cual “se presenta con dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo. Estimamos que el PIB del segundo trimestre será negativo, sucediendo a 0.17% observado entre enero y marzo y a 0.1% del último trimestre del 2018”.

No todos los especialistas piensan que la economía se contrajo en el segundo trimestre de 2019. Después de un muy mal dato de la producción industrial para mayo, los economistas de Citibanamex bajaron su estimación de crecimiento del PIB de 0.6% a 0.4%, pero la han dejado del lado positivo. Esto significaría que México habría vivido en el primer semestre de 2019 una desaceleración, pero no una recesión. Para saber si la economía mexicana tuvo dos trimestres consecutivos de contracción habrá que esperar al 31 de julio, cuando el INEGI anunciará la cifra del segundo trimestre.

La definición de recesión como una contracción de dos trimestres consecutivos no es oficial. El National Bureau of Economic Research (NBER), que decreta la existencia de recesiones en los Estados Unidos para propósitos legales, toma en cuenta otros indicadores, como el empleo, el ingreso personal y la producción industrial. Con estos factores la economía mexicana muestra una desaceleración, y quizá esté llegando a la recesión, pero con algunos sorprendentes puntos de fortaleza.

La producción industrial sufrió una caída de 2.1% en mayo frente al mes inmediato anterior, la más pronunciada desde enero de 2009. Hubo bajas en todos los rubros que componen el indicador, pero los más fuertes se registraron en construcción, -6.1% , y minería, -1.3 por ciento.

En junio se perdieron 14 mil 244 empleos registrados en el IMSS. En enero-junio el Seguro Social reportó 289 mil 301 nuevos trabajos, cifra menor a la del primer semestre de 2018, pero el total no incluye a las decenas de miles despedidos de la Administración pública. En contraste, los salarios contractuales muestran sus incrementos más fuertes desde 2002. En junio el aumento fue de 6.2% y en el período enero-junio de 5.9 por ciento. El salario base de los trabajadores registrados en el IMSS aumentó 6.6% entre junio de 2018 y junio de 2019.

El presidente López Obrador mantiene la posición de que la economía va “requetebién”. Su política de comunicación es similar a la de Donald Trump, quien en campaña en 2016 afirmaba que la economía estadunidense era un desastre, solo para decir hoy que es la mejor de la historia. Lo mismo hace López Obrador: quien afirma que heredó una economía destrozada, la cual hoy va muy bien.

Haciendo a un lado la retórica, ni la economía estaba tan mal en 2018 ni está tan bien al día de hoy. No hay certeza de que México se encuentre en recesión, pero no hay duda de que se ha desacelerado desde el año pasado, cuando creció 2 por ciento. En 2019 veremos, si acaso, una expansión inferior al 1 por ciento.

Pero esto no es inusitado. En México es una regla que el crecimiento disminuya o desaparezca en el primer año de un sexenio. Quizá la economía no vaya requetebién, pero tampoco parece estarse encaminando a un desplome. no, por lo menos, hasta ahora.

Yo lo hice

Mexicanos contra la Corrupción llevó a cabo las investigaciones que llevaron a la renuncia de Carlos Lomelí, el superdelegado en Jalisco, acusado de monopolizar la compra de medicinas del Gobierno federal. Pero la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, asumió el crédito para sí en un tuit que después borró.
12 Julio 2019 04:06:00
Después del juego
Imagínense, como dice con tanta frecuencia el presidente López Obrador, que Miguel Ángel Yunes Linares, electo para gobernar Veracruz por un tiempo de dos años, de 2016 a 2018, hubiera negociado con el Congreso estatal para ampliar su periodo. Se habría registrado una verdadera revuelta que habría encabezado, sin duda, Cuitláhuac García, el morenista que ya tenía puesto el ojo en la Gubernatura para las elecciones de 2018.

Y hubiera tenido razón. No es posible hacer una elección para un periodo determinado –de dos años, por ejemplo– solo para modificar este después del voto. Hacerlo equivale a cambiar las reglas del juego después del juego. No es ético, por supuesto, pero tampoco es, me parece, legal.

Pero esto es exactamente lo que ha hecho el Congreso de Baja California al ampliar el periodo de Gobierno de Jaime Bonilla, el gobernador electo, de 2 a 5 años. Es bien sabido que los dos años le sabían poco a un empresario y político muy ambicioso que desde hace años añoraba con llegar al Gobierno de la entidad y que hoy cuenta con el respaldo abierto de su amigo, el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Cuando Bonilla se postuló en 2019, sin embargo, lo hizo con el conocimiento de que sería gobernador por solo dos años. No se vale salir a la contienda en estas condiciones solo para cambiar las reglas una vez que ha concluido el proceso electoral.

El presidente López Obrador niega haber dado órdenes para ampliar el mandato de Bonilla, quien lo llevó en 2016 al Juego de Estrellas de las Ligas Mayores de Beisbol en el Petco Park de San Diego, donde pudo tomarse una foto con el legendario toletero de los Medias Rojas de Boston David Ortiz.

En su mañanera del 9 de julio el Mandatario afirmó: “Si hay una manipulación, una cosa indebida, van a resolver los del Tribunal Electoral. Lo que sí puedo decir es que nosotros no intervenimos, no hay línea”.

Si bien la iniciativa en el Congreso de Baja California fue presentada por un diputado de Morena, Víctor Manuel Morán, esta nunca habría prosperado sin el apoyo de los diputados del PAN. La votación final fue de 21 a favor, ninguno en contra y una abstención. La iniciativa ha sido ratificada por los municipios en “fast track”, pero el gobernador panista, Francisco Vega, dice que no la firmará.

En realidad el tema no debe ser resuelto por el Tribunal Electoral, como ha sugerido el Presidente. Los magistrados de esta corte solo resuelven casos de carácter electoral y nadie cuestiona la legitimidad del proceso que llevó al triunfo de Bonilla.

Lo que ha dicho Marko Cortés, presidente nacional del PAN, es que su partido presentará una acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación por la retroactividad de la ley. Cortés también ha declarado que “expulsaremos a los legisladores que se corrompieron con Morena”.

Serán así los ministros de la Suprema Corte quienes tomen la decisión. Pero sería un pésimo precedente permitir el cambio de un periodo de gobierno después de que la elección ha concluido. Habría sido inaceptable si lo hubiera intentado Yunes Linares en Veracruz. Pero es lo mismo si quien lo pretende es un gobernador electo de Morena, como Bonilla.

En ningún estado de derecho puede haber leyes que se apliquen de manera retroactiva. Si los legisladores quieren cambiar los periodos del Gobierno estatal, que lo hagan mirando al futuro y no para premiar al actual gobernador electo. Ninguna ley debe modificarse para el beneficio de una persona.

Sin legitimidad

Cuauhtémoc Cárdenas ha sido claro: “El Congreso de Baja California ha decidido vulnerar el orden republicano y democrático. Ofende la inteligencia, cae en ilegalidad y pierde total legitimidad al prolongar de 2 a 5 años el mandato del Gobernador electo”.
11 Julio 2019 04:06:00
Inercia neoliberal
El presidente López Obrador dijo ayer que Carlos Urzúa, quien renunció a la Secretaría de Hacienda el 10 de julio, había defendido un “continuismo neoliberal” en el Plan Nacional de Desarrollo: “Era una concepción todavía en la inercia liberal y había que marcar la diferencia”. En su carta de renuncia Urzúa señalaba, en contraste, que se han tomado decisiones sin sustento y sin considerar que las políticas públicas deben estar exentas de ideologías de izquierda o de derecha.

Es muy claro que la renuncia de Urzúa se debió a diferencias ideológicas con el Presidente. Al contrario de lo que ocurría en el periodo del desarrollo estabilizador, que el Presidente ha señalado como ejemplo del rumbo que debe seguir el país, López Obrador no permite que las decisiones económicas las tome el secretario de Hacienda, como ocurría con Antonio Ortiz Mena. Busca, de hecho, concentrar todas las decisiones, incluso las más técnicas. Cuando ayer se le preguntó a Andrés Manuel qué haría si el nuevo secretario de hacienda, Arturo Herrera, se opusiera a las “obras prioritarias” de su Gobierno, la respuesta fue: “Lo convenzo. Fíjense que tengo maneras de convencer, tengo argumentos”.

Los ideólogos del lopezobradorismo no tardaron mucho en lanzarse contra Urzúa, como lo hicieron con Germán Martínez tras dejar el IMSS. La renuncia de Urzúa “era previsible”, comentó en Twitter el coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal. “No es fácil adaptarse a un proyecto cuyo objetivo es sacudirse el neoliberalismo; los intereses son fuertes; las resistencias, también”.

“¡Qué bueno que se fue Urzúa! –escribió el senador por Guerrero Félix Salgado Macedonio–, estaba ahorcando a su Administración. ¡Felicidades!” Salgado no ha entendido que la austeridad no fue una idea de Urzúa, sino del propio Presidente. La sustitución no cambiará esta política.

En los medios financieros se especula que la decisión de Urzúa fue forzada por un nuevo plan para Pemex, el cual se dará a conocer esta semana. Al parecer el Gobierno lanzará un rescate, un bailout. Urzúa se habría opuesto a este nuevo rescate, que mejorará quizá la calificación de la petrolera, ahogada por una deuda excesiva, pero que lleva el riesgo de contaminar la deuda soberana de México. El mejor rescate de Pemex habría sido la continuación de los farmouts, los contratos de producción de crudo con empresas privadas, y la cancelación de la refinería de Dos Bocas, que está destinada a perder dinero. López Obrador, sin embargo, mantiene sus posiciones de manera dogmática y descarta, como “neoliberales”, las opiniones pragmáticas que presentan los especialistas.

López Obrador no debería tener a un secretario de Hacienda al que deba convencer de que todo lo que ordena es correcto. La magia del desarrollo estabilizador que él tanto admira se debió, en buena medida, a la independencia de Ortiz Mena. En el momento en que Luis Echeverría decretó que “la economía se maneja en Los Pinos”, empezó el camino que llevaría a las crisis económicas de 1976 y 1982. El Presidente debe entender que las soluciones pragmáticas a los problemas económicos no son una inercia neoliberal sino la aplicación de las reglas de la economía.

Cuarta vez

No hay duda de que el presidente López Obrador es testarudo. Ayer propuso por cuarta vez para un puesto en el sector energético a Ángel Carrizales, quien fue miembro de su ayudantía y que ha sido rechazado tres veces por el Senado para ser comisionado de la CRE y miembro del consejo de Pemex. Una vez más, sin embargo, López Obrador lo ha propuesto para ser consejero independiente de Pemex. La táctica parece ser hasta que se cansen porque yo seguiré insistiendo.
10 Julio 2019 04:06:00
Ancla perdida
“Un barco no debería navegar con una sola ancla ni la vida con una sola esperanza”. Epicteto.

Carlos Urzúa era el ancla de este gobierno: el personaje firme y sensato que daba estabilidad a una administración inconstante y turbulenta. Todos sabemos que perdía muchas batallas, pero su simple presencia generaba tranquilidad. Tenía el valor de advertir al Presidente sobre las consecuencias de sus decisiones erróneas en medio de un Gabinete dogmático y lisonjero.

No solo preocupa su renuncia como secretario de Hacienda sino las razones que expuso en su carta: “Discrepancias en materia económica hubo muchas. Algunas de ellas porque en esta administración se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento”. Urzúa buscó definir una política económica “con base en evidencia, con base en los efectos que esta pueda tener y libre de todo extremismo, sea este de derecha o de izquierda”; pero esta filosofía pragmática chocaba con el irracional proceso de decisión del actual gobierno.

Urzúa añadió en la carta: “Me resultó inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública. Esto fue motivado por personajes influyentes del actual gobierno con un patente conflicto de interés”. En un gobierno que dice haber descartado el influyentismo y el nepotismo, esta acusación es lacerante.

Los logros del actual gobierno se han debido en buena medida a Urzúa y a su equipo. El exsecretario de Hacienda mantuvo un presupuesto no solo equilibrado sino superavitario. La recaudación subió mientras el gasto disminuyó. La estabilidad del peso y de los mercados se debe en buena medida a la certidumbre que Urzúa generaba en el timón de Hacienda. Urzúa se opuso a varios de los grandes errores del gobierno, entre ellos la cancelación del nuevo aeropuerto de Texcoco, un ejemplo claro de las decisiones que se han tomado “sin el suficiente sustento”.

Por eso el peso perdió ayer casi 2% en los mercados internacionales en el momento en que el secretario anunció su renuncia. La Bolsa Mexicana perdió 1.77% en la jornada. El presidente, sin embargo, cuando menos estaba preparado y menos de una hora después anunció que había seleccionado al subsecretario Arturo Herrera para ocupar la vacante.

Herrera es un profesional, como Urzúa, que ha asumido también posiciones sensatas en las discusiones dentro del gobierno. Por eso, cuando el Presidente anunció que él sería el sucesor, el peso ganó algo de terreno, sin recuperar lo perdido antes. Herrera es el sustituto que más confianza podía generar en este momento. Elegir como secretario a uno de esos personajes ideológicos, ignorantes de las realidades económicas, que pululan por la Cuarta Transformación habría podido provocar un desplome de los mercados nacionales. Herrera ofrece, por lo menos, continuidad.

No podemos, sin embargo, hacernos ilusiones. Si el Presidente no le hacía caso a Urzúa, difícilmente escuchará a Herrera. Recordemos que en marzo el subsecretario declaró al Financial Times que “no autorizaremos la construcción” de la refinería de Dos Bocas hasta que no tengamos un plan “que no sea muy diferente a los 8 mil millones de dólares que contemplaron originalmente. Es casi un hecho que la refinería está cancelada”. Al día siguiente López Obrador lo desmintió sin miramientos en la mañanera. De poco sirve tener a los mejores especialistas si no se les permite hacer su trabajo y si no se toman en cuenta sus opiniones. Esperemos que a Herrera el Presidente le haga más caso que a Urzúa.

Terror

Un nuevo secretario al menos sonríe cuando se le nombra, pero el rostro de Arturo Herrera ayer en el video en que López Obrador lo anuncia como nuevo titular de Hacienda no era de simple preocupación sino de terror. Ojalá que se le quite pronto, porque necesitamos a un secretario fuerte.
09 Julio 2019 04:01:00
Democracia griega
La democracia no es un sistema político perfecto, pero su mayor virtud es que permite enmendar errores. Esto lo demuestran los resultados de las elecciones de Grecia de este 7 de julio, en que el Gobierno de Syriza fue rechazado por los votantes que le entregaron el mando al partido Nueva Democracia de Kyriakos Mitsotakis, quien ha prometido aplicar una agenda liberal.

La Coalición de la Izquierda Radical, conocida por su acrónimo Syriza, se formó con la fusión de 13 partidos y organizaciones anticapitalistas en 2004. Desde su primer intento electoral ese año, fue ganando gradualmente presencia en el parlamento griego.

Entre 2012 y 2014 encabezó a la oposición y en 2015 triunfó en las elecciones nacionales bajo la dirección de Alexis Tsipras, quien se convirtió en primer ministro. Tsipras encontró lo que muchos antes: que es más difícil gobernar que ser oposición. Si bien había prometido aplicar políticas radicales y dejar de pagar las deudas del sector público, no tuvo más remedio que llegar a acuerdos para impedir la expulsión de Grecia del sistema del euro y de la Unión Europea.

Tuvo así que aplicar medidas de austeridad y renegociar esa deuda que había prometido repudiar. Sus decisiones llevaron a la renuncia de su radical ministro de finanzas, Yanis Varoufakis, quien decidió formar un nuevo partido, el DiEm25. Quizá Tsipras salvó la economía, que habría sufrido un colapso histórico si Grecia hubiera tenido que dejar el euro y la Unión Europea, pero también perdió las elecciones de este 2019. Mitsotakis obtuvo 39.6% de los votos, contra 31.6% de Tsipras.

Varoufakis, con su nuevo partido, consiguió 3.5 por ciento. En su campaña Mitsotakis propuso reformas para liberalizar la economía griega, la cual se ha contraído por el peso de una enorme deuda gubernamental y de un sector público obeso. Entre las nuevas propuestas se cuenta una reducción de la carga fiscal para lograr una recuperación económica. Ayer, apenas un día después de las elecciones, Mitsotakis asumió el cargo de primer ministro, pero al igual que Tsipras enfrentará ahora problemas enormes. La economía griega está quebrada. Sin una disminución radical del costo del Gobierno, el país se seguirá rezagando frente a los demás miembros de la Unión Europea.

Lo importante aquí es que Grecia nos ha demostrado que un país democrático puede buscar soluciones en el radicalismo de izquierda para después enmendar el rumbo. Esa es la magia de la democracia, que permite a los electores cambiar sus decisiones. En algunos países, sin embargo, los partidos antidemocráticos han utilizado sus triunfos en las urnas para después desmantelar la democracia que les permitió llegar al poder. Lo hicieron Mussolini y Hitler en la Italia y la Alemania de las décadas de 1920 y 1930, y también Hugo Chávez y Nicolás Maduro en Venezuela en este siglo 21.

El pueblo griego se decepcionó primero de los partidos tradicionales, como Nueva Democracia, y recurrió a la izquierda radical. Hoy descarta a Syriza para buscar una vez más un gobierno de Nueva Democracia, pero con un primer ministro que promete soluciones liberales. El problema es que los males económicos del país son tan profundos que la medicina tardará años o décadas para dar resultados. De hecho, nadie puede descartar el riesgo de que los electores se desesperen nuevamente y recurran a otras soluciones radicales, como las que ofrece el partido neonazi Aurora Dorada.

Tomar calles

“Pero imagínense a una policía que se indisciplina y toma las calles. ¿Qué imagen da, quién va a apoyar eso?” Coincido con el Presidente, aunque es difícil borrar el recuerdo de las tomas de calles del movimiento lopezobradorista.
08 Julio 2019 04:06:00
AMLO y el fracking
Vista Oil & Gas, una empresa latinoamericana creada apenas en 2017, realizó su primera exportación de crudo ligero del yacimiento de Vaca Muerta, en el sur de Argentina, este pasado 10 de junio. YPF, la tradicional petrolera argentina, exportó su primer cargamento de gas desde este sitio también hace unas semanas. Para Argentina, un país que hace años no exportaba hidrocarburos, las formaciones de esquistos de Vaca Muerta representan una oportunidad extraordinaria. La británica Riverstone y la argentina Southern Cross Group anunciaron el 27 de junio una inversión de 160 millones de dólares en una nueva compañía para realizar operaciones de midstream (transporte, almacenamiento y comercialización al mayoreo) en Vaca Muerta. La nueva empresa se llamará Aleph, como el cuento de Jorge Luis Borges (FT, 27.6.19).

Esta buena noticia económica para Argentina ha sido posible por el fracking. Sin esta tecnología la nueva producción argentina habría sido imposible. Lo mismo ha ocurrido en Estados Unidos, donde el fracking es responsable por el aumento de la producción de crudo de 5 millones de barriles diarios en 2008, a 12 millones en 2019, y de gas de 16.9 billones de pies cúbicos anuales en 1986, a 32.7 billones en 2018. Estados Unidos es hoy el principal productor de petróleo y gas natural del mundo gracias a la fractura hidráulica.

En México, el fracking se ha usado desde los años 70 sin ningún incidente reportado. Este pasado mes de junio la Comisión Nacional de Hidrocarburos anunció la aprobación de un plan de Pemex para la exploración del campo AE-0387-2M-Humapa entre Veracruz y Puebla con una inversión de 20 millones de dólares; pero el presidente López Obrador, sin mediar estudio técnico, paró el proyecto desde su mañanera: “Se suspende esa autorización. No vamos a usar fracking en la explotación de petróleo”. López Obrador afirmó que la petición había sido presentada por el Gobierno anterior, pero la CNH aclaró que fue en noviembre de 2018.

Preocupa que el Presidente mexicano se convierta en un monarca absoluto que toma todas las decisiones, pero también que comparta prejuicios sin sustento científico. En Estados Unidos, donde el fracking está muy extendido, no se han encontrado casos de contaminación de acuíferos. La Agencia de Protección Ambiental ha estudiado varias producciones sin encontrar indicios de contaminación. Dos estudios en revistas científicas con revisión de pares, entre ellos el de Dana Bohan, en Energy in Depth, determinaron que no era “físicamente plausible” que la fractura hidráulica provocara contaminación del agua.

Los hallazgos científicos, sin embargo, pesan menos en el ánimo de la gente con poca preparación que el documental Gasland, de John Fox, que mostraba videos de personas que prendían fuego al agua que salía de grifos. Esos casos, sin embargo, eran por contaminación natural de gas. “El director lo sabía -según el escritor científico británico Matt Ridley-, pero aun así pretendió que podría haber sido causada por fracking”. Ridley afirma: “Decenas de miles de pozos perforados, 2 millones de operaciones de fracking completadas, y ni un solo caso probado de contaminación de agua. Ni uno solo. Quizá ocurra algún día, por supuesto, pero hay muy pocas industrias que pueden presumir de un historial de contaminación tan positivo”.

La ciencia, sin embargo, le importa poco a López Obrador. Su rechazo al fracking es emocional, pero hará muy difícil que México pueda aumentar su producción. Quizá terminemos importando petróleo de Argentina.

Sin datos

AMLO afirmó que las estancias infantiles atendían a niños fantasma, pero el DIF y la Secretaría de Bienestar no aportan la información. Quizá el Presidente tiene otros datos.
05 Julio 2019 04:06:00
Las protestas
Si realmente se hubieran rebelado 30 mil policías federales, el Presidente no habría podido menospreciar el movimiento. Quizá la mayoría de los policías estén molestos por su incorporación a la Guardia Nacional, pero solo unos cientos participaron en las movilizaciones. No se necesitan más para bloquear vías de comunicación.

Los bloqueos son populares porque funcionan. Generan atención a los agravios. En muchas ocasiones llevan a las autoridades a resolver problemas que en otras circunstancias habrían dejado como estaban. Es verdad que dañan a terceros inocentes, pero esto no les importa ni a los organizadores ni a las autoridades. Por eso el Gobierno de López Obrador ha anunciado que no piensa utilizar la fuerza pública para levantar bloqueos.

López Obrador ha argumentado, como tantas otras veces, que hay “mano negra” detrás las protestas. Y no sorprende. Él conoce más que nadie la forma en que las organizaciones políticas manipulan las protestas. ¿Cuántas manifestaciones y bloqueos fueron instigados en el pasado por activistas de Morena y de otras agrupaciones cercanas? ¿Se acuerda usted de las violentas protestas y saqueos después del gasolinazo del 1 de enero de 2017? También entonces hubo mano negra, como bien lo sabe Andrés Manuel.

El Presidente ha hecho de la Guardia Nacional la columna vertebral de su estrategia para combatir la inseguridad y la violencia. No sé si sea la mejor de las apuestas, pero la solución es muy similar a las que trataron de aplicar sus dos inmediatos predecesores, Felipe Calderón y Peña Nieto. Cuando tres presidentes de tres partidos políticos promueven la misma estrategia quizá haya que darle a esta la oportunidad de funcionar.

A mí no me inquiera que la Guardia Nacional tenga mando y estructura militares. No creo que los soldados o los marinos violen los derechos humanos más que los policías civiles. La resistencia a la militarización en el pasado vino de Morena y sus aliados, por lo que no deja de ser paradójico que hoy sean ellos los que impulsan la solución militar; pero la mayoría de la gente que vive en zonas de gran violencia me dice que prefiere una policía militar que la inseguridad y la violencia que agobian a sus comunidades.

Los policías que han protestado contra la Guardia Nacional lo han hecho por varias razones. Algunos no quieren perder antigüedad y prestaciones al incorporarse a la Guardia, pero este tema se puede superar salvaguardando los derechos laborales de quienes sean transferidos. Otros no quieren quedar bajo un mando militar, pero ya es inevitable.

Algunos más se quejan de que no han sido seleccionados para ser transferidos porque no cumplen con los requisitos, por ejemplo, la condición física. Otros no quieren ser evaluados, pero el Presidente que derogó las evaluaciones para los maestros insiste en mantenerlas para los policías. López Obrador sostiene que las protestas no son justas porque ningún policía perderá su trabajo, aunque algunos no están satisfechos de dejar de ser policías federales para cuidar, digamos, parques públicos.

A final de cuentas el Presidente superará la resistencia. Una rebelión de 30 mil elementos hubiera puesto en jaque a su Gobierno, pero esta, de unos cuantos cientos, que solo afecta a quienes piensan que tienen derecho de usar las vías de comunicación, no le generará dificultades. El verdadero problema vendrá después, si la tan cacareada Guardia Nacional no reduce la inseguridad y la violencia.

La mano negra

Dice Alfonso Durazo que Felipe Calderón es la verdadera fuerza detrás de las protestas de la Policía Federal. ¡Quién hubiera dicho que el expresidente conservaría tanta influencia seis años y medio después de dejar el poder!
04 Julio 2019 04:06:00
Puerta giratoria
¿Quién podría oponerse a una ley de austeridad y más aún de “austeridad republicana”? Uno supondría que nadie. El problema es que detrás de este nombre políticamente correcto se esconde una realidad incómoda.

Preocupan muchos disposiciones de la Ley Federal de Austeridad Republicana aprobada por el Senado esta semana. Una es la que da al Presidente el uso discrecional de los recursos que se ahorren. La medida más cuestionable, sin embargo, no tiene nada que ver con la austeridad; es la que establece una veda de 10 años para que un funcionario público pueda ocupar un puesto en una empresa privada en un ramo relacionado con su responsabilidad.

Esta medida busca impedir la llamada “puerta giratoria”, la práctica de pasar del sector público al privado y viceversa. En México se ha aplicado un candado de un año. En algunos países desarrollados no hay ni siquiera este, pero sí leyes que castigan el uso indebido de información o el tráfico de influencias; en otros hay vedas de uno a tres años y, en algunos casos, hasta cinco.

El Presidente propuso originalmente una veda de 10 años, pero cuando la Ley de Austeridad salió de la Cámara de Diputados las bancadas la habían reducido a cinco. López Obrador montó en cólera y condenó la reducción como una demostración de la corrupción que aún persiste pese a la Cuarta Transformación. Envió a la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, al Senado a presionar a los legisladores de Morena y sus aliados para aumentar nuevamente el plazo a 10 años.

Algunos afirman que la veda es ilegal, que viola el artículo quinto constitucional que dispone que “a ninguna persona podrá impedirse que se dedique a la profesión, industria, comercio o trabajo que le acomode, siendo lícitos”. No sé si sea cierto, pero si lo fuera sería tan inconstitucional un candado de un año como uno de 10. De lo que no tengo duda es de que las vedas no solo no evitan la corrupción, sino que pueden promoverla.

Un funcionario puede ser destituido en cualquier momento, sin indemnización o explicación. Si alguien ocupa un cargo público en estas circunstancias, y sabe que no podrá trabajar durante 10 años en su campo de especialidad, tendrá enormes incentivos para convertir su precario empleo en una fuente de ingresos extraordinarios.

El Presidente parece impulsar una veda prolongada por un prejuicio ante la puerta giratoria. Para él es más importante la lealtad que la capacidad técnica. Quienes tienen los conocimientos y el desempeño para trabajar en una empresa privada no son confiables.

Esta desconfianza explica por qué López Obrador está llenando los órganos reguladores, como la Comisión Nacional de Hidrocarburos o la Comisión Reguladora de Energía, con personas sin la capacidad técnica para ocupar esos cargos. Explica también la mediocridad o falta de conocimiento técnico de muchos de sus colaboradores. El Presidente no quiere a especialistas sino a burócratas que obedezcan todas las instrucciones que reciben.

Un candado de 10 años a la puerta giratoria tendría efectos muy negativos para el país en el largo plazo. Se eliminaría el sano intercambio de experiencias entre la iniciativa privada y el sector público. Tendríamos un Gobierno dominado por burócratas y un sector privado con especialistas que no podrían nunca aportar su experiencia a una administración pública que no debería ser monopolio de nadie. Perderíamos la oportunidad de tener un Gobierno realmente surgido de los ciudadanos en vez de uno dominado por la clase política.

Centralización

El Presidente reconoció ayer que su propósito de descentralizar la Administración pública no ha avanzado. Y es muy claro por qué no. López Obrador concentra todas las decisiones, lo cual obliga a una mayor centralización.
03 Julio 2019 04:06:00
Los otros datos
Por supuesto que el Presidente tiene otros datos. Su información a veces amplía, pero otras contradice, la de analistas independientes y fuentes oficiales. El Presidente considera que vamos muy bien, requetebién, mientras que algunos críticos piensan que el país se está desmoronando. ¿Cuál es la verdad?

En el campo político las cosas sí le están saliendo requetebién al Presidente. Todas las encuestas lo colocan en niveles de popularidad sin precedentes desde Carlos Salinas de Gortari. Andrés Manuel López Obrador no solo ganó la Presidencia el 1 de julio de 2018, sino que obtuvo mayorías en las dos cámaras del Congreso. Gracias a sus alianzas y al reclutamiento de legisladores de otros partidos, cuenta ya con mayoría calificada en la Cámara de Diputados y está muy cerca de tenerla en el Senado. En los comicios de junio Morena ganó Puebla y Baja California, gobernados previamente por el PAN.

En economía las cosas no están tan bien. El PIB registró una contracción pequeña, de 0.2%, en el primer trimestre de 2019 frente al trimestre inmediato anterior. Se espera que crezca alrededor de 1% en este 2019, significativamente menos que el 2% de los años anteriores; pero esto es habitual en un primer año de Gobierno, que usualmente es acompañado de una desaceleración o incluso una contracción. De hecho, la contracción ha sido pequeña si consideramos la seria escasez de gasolina que sufrimos a principios de año.

El empleo registrado en el IMSS ha seguido creciendo: 303 mil 545 puestos en los cinco primeros meses de 2019. Es menos que los 489 mil 617 del mismo período del 2018, pero no es una mala cifra para un primer año de Gobierno. No sabemos, sin embargo, cuántos servidores públicos han sido despedidos ya que no están incluidos en las cifras del IMSS.

La inseguridad crece. El número de homicidios dolosos, un buen termómetro debido a que tiene poca cifra negra, fue de 12 mil 31 de enero a mayo de 2019. Hay un aumento pequeño, pero aumento, de 4.2% frente a los 11 mil 539 del mismo período de 2018. Ahora bien, el gran instrumento del Gobierno para combatir la inseguridad y la violencia, la Guardia Nacional, apenas se acaba de lanzar, por lo que no podemos aún juzgar sus resultados.

El presidente afirma que ya “prohibió” la corrupción, pero una orden presidencial no hace que desaparezca una enfermedad tan arraigada. Estamos viendo, eso sí, un fuerte recorte del gasto neto, de 5.1% en enero-mayo de 2019, lo cual ha hecho que el Gobierno registre hasta mayo un superávit en lugar de un déficit, pero los recortes han generado quejas de muchos que no son ni “fifís” ni corruptos.

Es positiva la apertura informativa del Presidente, que ofrece conferencias de prensa todos los días, pero preocupa que muchas de sus decisiones no estén avaladas por estudios serios. Los proyectos del aeropuerto de Santa Lucía, el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas no parecen las mejores opciones para un país con pocos recursos. Preocupan, por otra parte, las medidas que el Presidente está tomando para debilitar a los organismos autónomos, como la CRE, el INE y la CNDH.

El Gobierno apenas está empezando y los resultados hasta este momento son mixtos. Seguramente el Presidente tiene otros datos, pero todo el contenido de este artículo se basa en información oficial de su Gobierno.
02 Julio 2019 04:06:00
Desbordado
Durante tanto tiempo las izquierdas se quejaron del triunfalismo de los gobernantes en sus informes que resulta paradójico que hoy aplaudan con tanto entusiasmo el informe (¿o preinforme?) más triunfalista de la historia.

Es verdad que López Obrador no ofreció información nueva. Todas las mañanas, en sus primeras 145 conferencias de prensa, ha ofrecido pequeños informes que ayer incluyó en un texto más largo. Hay que aplaudirle el esfuerzo de dar transparencia al ejercicio de Gobierno en un país en que los presidentes se resistían a hablar con periodistas, pero el optimismo de todas las mañanas (“vamos bien, requetebién”) se desbordó ayer.

Los conceptos eran los mismos de siempre, pero aumentados. Los gobiernos anteriores no fueron más que “un régimen corrupto y despiadado”. Hoy no vemos un simple cambio de administración, sino la construcción de “una patria nueva”. “Con lo conseguido en siete meses sería suficiente para demostrar que no ha sido más de lo mismo”.

El Gobierno ya no permite ni tolera la corrupción. “Están prohibidos el nepotismo, el amiguismo, el influyentismo”. Se redujo el robo de combustible en 94 por ciento. Ocho mil elementos del Estado Mayor Presidencial han dejado de cuidar al Presidente porque “al Presidente lo cuida la gente”.

En las compras de Gobierno “hemos obtenido ahorros por 113 mil millones de pesos”. Se han eliminado secretarios particulares, directores generales adjuntos, delegados en los estados y otros cargos.

Lo que no dijo el mandatario es que los recortes han afectado también servicios importantes, como la salud pública. Quienes tienen mayor influencia política pueden revertir los recortes, como ocurrió con el Instituto Mexicano de la Radio, pero otras instituciones están enfrentando crecientes dificultades para cumplir con sus responsabilidades.

López Obrador presentó como grandes victorias acciones lamentables. “Ya se canceló la mal llamada reforma educativa”, dijo, cuando en realidad se ha borrado la oportunidad de elevar la calidad de las escuelas públicas contratando a mejores maestros y evaluándolos.

El aeropuerto de Texcoco también se canceló, dijo, porque “ustedes lo decidieron”. La realidad es que las encuestas señalaban que el proyecto era apoyado por la mayoría, pero la consulta fue hecha para arrojar el resultado que el presidente quería. López Obrador reconoció que “Ya se inició la construcción de la refinería de Dos Bocas”, pero el proyecto no cuenta todavía con todos los permisos y estudios necesarios. En contraste, los estudios ambientales del aeropuerto de Santa Lucía se están haciendo con mucho cuidado para evitar “campañas de sabotaje legal”.

Para el presidente la función del gobierno, más que proveer servicios públicos, es repartir dinero a los pobres. Así, mientras el gobierno recorta el gasto público, incluida la inversión, eleva fuertemente las dádivas a estudiantes, campesinos, adultos mayores y otros grupos. Es positivo que se ayude a quienes más lo necesitan sin pasar por intermediarios, pero los recortes se están haciendo sin prestar atención a los problemas que están generando.

Todo gobierno tiene aspectos positivos y negativos y el de López Obrador no es excepción. Su triunfalismo, sin embargo, rebasa todos los límites que hemos conocido. Este optimismo desbordado puede convertirse en una trampa que le impida ver los riesgos que algunas de sus políticas están generando.

En plataforma

En una plataforma enorme en el Zócalo se encontraban solamente el presidente, su esposa, la jefa de gobierno de la Ciudad de México y el presidente de la Cámara de Diputados. No estaban ni el presidente del Senado, Martí Batres, ni los gobernadores en lo que se suponía era un informe a toda la nación. No hubo explicación.
01 Julio 2019 04:06:00
Un nuevo mito
En los tiempos del viejo PRI, hoy tan añorado por algunos, el 1 de septiembre era el día del Presidente. En el nuevo régimen tendremos al parecer varios de esos. Este 1 de julio se cumple un año de la votación que en 2018 le dio el triunfo electoral a Andrés Manuel López Obrador y el Presidente ya prepara un “Informe de Gobierno” y un festejo multitudinario en el Zócalo de la Ciudad de México.

No es inusitado que los gobiernos que dicen romper con regímenes anteriores busquen nuevos mitos y festejos. Fidel Castro convirtió la fecha del ataque al cuartel Moncada, el 26 de julio de 1953, en el momento mítico del inicio de su movimiento, a pesar de que fue una derrota.

El 26 de julio es hoy la festividad más importante de Cuba, sin que se preste atención al 20 de mayo que conmemoraría la declaración de independencia. De la misma manera, Hugo Chávez convirtió el 4 de febrero en la fiesta de su régimen, en recuerdo a su fracasado intento de golpe militar de 1992, haciendo a un lado el 19 de abril de la
independencia.

No parece que el presidente López Obrador quiera abandonar las celebraciones del 15 y 16 de septiembre, pero sí es claro el intento de convertir el 1 de julio en la fecha del inicio de la cuarta transformación que él pretende encabezar.

La Constitución prevé que el Presidente presente “en la apertura de Sesiones Ordinarias del Primer Período de cada año de ejercicio del Congreso, un informe por escrito, en el que manifieste el estado general que guarda la administración pública del país”. Los presidentes aprovecharon ese mandato constitucional para ofrecer los discursos que llevaron a la creación de las ceremonias de adulación al Mandatario.

En los tiempos en que dejó de haber un partido hegemónico, la oposición se negó a realizar los actos de pleitesía e incluso negó al Presidente el acceso a la Cámara de Diputados, a pesar de que lo ordenaba la Constitución.

Hoy tenemos nuevamente un partido hegemónico y supongo que los políticos en el poder crearán un nuevo ceremonial de Gobierno. El “informe” del 1 de julio no está contemplado en la Constitución, pero eso no impidió que el Presidente ordenara una “cadena nacional”, esto es, una transmisión forzosa de todas las emisoras de radio y televisión abiertas del país para llevar su mensaje.

Esta es una medida típica de los gobiernos autoritarios y que en particular ha sido usada constantemente por Hugo Chávez y Nicolás Maduro en Venezuela para construir un culto a la personalidad. Finalmente prevaleció la sensatez y el Gobierno de López Obrador canceló la cadena nacional, pero esto no impedirá que muchas emisoras de radio y televisión, deseosas de quedar bien con el nuevo régimen, se unan de manera voluntaria a la
transmisión.

López Obrador es un Presidente que entiende la importancia de los mitos y de los símbolos. Esta celebración de su triunfo electoral del 1 de julio de 2018 es un nuevo paso en la creación de un culto a su persona. El Presidente que da conferencias de prensa todos los días, y que repite sus “otros datos”, aun cuando no sean los mismos que su propio Gobierno emite de manera oficial, no necesita un Informe de Gobierno adicional. Lo que sí quiere son ceremonias que ayuden a crear la idea de que esta cuarta transformación es un cambio histórico para el país.

Seguridad y ambiente

Mientras la costa de Quintana Roo se ve afectada por la invasión de sargazo, Los Cabos se consolida como destino turístico internacional. Dos factores son importantes para seguir el camino, me dice Rodrigo Esponda, director general del Fideicomiso de Turismo de Los Cabos: mantener la seguridad y cuidar el ambiente.
28 Junio 2019 04:06:00
Contratos
El respeto a los contratos es uno de los cimientos fundamentales del estado de derecho y de una economía de mercado. Un contrato es una promesa. Una persona, una empresa o un gobierno que rompen sus contratos tendrán muchas dificultades para lograr otros acuerdos o inversiones.

Por eso preocupa tanto la actitud de la Comisión Federal de Electricidad y del Gobierno de México de desconocer los contratos firmados con empresas que han construido gasoductos en el país con la confianza de que en México se respetan los contratos. Independientemente de las pérdidas que dejarán los gasoductos, el país sufrirá un daño moral enorme por violar acuerdos suscritos de buena fe.

El embajador canadiense Pierre Alarie expresó su preocupación en su ya famoso tuit en el que señaló que, a pesar de las declaraciones del presidente López Obrador, la Comisión Federal de Electricidad “no desea respetar los contratos de gasoductos”. El Gasoducto Marino Sur de Texas-Tuxpan fue concluido el 11 de junio por Infraestructura Marina del Golfo, propiedad de IEnova (filial de la estadunidense Sempra) y de TC Energy (antes TransCanada); pero la CFE, en lugar de emitir una constancia de aceptación de la operación comercial, dio inicio a un arbitraje para pedir la nulidad de varias cláusulas del contrato.

De la misma manera, el 26 de junio la CFE promovió también un arbitraje contra Grupo Carso pidiendo la nulidad de varias cláusulas del contrato para la construcción y operación del gasoducto Samalayuca-Sásabe. Grupo Carso, empero, no tiene un embajador que lo defienda. El presidente López Obrador ha señalado en varias ocasiones que los contratos firmados por la CFE con estas y otras empresas son “leoninos”, pero las reglas las estableció la propia Comisión como requisito para la licitación. Las disposiciones, por otra parte, son bastante similares a las que se utilizan en otros lugares para este tipo de proyectos.

El problema del Presidente es ideológico. Está convencido de que el Gobierno debe hacerse cargo directamente de una amplia gama de actividades productivas. Por eso se niega a licitar nuevos contratos de petróleo o de electricidad y por eso entrega al Ejército la construcción del nuevo aeropuerto de Santa Lucía y a la Marina las labores para impedir que el sargazo llegue a las costas de Quintana Roo. Su visión es estatista. Le molesta que los nuevos gasoductos sean operados por empresas privadas.

Nadie cuestiona a un presidente con un claro mandato de las urnas el afán de imponer su visión estatista en las nuevas obras, pero es muy peligroso revocar contratos no solo firmados sino completados o a punto de concluirse. El Gasoducto Marino requirió una inversión de 2 mil 500 millones de dólares. El Presidente no puede decir hoy que quiere cambiar las reglas del juego una vez que se han terminado los trabajos.

López Obrador ha declarado que “Se va a buscar que mediante la conciliación que se resuelva el problema [sic]”. Buscar un arbitraje para anular el contrato, sin embargo, no es un acto de conciliación. Es verdad que, como afirmaba Maquiavelo, “A un príncipe nunca le faltan razones legítimas para violar una promesa”, solo que violar contratos o promesas tiene costos elevados. Significa que quienes quieran invertir en México no tendrán ya la confianza de que un contrato firmado por una empresa gubernamental será respetado. Y si no hay confianza no habrá inversión, ni el país podrá crecer para generar empleos y prosperidad.



Mexicana global

Algunos quieren la autosuficiencia y le temen a la globalización. Mayra González prefiere enfrentar los retos del mercado abierto. Llevaba tres años como la primera mujer en presidir Nissan Mexicana, ahora se va a Japón como directora de ventas de Nissan Motor Company a nivel mundial.
27 Junio 2019 04:06:00
Lectura e IMER
Decenas de políticos, intelectuales, editores, académicos y escritores acudieron ayer al Salón Tesorería de Palacio Nacional al lanzamiento de la Estrategia Nacional de Lectura. Beatriz Gutiérrez Müller, impulsora del proyecto, habló con inteligencia y emotividad: “Los libros son amigos nuestros, los libros son compañeros, no son objetos, son compañeros en la soledad, en las alegrías, en las penas. Y también escribirlos es un acto de liberación”.

El acto, sin embargo, se vio opacado por la controversia sobre el presupuesto del Instituto Mexicano de la Radio, quizá porque había entre los asistentes muchos que escuchan sus emisoras o porque Jenaro Villamil, presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, y Esteban Moctezuma, secretario de educación, estaban presentes.

El recorte al IMER ha llevado a medidas drásticas. Reactor 105.7 FM anunció que, “debido a la restricción presupuestal, solo transmitirá música continua a partir del 1 de julio”. Horizonte 107.9 FM apuntó que dejará de difundir programas a cargo de “compañ[email protected] feelance, entre ellos espacios especializados y jazz de madrugada”. Lucas Hernández Bico, gerente de 94.5 FM, señaló que “dejarán de trabajar con nosotros” varios colaboradores. El periodista Ricardo Raphael renunció a su programa Réplicas. Aleida Calleja, directora del IMER, declaró que el instituto tendrá que prescindir de 240 colaboradores.

Ayer en Palacio los reporteros abordaron a Moctezuma, quien dijo: “Yo estoy hablando con la Secretaría de Hacienda para que nos apoye, no solo con el IMER, sino con otros programas y otros organismos descentralizados”. Jesús Ramírez Cuevas, coordinador de comunicación de Presidencia, afirmó que “no se va a despedir a nadie”, “se respetarán los derechos laborales y se mantendrán sus programas”, pero añadió que “no necesita haber más recursos, simplemente respetar los que ya estaban asignados”. Villamil en cambio declaró que el problema se resolverá antes del 30 de junio y que espera que la SEP entregue al IMER “20 millones de pesos” adicionales.

Hay quien piensa que no deben existir las emisoras gubernamentales. ¿Por qué deben los contribuyentes pagar por estaciones que no pueden mantenerse por sí solas? La labor del Estado es realizar funciones que los ciudadanos o las empresas no pueden hacer, pero la radio y la televisión están perfectamente al alcance de los particulares, especialmente en estos tiempos del internet. Si el Gobierno recorta los presupuestos de las emisoras gubernamentales, sin embargo, debería hacerlo de manera ordenada y no simplemente despidiendo a quienes tienen empleos eventuales o reciben honorarios.

El IMER es un gigante con 17 emisoras analógicas, 39 digitales y una señal por internet. Representa una competencia desleal para las emisoras privadas. Tiene cientos o miles de empleados y colaboradores. En 2019 recibió un presupuesto de 159 millones de pesos, 10.5% menos que en 2018.

Quizá, más que recortar su presupuesto, al grado de volver imposibles sus transmisiones, habría que privatizarlo. Muchas de las emisoras podrían ser rentables y en vez de requerir subsidios generarían ingresos y pagarían impuestos.
Por lo pronto el lanzamiento de una ejemplar Estrategia Nacional de Lectura (que, a propósito, no tendrá presupuesto gubernamental, como señaló el coordinador Eduardo Villegas), se vio opacado ayer por una controversia inútil.

Contratos violados
El embajador de Canadá, Pierre Alarie, recurrió a Twitter ayer para decir que al parecer “México no desea respetar los contratos de gasoductos”. Pero un país que no respeta sus contratos, está condenado a quedarse sin inversión.
26 Junio 2019 04:06:00
Los calumnistas
Al Presidente no le gustan los columnistas: “Ya se acabaron los tiempos en que no se podía tocar al intocable, a un juez, a un magistrado, a un ministro, a un gobernador, al presidente, bueno, a un columnista. Debe haber como 100 columnistas en todo lo que es la prensa escrita, que hay periódicos que tienen hasta 10, 15, como 100, y de esos 100, yo creo que 90 o 95 están constantemente, un día sí y el otro también, cuestionándonos”.

No es el primer Presidente que se queja de la prensa. Enrique Peña Nieto decía que a los periodistas “ningún chile les embona”. También a López Obrador le molesta la crítica. Para él los columnistas no son más que calumnistas: “Nos convertimos en una de las industrias más importantes para muchos medios de información. Y dije que les íbamos a cobrar un impuesto, porque eran empresas muy lucrativas. Columnistas de 200, 300, 500 mil pesos mensuales. Éramos como los clientes preferidos”.

En su mañanera de este martes el Presidente dijo: “Ayer estaba yo leyendo una columna donde hablan de que una estación de radio, una cadena de radio que está vendiendo estaciones y que tiene que ver con una operación llevada a cabo desde el Gobierno federal. Es falso, completamente. Nosotros no nos metemos en estos temas, no nos metemos a la vida interna de los medios”.

No sabía yo si ponerme el saco, ya que el lunes dejé de trabajar para una cadena de radio después de 36 años. “Lo único que queremos -dijo el Presidente- es que no nos echen la culpa de lo que no tiene que ver con nosotros. Si a una empresa le va mal y ya no le alcanza, me refiero a un medio de comunicación, para pagarle a un conductor de un programa o a un columnista, y ya no va a trabajar ese columnista en ese medio, pues no es por culpa de nosotros. No es porque nos criticaban y entonces por eso lo despiden. No, nunca hemos hecho eso ni lo haríamos”.

No sé si se refería a mí, pero no hay razón para pensar que pidió mi salida del grupo en que trabajé. No imagino a un Presidente perdiendo el tiempo ordenando el despido de un periodista. Tampoco creo que Fox haya pedido la salida de José Gutiérrez Vivó de Radio Red o Calderón y Peña Nieto la de Carmen Aristegui de W Radio y MVS Noticias, a pesar de que el presidente López Obrador lo ha afirmado varias veces.

Los presidentes suelen quejarse de los medios. López Obrador ha cuestionado varias veces a Pablo Hiriart de El Financiero y al Reforma, conservador, neoliberal y fifí, lo ha acusado de atacarlo. Es normal.

Pero un periodista debe ser crítico por naturaleza. A Fox yo lo cuestioné por la cancelación del aeropuerto de Texcoco, a Calderón por la guerra contra las drogas y a Peña Nieto por la reforma fiscal. A López Obrador le he aplaudido su honestidad personal, pero he cuestionado muchas de sus decisiones concretas. Ese es mi trabajo. Cuando López Obrador afirmaba sufrir un cerco informativo, yo lo entrevisté las veces que él aceptó en televisión y radio. También es mi trabajo.

López Obrador nunca me ha censurado, ni como jefe de gobierno ni como presidente. Estoy convencido de que cree en la libertad de expresión. Pero eso no significa que los dueños de los medios no quieran quedar bien con él. Eso también es natural.

25 Junio 2019 04:06:00
Propaganda oficial
Una de las cosas que más sorprende a los mexicanos que viajan a países democráticos avanzados es la ausencia de publicidad oficial. Uno puede pasar días completos escuchando la radio en España o viendo la televisión en Estados Unidos o Canadá sin escuchar o ver un solo anuncio del Gobierno. Los únicos que recuerdo en la Unión Americana son los de reclutamiento de las fuerzas armadas.

Los medios privados en Estados Unidos pueden ofrecer anuncios de “servicio público”, pero no son obligatorios ni los produce el Gobierno. Este difunde información con comunicados de prensa o páginas de internet. El presidente Donald Trump, a su vez, ha sabido usar las “benditas redes sociales” y en particular Twitter.

Los países autoritarios, como Cuba y Venezuela, tienen en contraste un bombardeo constante de propaganda oficial. En Cuba el Gobierno controla virtualmente todos los medios y los ha usado siempre para promover sus acciones e ideología. En Venezuela Hugo Chávez comenzó la costumbre, continuada por Nicolás Maduro, de forzar “cadenas nacionales” para llevar sus mensajes a la población. Emisoras críticas al régimen, como RCTV, la televisora con mayor público en su momento, fueron sacadas del aire y sus instalaciones y equipos expropiados sin indemnización.

México está más cerca de los países autoritarios que de los democráticos. El Gobierno, el INE y los partidos políticos difunden diariamente una avalancha de spots en radio y televisión abiertas. Los anuncios además se desperdician porque tienen mensajes extemporáneos o irrelevantes. Además, el Gobierno utiliza fondos públicos para comprar espacios adicionales. Nada más la administración de Enrique Peña Nieto compró 62 mil 341 millones de pesos de publicidad.

De ese total Televisa recibió 10 mil 427 millones, TV Azteca (con la que colaboro) 6 mil 790 millones y Grupo Imagen 3 mil 616 millones. La agencia internacional Starcom Worldwide obtuvo 2 mil 404 millones, Estudios Churubusco Azteca (una empresa gubernamental) 2 mil 084 millones, Grupo Fórmula mil 903 millones, Organización Editorial Mexicana (los Soles y La Prensa) mil 46, el Sistema Público de Radiodifusión Mexicano (también estatal) 869 millones y Grupo Radio Centro (con el que conduje un noticiario hasta ayer) 833 millones.

Las compras de Peña Nieto no buscaban necesariamente comunicar temas relevantes o utilizar a los medios más idóneos para mandar mensajes a la población. La Jornada, por ejemplo, fue rescatada con publicidad oficial porque el Gobierno consideró que era políticamente importante mantener buenas relaciones con la izquierda.

Mi opinión es que el Gobierno no debería usar dinero público para publicidad y que, además, debería devolver los tiempos fiscales y de Estado a la radio y la televisión abiertas, hoy en competencia con medios que no cargan con este lastre.

El presidente López Obrador ha prometido reducir la publicidad oficial a 5 mil 800 millones de pesos en este 2019. ¡Magnífico! El 17 de abril el coordinador de comunicación, Jesús Ramírez Cuevas, presentó una nueva política de comunicación que parece razonable. Dijo que habrá un piso parejo en gasto de publicidad, que no habrá promoción de funcionarios ni presión a medios o periodistas incómodos. Parece un bien inicio. Habrá que ver ahora si la política se aplica de forma adecuada.
21 Junio 2019 04:06:00
Cifras de empleo
Este 19 de junio el IMSS divulgó un comunicado en el que se vanagloriaba: “En lo que va del año se han creado más de 300 mil empleos”, un número superior al promedio de gobiernos anteriores. El Financiero de ayer, en cambio, cabeceó la nota: “Se desplomó la creación de empleo en mayo. IMSS. Reporta la generación de 3 mil 983 plazas formales, 88% menor a la de 2018”.

¿Quién está mintiendo? Ninguno. En los cinco primeros meses de 2019, según el comunicado, se crearon efectivamente 303 mil 545 empleos formales registrados en el Seguro Social. Esta cifra sería “20.79% superior al promedio de los mismos meses en las últimas tres administraciones (251 mil 288)”. El documento también apunta, sin embargo, que “la creación de empleos durante el quinto mes del 2019 fue de 3 mil 983”. Esta es la cifra que cita El Financiero y que contrasta, no con un promedio de tres gobiernos anteriores, sino con el mismo mes del año previo, como se hace normalmente, para decir que hay una caída de 88%, lo cual también es verdad.

El comunicado hace todo lo posible por explicar que la cifras de mayo no son tan malas como parecen. Son resultado, dice “de la disminución de 36 mil 861 empleos eventuales acompañados de la creación de 40 mil 664 empleos permanentes, comportamiento explicado principalmente por efectos cíclicos”.

Un molesto López Obrador cuestionó ayer en la mañanera el trato en la prensa de esta información: “En el caso de los empleos aquí está el boletín del Seguro Social, que es lo que no toma la prensa, de manera particular El Financiero. Independientemente de la información, las estadísticas se pueden manejar de muchas formas”.

El Presidente se quejó de que el periódico no consideró como empleos formales los puestos de los programas Jóvenes Construyendo el Futuro ni Sembrando Vidas. Pero tampoco los considera así el comunicado del IMSS, y con razón, porque no son empleos formales.

¿Cuál es la realidad? Sí hay una desaceleración en la creación de empleos. Comparar los cinco primeros meses de 2019 con un vago “promedio de los mismos meses en las últimas tres administraciones” no tiene ningún sentido. Los 303 mil 545 empleos formales de enero-mayo de 2019 son el número más bajo desde enero-mayo de 2013, cuando se generaron 292 mil 859. En los primeros cinco meses de 2018 se crearon 489 mil 617 empleos, por lo que ha habido una caída de 38% en 2019.

Se puede argumentar que 2019 es un primer año de Gobierno y en el inicio de una Administración siempre hay una desaceleración. López Obrador prometió que tan pronto tomara posesión aumentaría el crecimiento, pero la realidad ha sido otra. La economía se contrajo en el primer trimestre de 2019. La menor creación de empleos es natural.

Las cifras del IMSS, por otra parte, no pintan el panorama completo. El Gobierno de López Obrador ha despedido a miles de empleados de confianza, sin pagarles indemnizaciones, y a muchos otros que trabajaban por honorarios. Como no estaban en el IMSS, su despido no se refleja en las estadísticas de esta institución. Las encuestas del INEGI, sin embargo, muestran un aumento pequeño en la desocupación abierta de 3.4% en abril de 2018 a 3.5% en el mismo mes de 2019.

¿Es una tragedia? No necesariamente. Lo más probable es que solo estemos viendo el ajuste normal de un inicio de Gobierno. Si el nuevo régimen realmente genera un crecimiento de 4% anual, el empleo aumentará. Si la actual contracción se mantiene o se profundiza, entonces sí veremos una situación crítica en el empleo.
20 Junio 2019 04:06:00
De ricos a pobres
Argentina era en 1913 el país más rico de Latinoamérica, con un producto interno bruto per cápita de 3 mil 797 dólares de 1990. Su prosperidad superaba el promedio de las 12 principales economías de Europa occidental, que registraban una cifra de 3 mil 688 dólares. Argentina era más rica que Suecia, con 3 mil 96 dólares, o Francia, con 3 mil 485. La migración italiana al país su-damericano era muy nutrida porque Italia tenía un PIB de solo 2 mil 564 dólares por persona.

Venezuela, que todavía no era entonces productor de petróleo, era bastante más pobre. Tenía en 1913 un PIB per cápita de apenas mil 104 dólares, el 29% del argentino. México, a pesar de la revolución, era más próspero que Venezuela, con un PIB de mil 732 dólares por persona, aunque mucho menos que Argentina.

El petróleo transformó a Venezuela en el país más rico de Latinoamérica, mientras que el populismo peronista detuvo el desarrollo de Argentina. En 1950 Venezuela tenía ya un PIB per cápita de 7 mil 462 dólares, 49.6% más que los 4 mil 987 de Argentina. Poco importaba que las petroleras fueran extranjeras y privadas, la riqueza del petróleo levantó el nivel de vida de toda Venezuela. Su PIB per cápita era mayor que los 5 mil 013 dólares promedio de las 12 principales economías de Europa.

Para 1973, el PIB per cápita de Venezuela alcanzó los 10 mil 625 dólares; una vez más era el mayor de Latinoamérica. Esta riqueza, sin embargo, siempre estuvo atada al petróleo. En 1998, cuando los precios del crudo cayeron a su nivel más bajo en décadas (el West Texas Intermediate llegó a 17.53 dólares por barril en noviembre), el PIB por persona de Venezuela cayó a 8 mil 965 dólares. Esta baja fue uno de los factores que llevaron a la elección de Hugo Chávez en 1999. Chile era en ese momento el país más rico de Latinoamérica, con 9 mil 756 dólares por persona. (Todas las cifras hasta aquí provienen de los trabajos de Angus Maddison y sus discípulos del Development Centre Studies y se expresan en dólares internacionales de 1990.)

A pesar de las malas políticas de Chávez, Venezuela logró mantener un PIB per cápita razonablemente alto gracias a los elevados precios del petróleo. Todavía en 2015, según el FMI, registraba 10 mil 570 dólares corrientes, menos que los 14 mil 900 de Argentina o los 13 mil 570 de Chile, pero arriba de los 9 mil 670 de México. En 2019, sin embargo, la cifra de Venezuela se desplomó a 2 mil 720, apenas arriba de Honduras, con 2 mil 570, o Nicaragua con mil 980. Del más rico, Venezuela ha pasado a ser uno de los países más pobres de Latinoamérica. Mientras tanto, Chile se encuentra ya cerca de los niveles de un país desarrollado, con 15 mil 780 dólares. Argentina ha caído a 10 mil 600 dólares y México se mantiene en 9 mil 860 (IMF datamapper).

Las variaciones en las economías latinoamericanas nos ratifican que las políticas económicas sí importan. La prosperidad que Argentina y Venezuela llegaron a tener se desplomó por la mala calidad de sus políticas públicas. El populismo hace daño. Quizá no se note de inmediato, pero en el largo plazo sus consecuencias son muy claras.

México nunca ha sido el país más rico de Latinoamérica, ni siquiera en los mejores tiempos, hoy tan añorados por el Gobierno, del desarrollo estabilizador del viejo PRI. El crecimiento mexicano ha sido decepcionante, pero por lo menos no hemos cometido los errores que hicieron que Venezuela pasara de ser el país más rico a uno de los más pobres de la región.



Renuncia

José Narro ha decidido renunciar al PRI debido a una “grosera” intervención del Gobierno en el proceso de selección de un nuevo presidente del partido. Parecería que el PRI está empeñado en autodestruirse. Narro era la mayor oportunidad para construir un partido sólido e independiente.
19 Junio 2019 04:06:00
Charlatanería
Un viejo adagio de la política dice que “gobernar es comunicar”. Esto lo han entendido políticos de todo tipo a lo largo de la historia. Donald Trump y Hugo Chávez consiguieron el poder gracias a su poder de comunicación. También Hitler y Mussolini. Más de 2 mil años atrás, Julio César se encumbró en la antigua Roma gracias a su capacidad para hablar a la plebe a pesar de que él mismo era un patricio.

Andrés Manuel López Obrador no es un gran orador, por lo menos no en el sentido tradicional de la palabra. No tiene una retórica de altos vuelos, su vocabulario es pobre y repetitivo, sus vicios de dicción y solecismos son numerosos y el ritmo de sus oraciones es lento. Sabe, sin embargo, hablar a la gente del pueblo, como César, y todas las mañanas captura la atención del país a través de sus conferencias de prensa.

Uno pensaría que cualquier político se desgastaría en una prolongada presentación diaria en la que respondiera siempre de la misma manera, con los mismos argumentos, preguntas distintas, culpando de todos los problemas a la corrupción de sus predecesores, recurriendo a una visión sesgada y simplista de la historia. López Obrador, sin embargo, ha logrado mantener una popularidad extraordinaria a pesar de, o quizá debido a, la exposición constante en medios. A veces da la impresión de que gobierna desde el podio de las mañaneras. Ahí parece tomar decisiones clave con reacciones inmediatas a las preguntas de un pequeño grupo de reporteros.

Los medios oficiales le han dado a López Obrador una inverosímil cobertura. Imagino la reacción que habrían tenido sus seguidores si los canales del Gobierno hubieran usado sus tiempos en el sexenio pasado para transmitir completas las presentaciones de Enrique Peña Nieto. Habríamos visto protestas justificadas, pero quizá lo más relevante es que habrían caído los ratings de las televisoras públicas. No es el caso con López Obrador. Las mañaneras suben el público. Millones de mexicanos están inmersos en un reality que todos los días nos trae la vida y las obras de Andrés Manuel.

La política siempre ha tenido una parte de show business, pero hoy se ha ampliado por la multiplicación de los medios de comunicación y las redes sociales. Los políticos actuales tienen que ser personajes mediáticos. Lo es Donald Trump pese a la irracionalidad de muchas de sus acciones y posiciones. Lo es también López Obrador, porque rompe las reglas establecidas.

Algunos miembros de Morena han entendido el mensaje. Gerardo Fernández Noroña y Jesusa Rodríguez generan controversias en redes sociales con ocurrencias de todo tipo. Saben, como Trump, que en la política moderna es mejor ser notorios que desconocidos. De alguna manera, sin embargo, debemos lamentarlo. Es mejor un gobernante o un político que escuche, y que entienda los problemas, a uno que hable sin parar.

Ayer el presidente declinó responder a una pregunta sobre las prendas de Carolina Herrera inspiradas en diseños tradicionales indígenas. El asunto, dijo, “lo está atendiendo la Secretaría de Cultura. Le voy a pedir que nos presente un informe, porque también yo no puedo contestar todo (sic)”. Esta respuesta sorprende en un político que quiere resolver todo o casi todo. Sería positivo que fuera el inicio de una nueva actitud, la de un presidente más interesado en escuchar que en hablar.
18 Junio 2019 04:06:00
Gobierno empresario
El presidente López Obrador anunció este 16 de junio que su Gobierno rehabilitaría una planta de fertilizantes en Camargo, Chihuahua. “Hoy en la mañana me quedé a dormir aquí, en Camargo –dijo–, y en la mañana visité la planta abandonada de fertilizantes. Ahí se producía hasta hace 16, 17 años, amoniaco y urea para fertilizar las tierras y desde entonces se abandonó esa planta. Lleva tiempo ahí en el abandono y así está el país. Va a llevar tiempo, va a significar mucho trabajo, muchos recursos, pero vamos a echar a andar esa planta y vamos a echar a andar el país, la producción en México”.

El Presidente ha señalado también que podría rescatar la planta de Agro Nitrogenados, comprada por el gobierno de Peña Nieto y que no ha podido operar, aunque ha dejado abierta la posibilidad de hacerlo en asociación con alguna empresa privada. Ha suspendido las licitaciones de nuevos contratos a petroleras empresas privadas, aunque no ha cancelado los ya otorgados. Ha eliminado los nuevos contratos con privados para la construcción y operación de plantas de electricidad con el fin de concentrar nuevamente la actividad en la Comisión Federal de Electricidad, sin importar que para eso endeudará más a la CFE través de Pidiregas, tan cuestionados por la izquierda cuando los usaron los regímenes anteriores.

Los gobiernos no son buenos empresarios, ni en México ni en ningún otro lugar. No solo son menos eficientes, sino que forman monopolios que eliminan la competencia y desplazan a la inversión privada. En 1940, al terminar el Gobierno de Lázaro Cárdenas, había en el país 36 empresas gubernamentales, en 1970 ya eran 272 y para 1982 el número llegaba a mil 155 (Eduardo Ramírez Cedillo, El Proceso de Privatización; Carlos Marichal, Auge y Decadencia de las Empresas Estatales en México).

Una de las razones del desplome económico de 1982, que llevó a la década perdida de los 80, fueron las paraestatales. Estas no solo generaban grandes pérdidas, que resultaron en un déficit de presupuesto inmanejable así como en inflación y devaluaciones, sino que crearon monopolios que distorsionaron la economía y provocaron corrupción. Las privatizaciones que empezaron en el sexenio de Miguel de la Madrid y se extendieron hasta el de Ernesto Zedillo le dieron una mayor estabilidad y competitividad a la economía nacional.

No sé si López Obrador esté buscando crear nuevos monopolios públicos. Con frecuencia ha anunciado que está dispuesto a trabajar con la iniciativa privada. Su cultura del viejo PRI, sin embargo, lo empuja a pensar que para producir lo que quiere, y lograr la autosuficiencia que considera una virtud, debe reconstruir las viejas paraestatales.

Es un error. El Gobierno es un pésimo empresario. Si las plantas de fertilizantes son un buen negocio, que las compren y manejen compañías privadas, pero no el Gobierno, que tiene ya muchas responsabilidades financieras que solo él puede satisfacer.

El propio Presidente reconoció en su discurso inaugural que “hubo dos gobiernos, de 1970 a 1982, en que la economía también creció a una tasa del 6% anual, pero con graves desequilibrios macroeconómicos, es decir, con inflación y endeudamiento”. Esperemos que no lo olvide en este momento, cuando busca reconstruir las paraestatales tan características del viejo PRI.


A mano alzada

López Obrador sometió a votación a mano alzada el proyecto del Metrobús de La Laguna, en una asamblea en Gómez Palacio, Durango, con fuerte presencia de transportistas que no quieren competencia. No sorprende que se haya decidido cancelar el Metrobús. Como en las consultas sobre el aeropuerto o el Tren Maya, el presidente volvió a demostrar que la democracia justa y equitativa no es su fuerte.
17 Junio 2019 04:06:00
Matar al paciente
Apenas el 9 de marzo, en la reunión 103 Mujeres Líderes de El Universal, Edith González pidió a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, también presente, que intercediera con el presidente López Obrador: “Quiero, no me aguanto, querida Claudia Sheinbaum, pedir, por tu conducto, que muchas mujeres podamos acceder al Presidente de la República para poder exponer temas sobre las condiciones que estamos enfrentando con el cáncer y que no se nos están prestando oídos”.

Edith González falleció el 13 de junio de cáncer. Ella se trataba en hospitales privados y no sufrió en carne propia la crisis de medicamentos del sistema público, pero su enfermedad la llevó a promover un mayor esfuerzo en la lucha contra este mal.

Los problemas del sistema público de salud no son nuevos. Tienen que ver con “un diseño fragmentado, sin articulación”, me dice el doctor Abelardo Ávila, investigador del Instituto Nacional de Nutrición. Las distintas instituciones se manejan de forma separada y con calidades distintas. “Lo que vino a imponer la crisis fue el proceso de descentralización, trasladar la responsabilidad a los gobiernos locales. Muchos lo hicieron de forma deshonesta. Pero en esta Administración, específicamente, la idea de volver a centralizar todo el gasto en salud no se ha hecho con el cuidado de no perjudicar el abasto de medicamentos. Ha habido también problemas de subejercicio”.

Los pacientes de los institutos nacionales han tenido que comprar sus medicamentos desde hace años. En otras instituciones, que supuestamente deberían proporcionar medicamentos gratuitos, la escasez está obligando a las familias a comprarlos, pero muchas no tienen los recursos. Con el argumento de que ha habido corrupción, el Gobierno ha suspendido a las principales proveedoras de medicamentos y ha hecho licitaciones con nuevas reglas, en las que el propio Gobierno se encargaría de distribuir, sin que al parecer tenga la capacidad para hacerlo. El resultado, mientras tanto, es una creciente escasez de medicamentos.

A esto hay que añadir un deterioro en las condiciones de trabajo. El Gobierno ha ordenado quitar prestaciones a los residentes, pero estos no solamente trabajan por sueldos de miseria en condiciones infrahumanas, con turnos de 24 horas, sino que representan el 60% del personal médico y dan el 80% de los servicios. Hacienda también ha ordenado que no se abran nuevas plazas y que se cancelen los pagos por honorarios, cuando hay mucho personal que lleva años trabajando bajo este régimen y cuya labor resulta indispensable.

El Gobierno ha estado apagando incendios que él mismo ha encendido. Los recortes a los institutos nacionales fueron cancelados después de que los directores protestaron, pero se está aplicando de todas formas un recorte de 20% en nómina. Mientras tanto, el servicio se deteriora. Las citas se programan cada vez más distantes en tiempo. Los servicios de urgencias rechazan a pacientes y los mandan a un triste peregrinar de hospital en hospital. Muchos pacientes aguardan en los pasillos durante horas a que se desocupe una cama.

Los problemas no son de hoy, pero se están agravando. El sistema de salud necesita una cirugía profunda. La enfermedad no se curará con un simple recorte indiscriminado al gasto. Se necesitan más recursos, aunque mejor administrados. Matar a los enfermos no es la solución.


Lana para cultura

Después del triunfo de AMLO, la cantante y actriz Susana Zavaleta declaró entusiasmada: “Yo creo que a la cultura nos va a ayudar muchísimo y ahora sí hay lana por fin, después de no sé cuántos miles de sexenios. Ahora sí hay lana para la cultura. ¡Vete a volar Gaviota!”. Parece que se equivocó.
14 Junio 2019 04:04:00
Palabras del silencio
No es común que un filósofo sea poeta o un poeta filósofo, pero Jaime Labastida no es un hombre al uso. Enamorado de la palabra, ha sabido jugar con ella tanto en el ensayo como en la poesía.

¿Quién habría pensado que una de las máximas figuras de la literatura y el pensamiento nacería en Los Mochis, una población de Sinaloa que en 1939 estaba “totalmente aislada del resto de la república. No había agua potable, no había calles pavimentadas, no había drenaje. La electricidad nos llegaba de la fábrica solamente por las tardes. Nos comunicábamos a través de una radio que mi padre improvisaba en el techo de la casa con antenas. Solo se escuchaba la XEW y únicamente por las noches”.

Labastida, quien este 15 de junio cumplirá 80 años, es un hombre pequeño, elegante, que habla con precisión y fluidez. Es poeta, cierto, pero tiene un marcado sentido práctico. Ha dirigido Siglo XXI Editores desde 1990, pero ha combinado el cargo con muchos otros, como el de director de la Academia Mexicana de la Lengua durante ocho años hasta principios de este 2019.

En una azotea acondicionada como terraza en Siglo XXI, me dice que estudió filosofía “porque pensé que me daría un sustrato para escribir poesía”. ¿Qué tienen en común la filosofía y la poesía? Responde sin dudar: “Las une el amor por la palabra”.

Lo curioso es que Labastida es parco con las palabras. No cae en los fuegos de artificio; su poesía, con frecuencia erótica, es siempre sutil. “Desde la pluma brotas, súbita / llama tensa que se prende aun a la madera / húmeda y la quema y la guarda” (“Aguja en el pajar”), “Tú te abrías como el mar / para tragarme. Como la nube blanca, / envolviéndome, como la tierra negra” (“Horas”).

La poesía reunida de Labastida ha sido publicada como Animal de Silencios. La frase evoca a Martin Heidegger quien sostenía, me dice, que “Sin silencio no se puede hacer filosofía, sin silencio no se puede dialogar, el silencio es fundamental para escuchar”. Ese mismo silencio lo preconizaba Baltasar Gracián (recuerdo para mis adentros: “el recatado silencio sagrado de la cordura”) al decir, en palabras de Labastida, que “los seres humanos debemos mantener continuamente tres formas de diálogo: un diálogo con los seres vivos, y eso es en voz alta, con las personas que nos rodean; un diálogo con los muertos, y es la lectura, en voz baja, con los grandes pensadores y grandes poetas; y un diálogo con uno mismo, y adentrar en el interior de uno mismo lo hace uno en silencio. Hay que guardar silencio, como en la música, para poder escuchar adecuadamente lo que las propias palabras nos dicen”.

La libertad ha definido la vida del filósofo poeta. “He conjugado en la vida muchas veces en la práctica el verbo renunciar”, dice y añade: “Siempre he trabajado en lo que más me gusta”. Nunca ha sido miembro de partidos políticos, ni de grupos literarios, excepto en su juventud de La Espiga Amotinada, que era más bien un grupo de amigos. “Ni siquiera voy a las tertulias literarias”, afirma con risa pícara.

“La poesía no refleja ni expresa la realidad –escribió en Lección de poesía–. La poesía, en cierto sentido, crea lo real, en tanto que nos proporciona un matiz determinado de los objetos que forman la realidad. La literatura crea realidad, no la reproduce, no es un espejo, es la forma más alta de producir un fenómeno nuevo, que no existía bajo otra forma, antes de ser dicho o escrito. Es el triunfo superior de la palabra”.

Derecho sagrado

El asilo es un derecho sagrado, dijo ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador. Quizá. Pero para aplicarlo se necesitan grades esfuerzos y recursos. México siempre ha sido un país expulsor de migrantes. Hoy nos toca recibir a miles, que ni siquiera quieren estar en nuestro país.
13 Junio 2019 04:04:00
Bisturí o machete
En un memorándum del 10 de junio el doctor Jesús Taboada Barajas, jefe de neuroimagen del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, instruyó: “Los estudios de tomografía contrastados no se llevarán a cabo a partir de esta fecha, ya que por falta de jeringas no es posible realizarlos. Solo se podrán realizar estudios de tomografía simple”.

Esta es una instantánea más de la realidad en las instituciones de salud en tiempos de un recorte brutal al gasto. No es lo que prometió Andrés Manuel López Obrador en campaña: “la salud es un derecho básico de las personas”, advertía el Proyecto de Nación 2018-2024, que prometía la “universalización, que garantice la igualdad en el acceso y aumentar el financiamiento público efectivo en, por lo menos, 1% del PIB”.

El presupuesto de 2019, sin embargo, ya recortaba el gasto en salud de 127 mil 300 millones de pesos a 123 mil 200 millones (Criterios, p. 90). Un buen administrador puede manejar una baja de 3.2% en el gasto nominal sin reducir demasiado la calidad de los servicios, pero los recortes han sido mucho más profundos y han afectado no solo a la Secretaría de Salud, sino a todas las instituciones que proporcionan servicios médicos, como el IMSS y el ISSSTE. Por eso Germán Martínez Cázares renunció a la dirección del Seguro Social y advirtió que los recortes estaban provocando una privatización de la salud.

Como en otros casos, el Presidente culpó a las administraciones anteriores. “Era un desorden bien organizado para robar”, dijo el 23 de mayo. “Entonces, ¿qué estamos haciendo? Poniendo orden”. En esa ocasión, como en otras, afirmó que México va a tener un sistema de cobertura universal, como Dinamarca o Canadá. El 9 de abril dijo: “Queremos garantizar el derecho a la salud y que al final del Gobierno podamos decir que la atención médica en México y los medicamentos se van a entregar, van a ser gratuitos”.

No descarto que haya corrupción e ineficiencia, pero también hay un problema de presupuesto. El gasto funcional en salud del sector público mexicano alcanzó un pico de 2.8% del Producto Interno Bruto en 2012 y desde entonces ha descendido. En 2018 y 2019 se están registrando cifras de 2.4% (México Evalúa, Gasto Público en Salud). En Dinamarca ese gasto fue de 8.6% del PIB en 2017 y en Canadá de 7%, según datosmacro.expansion.com.

The Lancet, quizá la revista médica británica más prestigiada, publicó este 8 de junio un artículo de David Agren que cita a Ricardo Baruch, especialista en políticas públicas de salud: “Nunca vieron la posibilidad de crear una estrategia para los recortes. Era una orden inmediata: ‘Tienes que recortar el gasto entre 30 y 40 por ciento’. Y esto afecta de inmediato a los recursos humanos”.

Hay un fuerte subejercicio de un presupuesto ya raquítico. En el primer trimestre de 2019, según México Evalúa, el subejercicio fue de 24 mil millones de pesos, casi 7 mil 300 millones en fármacos y productos de laboratorio y mil 619 millones de pesos en servicios profesionales, científicos y técnicos.

El Presidente tiene razón: hay que erradicar la corrupción. Es importante racionalizar gastos para usar el dinero en lo más importante. Los recortes, sin embargo, deben hacerse con bisturí, no con machete.

Cristiano

“Nada de xenofobia, que significa el odio al extranjero –dijo ayer López Obrador–. Nada de campañas contra migrantes. Eso no es humano, ni es cristiano. Ahí les remito a la Biblia, que habla de cómo tratar al forastero”. Cuando los presidentes conservadores hacían referencias religiosas, la izquierda los cuestionaba. Hoy son otros tiempos.
12 Junio 2019 04:02:00
El Sinaia
Era un vapor francés, construido en Escocia en 1924, con nombre rumano, Sinaia, producto de una temprana globalización. Transportaba mil 599 pasajeros, españoles refugiados en Francia por la guerra civil, y llegó a Veracruz el 13 de junio de 1939, hace exactamente 80 años.

El arribo del Sinaia a Veracruz es considerado formalmente el inicio del exilio español en México. En realidad ya habían llegado antes, en plena guerra civil, los “niños de Morelia”, unos 500 menores albergados por el Gobierno mexicano en la capital michoacana, además de otros pequeños grupos. Los exiliados españoles siguieron llegando hasta 1942. Mi familia paterna desembarcó en mayo de 1941, después de pasar por campos de refugiados en Francia y por la República Dominicana. Cada familia vivió un periplo distinto. En total vinieron a México unos 25 mil refugiados, aunque otros miles de españoles llegaron y se quedaron sin haber recibido nunca la condición formal de refugiados.

Mucho se ha hablado y escrito de los exiliados más conocidos, como el poeta León Felipe, el cineasta Luis Buñuel, el escritor Max Aub, el jurista Wenceslao Roces y los filósofos Adolfo Sánchez Vázquez y José Gaos. Menos notadas son las historias de otros que reconstruyeron sus vidas en México, como Abelardo Padín, combatiente comunista en la guerra civil que en México se convirtió en gerente general, máximo ejecutivo “mexicano”, de la Ford; u Ovidio Salcedo, líder del sindicato de dependientes comerciales en España y militante socialista, quien en México estableció una exitosa empresa de productos para la construcción.

Las escuelas del exilio español forjaron a varias generaciones de mexicanos, algunos hijos y nietos de exiliados. El Colegio Madrid y el Instituto Luis Vives son, quizá las más conocidas, pero ahí está también la Manuel Bartolomé Cossío, que fundaron José de Tapia Bujalance y su esposa, la mexicana Graciela González, el maestro Pepe y la maestra Chela, para introducir a México el sistema Freinet. El Colegio de México, nacido como la Casa de España para albergar a profesores e investigadores exiliados, es hasta la fecha una de las instituciones universitarias más sólidas de nuestro país.

En un momento en que los nacionalismos quieren cerrar todas las puertas, el morenista Martí Batres, presidente del Senado, ha escrito que “el exilio español nos recuerda que las migraciones enriquecen a las naciones, las hacen más grande y fuertes”. Los refugiados españoles, junto con los migrantes chinos, judíos, libaneses, argentinos, chilenos, estadunidenses y centroamericanos, ayudaron a construir un México más próspero, diverso y avanzado.

Hoy hay voces que quieren borrar nuestro legado español; que pretenden que la única historia del país proviene de los pueblos indígenas, que no le debemos nada al mestizaje. La realidad, sin embargo, es insoslayable: vivimos en un México mestizo que se ha nutrido de manera extraordinaria de los inmigrantes.

Quizá por eso, sin importar las críticas que se hacían en 1939 a los “refifigiados” (sí, ya se usaba el peyorativo “fifí”), el presidente Lázaro Cárdenas ordenó a sus diplomáticos, como Gilberto Bosques, dar todo el apoyo posible a los exiliados españoles, a los que una vez que llegaron a México les dio residencia y permiso para trabajar. Fue la mejor inversión que México pudo hacer.

EBRAD, ENCARGADO

La tarea quedó en manos del canciller Marcelo Ebrard y no de la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero, pese a que el Instituto Nacional de Migración depende de ella. El reto es enorme: detener la oleada migratoria centroamericana hacia Estados Unidos sin violar los principios éticos y jurídicos del asilo.
11 Junio 2019 04:02:00
Es el crimen
El cuerpo sin vida de Norberto Ronquillo, estudiante de la Universidad del Pedregal, fue hallado sin vida este 10 de junio por la madrugada en Xochimilco. El joven de 22 años había sido secuestrado el martes 4 de junio. Su familia recibió una petición de rescate que procedió a pagar.

Para los familiares de Norberto ya no hay alivio. La pérdida de la vida no puede resolverse. Ni los cambios económicos ni los políticos afectarán ya a este joven asesinado días antes de graduarse de la universidad. La vida es el bien más preciado, porque una vez que se pierde no puede recuperarse ni compensarse.

Norberto, sin embargo, no es la única víctima. Hace poco se viralizó un video del 26 de mayo en el cual un asaltante de una tienda de conveniencia de Manzanillo, Colima, mata por la espalda a un cajero de 15 años a pesar de que este no había opuesto resistencia y se encontraba hincado. Matar es barato en México.

En los cuatro primeros meses de este 2019 se han registrado 9 mil 549 homicidios dolosos en el país, 6 mil 716 con arma de fuego. En enero-abril 2018 fueron 8 mil 983, 6 mil 143 con armas de fuego (Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública). Las cifras están creciendo: 6.3% en el caso de homicidios dolosos, 9.3% en los cometidos con armas de fuego.

Otros delitos también preocupan. En enero-abril 2019 se registraron en el país 337 mil 547 delitos contra el patrimonio, frente a 333 mil 745 del mismo periodo de 2018. Es un aumento pequeño, de 1.1%, pero aumento. El problema en este caso es que las cifras oficiales no son confiables.

La señora Elena, que trabaja en labores de limpieza en el centro de la Ciudad de México, ha sido asaltada cuando menos seis veces en los últimos años en su ruta cotidiana de Ecatepec. Nunca ha levantado una denuncia. Las estadísticas oficiales en los delitos contra el patrimonio solo muestran la punta de un fenómeno mucho más amplio.

Andrés Manuel López Obrador es Presidente de la República por dos factores principales. Los electores percibieron un fuerte grado de corrupción en el Gobierno anterior y quisieron elegir a un presidente que consideraban personalmente honesto. Me parece que en este punto no se equivocaron.

El otro factor que influyó en el ánimo de los votantes fue el crimen, que había venido aumentado de manera sistemática. En esto no hemos visto hasta la fecha una mejoría sino, por el contrario, un deterioro.

El presidente López Obrador afirma que “esto va a ir mejorando mucho, considerablemente. En la medida que se vayan consolidando los programas sociales, en esa medida va a cambiar mucho el ambiente y se irán aislando los grupos de delincuentes, se van a quedar sin base social.

Cuando todos los jóvenes tengan trabajo, cuando se esté produciendo más, se estén creando empleos, cuando haya más bienestar, va a bajar la inseguridad. Yo creo que en seis meses ya van a estar operando todos los programas, en este año” (23.4.19).

La verdad es que no hay ninguna indicación de que los programas sociales o la prosperidad disminuyan la delincuencia. Tenemos estados prósperos con altos niveles de delincuencia y estados pobres con baja incidencia. Los factores de origen del crimen son mucho más complejos, pero la impunidad parece ser el más importante de todos.

La verdadera apuesta del nuevo régimen contra el crimen no son los programas sociales sino la Guardia Nacional. Es una apuesta sensata, ya que busca acabar con la impunidad. A todos nos conviene que sea fructífera.

Libre comercio

López Obrador, quien en su momento se opuso al TLCAN, ahora ha comprometido sus esfuerzos en la defensa del libre comercio. Bien dijo ayer Marcelo Ebrard que los aranceles habrían ocasionado un desplome de la economía nacional.
10 Junio 2019 04:03:00
Aprender a ceder
El presidente López Obrador cedió. En la confrontación con Donald Trump, el Gobierno de México aceptó, para empezar, que se vinculara una medida comercial, la posible imposición de aranceles a productos mexicanos, a un asunto migratorio. La ley estaba de nuestra parte, la realidad no. Una controversia legal, ya sea a través del todavía vigente TLCAN o de la OMC, habría tardado años en resolverse mientras que el daño a la economía mexicana habría sido irreversible.

Trump ganó. abiertamente y sin matices. Lo hizo con amenazas y rabietas. Pese a no tener la ley de su lado, impuso sus exigencias a México. Nuestro país tendrá que sellar la frontera sur para evitar el ingreso de inmigrantes ilegales, apenas meses después de que López Obrador ofreció a los centroamericanos (aunque no a los venezolanos ni a los cubanos) visas y empleos. Por otra parte, México tendrá que convertirse en “tercer país seguro” en términos prácticos, esto es, tendrá que acoger a quienes pidan asilo en los Estados Unidos en tanto se procesa su petición. Las visas que se estaban concediendo a los centroamericanos simplemente por cruzar la frontera se suspenderán.

A todo esto hay que añadir los acuerdos que no han sido revelados. El presidente Trump señaló este domingo en Twitter: “Importante, algunas cosas no mencionadas en el comunicado [de este 8 de junio], una en particular, fueron acordadas. Eso se dará a conocer en el momento apropiado”. Además, las amenazas no han cesado. “Si por alguna razón desconocida no hay [cooperación de México] –afirmó Trump–, siempre podremos regresar a nuestra anterior, muy rentable, posición de los aranceles”. México podría ganar cediendo. La apertura mexicana de la frontera sur no solo produjo un aumento importante en los cruces de indocumentados a Estados Unidos sino también una crisis migratoria en México. Ciudades como Tijuana han tenido que cargar con la responsabilidad de albergar y alimentar a miles de inmigrantes en espera de una oportunidad de cruzar.

El presidente López Obrador ha buscado poner la mejor cara ante la derrota. “No levantamos el puño cerrado, sino una mano abierta y franca –declaró en su mitin en Tijuana el sábado–. Reiteramos nuestra disposición a la amistad, al diálogo y a la colaboración”.

Habrá que ver todavía si el Gobierno de México tiene la capacidad de frenar el flujo de migrantes centroamericanos sin violar los derechos humanos, como prometió. La idea de que el programa de desarrollo de la CEPAL para El Salvador, Honduras y Guatemala, y para el sur-sureste de México, creará una súbita era de prosperidad y eliminará los incentivos para migrar, es no entender la profundidad de los factores que han sumido a esa región en la pobreza desde tiempo inmemorial.

Trump demostró ya que con sus berrinches, y con el poder de los Estados Unidos, puede obtener lo que quiera, aunque sea de forma ilegal. López Obrador demostró, por otra parte, que sabe ceder. No lo ha hecho en México ante quienes se han opuesto a la cancelación del aeropuerto de Texcoco o que hoy cuestionan con argumentos y cifras los proyectos de la refinería de Dos Cocas y del Tren Maya. Pero ante la fuerza de la prepotencia de Trump, López Obrador sí ha encontrado la necesidad de ofrecer “una mano abierta y franca”.

LOZOYA

Una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad señala que AHMSA regaló una casa de playa en Ixtapa, Guerrero, a la esposa de Emilio Lozoya, aunque AHMSA lo niega. Las bitácoras de vuelo sugieren, por otra parte, que Lozoya usaba un jet de Pemex para trasladarse a ese destino y a otros lugares de descanso. Curioso. En la transición de 2012 Peña Nieto le encargó a Lozoya preparar el proyecto de la Comisión Nacional Anticorrupción.

08 Junio 2019 04:03:00
Dan la espalda al ministro Medina Mora
La revelación, en El Universal, de las millonarias transferencias internacionales del ministro Eduardo Medina Mora ha tenido un doble impacto en la Suprema Corte de Justicia de la Nación y en el Congreso. Nos dicen que al interior del Poder Judicial hay un vacío en la pobre defensa mediática que intentó hacer don Eduardo, a quien le negaron la posibilidad de una respuesta institucional frente a los datos publicados por el periodista Salvador García Soto. En pocas palabras, nos explican, sus compañeros ministros lo dejaron solito en ese terreno. Por el rumbo Legislativo, nos explican, hay senadores y diputados de distintos partidos que empujaron para que, en el Senado, la Junta de Coordinación Política enviara un escrito formal a Santiago Nieto, jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, para que entregue la información de las operaciones bancarias sospechosas. Y en San Lázaro, algunos diputados se frotan las manos por iniciar un juicio político a Medina Mora.

Que no se rompa un cristal en marcha de AMLO

La consigna del presidente Andrés Manuel López Obrador es de celebración en la concentración de este sábado en Tijuana por el acuerdo con el gobierno de Donald Trump para frenar la aplicación de aranceles y, desde luego, de los flujos migratorios de sur a norte. Ahora habrá que evitar que en la concentración ocurran actos que agravien al vecino, a Estados Unidos, para evitar más retórica electoral y acusaciones hacia México, nos dicen. López Obrador y sus acompañantes en la manifestación deberán ser extremadamente cuidadosos con las consignas contra la Casa Blanca. Así que, nos hacen ver, sería muy conveniente que en la celebración de hoy no se rompiera ni un vidrio y menos que se quemara alguna bandera de Estados Unidos.

Embajador de Maduro presenta sus cartas

Nos informan que el representante diplomático del presidente venezolano Nicolás Maduro ya despacha oficialmente en México. Francisco Arias Cárdenas acudió ante el director de Protocolo y el subsecretario para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Lo más seguro, nos dicen, es que Arias Cárdenas ya no se presente ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, toda vez que el Gobierno de Maduro nombró a un jefe de misión. Lo cierto es que Arias Cárdenas puede hacer su trabajo, de manera oficial, como representante oficial de Venezuela en México, nos explican. Claro, todo en sigilo y discreto, para no levantar olas…

El PRI tiene calendario para la sucesión

Por si usted estaba muy preocupado por el proceso de sucesión en la dirigencia del PRI, los mandones de lo que queda del otrora partidazo tienen listo un calendario para comenzar la pelea por los huesos del tricolor. Nos dicen que el 10 de junio saldrá la convocatoria con las siguientes instrucciones: registro de candidatos para el 22 de junio; campaña interna del 26 de junio al 9 de agosto; dos debates con fechas tentativas el 17 de julio y 7 de agosto, y la gran elección el domingo 11 de agosto. En la logística, nos explican, se utilizará el padrón validado por el Instituto Nacional Electoral hasta enero de 2019, con la instalación de 6 mil casillas en todo el país y un tope de campaña de 4 millones de pesos. El nuevo líder priista asumirá el 20 de agosto, para sustituir a Claudia Ruiz Massieu, quien pasó sin pena ni gloria.
07 Junio 2019 04:02:00
Invasión de migrantes
Las autoridades estadunidenses aprehendieron a 132 mil 887 indocumentados en mayo en la frontera sur, 32% más que en abril; 84 mil 452 iban en grupos de familia; 11 mil 507 eran niños solos. En los tres últimos meses de 2018, en cambio, las aprehensiones eran apenas superiores a 50 mil al mes (cbp.gov).

Las cifras avalan la posición de Donald Trump cuando dice que hay una crisis en la frontera. Las imágenes de las cámaras de seguridad que muestran a grupos de cientos de migrantes cruzando juntos la frontera han ayudado a sembrar la idea de que la Unión Americana está sufriendo una verdadera invasión de migrantes.

El número de mexicanos se ha desplomado. En el año fiscal (octubre-septiembre) 2007 fueron detenidos 800 mil 634 mexicanos tratando de cruzar la frontera sur, pero en 2018 ya fueron sólo 152 mil 257. En cambio los guatemaltecos pasaron de 16 mil 307 a 115 mil 722, los hondureños de 21 mil 703 a 76 mil 513 y los salvadoreños de 13 mil 602 a 31 mil 369.

La migración ha sido benéfica para los Estados Unidos y es una de las razones de su prosperidad. En 2010 Estados Unidos tenía 40 millones de residentes nacidos en el extranjero, incluyendo indocumentados, 12.9% de la población (census.gov). En Canadá había 6.8 millones o 20.6% (statcan.gc.ca). En México menos del 1% de la población en 2010 había nacido en el extranjero (inegi.org.mx). Una parte de la pobreza de México se debe a las enormes restricciones para el ingreso de inmigrantes.

Pero aunque la migración es positiva, mucha gente se siente incómoda ante los extranjeros. Por eso Trump, nieto de alemán e hijo de escocesa, ha tenido tanto éxito político con sus ataques a los inmigrantes.

Los flujos migratorios son naturales. La gente vota con los pies y se traslada a los países con mejores sistemas económicos. Los europeos del siglo 19 y principios del 20 migraban a Estados Unidos y Canadá, así como a Argentina, porque eran países con economías más libres. Hoy los europeos ya no van a Estados Unidos, porque viven en países prósperos, mientras que los argentinos migran a España y a Italia. Venezuela fue mucho tiempo receptora de migrantes, pero el socialismo del siglo 21 la ha convertido en fuerte expulsora.

Los inmigrantes, como todos los humanos, responden a incentivos. Las promesas de Andrés Manuel López Obrador de octubre 2018, “Vamos a ofrecer empleo, trabajo, a migrantes centroamericanos”, provocaron un fuerte incremento de la inmigración. Aunque realmente quieren llegar a Estados Unidos, los centroamericanos piensan que en el peor de los casos podrán trabajar y recibir subsidios en México. Antes los migrantes ilegales no viajaban con sus hijos, pero la legislación de Estados Unidos les permite hoy permanecer en el país, por lo menos temporalmente, si van con menores, y esto es un incentivo enorme para llevarlos.

Usar aranceles para obligar a México a restringir el paso de migrantes es ilegal, pero Trump sabe también que es muy popular. Por eso lo hace en vísperas de la campaña electoral. Organizar un encuentro “para defender la dignidad de México y la relación de amistad con el pueblo de Estados Unidos” en Tijuana no es la mejor respuesta. Las imágenes de una concentración multitudinaria en la frontera le servirán a Trump para mostrar que México, el país “abusador”, quiere presionar a Estados Unidos. Esto le dará incentivos para mantener y aumentar los aranceles. Y los incentivos, como vemos, sí funcionan y funcionan muy bien.


Neoliberal

Dice AMLO que las calificadoras no entienden que la economía mexicana va muy bien porque utilizan una “metodología” del “período neoliberal”. Quizá. Mientras tanto el consumo cae 1.5% y la inversión 3% de febrero a marzo.
06 Junio 2019 04:06:00
Restricciones
Este pasado mes de mayo sufrimos en el valle de México una muy grave contingencia ambiental, provocada principalmente por quemas de campos de cultivo e incendios forestales. Las autoridades estaban preocupadas por otros temas. No había siquiera un responsable de la Comisión Ambiental de la Megalópolis, la CAME.

La crisis impulsó las decisiones. No solo se nombró a un coordinador ejecutivo de la CAME, Víctor Hugo Páramo, sino que se han anunciado una amplia serie de medidas restrictivas: pero no para atacar las quemas agrícolas o los incendios forestales, sino una vez más para restringir la circulación de vehículos.

La CAME ha anunciado que prohibirá la circulación de vehículos con placas foráneas de 6 de la mañana de martes a jueves, excepto los del Estado de México o los que tengan verificación en la Ciudad de México. Se crearán además zonas de bajas emisiones en el centro de la ciudad, lo que significa que se prohibirá o restringirá la circulación de vehículos.

Se prohibirá la circulación del transporte de carga de 3.5 toneladas o más de las 6 a las 10 de la mañana y de las 6 a las 8 de la tarde. Los “dobles semi remolques” y transportes de sustancias peligrosas solo podrán circular en las noches, aunque se exceptuará a los transportes de gas casero. Los camiones de carga pesada no podrán circular más que en determinados corredores.

Habrá un nuevo sistema de hologramas de restricción vehicular. Se extenderá una placa ecológica a los vehículos eléctricos e híbridos. De los demás vehículos nuevos, solo aquellos con un rendimiento de 15 kilómetros por litro o más podrán recibir holograma 00; otros tendrán holograma 0. Los autos y camionetas nuevos tendrán que dejar de circular un día a la semana en contingencia ambiental. Además, se restringirá el acceso de vehículos con un solo ocupante a ciertas vías de acceso controlado. No se contemplan, en cambio, límites a los bloqueos de vías de comunicación por grupos políticos.

La Ciudad de México busca “reducir en 30% las emisiones de contaminantes criterio de fuentes móviles de la Ciudad de México a 2024”; pero como siempre, en un gobierno acostumbrado a ver los vehículos de motor como el gran villano, no se aplica la misma severidad a otros emisores de contaminación, como las “fuentes de área”. Estas incluyen la combustión en fuentes fijas y semiestacionarias (como anafres y estufas de puestos ambulantes), los solventes, las actividades agrícolas y el manejo de residuos, entre otros, que producen 57.6% de las emisiones de PM10 (contra 9.4 de autos y camionetas), 40% de PM2.5 (frente a 7.7), 45.7 de SO2 (en comparación con 9.7), 64.4 de compuestos orgánicos volátiles (contra 10.1) y 95.5% de amoniaco (contra 2 de autos y camionetas). Virtualmente no hay medidas en el nuevo programa para reducir estas emisiones de fuentes de área.

Las restricciones a vehículos de carga y privados serán un golpe a la economía de muchos. Los costos de distribución se dispararán, los productos serán más caros y habrá menos empleos. Las medidas, además, acentuarán la desigualdad. Para muchos tipos de actividad será indispensable tener no uno sino varios autos. Lo peor es que la mejoría en el ambiente será limitada, porque se concentrará solo en las fuentes móviles. Los costos habrá que sopesarlos con las mejoras que supuestamente se lograrán en la calidad del aire.


Tolerantes

“Yo diría que hay que ser tolerantes, laicos pero tolerantes, no ser tan rígidos”, dijo el presidente López Obrador cuando se le cuestionó por el alquiler del Palacio de Bellas Artes para celebrar el cumpleaños de Naasón Joaquín García, líder de La Luz del Mundo, una secta religiosa. Naasón ha sido ahora detenido en California por pornografía infantil y violación.
05 Junio 2019 04:02:00
Abusador mexicano
En temas económicos Trump no entiende que no entiende, pero de política sabe más de lo que piensan sus críticos.

En los tres primeros meses de 2016, cuando Barack Obama era todavía presidente y Donald Trump estaba en campaña pidiendo medidas proteccionistas contra importaciones e inmigrantes, Estados Unidos registró un déficit comercial de 182 mil 685.6 millones de dólares. En el mismo período de 2019, con las políticas de Trump en vigor durante dos años, el déficit había crecido 17.3% para alcanzar 214 mil 219.2 millones de dólares (census.gov). Si Obama hubiera sido presidente, Trump estaría protestando por este aumento.

El crecimiento del déficit comercial se ha producido a pesar de los aranceles al acero y al aluminio de muchos países y a los gravámenes sobre una amplia lista de productos de China. Si algo ha demostrado Trump es que los aranceles no reducen el déficit comercial.

De hecho, el déficit no es un signo de debilidad económica, como piensa Trump, sino que refleja factores como el nivel de ahorro interno y el ritmo de crecimiento. Una país como Estados Unidos o como México, con bajo nivel de ahorro, solo puede tener superávit comercial si entra en recesión. Pero provocar una recesión, con todo el sufrimiento que esta implica, solo para generar un superávit comercial no tiene sentido.

La economía de Estados Unidos ha alcanzado un alto nivel de desarrollo gracias, en buena medida, a su apertura comercial y migratoria. Esto le ha permitido importar productos e insumos de todo tipo, lo que ha vuelto a su economía más competitiva, y le ha dado gran riqueza de talento en todos los niveles. La inmigración ha llevado a la Unión Americana la mano de obra que ha requerido la industria para ser competitiva, pero también ha permitido que especialistas y científicos de todos los campos, desde técnicos en computación hasta ganadores de los Premio Nobel, Oscar y Grammy, hayan renovado constantemente la investigación y la creatividad del país.


No hay dudas sobre las ventajas económicas de la apertura comercial y migratoria, pero Trump tiene el colmillo político para entender que sus electores se sienten incómodos ante el arribo de millones de personas de etnias o culturas diferentes. Los seres humanos tenemos una tendencia natural a rechazar al extraño, al diferente. Es un instinto que nos permitió en la antigüedad evitar las amenazas de otros grupos humanos. Por eso Trump hoy busca votos no con la bandera de la racionalidad económica sino con la del miedo irracional a los mexicanos. Y lo hace con éxito.

El canciller Marcelo Ebrard está buscando un acuerdo que impida la aplicación de los aranceles de Trump. Cuenta con el apoyo de muchos legisladores y de los centros de investigación que entienden las ventajas que el libre comercio ha traído a los dos países. En su contra, sin embargo, pesa la desconfianza irracional que millones de estadunidenses tienen a los mexicanos y que Trump quiere aprovechar, como en 2016, para su beneficio político.

Ofrecer una solución racional no será suficiente para evitar los aranceles. México tendrá que darle a Trump algo que le permita decir a los votantes que consiguió un triunfo frente a los “abusadores mexicanos”. No importa que no sea verdad. En política es más importante la percepción que la realidad o que la racionalidad.

APREHENSIONES

De octubre de 2018 a marzo de 2019 se registraron 361 mil 87 aprehensiones de indocumentados en los Estados Unidos, el doble que un año antes (Pew Research). Sí ha habido un aumento en el gobierno de López Obrador. Y es lógico, porque el nuevo régimen ha permitido que los migrantes centroamericanos ingresen de manera más libre a México para dirigirse a la frontera.
04 Junio 2019 04:02:00
Partido hegemónico
El triunfo de Ernesto Ruffo, candidato del PAN al Gobierno de Baja California, marcó de manera simbólica en 1989 el inicio del fin del régimen de partido único. Era la primera vez en décadas que un opositor ganaba oficialmente el Gobierno de un estado. En 1997 el PRI perdió por primera vez la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados y en el 2000 un candidato de oposición fue electo presidente de la república. México vivía ya una democracia, imperfecta quizá, pero democracia.

Treinta años después el partido único parece estar reviviendo. Quizá tiene otro nombre y otro color, aunque algunos de los rostros son los mismos. Lo significativo, sin embargo, es el hecho de que estamos en camino de tener nuevamente un partido hegemónico.

Baja California es uno de los estados que marcan este retorno. Desde hace 30 años el estado había sido gobernado por panistas. Hubo gobernadores buenos y malos, pero al final los panistas perdieron la capacidad de acercarse a la gente. Por eso han perdido el estado que fue símbolo de la transformación democrática. Jaime Bonilla será el gobernador en un nuevo régimen y lo hará al parecer con un carro completo, como en los viejos tiempos.

En Puebla, el estado que gobernaron priistas como Maximinio Ávila Camacho, Manuel Bartlett y Mario Marín, tres candidatos del PAN habían ganado elecciones de manera sucesiva: Rafael Moreno Valle (hijo del exgobernador priista del mismo nombre), José Antonio Gali Fayad y Martha Érika Alonso. Tras la muerte de la gobernadora Alonso, y de su esposo Moreno Valle, Morena ha tomado ahora el control con Miguel Barbosa como próximo gobernador.

Pese a que Morena se convirtió en partido apenas en 2014, va en rápido camino de ser el nuevo partido hegemónico. Este año gobernará ya siete entidades: Baja California, Chiapas, Ciudad de México, Morelos, Puebla, Tabasco y Veracruz, con 30 millones de habitantes. El domingo pasado obtuvo también el triunfo en la legislatura de Quintana Roo, entidad gobernada por Carlos Joaquín de la alianza PAN-PRD. Los partidos de oposición todavía obtuvieron triunfos en Aguascalientes, Durango y Tamaulipas, pero la marea guinda crece con rapidez.

Morena tiene no solo la Presidencia sino mayoría absoluta en las dos cámaras del Congreso de la Unión. Comienza a colocar en los órganos autónomos, creados como contrapeso al partido hegemónico, a sus simpatizantes, algunos de los cuales no tienen más virtud ni conocimiento que su incondicionalidad al régimen. El Presidente toma decisiones de manera personal que deberían ser debatidas por especialistas y las avala con consultas amañadas, como ocurrió con el aeropuerto de Texcoco, o con una petición a la Madre Tierra, como en el Tren Maya.

Andrés Manuel es carismático, excelente comunicador y populista, pero impone cada vez más sus filias y sus fobias. No es el primero. Los Trump, Erdogan y Duterte han tomado el control de países que parecían inmunes al populismo. Hay en el mundo una nostalgia por los gobernantes autoritarios de antaño, como en Rusia, que ha recurrido a Putin porque ofrece recuperar glorias perdidas. Y una vez que alcanzan el poder, como Maduro, difícilmente lo sueltan.

Francis Fukuyama se equivocó. La caída del muro de Berlín no fue el fin de la historia. El liberalismo democrático trastabilló entre titubeos y hartó a unos electores que quieren soluciones fáciles y rápidas. En México este proceso se está saldando con el retorno al partido hegemónico. El último duró 71 años.

Taxistas

Un grupo de taxistas bloqueó ayer las principales avenidas de la Ciudad de México para exigir la prohibición de Uber y otras aplicaciones de transporte. No se les ocurrió ofrecer un mejor servicio para que los clientes decidieran por sí solos regresar a los taxis tradicionales.

" Comentar Imprimir
columnistas