×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila, Presea Trayectoria "Antonio Estrada Salazar" 2018

" Comentar Imprimir
21 Octubre 2019 04:06:00
A la hora de los trancazos son torpes
Es muy fácil prometer muchas cosas cuando se trata de un candidato o un partido que nunca ha ocupado el poder a nivel municipal, estatal o federal como son las contiendas para la presidencia de México.

El mejor ejemplo de ello lo tenemos con el partido Morena, que durante las elecciones presidenciales, Andrés Manuel López Obrador hiso muchas promesas y todo parecía muy fácil pero ahora que está en el poder como Presidente de México, las cosas no andan bien y no todo parece tan fácil como había prometido y aunque ante declaraciones mañaneras diga todo lo contrario, es decir, que México está en crecimiento y bajando la corrupción o bien ahorro económico que al final lo viene despilfarrando regalando dinero a países de Centro América.

Los problemas sociales y económicos no se pueden ver de manera aislada, es decir, no se pueden tomar decisiones aisladas y sin tener percusiones; es decir, toda acción tiene una reacción.

Mientras Andrés Manuel López Obrador sigue soñando y engañando a los mexicanos que todo marcha bien en nuestro país los ojos internacionales como la calificadora de riesgo Estándar and Poor´s, volvió ajustar a la baja su pronóstico de crecimiento para nuestro país en el presente año a 0.4 por ciento, bajando a ocho posiciones en el Índice de Confianza de Inversión Extranjera Directa como en el último de la tabla a nivel mundial.

Ahora bien, cualquiera se pudiera cuestionar qué tipo de repercusiones o reacción puede tener lo anterior.

Al haber menos dinero en circulación en el país, y aumento en el desempleo son los ingredientes perfectos para que el fenómeno de los productos piratas crezca aún más acelerado porque de una u otra manera los mexicanos buscan nuevas maneras de vivir o encontrar nuevos ingresos hacen hasta lo imposible y al margen de la ley para salir adelante.

La falsificación de productos ha tenido un incremento en la que ocupamos entre el tercero o cuarto lugar mundial en los delitos de piratería y contrabando, pero lo peor de todo ocupamos el primer sitio en América Latina de acuerdo a las estadísticas de Canacintra. Esto tiene un impacto de un aproximado del 1.30 por ciento del PIB.

Esto a su vez impacta profundamente en la recaudación fiscal por la misma evasión al venderse productos dentro de un mercado informal, también esto genera una disminución de empleos formales con prestaciones legales por algo que se ha estado luchando en contra como es la formalidad legal en cada uno de los empleos y sus garantías laborales.

Es muy evidente que ante un panorama de esta naturaleza los empresarios extranjeros se desaniman para poder invertir en nuestro país teniendo aún más perdidas económicas en las empresas formales y creando una economía paralela que daña las finanzas públicas y por lo tanto recurso para el desarrollo de nuestro país. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018) http://www.intersip.org



Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65